¿Qué está pasando en la calle?

Publicado: Miércoles, 18 de Mayo de 2011 19:01 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES

Infokrisis.- Vamos a resumir la sensación que tenemos: está cristalizando un estado de ánimo que ha ido ganando cuerpo en los últimos años centrado en la sensación de que la “democracia española” es una partidocracia corrupta, envilecida y envilecedora, mucho más que una democracia y, además, está agotada, agonizante y doliente. Hace falta tener un “relato” de lo que está ocurriendo ante nuestros ojos, so pena de que luego tengamos dificultades para interpretarlo. Y esto es lo que vamos a intentar resumir.

El origen de un malestar difuso pero muy real

El fracaso del Estado de las Autonomías, la corrupción como imagen de marca de la clase política, la existencia de un duopolio del poder que se prolonga desde 1978 y la sensación de que el centro-derecha y el centro-izquierda crearon en aquella ocasión un sistema de bipartidismo imperfecto para eternizarse en el poder, la crisis económica, el nepotismo, un modelo económico irresponsable, unas estructuras de educación que nos han situado a la cola de Europa, un servilismo hacia la plutocracia internacional y el hecho de que nuestro pueblo tenga la posibilidad de elegir entre la telebasura y la información manipulada, han creado un divorcio absoluto entre la población y el sistema (entendiendo por “sistema” el poder económico en cuya boca come la clase política de los partidos mayoritarios).

Para colmo, el hecho de que durante los años del felipismo, la sociedad civil quedara completamente desarticulada y cado ciudadano se refugiara en su privacidad y se desentendiera de cualquier tarea asociativa, ha generado ese silencio y esa pasividad y ese silencio de nuestra sociedad (lo que Machado llamó “el macizo de la raza”, véanse artículos http://infokrisis.blogia.com/2010/091901-un-concepto-machadiano-el-macizo-de-la-raza-i-de-ii-.-los-contenidos-del-macizo-.php y http://infokrisis.blogia.com/2010/091902-un-concepto-machadiano-el-macizo-de-la-raza-ii-de-ii-.-el-fracaso-de-nuestra-his.php ).

Existía pues un estado de ánimo difuso pero palpable que iba aumentando desde 2007 cuando se percibieron los primeros síntomas de crisis económica e incluso desde antes cuando los contratos basura, la precariedad y la inmigración masiva empezaron a desbaratar el mercado de trabajo español. Ese estado de ánimo está cristalizando en estos momentos teniendo como catalizador el movimiento Democracia Real Ya y otras varias redes de ese mismo estilo: la Red Sostenible, malestar.org, Juventud sin Futuro, no a la ley Sinde, ATTAC España, etc, etc. Redes con decenas de miles de “amigos” en torno a las que está cristalizando la protesta espontánea.

Pros y contras

Como todos los movimientos incipientes en el interior de todas estas redes existen aspectos contradictorios y lo peor y lo mejor están presentes en su interior.

Lo más criticable sería la presencia de exponentes de la “izquierda caviar” (estilo Willy Toledo, con todo lo que tiene de tópico, superficial que recuerda a toda la mística carrillista de “los trabajadores de la cultura”…) y de los grupos “antisistema” (instalados la precariedad ideológica, el nihilismo y el antifascismo de otros tiempos) y los intentos de recuperación que harán el PSOE de un lado e IU y UPyD de otro. Pero esto es un aspecto secundario del movimiento de protesta que es, a fin de cuentas, multiforme, poliédrico y contradictorio. Por otra parte, tanto la extrema-izquierda como la izquierda-caviar tienen una extensión suficiente como para poder controlar nada y mucho menos un movimiento de protesta social. Como máximo unos podrán lanzar (incluso manipulados por servicios especiales o por su propia irresponsabilidad) algunos cócteles molotov en manifestaciones o bien realizar declaraciones plagadas de tópicos como las que habitualmente nos obsequia Willy Toledo.

El movimiento de protesta excede estos pobres límites impuestos por una izquierda radical desarbolada y que ya no es capaz de recuperar la iniciativa estratégica.

Un movimiento interclasista y transversal

No puede extrañar tampoco que algunos miembros de estas redes de protesta se manifiesten contra determinados cadenas mediáticas. Intereconomía, concretamente, ha mentido descaradamente sobre la naturaleza de este movimiento y le ha achacado el sambenito de ser una “pantalla de Rubalcaba”… idea absurda en la medida en que el movimiento llama, precisamente, y en la antesala de unas elecciones a no votar ni al PP… ni al PSOE.

En otros casos, como es el de la cadena Mundo (Unidad Editorial), los manifestantes perciben una cadena oportunista y sin escrúpulos que informa según los vientos que soplan. También El Mundo ha intentado circundar al movimiento de protesta de tópicos banalizadores y de mentiras malintencionadas.

Mucho más interesante es la naturaleza de la gente que está participando en las protestas. Se trata, grosso modo de los damnificados por la globalización, de los parados, de los estudiantes que tienen unas perspectivas desempleo tras su período de becarios, las amas de casa y los padres de familia desesperados ante la perspectiva de que sus hijos no se puedan emancipar, los autónomos crujidos a impuestos, los trabajadores en precario, técnicos y profesionales hartos de ser machacados a impuestos y un largo etcétera.

Se trata pues de un movimiento INTERCLASISTA, en absoluto de un movimiento que responda al esquema marxista. Y si es algo es un movimiento de CLASES MEDIAS mucho más que de clases objetivamente “revolucionarias”.

La generación NI-NI: NI PP, NI PSOE

El movimiento tiene una serie de características globales que pueden ser consideradas como “interesantes” y que hacen que nuestra valoración sea extremadamente positiva, a pesar de que en su interior haya gente extremadamente negativa y que, a corto plazo, entrañará la esterilidad del mismo.

En efecto, el llamamiento que estas redes han hecho a NO VOTAR NI AL PP NI AL PSOE (repito, ni al PP, ni al PSOE) es algo que en alguna ocasión nosotros mismos habíamos defendido y que es extremadamente importante. El sistema  político español se mantiene sobre dos columnas, el centro-derecha y el centro-izquierda, esta situación data desde 1978. UCD ayer (hoy PP) y PSOE construyeron un sistema a su medida y para eternizarse en el poder que, inevitablemente, generó corrupción y que terminó siendo una parodia de democracia. Si las dos columnas sobre las que se mantiene el sistema (o una de ellas) se tambalea, esto el sistema el que se tambalea. Es, a partir de ahí, en donde es posible crear un nuevo marco institucional verdaderamente democrático y es desde ahí desde donde es posible pensar en emanciparse de la globalización y desposeer de sus privilegios a la clase política corrupta y degenerada.

Mientras PP y PSOE sigan siendo los partidos mayoritarios, sólidamente instalados sobre redes clientelares y ambiciones sin fin nuestro pobre y desgraciado país languidecerá y agonizará como lo ha venido haciendo en la última década.

Así pues, aunque este movimiento que está naciendo ante nuestros ojos solamente propusiera no votar ni al PP ni al PSOE, ya se trataría de un movimiento interesante y a tener en cuenta. En los últimos dos años, nosotros mismos hemos dicho y escrito que en el momento actual era necesario organizar la REVUELTA ELECTORAL. Básicamente esta orientación consistía en… no votar ni al PP ni al PSOE, de los que siempre hemos dicho que no son más que dos caras de la misma moneda. La farsa ha durado ya demasiado y ya va siendo hora de desenmascararla: el PP es la alternativa al PSOE… pero ambos no difieren sustancialmente en los grandes temas. Ambos han aceptado acríticamente la globalización, ambos comen de la mano de los centro de poder financiero internacional, ambos comparten terror reverencial hacia la banca, ambos han construido redes clientelares en Ayuntamientos, Diputaciones, Comunidades Autónomas y Estado que lastran nuestra economía y despilfarran los recursos de nuestro pobre país. Y ambos, es bueno, no olvidarlo comparten las mismas orientaciones sobre la política de inmigración, sobre política internacional, sobre política de alianzas, etc, etc. Ambos funcionan a toque de pito de lo que se ordena desde Washington y ambos van a remolque de lo que se dicta desde el Pentágono. ¿En qué difieren? En que unos se dicen socialdemócratas y ponen en práctica un programa neoliberal y los otros en que se dicen conservadores pero no conservan nada más que los intereses de los señores del dinero y del capital. El PSOE está haciendo el trabajo sucio que haría de buena gana el PP.

No más PP-PSOE

¿Ha dicho PP y PSOE? No, por favor, llevamos 32 años votándoles y el resultado lo tenemos ante la vista: 5.000.000 de parados, 6.000.000 de inmigrantes, corrupción generalizada, desastre económico y deuda de todos los niveles de la administración. Aznar generó un modelo económico en parte suicida basado en salarios bajos, inmigración masiva, acceso fácil al crédito y ladrillazo. Este modelo que apenas era otra cosa que pan para hoy y hambre SEGURA para mañana fue heredado por ZP quien no modificó absolutamente ninguno de sus elementos (si bien creó un efecto llamada con la regularización masiva que terminó descalabrando nuestro mercado laboral y haciendo insostenible el coste del fenómeno migratorio del que se beneficiaban las patronales de la construcción y hostelería, pero cuya factura pagaba –está pagando– toda la sociedad) y finalmente ocurrió el desastre a partir de la crisis de las subprimes.

A partir de ese momento todo se colapsó. Y lo que es peor: ni PP ni PSOE han sido capaces de definir un nuevo modelo económico. Ahora mismo ni siquiera sabemos de qué va a vivir España en los próximos años. Ni mucho sabemos qué es lo que tiene en mente el PP. Y ya basta, porque con 5.000.000 de parados, 6.000.000 de inmigrantes y una deuda que hace temblar a Europa, nuestro sistema político-social es INSOSTENIBLE.

Miedo en la derecha, miedo en la izquierda

La “derechona” percibe en el movimiento de protesta un factor de desestabilización del sistema que le puede perjudicar (porque si ese movimiento no se ha desactivado en el momento en el que el PP llegue al poder, Rajoy se las verá con una sociedad civil que habrá reverdecido y le exigirá eficacia con la amenaza de la presión callejera). De ahí que Intereconomía haya lanzado el infundio miserable y poco imaginativo de que Rubalcaba está detrás del movimiento de protesta… olvidando que es precisamente ese mismo movimiento de protesta una de las peores amenazas con las que se va a enfrentar el PSOE el 22-M.

Parte de los integrantes del movimiento de protesta han sido en elecciones anteriores votantes del PSOE. Hoy son los decepcionados del socialismo y hoy su campaña es contra el PP, sí, pero también y esencialmente contra el dontancredismo zapateriano que nos ha hundido en la miseria. Lo único que le faltaba al PSOE para afrontar el desplome que seguirá al 22-M.

¿En qué lado de la trinchera ubicarse?

No voy a ser yo quien recomiende colaborar activamente con el movimiento de protesta (soy más bien partidario de que nazcan dos, diez, cien movimientos de protesta similares que debiliten las dos columnas sobre las que se mantiene el sistema y que se agrupen según afinidades), pero sí voy a recomendar que no se ataque a este movimiento, sino que se permanezca atento a su evolución. No están diciendo nada diferente a lo que algunos de nosotros hemos dicho en los últimos diez años. Hay un denominador común entre ellos y “nosotros”: la desconfianza en que el sistema puede sobrevivir sin asestar hachazos a las clases populares de las que nosotros formamos parte.

¿Quién es el enemigo? La inercia generada en 1978. La confusión entre “democracia formal” (verdaderamente una partidocracia corrupta) y “democracia real” debe ser denunciada y disipada de una vez y para siempre. El enemigo es esa estructura parasitaria que nos ha  arruinado y nos está arruinando, servida con fidelidad perruna por las clases dirigentes del PP y del PSOE capaces de intentar mantenerse en el poder esgrimiendo cualquier majadería (véase el PP catalán que acaba de “descubrir” el problema de la inmigración, solamente porque siente en el cogote el aliento de Anglada, y véase a ese mismo partido fuera de Catalunya alardeando de que en sus filas hay más candidatos inmigrantes que en cualquier otra formación). Y esta situación ya se ha prolongado demasiado. Ha sonado la hora de decir basta.

HOY NO SE PUEDE ESTAR SINO EN LA PROTESTA. Ayer debajo de las ventanas de la oficina vi a los que habían acudido al mitin de Rajoy en Valencia. Eran abuelos desplazados para llenar las sillas vacías en la plaza de toros. El sábado anterior, las mismas gentes habían sido movilizadas por el PSOE para aplaudir a Zapatero. No es, sin duda por casualidad que el PP presente en Valencia a una señora sobre cuyas tendencias se ha especulado mucho, soltera en cualquier caso y el PSOE presente a un tipo con toda la barba y con marido. En este pequeño “drama familiar” del PP y del PSOE en la Comunitat Valenciana se resume la cara y la cruz de la misma moneda y la identidad entre ambos partidos. LA INMENSA MAYORÍA DE LA SOCIEDAD VALENCIANA ESTÁ EN OTRO LUGAR.

Mucho me temo que el movimiento de protesta se disolverá tras las elecciones del 22-M y solamente volverá a reverdecer en cuanto Rajoy recién instalado en La Moncloa o un ZP terminal impongan las próximas baterías de medidas contra las clases trabajadoras en defensa del capital y de la alta finanza internacional. Pero, aun así, hoy no es posible dudar: quien denuncia la actual situación, quien pide no votar ni al PSOE, ni al PP, está en mí mismo frente, aunque haya cavado otra trinchera. No voy a ser yo quien le ataque. Porque el enemigo está en frente.

© Ernest Milà – Infokrisis – Infokrisis@yahoo.eshttp://infokrisis.blogia.comhttp://info-krisis-blogspot.com – Prohibida la reproducción de este texto sin indicar origen.

Comentarios  Ir a formulario