Infokrisis.- La inseguridad y la inquietud se han apoderado de los mercados, pero también han invadido la red. Desde principios de octubre un rumor recorre Internet: ¿está llamado el Amero a sustituir al dólar? ¿tras ello se oculta una gigantesca estafa? Lo único cierto es que el Amero tiene una existencia muy cierta y no ha sido inventada por los “supremacistas blancos” de los EEUU. Éste es el estado de la cuestión.

El vídeo colocado por Hal Turner en la red había sido visto a principios de noviembre por un millón de personas en todo el mundo. Decididamente, Octubre ha sido el “mes del Amero”. Paradójicamente, la prensa económica española no le ha dedicado una sola línea ¿Será verdad aquello de que los economistas son gente especialmente brillante a la hora de analizar acontecimientos pasados, pero incapaz de adelantarse una sola el futuro?

¿Qué es el Amero? ¿Quiénes lo crearon?


El Amero existe. No es ninguna elucubración de algún conspiranoico de pocas luces. El Amero es la moneda que se ha propuesto, inicialmente, para América del Norte que debería ser común entre los países firmantes del Tratado de Libre Comercio de Norte América (TLCAN).

El Amero tiene “padre” y “madre”, respectivamente el Howe Institute y el Fraser Institute. El primero es un thin-tank canadiense, dedicado a estudios económico-sociales y con sede en Ontario y Toronto. Está financiado por las grandes empresas canadienses y, de alguna manera, sus trabajos reflejan el sentir de las direcciones de estos consorcios. La segunda entidad, el Fraser Institute, es otra fundación de carácter neoliberal uno de cuyos objetivos es lograr la mayor competitividad en los mercados. Entre sus objetivos se cuentan: un mayor libre-comercio en todo el mundo, la privatización de buena parte de los servicios públicos, la libertad para adquirir armas de fuego sin control, la legalización de la marihuana [ver en este mismo número artículo sobre este tema en pag XX-XX] y así sucesivamente.

La idea de sustituir a las monedas de Norte América por el Amero partió de Herbert G. Grubel, un veterano economista nacido en Alemania y naturalizado canadiense que entre 1993 y 1997 fue diputado por el Reform Party canadiense. No se presentó a la reelección en 1997, desde 2005 es profesor emérito de la Universidad Simon Fraser y miembro del Fraser Institute. En 1999, publicó un artículo titulado AMERO: la Unión Monetaria, económica y política, de América del Norte. En dicho artículo Grubel proponía la unión monetaria entre EEUU y Canadá, como respuesta al euro.

¿Quién promueve el Amero?

El  23 de marzo de 2005 tuvo lugar una conferencia de prensa conjunta ofrecida por los Presidentes de México y Estados Unidos y el Primer Ministro de Canadá en el Salón Barfield de la Universidad de Baylor.

Tras la reunión se crearon las 12 mesas de trabajo que han trabajado sin publicar sus conclusiones, como si, a partir de ese momento, se tratara de avanzar discretamente, fuera de las críticas de la opinión pública.

De esta reunión salió la Sociedad para la seguridad y prosperidad de Norteamérica que, en principio parecía no ser más que una prolongación del TLCAN. Al no hacerse públicas novedades, los medios de comunicación tendieron a pensar que la reunión de Baylor había sido puramente rutinaria, a modo de reunión de seguimiento del TCLAN. Pero era algo más.
Hal Turner y su vídeo de youTube

A principios del mes de Octubre del presente año, empezó a circular el rumor de que el secretario del tesoro de los EEUU había mandado al Banco de desarrollo de China 800 billones de Ameros, 400 billones para pagar la deuda externa que mantienen los americanos con los chinos, deuda que equivale en dólares americanos a 2,5 trillones…

Hal Turner se hizo eco de esta información sin establecer su fuente. Había trabajado en la WBCQ, una emisora de onda corta, en la que mantuvo durante cuatro años su programa. Antes había coordinado la campaña de Patrick Buchanan en 1992, luego participó en campañas del Partido Libertario en New Jersey y a partir de 2000 se aproximó al Partido Republicano. Cinco años después estaba vinculado a National Vanguard, un grupo radical que suele encuadrarse en el área de la “supremacía blanca”.

En su vídeo difundido a través de youTube, muestra un “Amero” acuñado y denuncia una “gigantesca estafa” consistente en cambiar dólares devaluados por Ameros. Se hace eco del run-run sobre el envío de 800 billones de Ameros a China para el pago de la deuda.
El vídeo de Hal Turner suscita sorpresa, luego escepticismo y repele su simplicidad y su conspiranoia. Sin embargo, el vídeo ha sido visto por más de un millón de personas que, seguramente, es la primera vez que han oído hablar de esta moneda. Vale la pena preguntarse si hay alguna “conspiración” tras el Amero.

Amero algo más que una leyenda urbana

Hay algo en el Amero que remite necesariamente a la mentalidad conpiranoica… pero ello no implica que todo sea falso. A fin de cuentas, el símbolo del Amero es la A rodeada de un círculo. En realidad se trata de un redundancia: la forma de la A es el compás masónico abierto 45º con el que el Gran Arquitecto del Universo crea la figura más perfecta de la geometría, el círculo, cuya totalidad de puntos distan lo mismo del centro. ¿Acaso por eso la A de Amero está inscrita en un círculo perfecto de la misma forma que el dólar estadounidense alberga la imagen de la pirámide truncada y del “ojo que todo lo ve”, símbolos igualmente masónicos?

Pero el Amero es algo más que la enésima conspiración difundida por Internet: tiene una base real que la falta de información oficial permite exagerar o distorsionar.
Para neoliberales y librecambistas, el Amero es la posibilidad de que los EEUU salgan reforzados de la catástrofe financiera actual. En un momento, en el que el euro resta protagonismo al dólar, el Amero sería la posibilidad de recuperar el terreno perdido y permitiría saldar la deuda exterior –especialmente con China- y reactivaría la economía.
Para que eso pudiera ocurrir sería preciso que la moneda norteamericana adquiriera su valor real: esto es, se devaluara. Algunas fuentes han hablado de una devaluación del 50% del dólar. Esto empobrecería a los ahorradores que, en el momento de la conversión recibirían un Amero por cada dos dólares. Otras fuentes, en los EEUU amplían este desfase: cuatro dólares equivaldrían a un Amero. No perdería quien hubiera cambiado dólares por divisas sólidas antes del canje de dólares a Ameros.

A favor de la propuesta están todas las fuerzas económicas que han visto como el TCLAN ha favorecido a la gran industria cuyo volumen de negocio ha ascendido extraordinariamente desde su puesta en práctica. Sin embargo, el campo mexicano y la pequeña industria de los tres países se han visto dañadas. La aplicación del Tratado es una de las causas del aumento de inmigración desde México a EEUU. Por otra parte, está claro que las economías de los tres países ahorrarían los costos de conversión de moneda y simplificarían el mercado. Un Banco Central similar al europeo regularía todo lo relativo a la política monetaria.

¿Y qué hacemos con el déficit USA?

Pero el problema de fondo es ¿qué ocurre con el cuantioso déficit norteamericano que en 2005 equivalía al 23% de la deuda mundial. Se ha dado la cifra de 11 billones de dólares en octubre de 2008. ¿Cómo se trataría esa deuda? Este es el mayor riesgo económico de la operación.

Lo normal sería que los países participantes entraran en un circuito de moneda única con sus economías saneadas… pero un agujero negro económico de tal magnitud es imposible de sanear a corto plazo.

En este terreno de la deuda hay un problema: mientras en Canadá se hacen esfuerzos por disminuirla, los EEUU la aumentan constantemente.

La crisis financiera mundial, larvada primero en los EEUU ha afectado a todo el mundo, pero los problemas sociales y económicos se acumulan en los EEUU y al exteriorizarse tienden a que cada vez cueste más atraer divisas y “colocar” dólares en el extranjero. La creación del Amero supondría realizar una tabla rasa.

El dólar hoy está sobrevaluado por circunstancias poco “económicas”: el agujero negro de la economía norteamericano, se contrapesa con la capacidad militar norteamericana que aportaría “seguridad” que se pagaría inyectando fondos en las bolsas norteamericanas y comprando dólares. Pero ¿y si la capacidad militar americana fuera ficticia y ni siquiera fuera capaz de vencer a la insurgencia iraquí y a los talibanes?

CFR: el verdadero padre del Amero

En agosto del 2007, los rumores y teorías conspirativas comenzaron a circular en Internet con respecto a supuestos Ameros acuñadas por la Tesorería de Estados Unidos. Las monedas existían, las mostró Hal Turner en youTube… pero se trataban de acuñaciones sin valor monetario.

Aparentemente no había ningún secreto en la acuñación: el original había sido elaborado por Daniel Carr, diseñador de monedas. Las piezas eran de 25 centavos y se vendían a través de la web Designs Computed. El Departamento del Tesoro de los EEUU no tenía nada que ver con estas acuñaciones que, aparentemente, era un negocio privado.

Turner consideraba que la participación de los EEUU en un “mercado común norteamericano” contribuiría a generar un "mega-estado socialista". La crítica era excesiva pero apuntaba contra alguien concreto: Robert Pastor

Pastor, considerado como el padre de la Unión Norteamericana escribió Hacia la Unión Norteamericana: lecciones desde el viejo mundo para el nuevo que incluía la sugerencia de adoptar el Amero. Además es co-presidente, y miembro del Destacamento Independiente del CFR sobre el Futuro de América del Norte.

Ahora bien, Robert Pastor y su task force no trabajan para el gobierno de los EEUU, sino para una obscura institución: el Consejo de Relaciones Exteriores, CFR, considerado como el “gobierno oculto” de los EEUU. Sus trabajos en éste área están apoyados por el Consejo Canadiense de Jefes Ejecutivos y el Consejo Mexicano de Relaciones Exteriores.
Frecuentemente, cuando se habla de “gobierno oculto” se suele hacer alusión al Club Bildelberg o a la Comisión Trilateral que no son más que círculos concéntricos del CFR, que acaba de cumplir 70 años.

Financiado por 200 multinacionales, cuenta con 4.200 miembros cooptados entre los cuales se escogen la mayoría de los presidentes que han gobernado en los EEUU. El CFR es el organismo plutocrático del poder en los EEUU: hace y deshace a su antojo y solamente permite que en la recta final de las elecciones, lleguen dos candidatos que acepten sus orientaciones. Obama fue bendecido por el CFR, selecto club del que es miembro, al igual que su esposa, una de las promotoras del NAFTA...

Inmediatamente salió elegido presidente, el diplomático James Goldgeier, experto del CFR se apresuró a declarar: "Los europeos piensan que, si se convierte en presidente, Obama agitará su varita mágica y todo cambiará (…) en numerosas cuestiones, su margen de maniobra será muy limitado". Así pues, el próximo presidente es miembro del CFR, una organización partidaria de la Unión Americana y que mira con buenos ojos la creación de una moneda única.

Teniendo en cuenta quién impulsa el Amero, poco importa, como dicen los comentarios hostiles al ya famoso vídeo de Hal Turner, que el Congreso de los EEUU no esté informado de las gestiones sobre el Amero y no haya votado ninguna resolución sobre el Amero. El CFR tiene su propio proyecto que, todavía no ha juzgado oportuno plantear al Congreso: cuando lo haga no será para consultar sino para ordenar.

Un plan por fases, “a la europea”

Todo induce a pensar que estamos ante un plan a llevar a cabo por fases: la primera de todas ellas es equivalente a la creación de la Comunidad Económica Europa, es decir, creación de un espacio económico libre de aduanas y aranceles. Esto llevará a una moneda única común y, finalmente, a una integración política progresiva.

La primera fase de este plan es el TCLAN (1994). La siguiente, es la implantación del Amero. El tiempo es secundario: entre la creación de la CEE y la implantación del Euro pasaron más de 40 años.

Al igual que la CEE se transformó en UE y ha ido adicionando miembros (“la Europa de los 6”, “la Europa de los 10”, “la Europa de los 15”, etc.), también el TLCAN tiene previsto ampliar su radio de acción a todo el continente americano. El primer paso también está dado, es el famoso acuerdo ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) que supone una expansión del TCLAN a todos los países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, excepto Cuba: un mercado de 800 millones de personas y un PIB de 11.000 billones de dólares anuales...

El Amero será la moneda de todo este conglomerado de poder. Cualquier idea generada por el CFR puede ser aplicada en la práctica, por consentimiento o por la coacción. Cualquier idea del CFR tiende a reforzar el peso y la influencia del stablishment norteamericano a costa del resto de América… y del resto del mundo.

[recuadro I]

Amero: “The Dollar is dead; Long live the New Dollar”

Adrian Sanbuchi estimaba en 2005 que existían entre 4 y 8 veces más dólares en circulación de los que corresponderían a una economía como la estadounidense.

Contrariamente a lo que la mayoría de la gente cree, la Reserva Federal es una institución privada en la que el Gobierno Federal sólo tiene cierta incidencia. Su gobernador sólo tiene obligación de concurrir a una sesión trimestral en el Congreso para informar sobre sus políticas monetarias... no para recibir instrucciones.

En 2004, el Déficit Fiscal estadounidense fue de más de 450.000.000.000 dólares, mientras que el Déficit en Cuenta Corriente era del orden de los 617.700.000.000  de dólares, con un crecimiento de 24,5% sobre el año anterior). En los años siguientes este déficit ha ido aumentando.

En noviembre de 2004 Bush autorizó el incremento del límite de Deuda Pública a casi 8.200.000.000.000, a través de la emisión de Bonos del Tesoro contra los cuales la Reserva Federal, emitió billetes… sin ningún respaldo sólido. Las guerras de Iraq y Afganistán obligaron a esta medida, pero el propio Greenspan, gobernador de la Reserva Federal, advirtió que el aumento del déficit “va por un camino insostenible”, advirtiendo que se “podría generar una economía estancada o algo peor”.

En 1971, Nixon había retirado la posibilidad legal de convertir el dólar de papel en su equivalente en oro o en plata. Desde entonces el dólar es una moneda “creíble” sólo en la medida en que está avalada por la fuerza económico-industrial-militar de los EEUU y por ser una “divisa mundial” impuesta por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Esto ha permitido financiar su déficit presupuestario.

Pero en 2001 cuando apareció el Euro, que detrás tenía un mayor rigor y solidez que el dólar y estaba en condiciones de disputar su papel. Desde entonces los EEUU han conseguido (frecuentemente a través del FMI) que los Bancos Nacionales de muchos países “absorban” dólares y compren Deuda pública estadounidense. Entre esto y la inyección de 1.000 millones de dólares diarios en las bolsas de EEUU, el gasto público ha sido sostenible.

Mientras los bancos centrales de países extranjeros y mientras inversores foráneos compren y guarden dólares a cambio sólo de cobrar intereses… es viable que el dólar mantenga un valor teórico sin necesidad de que caiga a su valor real (la cuarta parte de ese valor). Estamos ante una verdadera estafa piramidal. Salbuchi explica: “Absorber dólares equivale a retirarlos de la circulación”.

Utilizando este sistema, los EEUU tienen un respiro: cuando nuevamente se necesita efectivo, se pone en marcha la imprenta y se inyectan todos los dólares en el mercado que otros sean capaces de absorber. Así la rueda gira… pero ¿y si antes o después se detiene?

Este proceso puede ser simbolizado por una espiral centrífuga en la que a medida que uno se aleja del centro, aumenta la distancia entre el valor real del dólar y el valor oficial y la velocidad de impresión de nuevos dólares sin respaldo alguno.

El “colapso inminente”

Desde 2000, la Reserva Federal no hace público el M3, la medición del dinero, en un intento de ocultar la cantidad de papel-moneda bombeado dentro del mercado. Otros economistas, como Bob Chapman consideran que este problema puede causar “Un colapso inminente del dólar”. Y todo esto enlaza con la tesis difundida en youTube por Hal Turner: ante el colapso del dólar, la administración propondrá la Unión Norteamericana para poder competir con el Euro. Dice Chapman: “La creación del Amero le será presentada a la opinión pública como la solución mágica del gobierno para la recuperación del dólar”.

¿Cuál es el problema? Que en el momento de reconvertir el dólar en Amero, aquel se redimensionará hasta su verdadero valor. De ahí que Turner sostenga que se tratará del mayor “robo” de la historia. En realidad no es así: se tratará simplemente de un reconocimiento de la debilidad del dólar… y por tanto, de la pérdida de poder adquisitivo de quienes dispongan de capitales sólo en dólares. Pero es cierto que hay algo de estafa.

Quienes hoy disponen de fuertes sumas de dólares –y conocen el proyecto del CFR- empiezan a cambiar dólares por otras monedas más fuertes, o bien a realizar pagos masivos al exterior en dólares (la historia que cuenta Hal Turner en su vídeo sobre 800 billones de “ameros” enviados a China, puede tener un lejano eco de realidad)…  
 
[recuadro II]

La información venía de Moscú: De la guerra fría a la guerra económica

El espionaje parece cosa de la Guerra Fría. Sin embargo, está vivo y activo. Los servicios secretos chinos operan en Europa subcontratando servicios a los servicios secretos cubanos, la CIA sigue observando y actuando, al igual que el Mosad, extremadamente operativo en Europa; en cuanto al viejo KGB, reconvertido en FSB, sigue dominando las artes de la información sensible.

Gracias al grupo de antiguos analistas y observadores del KGB especializados en Iberoamérica, se conoció, vía México, algunos de los extremos no hechos públicos en la reunión de la Universidad de Baylor. La posibilidad de que los tres países de América del Norte fusionaran sus economías era un asunto estratégico internacional de primera magnitud que interesaba de manera preeminente en el Kremlin. A partir de ese momento el FSB abrió dossier sobre el tema.

En plena crisis financiera (octubre de 2008), el FSB dio salida, por distintos canales, a información sensible sobre el Amero. No era información necesariamente real, sino simplemente un guiño a los interesados que implicaba: “Sabemos lo que estáis haciendo”. Los “interesados” eran los centros de poder económico, especialmente el CFR.

Hal Turner y su vídeo no fueron más que instrumentos inconscientes de una operación de inteligencia que había empezado en el otoño del 2006.

(c) Ernesto Milà - infokrisis - infokrisis@yahoo.es - http://infokrisis.blogia.com - Prohibida la reproducción de este texto sin indicar origen

 

Comentarios  Ir a formulario