ZPlus: 1er.aniversario. Balance globalmente negativo

Publicado: Martes, 15 de Marzo de 2005 18:42 por en ORIENTACIONES
00000r90250.jpgRedacción.- Tras el primer aniversario del 11-M, el aniversario del 14-M. De los 192 muertos a un país en vías de centrifugación nacional y trituración social. Dos acontecimientos íntimamente ligados: sin el primero, ZPlus jamás habría accedido a la presidencia, sólo él es capaz de negarlo y pensar que se debió a sus méritos. Vale la pena pasar revista a este año.

1. El “nuevo talante”.

El último período aznarista se había caracterizado por el endurecimiento de las posiciones de Aznar en materia de estructuración del Estado (tema defendible) y en el alineamiento junto a los EEUU (tema absolutamente indefendible). Ambas posiciones, actuaron generando la sensación de que existía una “crispación”. La campaña de ZPlus se basó –a falta de un programa realista y de ideas nuevas- en un “nuevo estilo de hacer política”. De ahí surgió la idea del “talante”.

El “talante” consistía en favorecer el diálogo, intentar resolver cualquier contradicción y problema mediante el contraste de pareceres y encontrar las posiciones de equilibrio y negociación.

El problema en este terreno es que el “talante” puede ser una alternativa… cuando se tiene un perfecto conocimiento de cuál es la naturaleza de los problemas y se tiene una idea precisa de las soluciones a aplicar. En ese caso, la cuestión es convencer a la otra parte de lo necesario de aplicar tales o cuales medidas y pactar con ellas, los ritmos, las velocidades y la profundidad de los cambios a aplicar… no su naturaleza ni sus contenidos.

El talante no es un “fin”, sino un “medio” para alcanzar un fin. El problema es que ZPlus carece de ideas claras en casi todos los terrenos y aspira a que sean otros los que marquen posiciones y, a partir de ahí, realizar las concesiones oportunas. Pero esa no es la tarea de gobierno: no se gobierna con sonrisas y gestos, sino ejerciendo un principio inherente a la tarea de gobierno, el mando, el liderazgo, la capacidad de conducir a una comunidad. Y en este terreno, podemos afirmar que, aunque ZPlus, su mujer y sus hijas duerman en el complejo de la Moncloa, la presidencia está vacante.

2. Los efectos más perniciosos del “talante”

ZPlus no tiene mayoría, sino un exiguo margen de votos que, un año después, sigue siendo exiguo. Para gobernar a precisado el concurso de tres fuerzas políticas: Coalición Canaria, cada vez más a la deriva y desdibujada en la lejanía, Izquierda Unida, absolutamente desintegrada interiormente y convertida en una especie de federación de pacifistas, ocupas, gays, feministas y… nada más, donde el obrerismo que aportaba el PCE ya está completamente ausente y se piensa más en los derechos de los inmigrantes que en los de los propios trabajadores españoles; y, finalmente, ERC, un partido que ha enviado a Madrid a un “toca collons” como Tardá y a un exjefe de tribu como Puigcercós. Tres apoyos políticos que son tres ceros a la izquierda y que, por lo que respecta a IU y ERC, frecuentemente sostiene posturas contrarias al gobierno ZPlus.

Ahora bien, CiU no quiso apoyar al gobierno acaso por que lo veía débil y quebradizo; la cosa no iba con el PNV que optó por presionarlo desde fuera; y el resto de grupos políticos, o bien tenían muy escasa entidad, o bien estaban francamente enfrentados a ZPlus. Luego estaba el PP cuyo peso en el Senado y en el Congreso era decisivo y tenía volumen suficiente como para bloquear cualquier iniciativa de reforma constitucional.

Si CC apenas pesa, IU se encuentra interiormente roto, ERC, por el contrario, sobredimensionado por unas elecciones autonómicas que lo situaron como tercera fuerza política y por la particular geometría catalana que creó el tripartito, ha tomado en serio la actitud de ZPlus… y la explota en beneficio propio y sin el más mínimo sentido de la medida.

Por lo demás, ZPlus no puede olvidar que está donde está gracias a Maragall, ese político viejo y chocho, con el cerebro permanentemente nublado y confuso. ZPlus ha colocado a Maragall y la “vía catalana” hacia el “nuevo estatuto”, como modelo alternativo al plan Ibarreche: pero la “vía catalana” se ha convertido una irrisión y en el paradigma de todas las corruptelas, de la omertá mafiosa y como el punto de encuentro de una clase política degenerada y corrupta que quiere más transferencias, para tener más capacidad de robo y latrocinio.

3. Un doble proceso: centrifugación nacional y trituración social

La incapacidad de ZPlus se ha puesto de manifiesto en su increíble capacidad para crear problemas allí en donde no los había y para profundizar en la gravedad de los problemas realmente existentes, dilatando la solución.

España no tenía un problema de estructuración nacional. Ese problema residía solo en la mente perversa de los nacionalistas. El gran hallazgo de los nacionalistas ha sido encontrar a un partido socialista débil, dividido, sin ideas, sin contenidos, sin proyecto, ideológicamente a la defensiva, sin teóricos ni doctrinarios, sin posibilidad de reconstruir una línea doctrinal más allá de un “progresismo” fatuo, ciego y vulgar.

Gracias a ZPlus, el problema de la estructuración del Estado, resuelto en la constitución de 1979, ha sido elevado al rango de “gran problema” nacional. Cualquier comunidad autónoma tiene, ahora, el derecho a llamarse “comunidad histórica”, “comunidad nacional” o “nación”, y vamos a asistir en los próximos meses a una carrera desenfrenada por la conquista de la “dimensión nacional” que, en nada va a desmentir las posiciones de aquella memorable novela de la transición “Llas autonosuyas”.

ZPlus carece de la más mínima experiencia en el trato con los nacionalistas e independentistas. Ignora –por que no da más de sí- que el nacionalismo no es otra cosa que pedir siempre MAS, fuera de toda medida y límite, así hasta la independencia final. Es imposible negociar con los nacionalistas, por que cualquier punto de encuentro es considerado como una cesión y, por tanto, como una nueva frontera, a partir de la cual, se puede redefinir una nueva oleada reivindicativa. Cualquiera que lea todos los días la prensa, es capaz de advertir esta característica de los nacionalistas e independentistas… cualquiera menos ZPlus.

Lo dramático es que ZPlus ha conseguido presentar la igualdad “unidad nacional = Aznar = cumbre de las Azores”, como caricatura de todos los que pensamos que es preciso defender la unidad nacional, pero que la intervención en Irak fue un error. Mientras esta idea siga presente en el imaginario colectivo de los españoles, defender la unidad nacional es algo que va a realizarse contracorriente.

El problema es que el PSOE no puede aportar absolutamente nada en lo relativo a la estructuración del Estado, si dejamos aparte el absurdo del “federalismo asimétrico” de Maragall. Por que, en el fondo, a los nacionalistas vascos y catalanes, pensar que pueden ser considerados “naciones federadas” en la misma situación de igualdad que la “nación valenciana”, la “nación andaluza”, les horroriza tanto como la posibilidad de retorno al jacobinismo. Ellos son diferentes a todo el resto…

Luego está el problema de la trituración social marcado por cuatro puntos:

1) la sobrevaloración de los derechos presuntos o reales de las minorías, sobre los derechos de las mayorías y, especialmente, sobre los derechos de la familia y de las parejas jóvenes.
2) el silencio absoluto del gobierno en relación a los derechos de los trabajadores y a cualquier reforma del sistema de contratación que elimine los contratos basura y la precariedad laboral.
3) el intento de resolver la cuestión de los dos millones de inmigrantes ilegales mediante una reforma de la Ley de Inmigración que, a finales de 2005 hará que en nuestro país exista 5.000.000 de inmigrantes el 60% ilegales.
4) un desprecio y un abandono absoluto de las necesidades de la familia española en beneficio de las minorías sexuales (gays, feministas) y de una legislación permisiva (en temas de drogas blandas), con un olvido completo de ayudas a la natalidad, a las parejas jóvenes dejadas al albur de la especulación inmobiliaria y de la precariedad laboral.

Pues bien, a pesar de que al cumplirse el primer aniversario, ZPlus haya aludido a que “después de ocho años de derechas, hemos tenido un año de derechos”, es un insulto a la inteligencia y al sentido común: no han existido más derechos de los que existían antes, pero si se han puesto en peligro derechos antes existentes. Así hay que tomar, por ejemplo, estas absurdas medidas llevadas desde el principio por el gobierno en torno a la “discriminación positiva”: se mide a los seres humanos, no en función de su valía y capacidad… sino de su sexo. Y dado que hay un 50% de personas de cada sexo, esa proporción debe de existir en cualquier otro ámbito de la vida social. Ya hemos visto los resultados que esta política ha dado en el ámbito del gobierno: las “ministras Vogue” han resultado un completo, total y absoluto fracaso. Su gestión ha sido, en todos los casos, mediocre y ha oscilado entre lo malo y lo pésimo. Ni una sola ministra ha alcanzado nunca un aprobado en su gestión y todas ellas, incluida la vicepresidenta del gobierno, han pasado completamente desapercibidas y cuando han destacado por algo, no ha sido, desde luego, por algo positivo, sino por alguna metida de pata más o menos memorable.

De entre todas las medidas de ZPlus, el apoyo desmedido a las exigencias y al pliego de condiciones de la cadena mediática al que le debe el poder es, sin duda, uno de los aspectos más desgraciados de este gobierno. Inicialmente, en la campaña electoral decíamos: ZP sin duda quiere decir “Zapatero” y “Polanco”; hoy sabemos que, en realidad, ZP es, más bien ZPlusy que el PSOE de hoy no es más que un partido pegado a un grupo mediático que condiciona completamente la política española.

4. Política internacional: menos que cero

Se consideraba hace un año que el titular de exteriores era uno de los pocos políticos de prestigio que entrarían en el nuevo gobierno ZPlus. En apenas seis meses logró dilapidar todo su capital acumulado en el conflicto de Oriente Medio. En efecto, en estos doce meses España no ha tenido política exterior. O lo que es peor, ha tenido la peor de todas las políticas exteriores posibles.

Inició su andadura ZPlus con la “enérgica” decisión de retirar a las tropas de Ikak. Había algo peor que llevar a las tropas a Irak, tal como se las llevó: efectivamente, retirar las tropas tal como se hizo. ZPlus ni midió las consecuencias, ni fue capaz de entrever que su decisión tendría consecuencias y que era preciso medir sus gestos. A poco de retirar bruscamente las tropas (en lo que militarmente puede ser considerado como una desbandada, dejando atrás pertrechos, recambios, instalaciones y con las armas a la funerala) ZPlus se dio cuenta de que EEUU tomaría represalias en donde más dolían: en el terreno de la economía. Por que no se trata de ZPlus sea ignorado por la diplomacia americana o tratado con la misma irrelevancia con que puede tratarse al último diplomático del más desarrollado y yermo país africano, se trata de que la VI Flota de los EEUU revocó sus contratos de mantenimiento en astilleros españoles… e Yzar cayó ante la falta completa de “carga de trabajo”. Se trata de que EEUU han puesto todo tipo de obstáculos a las exportaciones españolas de calzado y alimento. Se trata, además, de que la alternativa de ZPlus –Francia y Alemania- han sido capaces de reconstruir sus relaciones con EEUU, mientras España no ha estado en condiciones de recibir más que desprecios y desaires… ¿Pero podía esperarse otra cosa?

En absoluto: el “imperio” no olvidar a los que le ofenden… ZPlus no solamente no se levantó al paso de la bandera americana, sino que, además, multiplicó, en los primeros meses de gobierno, todo tipo de desaires y declaraciones en contra de la política de Bush… Aquellas aguas han traído estos lodos: España, desde hace años, no había ocupado un lugar tan absolutamente secundario e irrelevante en la escena internacional. Las políticas exteriores, para ser tomadas en serio, no deben de ser oscilantes y en apenas cinco años, la orientación de la política exterior española ha adquirido un sesgo serpentino imprevisible.

En el fondo, la cuestión era asegurarse de que la retirada de tropas iba a realizarse a cambio de arrancar concesiones de Francia y Alemania, de la misma forma que la entrada en Irak se realizó a cambio de los “beneficios inimaginables”, tal como Jeff Bush, hermano del presidente, predicó en Madrid… ZPlus retiró las tropas a cambio de nada. Error, una y mil veces, error. En política no se hace nada gratuitamente. Y si ZPlus creía que las decisiones estratégicas se toman por idealismo… sencillamente demostraba su amateurismo e impreparación para ocupar el cargo.

Todos los foros internacionales a los que ha asistido España en este año (Conferencia Iberoamericana, Conferencia Antiterrorista) han sido irrelevantes y han estado ausentes otros actores de peso. El cordón umbilical de ZPlus con el “mundo” se ha realizado a través de Chávez, Castro, Kirschner y poco más. Cero mas cero. No hay política exterior, ni en las actuales circunstancias existe la más mínima posibilidad de que se reconstruya una: para ello hace falta ser acreedor de “respeto”, y ZPlus inspira cualquier cosa menos respeto. Por que, incluso en el “núcleo duro de la Vieja Europa”, ZPlus despierta las mayores sospechas y una indiferencia casi total, tal como ha evidenciado la actitud de Schröeder y en menor medida de Chirac. Para colmo, los reiterados casos de corrupción y, en particular, la polémica del 3% catalán, han alertado a la Unión Europea sobre el destino de los fondos enviados a España.

5. La hora de la economía especulativa y de la deslocalización

En este año, la marcha de la economía no ha sido buena. Se ha vivido de las rentas del período anterior y de una inercia económica que, poco a poco, se ha ido agotando. La economía española ha perdido competitividad. La productividad que había ido cayendo en los últimos años, ha acentuado su caída a lo largo de 2004-5. Es evidente, que el único elemento nuevo que ha aparecido en la sociedad española para explicar esta caída de la productividad es la afluencia masiva de cientos de miles de inmigrantes que han llegado a nuestro país sin formación profesional de ningún tipo y desde ámbitos geográficos que funcionan con otros ritmos y cadencias de trabajo.

Para colmo, las exportaciones han retrocedido, en especial por el cierre de los mercados norteamericanos. A partir de mayo, empezó a producirse una desbandada de empresas, especialmente, plantas de montaje de multinacionales que huían, bien hacia el Este Europeo o bien hacia extremo-oriente. Solamente el sector inmobiliario ha gozado de buena salud, a pesar de cierta desaceleración que ya se dejaba ver en los últimos dos años. Pero, con todo, el precio de la vivienda ha seguido subiendo un 18%, equivalente a los años anteriores.

La bolsa ha registrado oscilaciones pero la tendencia general del dinero es a huir de las zonas en donde prevé conflicto. España es una de esas zonas en donde, el poder político puede intentar engañar a la opinión pública, pero se enfrenta a los analistas económicos y a su rigor implacable. El dinero huye de España por que el dinero es cobarde y huye de allí en donde corre riesgos.

El mercado de trabajo no va bien. Los puestos de trabajo que se crean son, en número, prácticamente los mismos que los que se destruyen, pero se destruyen puestos de trabajo de calidad y se crean puestos de trabajo de ínfima calidad. Las altas en la seguridad social son engañosas, su número no puede eludir el hecho de que se trata de cotizaciones de los niveles más bajos, frecuentemente a media jornada o a horas, en su inmensa mayoría de trata de contratos basura para inmigrantes.

Los únicos sectores que siguen funcionando a pleno rendimiento son las obras públicas (y seguirán estando en forma mientras dure el flujo de fondos estrcuturales) y la construcción, pero también aquí se perciben síntomas de desaceleración.

Buena parte de la industria manufacturera está siendo deslocalizada irremisiblemente y mientras persistan las actuales leyes sobre comercio internacional, será difícil que esta tendencia se invierta. El capital prefiere no hacerse cargo de los costes sociales y los salarios que precisan los trabajadores españoles y traslada sus plantas de montaje allí donde la producción es más barata. Hoy es más barato contratar la edición de un libro con un comercial norteamericana que, finalmente, lo imprime en China y calcula el coste FOB Barcelona, que imprimirlo en las imprentas de siempre en cualquier lugar de España. La liberación de aranceles a productos textiles procedentes de China, hundirá la industria europea del textil en pocos meses. El recurso a la “calidad” que se da como panacea a la globalización económica, es un absurdo: en breve los productos chinos también apelarán a la calidad… pero a precios populares.

Para colmo, la rapacidad del Estado hace que sea muy difícil la supervivencia de las pequeñas empresas y mucho más todavía de los profesionales acogidos al régimen de autónomos. Lo que el Estado pide es mucho, lo que da muy poco. Las prestaciones y servicios médicos son regresivos en relación a unos años. Absurdos como la financiación de las operaciones de cambio de sexo a travestidos, es una ironía risible ante la pertinaz negativa a ofrecer gratuitamente fármacos y servicios generalmente utilizados por la población. Una vez más, el PSOE gobierna para minorías susceptibles de ser transformadas en un electorado cautivo.

6. Defensa: sin orientación, ni rumbo.

No hay defensa nacional como no hay política exterior. Por no haber, ni siquiera hay un ministro capacitado para ocupar ese cargo. Pepe Bono es cualquier cosa menos el ministro adecuado: la demagogia, el populismo, un patriotismo afectado e improbable, no son suficientes para trazar una línea política para la defensa nacional. La línea estratégica aprobada por el gobierno ZPlus es vaga, indefinida e inaplicable. Desconoce el hecho fundamental: que el enemigo está en el Sur, que los problemas de España proceden del Sur, que es en el Sur en donde hay que concentrar los esfuerzos defensivos y que, finalmente, la quinta columna del enemigo ya está entre nosotros. De eso, ni Bono ni la directiva de defensa han dicho absolutamente ni una palabra.

Se puede ignorar el peligro, pero no por ello el peligro desaparecerá. Ahí están los atentados del 11-M así como las decenas de detenidos en los últimos meses, dispuestos a llevar la “guerra santa” a nuestro suelo. Por que el hecho fundamental para la defensa nacional es que en estos momentos existen 600.000 marroquíes y magrebíes en nuestro territorio, más de la mitad de los cuales, se declaran admiradores de Bin Laden: esto es, suponen el más formidable entramado de apoyo civil a los núcleos terroristas islamicos. Ni siquiera ETA en sus mejores tiempos ha contado con una red de simpatías y apoyos tan tupida.

La directiva de defensa aprobada por el gobierno ZPlus reconoce al terrorismo como al enemigo del que defenderse: pero no abunda en la naturaleza de ese terrorismo, ni en su origen, ni en su cristalización. El “terrorismo” indefinido, que parece no proceder de ningún sitio y ante el cual se opone el infantil “diálogo de civilizaciones”, es ciertamente, un enemigo: pero no procede de la nada: hay países que exportan terrorismo, países que son viveros de terroristas y países que llevan una guerra no declarada y de baja intensidad contra nuestro país. Es inevitable pensar que Marruecos encarna todas estas características y, precisamante, por eso, resulta todavía más incomprensible que ZPlus tienda la mano a Marruecos ignorando que mientras Marruecos toma esa mano, con la otra introduce pateras de inmigrantes y de droga, terroristas y agitadores en España.

7. Lucha antiterrorista: ceder el terreno ganado

Hasta el 11-M de 2004, la lucha antiterrorista estaba ganada: ETA estaba contra las cuerdas, incapaz de reaccionar, las fuerzas de seguridad del Estado habían desmantelado su estructura hasta hacerle imposible moverse, las constantes caídas habian impedido que se realizara cualquier atentado. Más de quinientos terroristas languidecían en la cárcel. Además, en los últimos cinco años, el Estado había desmantelado absolutamente todos los frentes de actividad de ETA, sus medios de comunicación, sus redes de extorsión, su aparato internacional, su frente político, presionados en España, en Francia eran incapaces de reconstruir una infraestructura libre del acoso policial. Como ratas perseguidas, muchos terroristas optaron por abandonar la banda y huir a los más alejados países latinoamericanos. La política de dispersión de presos, había tenido sus frutos y de no ser por la complicidad del PNV y por los apoyos dados a las familias de los presos, lo más probable es que estas mismas familias les hubieran inducido a desertar del campo terrorista.

En eso llega ZPlus al poder y lo que hasta ese momento estaba claro, a partir del 14-M empieza a torcerse. ZPlus consideraba, como el PSOE de los años 70 y 80, que las víctimas de ETA “algo habrían hecho”; empieza a trabajar con la posibilidad de pactar con ETA y, desde luego de hacerlo con el PNV, y para labrar ese pacto, las víctimas del terrorismo de ETA son un obstáculo. Así que se dedica a impulsar otra asociación de “afectados” por el terrorismo. Y es así como aparecen las “víctimas de primera” (las del 11-M que dieron el poder a ZPlus) y las “víctimas de segunda” (las de ETA) que deberán de renunciar al derecho a la justicia para facilitar la “normalización” del País Vasco.

Lo que hasta entonces había sido una política decidido de obstaculizar a los terroristas y a sus peones, actuar en cualquier frente de trabajo político, a partir del 14-M se convierte en una política de debilidad, “mano tendida” y “buen rollito” en relación al nacionalismo y al entorno de ETA. En ese contexto aparece el “plan Pachi López” que no es más que un plan nacionalista atenuado. El PSOE vasco alberga la quimérica esperanza de atraer –como hizo Maragall- a los sectores del nacionalismo radical… olvidan que no fue Maragall quien atrajo, sino él quien fue atraído, olvidan que no es Maragall –torpe, abotargado, envejecido, obtuvo- quien tiene la iniciativa sino los amateurs de ERC… Y olvidan, finalmente, que detrás de ERC no existe una banda armada que asesina y detrás de HB si.

Fruto de esa política de debilidad ha sido el dar alas al terrorismo. Éste, mal que bien, ha conseguido colocar algunas bombas que, en otro tiempo, ni siquiera hubieran aparecido en las páginas de los diarios, pero que en esta situación de debilidad del gobierno, se magnifican e incluso corren el riesgo de tener más impacto que muchos asesinatos de la banda, aun a pesar de que eludan causar víctimas, no tanto por “humanismo” sino por incapacidad.

La batalla contra el terrorismo, que estaba literalmente ganada y que se hubiera ganado de persistir en la política presión, sin perdón y sin cesar, se ha torcido. El ministro del ramo, es apenas un juez que hace solo un año estaba más cerca de las posiciones de HB que de las víctimas del terrorismo y, desde luego, de las medidas más decididas para combatirlo.

8. Sobre el 11-M: no se sabe apenas nada, salvo que hubo 192 muertos.

Gracias a los atentados del 11-M este gobierno está en el poder. No gracias a sus méritos, ni a sus promesas electorales, ni a su capacidad: gracias solamente a unas bombas criminales y asesinas. Vale la pena preguntarse ¿qué sabemos sobre lo que ocurrió el 11-M?

Mucho si hemos de tener en cuenta lo que nos dicen desde el ministerio del interior. Muy poco si tenemos en cuenta la claridad de las informaciones facilitadas por los medios del ministerio. Hoy seguimos sin saber exactamente cómo se idearon los atentados, de dónde salieron los explosivos, cómo fue posible que una banda de chorizos y pequeños traficantes marroquíes, cometiera unos atentados provistos de una extraordinaria precisión política y técnica. La mayoría de aspectos de la investigación policial tienen cabos sueltos desde los primeros momentos: no sabemos ni lo que ocurrió en Laganés, ni qué había dentro del piso de Leganés, ni cómo es posible que la policía encontrara tantos elementos en una furgoneta abandonada y de una bolsa sin explotar, que más parecen las piedrecitas del cuento de Hansel y Gretel que algo efectivamente probable en el mundo real.

Pero, de entre todos los elementos que rodean a los atentados hay dos fundamentalmente ominosos: la Comisión de Investigación creada en el Parlamento y el nombramiento del Comisionado para las Víctimas.

Sobre la Comisión parece difícil explicar su alto grado de ineficacia: el PP estuvo solamente interesado en demostrar lo indemostrable, las relaciones entre ETA y el mundo islámico y el PSOE estuvo solamente preocupado por demostrar que el PP mintió entre el 11 y el 13-M. Ni ETA tenía nada que ver, ni el PP mintió: simplemente fue llevado a una trampa. Y esa trampa le costó el poder.

Ahora bien, resulta todavía más insultante la presencia de Mohamed VI en España el 11-M toda vez que dos días después de los atentados, sus policías llegaron a España cuando ya se habían producido las primeras detenciones, llevando las fichas policiales de los presuntos responsables… vinculándolos a medios integristas marroquíes, cuando la misma policía marroquí no había enviado ningún informe ni dossier cuando esos presuntos responsables pidieron (y obtuvieron) la regularización en nuestro país.

En un año, la investigación ha avanzado muy poco: cada dos meses, un nuevo elemento ha sido presentado como “ideador” de los atentados y “coordinador”. Van para seis. Y los seis son improbables.

En cuanto al “comisionado”, su figura era absurda e irrelevante. Existe una oficina de atención a las víctimas del terrorismo, gestionada por el ministerio del interior y que ha funcionado con acierto. Ahora bien, Pilar Manjón en su intervención ante la comisión de investigación, resaltó el hecho de que el trabajo de la comisión había sido igual a cero, y pidió una comisión independiente… en lugar de comisión independiente lo que tuvo es un “comisionado”.

Peces Barba, desde su nombramiento, apenas ha realizado las funciones para las que fue nombrado. Ha sido más polémico por sus ausencias que por sus presencias, ha sido un elemento de división entre las víctimas de ETA y las víctimas del 11-M, entre las víctimas que deben “perdonar” y las víctimas que deben “ser resarcidas”. No es raro que la figura de Peces Barba sea cuestionada por los primeros y tomada con indiferencia por los segundos.

Pero estas polémicas no deben hacernos olvidar: 1) que la pista de los atentados lleva a Marruecos y 2) que hoy no se sabe apenas nada cierto sobre los atentados.

9. Conclusión: solo unas elecciones anticipadas pueden salvarnos

Estamos ante el gobierno de perfil más bajo de toda la democracia: entra las “chicas Vogue” y los “chicos Zero”, este gobierno no ha acertado en ningún terreno, ha creado problemas en donde no los había (relaciones iglesia-estado), ha tomado medidas regresivas en terrenos en donde se estaba en la buena dirección (antiterrorismo), ha tendido la mano a quienes solo sienten voracidad (nacionalistas e independentistas), ha adoptado medidas políticas apresuradas sin medir las consecuencias (retirada de las tropas), ha hecho que aumentara el problema de la centrifugación nacional (Plan Ibarreche y nouevo estatuto catalán), ha aportado soluciones en donde no había problema (matrimonios homosexuales), etc, etc,

La puntuación del gobierno es próxima al cero absoluto. Pero lo peor, no es esa puntuación, sino el hecho de que en el futuro quedarán abiertos graves problemas en el futuro que afectarán a nuestra unidad nacional, a nuestra estabilidad constitucional y a nuestra integridad social.

Sería difícil hacerlo peor. Imposible, en realidad. Sería difícil encontrar a un gobierno que dejara traslucir una imagen tan palpable de debilidad, cobardía y falta de energía para gobernar.

España hoy, en la práctica, está sin gobierno. Un gobierno en el que la llave de la gobernabilidad esté en manos de Llamazares o Carod-Rovira, no es un gobierno, sino una irrisión.

Solo unas elecciones anticipadas puede sacarnos de este aprieto sin precedentes en la historia de España. Las costuras de nuestro país y de nuestra sociedad difícilmente han podido soportar este primer año de gobierno ZPlus… pero, no desde luego, van a poder soportar toda una legislatura.

© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario