La enseñanza del Carmelo: políticos corruptos a docenas

Publicado: Jueves, 24 de Febrero de 2005 22:22 por en ORIENTACIONES
xorisu.jpgRedacción.- Cuando se cumple un mes del inicio de la crisis de El Carmelo, no se han cumplido las previsiones de la Generalitat. El caso no ha amainado. La sesión del Parlament de Catalunya se ha convertido en un bochornoso espectáculo de acusaciones y un innoble cambalacheo que tiene como trasfondo el “nou estatut”, esto es, un proy4ecto de acaparamiento de medios económicos que permitirá disponer de un pastel mayor a repartir entre la clase política nacionalista: del ERC al PSC pasando por CiU.

“Ustedes tienen un problema y ese problema es un 3%”, dijo Maragall. Nada más, pero fue lo suficiente para que el representante de CiU saltara como impulsado por un muelle. “Si ustedes sostienen que nosotros hemos cobrado comisiones, no apoyaremos la reforma del Estatut”… Maragall realizó cuentas y sacó la conclusión de que sin los votos de CiU era imposible poder hacer triunfar el “nou Estatut”. Y retiró lo dicho. Pero lo dicho, dicho está.

La clase política catalana y los medios de prensa catalanes, practican, desde las profundidades de la transición, la ley de la “omertá”. El silencio cómplice, el acuerdo en ocultar los escándalos y pufos que aquejan a la clase política catalana, unos medios de prensa ligados obscenamente a las esferas de poder, tienen como resultado el que Catalunya, desde el pujolismo, sea una de las zonas de España en donde la corrupción está más arraigada y de manera más impune.

Ahora, cuando un barrio de ha hundido, un millar de personas han sido arrojadas de sus hogares desde hace un mes y 300 lo han perdido definitivamente, ahora, precisamente, el president Maragall y el “cap de la oposició”, cambalachean en público: silencio a cambio de apoyo, tu te callas mi 3% de mordida corruptora y yo apoyo tu “nou Estatut” que, de paso, nos permitirá a todos repartidos un pastel mayor… tal es el acuerdo labrado a gritos en la sesión parlamentaria que debía tratar sobre el hundimiento de un barrio. Payasos y corruptos. Todos.

Los vecinos de El Carmelo presentían una sesión fraudulenta de este estilo, con dimisiones de cargos de tercer nivel y de espaldas a los intereses del barrio. ¿Hay que recordar que ERC, CiU, PSC son partidos “nacionalistas” y que los habitantes de El Carmelo son mayoritariamente emigrantes de otras regiones españolas? Los vecinos esperaban a los parlamentarios a la puerta del Parlament, los han increpado duramente aun antes de saber el innoble cambalacheo realizado a sus espaldas. Da gusto ver como la clase política catalana, amparada en el silencio cómplice de una prensa comprada por las publicidades oficiales, los grifos de información oficiales y los ligámenes empresariales, callará mañana, lo esencial de la jornada de hoy: que Maragall ha denunciado una corruptela, pero ante la amenaza de Artur Mas, ha dado marcha atrás.

No hay ninguna duda de que Maragall sabía perfectamente lo que decía. Y que CiU era culpable: si no hubiera sido culpable, la amenaza de Mas podía obviarse, se trataba, simplemente, de presentar una denuncia en el Juzgado de Guardia por calumnias. Pero eso era imposible: la corruptela existe. Así que Mas optó por una “amenaza patriótica”: o retiras lo dicho o te comes tu “nou Estatut”.

El “nou Estatut” es una exigencia de la clase política nacionalista, independentista y socialista-nacionalista, para aumentar el flujo de fondos a la Generalitat. Toda la cuestión teórica de “Catalunya Nación”, del “encaje de Catalunya en el Estado”, y demás zarandajas, ha ocupado hoy el papel que justamente le corresponde, mero acompañamiento emotivo y sentimental que encubre el hecho esencial: que el “nou Estatut” prevé equipararse al estatuto vasco en materia de recaudación de impuestos.

Esto sería, hasta cierto punto, tolerable… sino fuera por el nivel de corrupción de la clase política catalana. Dales más y robarán más. Dales más y te crujirán con más impuestos. En el fondo son dueños de la Generalitat, quieren más dinero para que el 3% sea detraido de partidas mayores que tu, votante indocumentado, ingenuo y bienintencionado, vas a pagar… Ese es el nacionalismo, emotividad esgrimida de cara a la población y saqueo real de los caudales públicos.

¿”Nou Estatut”? vieja historia de corruptelas.

© Ernesto Milá – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario