Ha comenzado la larga agonía del gobierno

Publicado: Viernes, 14 de Enero de 2005 10:46 por en ORIENTACIONES
toro.jpgRedacción. Con apenas 9 meses de vida, ayer, el gobierno ZP entonó su canto del cisne. Hasta ahora, sabíamos que el gobierno era débil y presidido por alguien con falta de carácter, ahora sabemos que el gobierno ha empezado una lenta agonía que durará todo el tiempo en el que tarden en convocarse elecciones anticipadas.


Una entrevista de la que no se ha dicho todo


Cuatro horas de entrevista entre ZP e Ibarreche dan para mucho y no solamente para que la vicepresidenta del gobierno salga balbuceando diciendo que “el presidente ha recomendado ha Iberreche que mire el proceso catalán”… justo el mismo día en que Carod-Rovira aludía a que, efectivamente, el proceso catalán era diferente del vasco e implicaba una Cataluña con la misma situación nacional que Alemania o Dinamarca, es decir, independencia pura y simple.

La vicepresidencia no ha dicho todo lo que se habló en la reunión. Pero es probable que Ibarreche haya puesto sobre el tapete todos sus ases. La “pacificación” del País Vasco, particularmente. Por que lo que está en el ambiente es un nuevo pacto de Estella, en el que los nacionalistas moderados y radicales se darán la mano para avanzar juntos sus posiciones, a cambio de que ETA declare una nueva tregua. ETA, por lo demás, en su actual estado de indigencia política y militante, no puede hacer otra cosa más que ganar tiempo y eso pasa por una nueva “tregua-trampa”. El nacionalismo moderado también precisa esta tregua para mejorar sus posiciones de cara a las elecciones vascas de primavera. Eso le había presumiblemente ganar votos.

Así pues de lo que se trató ayer fue de una reunión en la que ambos políticos tuvieran ocasión de “salvar la cara” ante sus bases y ante su opinión pública: ZP ante las bases socialistas que cada vez permanecen más alarmadas por la deriva y la falta de criterios del presidente en materia de estructuración del Estado y el lendakari para demostrar que su plan avanza.

Entre ambos políticos existe una sola diferencia: el lendakari en su locura nacionalista, sabe a dónde quiere ir (la creación de un estado libre asociado), pero ZP no tiene ninguna idea clara de cómo debe ser la reforma constitucional y cuál puede ser el encaje entre el País Vasco y el Estado. Y si se ha de fiar de los socialistas vascos, las cosas no mejoran a la vista de la situación de caos y confusión que registran desde el ascenso de Pachi López a la Secretaría General.

ZP ha actuado de forma pusilánime, en primer lugar recibiendo a Ibarreche. No era preciso, era una forma de legitimar al lendakari tratarlo de igual a igual, como antes del varano también trató de igual a igual a Maragall. El hecho de haberlo recibido a mitad de la escalinata de la Moncloa es un gesto significativo del alto grado de indefinición de ZP. En el lenguaje protocolario de los gestos, descender a pie de automóvil hubiera representado cortesía extrema, identidad y efusión, hacerlo en lo alto de la escalinata, distanciamiento, actitud hostil y desconfianza… hacerlo a la mitad, “ni chicha ni limoná”, perífrasis simbólica de hasta qué punto, incluso en el lenguaje diplomático de los gestos, la indefinición de ZP es proverbial.


“Como Alemania o Dinamarca”, Carod dixit.


Esa misma tarde las reacciones fueron significativas. La primera de todas la de José Luis López, el acomplejado hijo de Guardia Civil que cambió su nombre por “Josep Lluis Carod-Rovira”, apellidos de la madre… En la loca carrera de los nacionalismos por ver quien adopta una postura de mayor rotundidad ante ZP, Carod-Rovira vino a explicar que, en el fondo, el plan Ibarreche no era nada del otro mundo, por que donde verdaderamente existe una “apuesta independentista” era en Catalunya y que él, personalmente, tenía como modelo el convertir a esta autonomía en un país como Alemania o Dinamarca…

Lo grave no es que un Carod dijera eso, sino que el gobierno Maragall y el gobierno ZP se mantienen por el apoyo de ERC. Así pues, en las próximas horas, o bien ZP se preocupa de tranquilizar y satisfacer a Carod, o puede darse por fenecido.
Por que los problemas no los tiene sólo Carod, sino también Maragall al que le quedan tres años para soportar la espada de Damocles que ERC tiene sobre su cabeza.


Los apoyos del gobierno y la Constitución Europea


A medida que se aproxima la fecha del referéndum sobre la Constitución Europea, crece la sensación de que el peso del NO está aumentando y la inquietud por parte del gobierno sobre si va a ser capaz de movilizar a un número de electores suficientes como para salir reforzado con un SI rotundo.
A pesar de que la dirección del PP haya propuesto un voto afirmativo, hace falta ver cómo reaccionan sus bases ante esta posibilidad de hacer morder el polvo al partido del gobierno. Por lo demás, el voto afirmativo en un referéndum como éste es mucho menos militante que el voto negativo que será mucho más fácilmente movilizable. A todo esto ¿quién promueve el voto negativo?

Sorprende que precisamente los dos partidos gracias a los cuales ZP se mantiene en el poder… sean los que están promoviendo el NO a la Constitución Europea: IU y ERC. El gobierno promueve el SI y los partidos que lo apoyan… el NO.
En tales circunstancias es fácil comprender que la opinión pública y el propio electorado del PSOE va a entender muy mal esta situación.


Cuando Solbes medita su dimisión


La disputa del ministro de economía con Caldera por la cuestión de la cláusula de revisión salarial, debe situarse también dentro del contexto agónico que se ha iniciado. Hay que recordar que Solbes era el ministro –el único ministro- que inspiraba confianza en las fuerzas económicas. Si la inversión en España no se ha desplomado ha sido por que al frente de la economía se encontraba el “probo funcionario” capaz de cuadrar las cuentas y evitar la desbandada de los capitales hacia destinos más tranquilizadores.

Pero el tandem formado por el grupo de asesores de la Presidencia y Rafael Caldera, unido al hecho de que ZP no entiende absolutamente nada de economía (tal como él mismo ha confesado y evidenciado), ha torpedeado constantemente las medidas de Solbes y le ha obligado en el pasado a cerrar unos presupuestos difícilmente realizables, pero exigidos por el presidente.

A partir de la negociación sobre los aumentos salariales que ha sido cerrada de espaldas a uno de los interlocutores, la patronal, Solbes tiene la sensación de estar aislado, ha sido desautorizado públicamente por Caldera y tiene la sensación de estar en un absoluto “exilio interior” en un gabinete que, en cada Consejo de Ministros da muestras de su impericia y bisoñez.

En medios periodísticos se ha dicho que Solbes ha estado a punto de dimitir o que tiene la intención de hacerlo o que ya está pactada la fecha de la dimisión. No hace falta que se llegue a la dimisión para que se evidencie la situación de desacuerdo y desmoralización de Solbes.


Don no hay es imposible sacar nada


A los nueve meses de su constitución el gobierno ZP ha dado muestras lo que era capaz de realizar: exhibir su debilidad. Todos los agentes sociales, los poderes fácticos, los gobiernos autónomos y municipales, los gobiernos extranjeros, los medios de prensa (incluso los más favorables al gobierno), todos, absolutamente todos, son conscientes de que en España hay un gobierno débil y perdido. En esa situación, todos, absolutamente todos, van a intentar acentuar al máximo las tensiones y obtener el máximo de beneficios de la situación.

Francia y Alemania ya han obtenido lo que querían: una constitución europea en la que el papel de España y su representación están disminuidos, a la patronal le ha bastado no comprometerse con las negociaciones sobre aumentos salariales para abrir la puerta a la negativa a concederlos; sobre el papel de IU y ERC, de Ibarreche y Maragall, está todo dicho, e incluso la Comunidad Andaluza clama ya por una reforma estatutaria, incluso los obreros de los astilleros Izar con una simple manifestación obtuvieron de ZP lo que quería.

Este gobierno no puede dar mucho más de sí. Ha llegado al límite, A partir de aquí todo va a ser una cuesta arriba que el fatigado ZP no va a poder remontar. Va a poder seguir retrasando el choque final con Ibarreche y el nacionalismo hasta las elecciones vascas, pero no mucho más allá. Va a poder retrasar la ruptura con ERC hasta que se haga público que existen impedimentos constitucionales para llegar a un “estado libre asociado” o a una situación de Cataluña=Dinamarca, pero la ruptura finalmente –entre junio y septiembre de 2005- se producirá. Va intentar retrasar al máximo un acuerdo con el PP para el mantenimiento de la estabilidad constitucional… pero, antes o después, se va a enfrentar a la realidad de que, o bien accede a un pacto de este tipo –pedido por buena parte de sus bases- o bien se va a producir el disparate centrífugo en todas las autonomías del Estado, e incluso, procesos centrífugos dentro de algunas de estas autonomías (caso de Álava dentro del País Vasco).

La entrevista entre Ibarreche y ZP, lejos de solucionar la situación, evidenció la falta de decisión del gobierno y su interés en practicar el doble lenguaje: la voz balbuciente y dubitativa de la vicepresidenta cuando resumió lo tratado, evidencian a las claras que la presunta “energía” del gobierno ante Ibarreche, es pura ficción; pero la duración de la entrevista y los “gestos del lenguaje diplomático” al que hemos aludido, son mucho más elocuentes de una debilidad manifiesta, así como el que el lendakari, tras la entrevista, manifestara que no iba a existir variación en la aplicación de su estrategia.

ZP se ha cortado él mismo la retirada cuando abrogó los artículos del ley que penaban la convocatoria de referéndum. Volvió a quemar sus naves cuando el presidente del parlamento vasco no fue procesado por haberse negado a aplicar la sentencia de disolución de HB. Ahora, ZP carece de defensas legales ante la ofensiva Ibarreche. ¿La Constitución? Si… pero la Constitución hasta ahora ha demostrado ser como el timón: hacia donde se le da, gira. Si a esto unimos que el timonel carece de criterio hacia donde quiere orientar la nave y el rumbo depende de los tirones de unos y otros, se verá que en estos momentos, no solamente no tenemos gobierno, sino que nos encontramos en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia.

© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario