11-M: ODIO Y RESENTIMIENTO ISLAMICO HACIA EUROPA

Publicado: Sábado, 09 de Octubre de 2004 14:28 por en MIS BLOGS
1.gifRedacción.- Se han sabido los contenidos de algunas conversaciones de Rabel Osmán, alias “El Egipcio”, considerado como el “ideólogo” del 11-M, interceptadas por la policía italiana. Dejando aparte que, el contenido de tales conversaciones evidencia que “El Egipcio” es, literalmente, un fanfarrón, seguramente sin mucha relación con los atentados y que el mero hecho de que se despache sin ningún tipo de prudencia a través del teléfono móvil, hacen de él un “terrorista” de muy escasa inteligencia y menos capacidad analítica como para preparar un atentado con la precisión técnica y política del 11-M, lo importante de estas declaraciones es que expresa el sentir de muchos musulmanes residentes en Europa. Resumimos algunas de las frases “estelares” de este sujeto:



ZAPATERO LISTO. OSMAN TONTO…



Rabei Osman, expresó que su organización había acabado con el Gobierno del PP algo que solamente cuestiona el PSOE. «Estoy inmensamente feliz de que el Gobierno del perro Aznar haya caído», dijo Rabei Osman. No es raro que buena parte de las glosas, loas y alabanzas de Osmán se destinan a… Zapatero: «ha sido muy listo (sic y resic)» porque «nada más ser investido ha iniciado el diálogo con marroquíes y árabes».



Esta frase indica que Osman carece, no solamente de inteligencia analítica, sino que ni siquiera sigue la política del Zagreb. Por lo demás, da la sensación de que ni siquiera está familiarizado con los conceptos admitidos en las filas integristas islámicas para las que Mohamed VI es una “bestia negra” a abatir.



En realidad, da la sensación de que Osman solamente lee la letra grande de las noticias: es así como se ha enterado de la oposición de la población europea a la guerra contra Irak. Pero, más allá, del titular, Osman no se ha enterado de nada… ¡menudo “cerebro ideador de los atentados del 11M”!



FRANCIA LISTA, OSMAN TONTO…



Osman sigue mostrando ser un tarugo político cuando enjuicia la posición de Francia. Su opinión es importante, no en sí misma, sino por lo que puede desprenderse de ella. Dice Osmán: “Francia es muy lista (sic), porque sabe que la comunidad árabe es muy influyente allí, y que entonces es mejor tenerlos contentos que en contra”.



De hecho, la posición de Francia no tiene absolutamente nada que ver con la comunidad árabe… sino con la línea de política exterior multilateralista, inherente a la política francesa desde los tiempos de De Gaulle, cuando Francia había cerrado el espinoso capítulo de la guerra de Argelia. Pero es significativo que opine que el Islam tiene en Francia un peso mayor al que realmente tiene: en realidad, los propios islamistas radicados en Francia tienen tendencia a pensar que su peso en la sociedad francesa es superior al real… criterio formado gracias a los progresistas y a la izquierda francesa que tiende la mano y algo más que la mano al islam a pesar de la evidente incapacidad para integrarlo en la cultura europea.



“El Egipcio”, al parecer, tenía un grupo de “discípulos” en Roma a los que les hablaba sobre todas estas cosas que eran regularmente grabadas por la policía italiana. Se autodenomina como el cerebro del 11-M, anticipa una escalada de acciones terroristas en otros países occidentales… pero ya han pasado siete meses desde los atentados del 11-M… y no se ha producido la escalada, lo que confirma que Osman no era otra cosa más que “un bocas” y ya se sabe el antiguo refrán español: “por la boca muere el pez”.



MOVILIZACION DE LOS MUSULMANES ESPAÑOLES…



En su desenfoque ignorante y zafio, Osman alude a la “movilización de los musulmanes españoles”, dice: “Creedme, mis hermanos, os lo juro, no miento, yo he vivido allí y sé perfectamente que, después de los hechos en la estación de Atocha, todos, los árabes, los españoles, han salido a la calle, y en las pancartas llamaban a Aznar asesino. Hay hasta hermanos que han colgado de la pared una caricatura de Aznar y Bush. Creedme, os lo juro, muchas personas han salido a la calle, sobre todo en el barrio donde ocurrieron los hechos”, asegura…



Lo importante no es recordar que los islamistas no salieron a la calle apoyando los atentados… sino que incluso algunos se manifestaron con esos atentados. Lo realmente importante es percibir el odio y el desenfoque con la realidad de Osman y de su círculo y su deseo de que el Islam se movilice en Europa como entidad propia y hostil a todo lo que no satisfaga sus principios.



Al parecer no todos los interlocutores de Osman eran completamente ignorantes. Uno de ellos le respondió que la situación en Europa no era la que decía, la reacción de Osman fue presentarse como alguien dispuesto al martirio y que se estaba preparando para ir a recibir el martirio en Irak y de paso espetarle: “conozco mejor que tú la vida en Europa”. Lo dicho, un bocazas…



LOS IMANES RADICALES Y EL ORIGEN DEL RESENTIMIENTO



Irresponsablemente, afirma a otro interlocutor, un chico joven de su grupo: “En España usé distintas nacionalidades: jordano, egipcio, palestino, sirio... Hasta que mis amigos de Tánger me dijeron: ’Ya basta, que te descubren’”. Pues bien, esta frase, absolutamente inocua entre una cascada de frases igualmente pretenciosas e ignorantes, es lo que ha sido utilizado por el ministerio del Interior español para inferir que “los amigos de Tánger”… son los autores de la masacre del 11-M. El razonamiento es el siguiente: Osmán lleva a “Tánger”, Tánger implica estar en contacto con Mohamed Fizazi, el imán de aquella ciudad al que se le da implicado en los atentados de Casablanca del 2003… pero ni siquiera está claro lo que ocurrió en Casablanca en mayo del 2003: la prensa libre local ha acusado a los servicios secretos marroquíes de cometer el atentado y cargarlo en las espaldas del islamismo radical para desbaratar la progresión de los islamistas moderados del Partido para la Justicia y el Desarrollo. El hilo que conduce de “El Egipcio” a los atentados del 11-M es muy débil y se basa sólo en las declaraciones del propio Osman que muestra ser un mitómano ignorante, a menudo zafio… y que odia a Occidente.



“Ellos os explotan, yo lo he visto, tanto en Alemania como en Francia y España. Después, aquí no tenéis nada, ni honor, ni dignidad, sólo hay explotación. Nunca he visto a una persona que trabaje por cinco euros y luego olvide sus ideas, su dignidad, su religión. Es más, cada domingo van a comer con ellos, con los enemigos de Dios. Los ves con la cerveza, con la carne de cerdo, con las mujeres. Se han vuelto como ellos”… Un zumbado de la peor especie.



2025, VICTORIA FINAL DEL ISLAM…



Mucho más grave es cuando Rabei Osman afirma que “el Islam triunfará antes del 2025”. Esta opinión no es suya, le ha sido imbuida por los imanes con los que está en contacto… en Europa. Osman no es un accidente en la historia del Islam europeo, evidencia una línea de tendencia que comparten muchos islamistas inmigrantes en Europa, gracias a la predicación de los imanes iluminados que impunemente predican el odio hacia Europa en el corazón mismo de Europa.



Es fácil deducir de donde han surgido esas opiniones: los islamistas residentes en Europa no se sienten competitivos, de hecho no lo son; su religión, sus costumbres, su tradición antropológica y cultural los sitúa en las antípodas de Europa, no integrales, no asimilables, siempre diferentes… con la sensación de ser inferiores en tanto no tienen acceso a los escaparates de consumo mediante el trabajo asalariado o el recurso a la delincuencia (Rafa Zuheir, implicado el 11-M, contestó al juez cuando le preguntó la profesión: “Traficante de haschish”…).



Esta situación les crea una enorme sensación de frustración que se sublima en un odio hacia la cultura y todo lo que representa Europa. Para ellos, la “mejor Europa”, es la que se muestra sumisa y dispuesta a aceptar las exigencias islamistas (mediante subvenciones, ayudas, discriminación positiva, solidaridad servil de grupos como SOS racismo, etc.), de lo contrario, la odian como se odia aquello que no se puede conseguir.



Y ese odio, para ser efectivo y tener raíces profundas, se ancla en la religión islámica que les da una identidad y en torno a la cual se estructuran las comunidades islamistas residentes en Europa. Resentimiento, sentimiento de inferioridad, marginalización y guetización, islamismo radical… todo esto llevan, inevitablemente, al enfrentamiento con aquello que se odia, esto es, con Europa.



Osman “El Egipcio” sería un chiste sino fuera por su autoinculpación en los atentados del 11-M. Sobre la autoinculpación hará falta saber si tiene visos de verosimilitud (por de pronto ha servido para que el Ministerio del Interior dé una versión, tranquizadora para ellos, sobre la identificación del ideador de los atentados. Improbable: la precisión técnica y política del crimen contrasta con el analfabetismo político de Osman.



Si es importante Osman es por el odio que encarna hacia Europa y que es compartido por una parte de los islamistas residentes en Europa.





8c) Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario