NOTAS PARA ENTENDER LOS INCIDENTES DE ELCHE Y SU EXPLICACION

Publicado: Sábado, 09 de Octubre de 2004 14:29 por en MIS BLOGS
4.gifRedacción.- Los siguientes apuntes suponen unas notas dispersas y desordenadas para entender exactamente qué es lo que ha ocurrido en Elche y por qué se desencadenaron los incidentes que llevaron a la destrucción de una fábrica de calzados propiedad de un inmigrante chino.



Característica de Elche en la provincia de Alicante: se trata de una ciudad de volumen importante, con ayuntamiento socialista, a diferencia del resto de ciudades importantes de Alicante que están bajo control popular. ¿Por qué? Por que Elche tiene un alto volumen de inmigración interior, andaluza y extremeña, que llegaron para alimentar la naciente industria local. Este contingente electoral apoya al PSOE y ha sido el artífice de su victoria municipal.



Los incidentes que tuvieron lugar en el polígono Carrús, confirman lo que siempre hemos dicho: que son las clases populares, que habitualmente votan al PSOE o que en su momento votaron a IU, los más sensibles al problema de la inmigración en la medida en que son ellos los que sufren el impacto más agresivo de la inmigración masiva e ilegal.



¿PERO QUÉ HA PASADO REALMENTE EN ELCHE?



La pirotecnia china se ha hecho con un 85% del mercado español. La industria juguetera de Ibi está prácticamente liquidada ante las importaciones chinas. El calzado le sigue ahora: Elche, Elda, Novelda, empiezan a vivir los primeros signos de crisis en el sector.



Hasta hace dos o tres años, existía mucho trabajo negro en Elche, relacionado con el calzado. Las empresas daban trabajo a particulares para que lo realizaran en su casa. Se trataba de trabajo negro pero que daba cierta tranquilidad a la población implicada en estas actividades. Por lo demás, para muchos se trataba de un segundo trabajo en el que llegaban a participar varios miembros de la misma familia.



Todo esto empezó a cambiar cuando se asentaron en la comarca empresas, almacenes y fábricas de propiedad China. No tenemos los datos sobre el crecimiento de la comunidad china en Alicante, sabemos con seguridad como ha evolucionado en los últimos tres años en Barcelona: de 3000 en el 2001, han pasado a 20.000 en el 2003. Posiblemente, en estos momentos, estemos en torno a los 24.000 chinos residentes en BCN. Es posible que en otras zonas de España, Alicante por ejemplo, hayan crecido de manera similar.



A partir de 2002 apareció un nuevo tipo de producto: calzado extremadamente barato y tosco, de muy mala calidad, frecuentemente caminar un poco con ellos, destroza el pie, su única ventaja es el precio: baratísimo y distribuido en la misma zona de Alicante. Esto, unido a la deslocalización, están pulverizando la industria del zapato en toda la provincia de Alicante.



¿DESLOCALIZACION EMPRESARIAL?



La deslocalización empresarial es el traslado al exterior de las cadenas productivas. Habitualmente se hace para mejorar los beneficios de la inversión. El capital busca:



Salarios más bajos



Ausencia de costes sociales (baja o nula cuota de seguridad social, débil sistema impositivo)



Proximidad a la fuente de materias primas



Facilidades institucionales para la implantación de nuevas empresas (subvenciones, regalo de terrenos, exención de impuestos, etc.)



Es una tendencia que sigue una orientación geográfica precisa: habitualmente se produce de “Norte hacia el Sur” (de Europa hacia el tercer mundo) y en menor medida de “Oeste hacia el Este” (de Europa Occidental a Europa del Este).



En Elche este proceso ha generado una situación dramática: Grandes empresas ilicitanas como Pikolinos, Martínez Valero y Kelme, entre otras, han trasladado parte de sus procesos productivos al sureste asiático para reducir los costes de fabricación.



DESLOCALIZACIÓN EMPRESARIAL E INMIGRACION



Pero esta tendencia viene completada por otra de dirección contraria: “de Sur a Norte”. Esta tendencia es la inmigración que se desplaza del Tercer Mundo hacia Europa Occidental.



Ambas tendencias forman lo esencial del proceso que se ha llamado “globalización”.



¿QUÉ ES LA GLOBALIZACION?



La abolición de aranceles y barreras comerciales y la creación de un mercado único a nivel mundial.



En la región de Elche y en el sector del calzado se produce un doble fenómeno endiablado e inquietante:



De un lado, los inmigrantes que han llegado de China, aceptan trabajar por un salario miserable, con contratos a tiempo parcial, cuando están trabajando jornadas de 10 y 12 horas laborables (lo cerrado de la comunidad china y el peso de las “tríadas” mafiosas, hacen que mantengan el silencio sobre lo precario de sus condiciones laborales). ¿Por qué? Por que en su estilo de vida, es aceptable permanecer diez o quince personas en el mismo piso (y por tanto, los gastos de alquiler bajan drásticamente) y trabajar durante jornadas interminables, sin derechos sociales, sindicación, pagas extras, etc.



De otro lado, el déficit del saldo comercial por el descenso de las exportaciones y el aumento de las importaciones de calzado y la paulatina pérdida de empleos conforman el escenario del conflicto que vive el sector del calzado de la provincia de Alicante. Se está importando calzado de China que resulta más barato que fabricarlo en España… salvo por empresas chinas.



El resultado de esta doble tenaza es el estrangulamiento de la industria alicantina del calzado: no pueden competir con los ínfimos costes de producción de las empresas chinas en España, ni pueden competir con el precio de las importaciones de calzado procedentes de China.



¿TODO ESTO INFLUYE EN LA CRISIS DE ELCHE?



A) Algunos datos a tener en cuenta:



China es hoy el primer proveedor de calzado de España en 2003 con 61,9 millones de pares, un 47 por ciento del total de las importaciones del sector en ese año. La cosa es todavía más sorprendente en la medida en que en el sector del calzado España podría ser completamente autosuficiente. En el periodo 1999-2003 las importaciones de zapatos procedentes de China se dispararon hasta el 108,15 por ciento, al pasar en dicho periodo de 29,7 millones de pares a los 61,9 antes mencionados. El precio medio por cada par de zapatos chinos importados se sitúa en 3,7 euros.



En los últimos tiempos se han ido destruyendo entre 1.500 y 2.000 empleos anuales en el sector del calzado de Elche y entre 15.000 y 20.000 trabajadores pueden perder sus puestos en un futuro inmediato.



B) Una crisis creciente



Si bien el retroceso del sector se inició en la década de los noventa, los problemas alcanzaron su cenit a partir de 2001 y 2002, con la caída de las exportaciones a Estados Unidos tras el 11-S. Ante esta recesión del mercado, firmas históricas como Martínez Valero, que funcionaba desde principio de los años sesenta, cerraron algunas de sus factorías recientemente y despidieron a sus trabajadores. En 2003 se tramitaron en las comarcas del Vinalopó expedientes de regulación de empleo que afectaron a 60 empresas y 780 trabajadores en localidades como Elche, Aspe, Villena, Monóvar, Elda, Petrer, Sax o Aspe, cuyas economías dependen en gran medida de este sector.



C) El calzado de marca falsificado



Otro problema es el calzado de marca falsificado, actividad a la que se dedica buena parte de la estructura china. El pasado 13 de enero, la Policía Local de Elche desmantelaba uno de estos almacenes en la partida de Altabix y quince días después la Policía Nacional detenía en la ciudad a dos empresarios, uno chino y otro español, acusados de distribuir zapatos falsificados, tras hallar en una nave industrial 3.244 pares de estas características. Precisamente LAS FALSIFICACIONES y la COMPETENCIA DESLEAL por parte de los chinos fueron la causa de las manifestaciones de trabajadores ilicitanos en el polígono Carrús.



¿EXISTE ALGUN TIPO DE SOLUCION A ESTE CONFLICTO?



Si, y pasa por varios puntos:



Frenar las importaciones procedentes de China y de cualquier otro país en el que los trabajadores no tengan los mismos derechos que en la Unión Europea. Estos derechos fundamentales son: jornadas laborales de 40 horas, derecho de sindicación, salario digno, vacaciones pagadas. Cualquier país que no reconozca estos derechos de los trabajadores no podría situar sus mercancías en el territorio de la Unión Europea. Así se atenuaría el impacto de las exportaciones masivas de calzado chino.



Exigir a las empresas chinas que desarrollan su actividad en España que cumplan escrupulosamente la legislación laboral española: el tiempo declarado en el contrato firmado y presentado ante el INEM debe corresponder a la realidad; no vale contratar por media jornada a un trabajador chino que, en la práctica trabaja 12 horas al día. Obligar a que los salarios estén en consonancia con la jornada laboral.



Exigir que, tanto las empresas chinas que trabajan en España como los productos que nos llegan de China se sometan a controles de calidad. En el caso del calzado, se trata de productos en ambos casos, de calidad ínfima que pueden literalmente destrozar los pies e incluso generar trastornos en el sistema locomotor. Es esa falta de calidad la que permite, junto con los bajos costes laborales, ofrecer calzado extremadamente barato.



Abolir el trabajo clandestino que distribuyen las empresas chinas a los ciudadanos de su misma nacionalidad. ¿Cómo? Mediante el control, las multas disuasivas, la disolución de las empresas que realizan esta práctica, la incautación y destrucción de su material y las penas de cárcel inmediatas mediante juicio rápido en casos de falsificación.



Finalmente, es imposible solucionar el problema de los chinos en Elche desvinculándolo con el problema general de la inmigración en España: hay demasiados inmigrantes, dos millones más de lo que el mercado de trabajo español puede acoger en la mejor de las hipótesis. Así pues, lo que hay que hacer es cumplir la ley de inmigración y reformarla en el sentido, no de abrirla más como pretende el PSOE (en el límite del “papeles para todos”), sino mediante una política de inmigración basada en tres puntos:



Contención de la inmigración: expulsiones inmediatas de ilegales, desactivar el efecto llamada.



Repatriaciones masivas de inmigrantes ilegales o de los que no hayan encontrado cabida en el mercado laboral español.



Selección de la inmigración: España necesita técnicos y expertos, mano de obra cualificada, esta es la inmigración que hay que aceptar y dar cabida. Solamente deben entrar en España los inmigrantes que sean necesarios… no los que deseen vivir en nuestro país (42 millones de africanos con SIDA estarían contentísimos de vivir en España y buena parte de los 1.300 millones de chinos también…)



¿DE DONDE VIENEN LOS CHINOS?



Es MUY IMPORTANTE establecer de dónde procedían antes y de dónde proceden ahora los chinos:



Antes –hasta 2001- procedían de Taiwan (China Nacionalista), Singapur y Hong-Kong: es decir, las zonas accidentalizadas de China que, o bien fueron colonias europeas hasta hace poco, o bien reagruparon a los oponentes a la revolución comunista de Mao (Taixan). Habitualmente se dedicaban a la restauración o bien a negocios de import-export, o a tiendas de Todo a 100.



A partir de 2002, irrumpieron otro tipo de chinos: los continentales, procedentes del gigante chino en fase de evolución hacia un capitalismo tutelado por el Partido Comunista. Estos últimos entran a través de Yugoslavia (país que se venga de Europa por los bombardeos de la OTAN sobre Kosovo aceptando la llegada de chinos sin visado que luego se desparraman por toda Europa Occidental. Se trata de gentes más conflictivas que los anteriores, han traido sus mafias (las “tríadas”) y tienen poca relación con gente de fuera de su comunidad. Habitualmente trabajan para empresas chinas sometidos a horarios infernales y salarios de hambre.



¿A qué se dedican los chinos? Hasta hace tres años, solamente a los restaurantes. A partir de 2001 irrumpieron en otros sectores. A diferencia de otras comunidades de inmigrantes, los chinos suelen trabajar para otros chinos



¿CÓMO SE INICIO EL CONFLICTO?



Durante los días y horas anteriores a los sucesos circularon por Elche pasquines anónimos convocando una manifestación en contra de las empresas asiáticas instaladas en Carrús. La convocatoria no fue comunicada a la Subdelegación de Gobierno de Alicante y tampoco secundada por sindicato alguno. Los aproximadamente 300 asistentes iniciales, según la Policía, comenzaron por cortar el tráfico y proferir gritos de «¡chinos fuera!», para luego apostillar «¡Elche se muere!». La crispación fue en aumento y los participantes más exaltados pasaron a la acción. Se fueron a la búsqueda de almacenes asiáticos abiertos. No eran muchas las opciones, ya que la mayoría de los encargados -más de 30 en toda la zona- habían cerrado en previsión de lo que se avecinaba. Pero la «batida» tuvo su recompensa: contenedores quemados, dos naves incendiadas y el saqueo de la mercancía de un trailer que proveía a uno de los almacenes



Los radicales se apresuraron a detener el camión antes de la entrada en la nave, a proceder a su vaciado y a construir una falla a la antigua usanza. Instantes después, dos grandes hogueras iluminaban todo el lugar. Al parecer, el fuego se extendió a uno de los almacenes y de éste a la nave contigua. La Policía se vio obligada a pedir refuerzos, que llegaron desde la Unidad de Intervención de Alicante. El problema se agravó cuando los bomberos trataron de acceder a la zona del siniestro y se lo impidieron los manifestantes.



Al final, los agentes se vieron obligados a disparar al aire balas de goma y a detener a diez individuos, tres de ellos menores de edad, lo que avala las sospechas de que los actos fueron promovidos por grupos del barrio que, en casi todos los casos, no están vinculados a la actividad del sector.



UNA NOTICIA CURIOSA Y CONTRADICTORIA



“Elche dona 40.000 euros para un proyecto de desarrollo en Guinea Bissau”



El Ayuntamiento de Elche dedicará el próximo año 40.000 euros para continuar con el proyecto de desarrollo integral iniciado hace 5 años en Guinea Bissau que, entre otras actuaciones, conlleva atención sanitaria, informaron fuentes municipales. Todo esto tiene gracia por que es el Ayuntamiento el que ha permitido la implantación de las empresas chinas en el término municipal de Elche, fuera de todo control y sin mecanismos de seguimiento y observación… y ese mismo ayuntamiento que está arrojando a miles de trabajadores de la comarca a la miseria, en un alarde de progresismo y humanismo, envía 40.000 euros a un lugar lejano para intentar resolver una situación ¡que precisaría cientos de millones de euros para poder simplemente paliarse mínimamente!



Es evidente que la donación es un gesto de demagogia y oportunismo sin escrúpulos, además de ser una afrenta para el pueblo de Elche en paro y condenado a la miseria.



OTRA NOTICIA CURIOSA



“Elche puede convertirse en un auténtico polvorín después de que varias formaciones extremistas de diferente signo hayan decidido expresar su rechazo o apoyo a los disturbios ocurridos hace una semana en Font del Carrús en el que se incendiaron almacenes y gran cantidad de productos de calzado de origen asiático. Y más después de que se hayan producido cinco nuevas detenciones, que elevan a 19 los arrestos por estos sucesos”.



La noticia sigue: “La investigación, desarrollada por funcionarios del grupo de Información y del Módulo Integral de Proximidad Uno de la Comisaría ilicitana, ha permitido los arrestos de estas personas, todas ellas vecinas de la ciudad y trabajadoras del sector zapatero y su industria auxiliar. (…) Según informaron fuentes policiales, estos cinco detenidos, que suman a otros diecisiete arrestados con anterioridad, han reconocido que acudieron el citado día a la protesta y algunos de ellos, incluso, que tomaron parte en los disturbios”.



Resulta curiosa la celeridad en detener a ciudadanos de Elche airados por la crisis y por la impunidad con que se está destruyendo el tejido industrial de toda la provincia (Ibi -> destrozada por los juguetes chinos, la pirotecnia liquidada en otras zonas por las importaciones chinas) y la incapacidad demostrada por la policía local en el desmantelamiento de las redes de falsificación de productos de marca, el repicado de DVD y CD ilegales y la oleada delincuencia que vive la provincia de Alicante.



Hay que recordar también que China es también uno de los principales receptores de la ayuda al desarrollo… de esa misma ayuda que ZP ha aumentado en los presupuestos generales y que en las NNUU se jactó de que llegaría al 0’7% en cuatro años. El gobierno está ayudando económicamente a quienes están desmantelando la industria local y arrojando a miles de nuestros compatriotas al paro.


© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario