El "modelo" Mohamed Alí

Publicado: Miércoles, 08 de Junio de 2016 08:50 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20160608085011-resumen041.gif

CASSIUS KLAY. ISLAMISTA, RACISTA, VIOLENTO Y SECTARIO: UN MODELO, VAYA.- La muerte de todo ser humano es triste y suele aprovecharse para loar sus cualidades, reales o inexistentes. Es el caso del boxeador negro norteamericano CasSius Klay, más conocido a partir de su conversión a los “musulmanes negros” como “Mohamed Alí”. Los medios de comunicación han optado por silenciar que el “islam” al que perteneció era una secta que tiene poco que ver con la doctrina de Mahoma y con cualquier interpretaciones sunnita o chiíta. Se trata simplemente de una locura sectaria “islamizada”.

Aquejado de parkingson y en los últimos tiempos de Alzheimer, el venerable y decrépito, inofensivo anciano que falleció el 3 de junio pasado, tenía poco que ver con el insolente, orgulloso, violento y sectario, boxeador que fue en su juventud. Eran los primeros años 60: el presidente Kennedy había apostado por los “derechos civiles” de los ciudadanos de color y sus partidarios entre la comunidad negra de los EEUU no eran siempre moderados ni pacifistas seguidores de Martin Luther King. El Black Panther y la ideología del “black power” estaban naciendo, pero había un movimiento que tenía ya unas décadas de existencia: la Nación del Islam y que fue al que se incorporó Clay en 1964.  

¿Qué es la “Nación del Islam”? Simplemente un grupo ocultista y sectario que había hecho del racismo anti-blanco una religión. Para su fundador, Elijah Muhamed, Ala es… negro. Y lo que es MOHAMmUtodavía más grotesco: el diablo, como podía suponerse, es blanco. Desde Adán y Eva, los blancos han intentado ocultar esta “verdad”. Jesucristo, también, sería negro y fue por ello por lo que los romanos –blancos- lo crucificaron. La creencia en temas ocultistas (la reencarnación, el “gran año” compuesto por 25.000 años naturales, incluso la ufología y la creencia en vida extraterrestre) forman parte de esta seudo-religión y propia de guetos aculturizados, no ha impedido que en la actualidad sea compartida por 2.000.000 de negros norteamericanos y, se cree, que es la secta que muestra más empuje entre la población negra de aquel país. Su credo es racista; sus métodos, violentos (el mismo Malcolm X fue asesinado por miembros del grupo), son poco comparados con la violenta carga racista de su ideología. El líder actual de la secta es Louis Abul Farrakhan.

Después de pasar cuarenta años en la secta, cuando sus facultades mentales y físicas ya estaban extremadamente disminuidas, Cassius Klay, ya Mohamed Alí, abandonó la “Nación del Islam” y se pasó al islamismo ortodoxo de tendencia chiíta.

Lamentar ahora la muerte de un gran deportista, es humano. Ahora bien, olvidar que su único teatro de éxitos fue el ring, es olvidar lo que se convirtió en esencial en las dos terceras partes siguientes de su vida: una ideología racista, violenta y sectaria.

Comentarios  Ir a formulario