Esto es lo que te espera...

Publicado: Martes, 31 de Mayo de 2016 11:25 por Ernesto Milá en NACIONAL
20160531112538-resumen019.gif

PREPÁRESE: ESTO ES LO QUE VA A VER EN LA PRÓXIMA CAMPAÑA ELECTORAL.- Lo peor de las elecciones no son conocer los resultados y saber que todos han ganado, sino la campaña electoral. Todas las campañas electorales tienen tres líneas maestras que todos los partidos utilizan sin excepción: 1) simplificación del mensaje (no expreses con 280 letras, lo que puedes expresar por las 140 de Twitter), 2) satanización del adversario (tu adversario, es decir, todos los demás, son malvados hasta el aburrimiento, tú eres el único decente, 3) deformación de la realidad (explicar la realidad en función de los propios intereses: subjetivismo en lugar de objetividad). Esto es lo que nos espera en los próximos quince días de campaña. Toda la clase política intentará excitar a las vísceras y a los bajos instintos, todos, absolutamente todos, lanzarán las explicaciones más aberrantes y razonamientos pedestres hasta la náusea para captar unos cuantos votos. Y lo harán con toda la naturalidad del mundo: política es, aquel que no dice lo que piensa sino que dice lo que le conviene, con extrema naturalidad.

Michel Collon es un escritor y periodista belga que suele tener posiciones de izquierdas y progresistas (vaya esto por delante). Afiliado al Partido del Trabajo de Bélgica (formación maoísta en los años 70 y 80 y actualmente partido de izquierda con un 3,72% y sus primeros dos diputados), suele sostener posturas islamófilas y anti-Front Natinal. A pesar de todo esto y acaso por el rechazo que le causa la partitocracia, acaba de publicar en su web (michelcollon.info) un interesante artículo sobre “La diabolización: los métodos de los que no nos aman”, subtitulado “Los 10 mandamientos del perfecto diabolizador”. Lo más llamativo es que, si el autor tuviera la suficiente objetividad necesario para ver las cosas tal cual son y no con prismas deformantes, sabría que, precisamente, esos mandamientos son utilizados, especial y particularmente, de manera sistemática contra las opciones euro-escépticas, identitarias y alternativas.

¿Cuáles son esos diez mandamientos? El primero de todos “¡No des la palabra al acusado” (¿habéis oído hablar en alguna tertulia sobre la inmigración a alguien que se oponga a ella?). “Oculta los textos que te contradigan” (especialmente si contienen datos demoledores: aumento de la delincuencia en los últimos 20 años, origen de los delincuentes, por ejemplo); “Esconde tus motivaciones” (como el Movimiento contra la Intolerancia cuya gran motivación es la búsqueda de subvenciones públicos y la excusa para hacerlo, la “lucha contra la xenofobia y el racismo”). “Copia a los medios hegemónicos” (o, enunciado de otra manera, súmate siempre a la corriente y nunca nades en su contra). “Haz creer que no entiendes” (especialmente si lo que te dicen va en contra de sus intereses). “Impide que tus propias opiniones sean discutidas” (¿Alguien ha oído en algún medio de comunicación de masas expresar opiniones en contra del multiculturalismo? ¿alguien ha visto a un multiculturalista explicar el por qué de sus posiciones y su racionalidad?). “Pon etiquetas” (es, procura que sean maniqueas y que descalifiquen por sí misma: nadie, razonablemente llamará a un “identitario” con el nombre que éste ha elegido, se limitará a llamarlo “xenófobo y racista”). “En lugar de explicar, insinúa” (es la mejor forma de evitar ser demandado por difamación: realiza amalgamas que permitan frases como “los nazis discriminaban, los euroescépticos discriminan, luego…”). “Si quieres calumniar, mézclalo todo” (Manos Limpias extorsionaba, luego todos los acusados por ello son bellísimas personas a las que se les ha atacado en su honor y como su presidente era de Fuerza Nueva, la extrema-derecha es la corrupta y busca un nuevo 23-F). Y finalmente “Golpea y desaparece” (lo importante no es que alguien quede satanizado, sino que tú no figures como el satanizador y que otros muchos pueden asumir la tarea)…

Pues bien, esto es lo que vais a ver en las próximas elecciones. Da igual a quién votéis, lo que votéis o contra quien votéis: si durante la campaña electoral aceptáis la exposición a los medios de comunicación y si dejáis que os contaminen, aprovechad para ver como TODA la clase política utiliza este decálogo para conseguir lo único que les interesa de ti: TU VOTO. 

Comentarios  Ir a formulario