No es racismo, es protesta contra el paro

Las compañías de teleoperadores están destruyendo todos los empleos que tradicionalmente teníamos en España. Empresas como MOVISTAR, ORANGE, VODAFONE, CITIBANK ESPAÑA, S.A. y otras muchas empresas más como las que ofrecen los servicios de ADSL, GAS NATURAL, etc, incluso empresas concertadas para coger número para los ambulatorios, hospitales, médicos, así como casi todas las compañías que tienen el servicio telefónico de atención al cliente, o la venta de servicios y productos, están atendidas por teleoperadores andinos.

Un teleoperador español cuesta 750 euros mientras que un sueldo  para un teleoperador sudamericano son 253 euros. Lo que quiere decir que por el sueldo de un trabajador español ¡se pagan 3 trabajadores en sudamérica!. Todas las grandes  y pequeñas compañías están desviando las llamadas a Sudamérica para aumentar sus beneficios.


¿Creeis que sólo lo hacen las grandes compañías como Telefónica, Orange o Vodafone? Es un error. Estas empresas y otras muchas más subcontratan a empresas de telemárketing como Qualitel, Atento, Sitel, Teleperformance y muchas más. Todas estas empresas tienen plataformas en Sudamérica. El proceso es el siguiente: una pequeña empresa necesita a un teleoperador para atender llamadas; el empresario contrata a la compañía de teleoperadores, la cual se encarga de formar a un trabajador sudamericano para el producto que ofrece esta pequeña empresa. Cuando un español llama para que le ofrezcan información o poner una reclamación... la llamada se desvía a Sudamérica y nos atiende un sudamericano (ni siquiera asentado en España, sino residente en otro continente y ajeno por completo a lo que ocurre aquí). Así se han destruido miles de puestos de trabajo en España en los dos últimos años.

¿Qué puede hacerse para detener este fenómeno? ¡Hay soluciones!

Los servicios de atención al cliente se valoran por la calidad de las llamadas, es decir por lo satisfechos que quedan los clientes, esto es, nosotros. En cada una de estas empresas existe un departamento de calidad que valoran a los teleoperadores según la satisfacción del cliente.
 
1. Si nos llaman para ofrecernos un servicio o producto: decir simplemente "Quiero hablar con un español" y cortamos

2. Si nos llama cualquier compañía de telefonía móvil para que valoremos el servicios, decir simplemente: “Le doy un 0 al servicio, quiero hablar con españoles” y cortamos

3. Si nos llaman por cualquier otra causa, decir: “Quiero hablar con un español”.

3. Si somos nosotros quienes realizamos la llamada: cuando gestionemos nuestra consulta quiero que debe constancia en la base de datos que “Quiero hablar con españoles” y cortamos


¿Por qué es necesario adoptar esta actitud para salvar puestos de trabajo en España? Es simple: TELEFONICA, VODAFONE, MOVISTAR Y ORANGE, por ejemplo, pagan a estas empresas de telemarketing subcontratadas según el siguiente criterios:

- Si la satisfacción del cliente es superior a 5 MOVISTAR para la llamada a 1€

- Si la satisfacción del cliente es inferior a 5 MOVISTAR para la llamada a 0.20€


Si las empresas de telemarketing empiezan a perder dinero no tendrán más remedio que contratar a españoles para aumentar la satisfacción del cliente.

Recuarda: VODAFONE, MOVISTAR y ORANGE pagan según la calidad de las llamadas. Les da igual que sean españoles, suecos, ingleses o sudamericanos los contratados por las empresas de telemarketing.

¿Crees que tu queja se va a perder? Estás equivocado. Son MOVISTAR, VODAFONE y ORANGE las que llaman directamente al ciudadano para que valoren el servicio y además practican escuchan a las empresas de Telemarketing...

¡No dejes que las empresas de telemarketing, no solamente den mal servicio, sino que se lleven el trabajo fuera! ¡Entre todos podemos cambiar todo esto!

No es racismo ni xenofobia: es defensa de los puestos de trabajo en España.

Comentarios  Ir a formulario