Infokrisis.- Lo esencial del tema ya está tratado. Algún lector notará que "falta algo". Él ,que se ha afiliado a asociaciones rosacruces, notará que lo que hemos explicado en estas páginas no es exactamente lo que a él le han contado en esos grupos. No es de extrañar que así sea, nosotros nos hemos referido al "fenómeno Rosa + Cruz" y él, habrá participado del "ambiente rosacruciano". Entre la Tradición y el ocultismo apenas hay relación. La Rosa + Cruz pertenece al mundo de la tradición, lo rosacruciano, en cambio, apenas son variaciones sobre el ocultismo decimonónico. 

 

Anexo

El rosacrucianismo contemporáneo

 

Hemos dudado mucho antes de abordar este capítulo. En primer lugar por que nuestro objeto de estudio es el movimiento “rosa cruz” y no los grupos actuales que, con mayor o menor razón, se definen como “rosacruces”. En segundo lugar, por que no queremos, de ninguna manera, asumir la responsabilidad de “aconsejar” a los lectores sobre quien encarna hoy de manera más nítida los valores de la “Rosa Cruz Originaria”. Finalmente, por que, un capítulo de esta naturaleza exige entrar en las polémicas que estos grupos mantienen entre sí y que, de ninguna manera nos competen. Tampoco quisiéramos limitarnos a una enumeración de grupos, desprovista de cualquier elemento crítico.

Hay una última circunstancia que nos dificulta la elaboración de este capítulo: la sensación de que no son todos los que están. Podemos enumerar la docena larga de grupos que se disputan el legado de la “rosa cruz” y que son fácilmente accesibles, mediante webs en Internet, a través de anuncios en la prensa o con carteles anunciando sus conferencias. Pero, siempre subsiste la sensación de que hay algo más que permanece en las profundidades, fieles a la regla del anonimato que acompañó a la “Rosa Cruz Originaria” y a sus representantes y fieles al principio según el cual el maestro aparece cuando el discípulo está preparado para reconocerlo. No podemos descartar completamente que algunos linajes derivados de la “Rosa Cruz Originaria” -entrados en estado de latencia a partir de la Paz de Westfalia, cuando se urdió la leyenda de que los “verdaderos rosa cruces” marcharon a “la India”- hayan podido subsistir hasta nuestros días. Es difícil e incluso, altamente improbable, pero no puede descartarse del toro. Tales linajes iniciáticos no darían noticias sobre sí mismos, no se anunciarían en revistas de alta tirada, ni venderían cursos por correspondencia: simplemente transmitirían una influencia espiritual y prolongarían un legado originario a quien supiera entenderlo, reconocerlo y asumirlo.

Por eso repetimos una y otra vez que, en este terreno, lo interesante para quien quiera descender del plano de la curiosidad histórica o anecdótica, al plano de la práctica de la enseñanza “rosa cruz”, deberá aprender a caminar solo. Y sólo cuando haya avanzado unos pasos y haya sido capaz de situarse en el atrio del Templo del Saber, en ese preciso momento, aparecerá el vínculo con la “fuente”, con la Rosa Cruz Originaria. El discípulo sabrá reconocer al maestro.

Lo dicho hasta ahora implica de forma evidente que albergamos cierta desconfianza hacia los movimientos que hoy se autotitulan “rosa cruces”. Estos movimientos canalizan, sin duda, el interés de una parte de la población por el movimiento “rosa cruz” y, se supone que, por tanto, sus fundadores han investigado y se han formado al calor de los textos “rosa cruces”. Desgraciadamente, ni siquiera esta afirmación es rigurosamente cierta. La lectura de los distintos textos de estos grupos evidencia muy a las claras que, algunos, carecen incluso de la formación histórica mínima exigible a quien pretenda asumir el nombre de la “rosa cruz”. Y, en este sentido, podemos decir que al leer los textos de algunos de estos grupos hemos sentido verdaderamente náuseas. Dejaremos que el lector califique a cada uno como se merece. El orden en el que presentamos a estos grupos es indiferente. Hemos procurado hacer referencia, solamente a los grupos de cierta entidad, eludiendo los grupos menores y las escisiones locales o nacionales (que han sido, por cierto, muchas).

Vale la pena recordar, finalmente, que reconocemos que en el interior de estos grupos se encuentran verdaderos buscadores interesados en reconocer y seguir lo que hemos dado en llamar “vía rosa cruz”. A ellos les decimos que persistan en su búsqueda, que si hay algo que vale la pena en la vida es lo que los antiguos “rosa cruces” llamaban “la persecución del Oro”. Simplemente, les advertimos que el camino que conduce a la verdadera espiritualidad “rosa cruz” es estrecho y difícil, y solamente sabrán que han llegado al final cuando experimenten la indeleble sensación de que una rosa ha estallado en su pecho y ha desparramado su color rojo de fuego por los cuatro brazos de la cruz. De su cruz. Cualquier otra cosa es apenas una satisfacción intelectual –luego, egótica- limitada.

Y ahora, sin más, enumeremos a los grupos en cuestión de manera lo más esquemática posible:

LECTORIUM ROSICRUCIANUM

Fundada en agosto de 1924 en la ciudad holandesa de Haarlem, con el nombre de Escuela Espiritual Gnóstica de la Rosacruz de Oro. Los fundadores son A.W. Leene y su hermano Jan, más conocido con el seudónimo de “Jan van Rijckemborgh”. Falleció en 1938 y fue sustituido por H. Stok-Huizer, de nombre iniciático Catharose de Petri.

En cierto sentido el Lectorium es una escisión del grupo rosacruciano de Max Heindel. Con el paso del tiempo tuvieron una doctrina muy diferenciada de la matriz inicial de la que partieron. Los dos puntos centrales de su escuela son el énfasis puesto en el catarismo como antecedente histórico y en su rechazo a una práctica individual en beneficio de la irradiación espiritual generada por la escuela suficiente para sustituir las prácticas egóticas. Insisten y recomiendan la lectura de las obras clásicas del rosacrucianismo.

El núcleo central irradió especialmente tras la Segunda Guerra Mundial y consiguió implantarse en Europa Occidental. En España cuentan con núcleos en las principales ciudades. Su método de captación consiste en convocar conferencias públicas a las que siguen lecturas en sus locales de “cartas rosacruz”, escritas por los fundadores.

Prohibición de utilizar prendas de cuero en las ceremonias de la escuela, vegetarianismo, prohibición de alcohol y drogas y, prohibición de ver la TV. Adversarios del espiritismo y de cualquier tipo de práctica espiritual individualizada que tendería a reforzar el Ego.

FRATERNIDAD ROSACRUZ

Fundada por Max Heindel (1865-1919) de origen danés. Emigra a EEUU y vive el terremoto de San Francisco de 1906. Afirmó estar en contacto con los “Hermanos Mayores” o “Superiores Desconocidos”. En 1908 conoció a Rudolf Steiner y a la sociedad Antroposófica. Afirmó haber sido elegido para ser el “Gran Instructor” de nuestra época.

Es una mezcla de antroposofía steineriana y de teosofía blavatskiana. En realidad es difícil encontrar la influencia del rosacrucianismo antiguo. Afirma que el cosmos está formado por “cuatro reinos”, seres humanos, animales, vegetales y minerales, según tengan más o menos “cuerpos”. El hombre en la Tierra evoluciona a través de los tiempos. Nos encontramos en el momento de una gran mutación, evolucionarán más quienes practiquen la concentración y la retrospección, considerados básicos para el desarrollo espiritual.

En 1911 pudo adquirir unos terrenos en las cercanías de Los Angeles que se convirtieron en la sede central de la Escuela. La Fraternidad cuenta con pequeños grupos activos en diversos países. Sus actividades consisten en invitar a cursos de rosacrucianismo que, en la práctica son una lectura comentada de la obra de Heindel “Concepto Rosacruz del Cosmos”. Tras la conclusión de estos cursillos se entra en el círculo interior.

La Fraternidad Rosacruciana fue dirigida por la esposa de Heindel, tras morir éste y actualmente está dirigida por un colectivo de siete personas, elegidas mediante voto secreto entre los miembros de la escuela iniciática.

Antigua y Mística Orden Rosa Cruz

Fundada en EEUU por Spencer Lewis quien afirmó haber sido iniciado en el Donjon de Toulouse, al tiempo que se le daban a conocer documentos rosacrucianos antiguos. En 1915 fundó la Antigua Orden Rosae Crucis.

Según sus fuentes son necesarios seis años para concluir los estudios y pasar por diversos grados. Afirman tener sus orígenes en el Egipto antiguo durante el reinado de Thutmosis III (siglo XVI a. JC). Consideran como grandes maestros de su escuela a Pitágoras, Salomón, Solón, Plotino, Newton, Descartes, Bacon, etc. Lo cierto es que si puede establecerse alguna filiación directa es con los rosacruces americanos del siglo XVIII. Sostienen una mezcla de ideas rosacrucianas clásicas (composición ternaria del ser humano: cuerpo, alma y espíritu) con una visión teosófica del cosmos (universo dividido en 7 mundos) y espiritista (énfasis puesto en la reencarnación).

Están presentes en casi 150 países con una fuerza desigual; afirman ser seis millones en todo el mundo. Su actividad hasta hace poco consistía en vender cursos rosacrucianos por correspondencia; en la actualidad han dado prioridad a la constitución de grupos locales (Grandes Logias) con reuniones y ceremonias comunitarias.

En los últimos años AMORC atravesó distintos problemas internos que comprometieron incluso su propiedad sobre el “Parque rosacruz” de California. AMORC mantiene anexa a la Orden Martinista Tradicional destinada a profundizar los estudios ocultistas. En España una disidencia ha constituido la “Hermandad de la Rosa Cruz”.

FRATERNIDAD ROSACRUZ ANTIGUA

Arnold Krumm Héller (1876-1949), de nombre iniciático “Huiracocha”. Hijo de padres alemanes, emigrados a Méjico. Médico y naturalista. Participó en las actividades de la Iglesia Gnóstica con el grado de Arzobispo.

Su doctrina es una especie de gnosis adquirida a través del “conocimiento”. Sostienen una doctrina esotérica que pretende basarse en los escritos gnósticos de la antigüedad romana. Auguran la Nueva Era de Acuario que será una “era de conocimiento”. Para ellos existe una contradicción entre el cristianismo primitivo (gnóstico) y el catolicismo. La primitiva doctrina de Cristo se mantuvo secreta y siguió transmitiéndose subterráneamente hasta llegar a la fraternidad fundada por Huiracocha.

La sede central de la organización se encuentra en la Sierra de Santa Marta, allí se reúne el Supremo consejo de los 12 Apóstoles, a los que corresponde mantener la llama de las enseñanzas de Heller.

Krumm Héller participó en distintas organizaciones ocultistas de principios de siglo; durante un período de su vida estuvo próximo a la Ordo Templis Orientis de Aleister Crowley. Heller vivió durante un período de su vida en Barcelona donde ejerció como médico naturista. A pesar de la extrema debilidad actual de su organización y de ser prácticamente desconocido para las nuevas generaciones, Heller ha influido en otras organizaciones, especialmente en los neo-gnóstico de Samäel Aum Weor.

 

Esto es todo lo que, creemos, que vale la pena decir sobre estos grupos. Corresponde al lector interesado, buscar a través de Internet un encuentro personal y directo y juzgar por sí mismo.

(c) Ernesto Milà - infokrisis - infokrisis@yahoo.es - http://infokrisis.blogia.com

Comentarios  Ir a formulario