Infokrisis.- A finales de enero de 2008 resultaron detenidas 14 personas en el barrio del Raval de Barcelona acusados de preparar un atentado suicida en el metro… Desde muchos medios se ha dudado la realidad de este atentado, de la misma forma que ya dudamos antes de otras redadas similares (la detención de Abú Dadah y de otros doce islamistas acusados de planear el atentado contra el WTC el 11-S, o el llamado “comando Dixán”, por citar las dos operaciones más conocidas) que se han traducido en absoluciones o condenas por delitos menores.

El problema de Barcelona no es el terrorismo islámico… sino el Islam a secas. El crecimiento del islamismo es tan acelerado en Barcelona que la zona de Ciutat Vella (los barrios del Raval y de la Rivera) ya parecen ciudades árabes en la orilla equivocada del Mediterráneo. Barcelona es cada vez menos catalana y más islamista.

Este es el verdadero problema de la Ciudad Condal y no un terrorismo que no ha conseguido en ocho años de desarticulaciones de células islamistas, no ha sido capaz de lanzar ni un pobre cóctel molotov contra una sinagoga.

En un número anterior de IdentidaD ya lo expresamos de forma muy directa. La clase política catalana se está equivocando y planteando más el problema: el drama que va a tener que afrontar la sociedad catalana en los próximos años no es “más autonomía” (problema artificial generado por la clase política catalana), sino “menos inmigración”. Hoy, la inmigración en Catalunya alcanza el 14-15%... y en algunos barrios de Ciutat Vella rebasa el 75%.

© Ernesto Milà – Infokrisis – Infokrisis@yahoo.es – http://infokrisis.blogia.com

Comentarios  Ir a formulario