20061210221451-000extranj.gif

Infokrisis.- Lo esencial del tema de la inmigración ya ha sido tratado en los diálogos anteriores, quedan ahora solamente algunos temas difíciles de agrupar bajo un solo denominador común, pero que, en cualquier caso, son importantes. En esta entrega tratamos algunas de las políticas acometidas por el gobierno ZP que lo muestran como uno de los gobiernos más peligrosos que han existido jamás en Europa: no solo por su estupidez, que está fuera de toda duda, sino por la irresponsabilidad de sus medidas que se resumen en esta frase: favorecer al Islam, perjudicar a nuestra religiosidad tradicional.


Diálogo XX

Cuando los remedios son peores que la enfermedad

Creo que todavía no hemos hablado de los problemas reales de la inmigración, los que percibe el ciudadano medio en su día a día y los que hacen verdaderamente que la inmigración sea percibida como problema…

Verás, son muchas las voces que se alzan a favor de la inmigración y argumentan que se trata de un fenómeno más que necesario. En este sentido un informe constata que el crecimiento de la economía española no se mantendrá sin la mano de obra extranjera. O al menos eso se dice. Es, por supuesto, mentira. Hoy, los inmigrantes ocupan el 64% de los nuevos empleos y representan el 13,3% del total de población activa en España. El porcentaje entre 1995 y 2000 fue del 16,7% de la población. En números absolutos, casi 1,6 millones de puestos de trabajo, de un total de 3,8 millones de nuevos empleos, han sido ocupados por inmigrantes en estas siete comunidades entre 1995 y 2005.

El principal problema de la inmigración es, justamente, éste: que los empresarios se jactan de preferir al trabajador extranjero, a pesar de su baja productividad, frente al español… por qué éste último aspira a cobrar salarios más altos. Lo sorprendente es que en estos últimos diez años los salarios se han mantenido y no han tendido a aumentar. Si tenemos en cuenta que la inflación acumulada en este tiempo ha sido de un 35%, podemos concluir que los trabajadores españoles han perdido un 35% de poder adquisitivo… en solo diez años. Esto es una tragedia social sin precedentes.

El único fenómeno realmente nuevo que explica el motivo por el que los salarios han permanecido invariables, es por que, se han introducido 1,6 extranjeros generando una pérdida del valor “trabajo”. No es raro que en ese periodo de 10 años, los beneficios de los grandes consorcios industriales y de las grandes empresas hayan aumentado asindóticamente.

Se dice que esto es “bueno para la economía”… es falso. Ya te dije que, probablemente un crecimiento económico menor, hubiera sido más beneficioso para la mayor parte de la población. Tal como se ha configurado el sistema, lo único que cuenta es dar la ventaja a los grandes consorcios y sacrificar los intereses de la mayoría de la población.

Así pues, el problema no es que en estos momentos se roce el pleno empleo en nuestro país… sino que nunca como ahora los salarios han sido tan bajos. Para que los salarios recuperen su nivel normal, hay que elevar el precio de la fuerza de trabajo. Y esto pasa por disminuir el número de gente dispuesta a vender su fuerza de trabajo, especialmente de los que lo venden a precio de remate… Por eso es urgente, especialmente para las clases trabajadoras que se repatríe a la totalidad de inmigrantes que en estos momentos se encuentran en paro e incluso que se grave con impuestos el envío de divisa al extranjero para obligar a las alzas salariales.

De lo contrario, las clases trabajadoras, irán perdiendo no solamente más y más capacidad adquisitiva, sino que se convertirán en una nueva clase de pobres que, a diferencia de los inmigrantes, nunca podrán satisfacer sus necesidades mínimas mediante el trabajo, y les costará bastante alcanzar el sentimiento de comunidad que sí tienen los inmigrantes reforzada por

Papá, es indudable que el gobierno da mucha importancia a la política de integración de los inmigrantes, especialmente de los magrebíes y, en este contexto, se inserta la “gran apuesta” de ZP en materia de política internacional, la “Alianza de Civilizaciones”, ¿Qué opinas de esta iniciativa? ¿crees que puede facilitar la integración de los inmigrantes?

Seamos serios… la Alianza de Civilizaciones es cualquier cosa menos algo serio y tiene menos futuro que Torrente como agente del Intelligence Service. Todo lo que tiene que ver con la Alianza de Civilizaciones es grotesco, chusco, impresentable, en una palabra.

No lo decimos gratuitamente, sino después de haber leído el folleto de 54 páginas publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y en el que se menciona todo lo relativo a este brumoso proyecto zapateriano. Este proyecto es de aquellos a los que uno no puede oponerse… todo en él es buena voluntad, mano tendida, angelismo y buenismo. Es decir, es un proyecto irreal en el que se aspira a que las “civilizaciones”, como si fueran dos individuos, “dialoguen”.

Se parte de dos bases falsas: que las civilizaciones son homogéneas y que la ambas tienen el mismo interés en dialogar. Las civilizaciones son heterogéneas. Zapatero lo sabría si leyera la prensa internacional todos los días. Dicen que existe un Islam dialogante y otro radical. No es cierto: existe un Islam que quiere obtener subvenciones de Occidente y otro que se muestra tal cual es. Solamente hay algunas cúpulas de gobiernos islámicos que miran hacia Occidente (Turquía, Marruecos), mientras que el resto y sus poblaciones ven a Occidente como a un enemigo. Y además, mientras que en Europa algunos progres tienen ganas de dialogar… no ocurre lo mismo en el mundo islámico en donde solamente escasas élites, habitualmente no islámicas, esto es, poco representativas, recogen el guante del diálogo.

Se olvida, además –y lo dice el folleto en cuestión- que el “diálogo de civilizaciones” es algo más que una frase desafortunada: es un “proyecto” que pretende ser político. Y cuesta dinero que, de momento, paga el contribuyente español.

El “diálogo de civilizaciones” consta de un Grupo de Alto Nivel formado por el presidente del gobierno español y el primer ministro de Turquía. No es difícil intuir por qué Turquía está interesada en este tema: porque es una forma de aproximarse a la Unión Europea y vivir durante décadas de los subsidios. No es que a Erdogan le interese un carajo el “dialogar” con Occidente, sino que sumarse al carrito es la forma de percibir subsidios y, a medio plazo –si alguien no lo remedia- ver como 90 millones de turcos inician el camino hacia Occidente en lo que puede constituir la peor catástrofe cultural, social y demográfica de todos los tiempos.

Por otra parte ¿por qué tanto interés en el islamismo? ¿acaso no hay otras culturas y otras civilizaciones? ¿no hubiera sido mejor enfocar todo este abracadabrante proyecto hacia China o hacia Iberoamérica? ¿Sólo vale la pena dialogar con los que han demostrado ser a lo largo de la historia los más intolerantes?

En su puesta en práctica es donde la Alianza de Civilizaciones se está mostrando más desequilibrada para los europeos: ¿alguien cree que es posible que en Arabia Saudí, la misma Turquía o Afganistán, se enseñe la historia de la religión católica? Y si se enseña ¿alguien cree que se va a tratar de una enseñanza objetiva y neutra? Estamos seguros de que esto va a ser así en Occidente, e incluso que se va a edulcorar la verdadera naturaleza del Islam, pero no al revés.

Ya se han dado pasos para islamizar la enseñanza española ¿verdad?

Si, es cierto. La sustitución de la asignatura de religión por la de Educación para la Ciudadanía, con un claro contenido ideológico y doctrinario, la subvención de los libros de texto sobre religión islámica, y una lucha odiosa contra la enseñanza católica, unida a las declaraciones favorables y elogiosas al islam más allá de toda lógica, son las primeras avanzadas de esta política estúpida e irresponsable que actúa directamente contra las raíces de Europa.

Pero, puesto que todo progresista, en el fondo, es un irresponsable, algunos han pensado que era preciso ir más rápido. Así por ejemplo, el 29 de noviembre, se supo por la prensa que un colegio público de Zaragoza suspendía… la Navidad. ¿Por qué? Elemental: para no molestar a los alumnos de otras confesiones. Esto es, a alumnos islámicos.

Esta estupidez ha ocurrido en el colegio público Hilarión Gimeno. Nada de celebraciones navideñas, no sea cosa que los alumnos de otras confesiones puedan molestarse y no es cuestión. El año anterior se habían prohibido los villancicos… por su contenido religioso. Afortunadamente, los padres han decidido no quedarse de brazos cruzados y comenzaron a recoger firmas: "Tras recibir la noticia en una asamblea, emprendieron una recogida de firmas para reclamar que, si ya no es posible organizar la fiesta este año, al menos se recupere el próximo".

Lo más sorprendente es que en dicho colegio, ni se celebra la navidad, ni los reyes… pero "Halloween", que no tiene tradición alguna en España. Como ves, querida hija, el número de necios es infinito.

¿No te parece razonable que un Estado laico prohiba las celebraciones religiosas?

No. No se trata de fiestas SOLO religiosas, son sobre todo, fiestas tradicionales. En el fondo, un progre es alguien que carece de tradición, no se siente identificado con ninguna tradición, y es un completo desarraigado. De ahí que precise destruir todas las tradiciones, especialmente la de los suyos, la de sus vecinos, la de los que son como él. Mira, se sea o no se sea católico, lo cierto es que la historia de España está ligada al catolicismo. No es el único país europeo en donde ocurre esto. Por extensión, podemos decir que el cristianismo es la forma más reciente que ha adoptado el hecho religioso en Europa. Así que nuestras raíces son cristianas… se sea o no se sea cristiano, no cuesta mucho admitir este hecho históricos, a menos que se aspire a destruir el catolicismo.

Por que, detrás de las declaraciones de ZP y de acciones estúpidas como las de ese colegio zaragozano, lo que hay es un odio contra el cristianismo y, paralelamente, un favorecimiento del Islam. Y aquí está el problema. Porque se es “laico” contra el cristianismo… pero no tanto contra el Islam.

Por ejemplo, el velo islámico es probablemente una de las muestras más desagradables de la religión islámica: obligar a sus mujeres a ir disfrazadas de cucarachas. No es una “moda”, es un precepto religioso. Así pues, puestos a ser “laicos”, hay que prohibir el velo en las calles. Y aún más: el ayuno del Ramadán es otro de los elementos religiosos que deberían ser prohibidos en el ordenamiento laboral, como lo es el Angelus o cualquier otra muestra de fe religiosa.

Pero esto no ocurre así; el pasado 27 de noviembre sabíamos por la prensa que ZP no estaba decidido a prohibir el uso del velo islámico en la vida pública. Pero no albergaba, en cambio, ninguna duda, en prohibir la enseñanza religiosa católica en los colegios. ZP mide a las religiones con un doble rasero: riguroso para la tradicional entre su pueblo, el cristianismo, laxo en relación al islam, la única religión, hoy, verdaderamente intolerante y la única religión en cuyo nombre se mata, se muere o se suicida. Se prohíben os crucifijos en lugares públicos e incluso a azafatas… pero no se dice nada sobre el velo islámico a la hora de trabajar. No es que haya una oleada de laicismo, es que hay una ofensiva contra nuestra religión tradicional.

¿Es cierto que hasta se han llegado a financiar con dinero público libros sobre el Islam?

Es rigurosamente cierto. El pasado 23 de octubre, se supo que el gobierno invirtió 42.000 euros en subvencionar el libro de texto "Descubrir el Islam" para "islamizar a los inmigrantes de origen musulmán"… El gobierno no “impone” la enseñanza católica en la escuela, pero si impone a toda la sociedad a financiar libros de religión islámica a través de sus impuestos.

Gestos como estos son absolutamente incomprensibles. O mejor dicho: traidores hacia nuestro pasado, hacia nuestro pasado cultural y hacia nuestra realidad sociológica.

Pero, entonces ¿por quién estamos dirigidos? ¿saben realmente lo que hacen?

Esta pregunta solamente puede contestarse con dos palabras. Estamos dirigidos por INEPTOS que NO SABEN LO QUE HACEN.

(c) Ernesto Milà - infokrisis - infokrisis@yahoo.es

 

Comentarios  Ir a formulario