Las nuevas orientaciones del juicio sobre el 11-M. Fundamental.

Publicado: Lunes, 20 de Noviembre de 2006 12:31 por Ernesto Milá en TERRORISMO
20061120123128-11mm.gif

Infokrisis.- Se aproxima el juicio sobre el 11-M. La fiscal ha cerrado sus conclusiones. Ahora podemos saber lo que se va a deliberar en este juicio: poca cosa, en realidad, de hecho, solamente la inocencia o culpabilidad de Jamal Zougam, tiene verdaderamente interés. Sea cual sea la sentencia, el resto de misterios seguirán abiertos. Se equivocaron los portavoces gubernamentales cuando creen que la sentencia dirá la palabra definitiva sobre el juicio. En realidad, con la sentencia quedará claro el peso de la "versión oficial". La verdadera investigación emepzará entonces. Así están las cosas.

¿QUÉ SE SABE DE CIERTO SOBRE EL 11-M?

Poca cosa:

- Se sabe que murieron 192 personas.

- Se sabe que Jamal Zougan fue detenido horas antes de las votaciones del 14-M y su detención decantó la operación hacia “ha sido Al Qaeda.

- Se sabe que murieron un número de personas, aun por determinar, en Leganés.

- Se sabe que la investigación tiene agujeros negros y defectos en todos los niveles.

- Se sabe que el atentado dio un vuelco nacional (victoria de ZP) e internacional (retirada de tropas de Irak y primera crisis “de la coalición”).

- Se sabe que el gobierno se pone literalmente histérico cada vez que alguien intenta investigar lo que ocurrió de manera independiente.

- Se sabe que la comisión parlamentaria de investigación no sirvió absolutamente para nada.

- Se sabe que el gobierno ha intentado borrar cualquier huella que no conduzca a la explicación unilateral dada desde el principio: “ha sido Al Qaeda”.

- Se sabe que la mayoría de detenidos en éste momento por el caso 11-M son confidentes de distintos servicios de seguridad del Estado.

- Se sabe que aparecen demasiados nombres de policías como próximos al atentado y como encubridores y falsificadores de pruebas.

¿QUÉ ES LO QUE NO SE SABE DEL 11-M?

La mayoría de aspectos del 11-M permanece envuelto en brumas, o bien, simplemente, no se tiene ni la más remota idea de lo que ocurrió. Pero, especialmente, no se sabe:

- Quién colocó los explosivos, ni quien ordenó colocarlos, ni quien planificó el atentado, ni quienes colaboraron en la trama.

- Se desconoce la naturaleza, la cantidad y el tipo de explosivo utilizado y, por supuesto, se desconoce su procedencia.

- Se desconoce todo lo relativo al piso de Leganés, y se ha encubierto lo que ocurrió allí en realidad.

- Se desconoce si ETA o algún dirigente etarra tuvieron algo que ver en la creación de pistal falsas y su protagonismo en extraños episodios que rodean al 11-M.

- Se desconocen los nombres de los funcionarios del Estado que intoxicaron a los medios de comunicación en las dos primeras semanas posteriores al 11-M, difundiendo datos completamente falsos que abundaban en la responsabilidad de Al Qaeda.

- Se desconoce si los funcionarios policiales que encauzaron la investigación, falsearon pruebas y tuvieron contacto con los confidentes hoy detenidos, actuaron por iniciativa propia o siguiendo indicaciones de alguien.

- Se desconoce el porqué no han sido procesados como “cooperadores necesarios” para el desarrollo de la trama algunos policías de los que dependían los confidentes.

¿POR QUÉ SE INTUYE MALA FE DEL GOBIERNO SOCIALISTA?

- Por su desinterés absoluto en salir de la “versión oficial” que mantiene a cara de perro, aun a pesar de que las dudas sobre su verosimilitud son razonables.

- Por su obstinación en desvincular el atentado de los resultados electorales, cuando entre ellos existe una evidente relación de causa a efecto, que deslegitimiza la existencia del gobierno ZP.

- Por su interés desmesurado e irracional en borrar cualquier detalle, por mínimo que sea, que conduce a integrar a ETA en la trama del 11-M.

- Por su desnaturalización (junto a ERC e IU) de la Comisión de Investigación Parlamentaria sobre el 11-M que sólo se preocupó de dirimir la ineficacia del PP, pero evitando entrar en el fondo de la cuestión.

- Por su concesión de subvenciones desmesuradas a la “asociación amiga”, dirigida por Pilar Manjón, que como puede suponerse, incluye el aferrarse a la “versión oficial”.

- Por los obstáculos puestas a las defensas de los acusados (la mayoría abogados de oficio), y por la paralela concesión de fondos ilimitados a la acusación.

- Por la negativa del ministerio fiscal (que obedece órdenes jerárquicas) a ampliar algunos elementos de la investigación y a abrir nuevos frentes de investigación.

¿QUÉ DIRIMIRÁ EL PRÓXIMO JUICIO?

- Para el gobierno el veredicto será la “palabra de Dios” que espera como agua de mayo para acortar las crecientes dudas y críticas sobre la versión oficial que hoy alcanza a casi el 65% del país.

- Pero la realidad es que SOLAMENTE se dirimirá la culpabilidad o inocencia de Jamal Zougam, como dato verdaderamente importante.

- El resto de los acusados solamente constituyen la coreografía del juicio (a muchos muertos corresponden muchos procesados). Porque si Zougam no tuvo nada que ver con los atentados –y habrá que explicar como llegó la policía a su detención- es evidente que su detención ANTES del 11-M fue el elemento definitivo que decantó los votos hacia el PSOE.

- El evidente que “los asturianos” y la mayoría del resto de detenidos –incluido Zougan- son delincuentes comunes… NO ACTIVISTAS POLÍTICOS NI FANATICOS ISLAMISTAS y, en algún caso, -El Egipcio- meros mitómanos exaltados. Lo único que cuenta es la sentencia sobre Jamal Zougam.

- Y el fiscal lo va a tener crudo porque en un juicio público, va a tener que demostrar que todo lo que difundió la prensa a partir de los intoxicadores policiales, es cierto y a dar datos objetivos y fehacientes sobre la culpabilidad: datos que, en nuestra opinión, no existen y si existen, carecen de valor probatorio y testifical.

¿QUÉ OCURRIRÁ DESPUÉS DEL JUICIO?

- Tenemos datos para afirmar que en los próximos meses se van a producir novedades importantes en la trama y que la tesis oficial va a llegar debilitada al juicio.

- De todas formas, estamos persuadidos de que el gobierno, por todos los medios, va a lograr –a través de la fiscalía- obtener la condena de Jamal Zougam y cerrar para siempre este gruyere de sospechas que apuntan a su línea de flotación.

- La sentencia evidenciará si la justicia es independiente o no. Nos gustaría comprobar que así es, de todas formas, si la sentencia, condena a Zougam, habrá que esperar a la apelación para opinar.

- Ahora bien, sea cual sea el resultado de la sentencia, los aspectos más importantes del 11-M quedan fuera del juicio y no tendrán respuesta.

- Así pues, como en el caso GAL, siempre nos quedará la investigación mediática para aproximarnos a la verdad sobre el 11-M. Y si el aparato judicial y policial es incapaz de suplir la investigación mediática… entonces ¿para qué diablos sirve? Este es, además de los 191 muertos, la verdadera tragedia nacional del 11-M: la sensación de que ni la justicia, ni la policía, ni los servicios de inteligencia, sirven para garantizar nuestra seguridad.

© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

 

Comentarios  Ir a formulario