20061027160116-000extranj.gif

Infokrisis.- La falta de previsión de las autoridades y el carácter masivo de la inmigración han contribuido a desbaratar algunos aspectos de la sociedad española que hasta ahora funcionaban a unos niveles constantes: educación, sanidad, seguridad, tribunales, tráfico, energía, vivienda, etc., son algunos de los frentes en los e la inmigración ha demostrado su impacto más deletéreo y preocupante. Vale la pena seguir de manera somera todos estos aspectos porque en ellos está el germen de futuros conflictos.

 

Diálogo XI

Los desajustes generados por la inmigración

[26 de octubre de 2006]

Para los jóvenes esta sociedad se nos está haciendo inhabitable. La vivienda no deja de subir, los salarios no se incrementan a la misma velocidad, no podemos casarnos ni tener hijos porque no los vamos a poder mantener ni tener vida de familia, la enseñanza pública experimenta una crisis sin precedentes y, para colmo, existe cada vez más violencia juvenil. ¿No crees que estos son problemas mucho más reales y actuales que la inmigración que, en el fondo, como me vas diciendo tendrá repercusiones solo a medio plazo?

Esto no es del todo cierto, buena parte del impacto de la inmigración lo estamos experimentando ya. Por esto, en las encuestas del CIS, desde hace años, la inmigración es considerado como el primer problema que HOY debe afrontar la población española. No te olvides de esto: a diferencia de en Europa, en donde la inmigración llevaba incrementándose por goteo durante los últimos veinticinco años –sino más- en España, el conflicto se ha generado solamente en los últimos cinco años. Aquí no ha existido goteo: aquí, a partir del 2000 se ha tratado de una riada. Esto, para empezar.

Pero es que ningún político, ni siquiera ningún técnico, alerto sobre la alteración profunda que iba a afectar a la sociedad española. Solamente un irresponsable podía pensar que la inyección de cinco millones de inmigrantes, en buena medida adultos, y con una alta tasa demográfica, no iba a alterar la totalidad de la vida de nuestro país.

¿Por qué crees que crece el precio de la vivienda? ¿crees, solamente, que es a causa de la voracidad especulativa? Si, claro, que la especulación influye, como la necesidad de dar salida al dinero negro, como el período de bajas cotizaciones de la bolsa, etc. Todo esto influye, pero desengáñate: solamente se construirían viviendas de alto copete, si no existieran posibilidades de venderlas. Se están construyendo chalets y urbanizaciones de lujo en las inmediaciones de las grandes ciudades; siempre ha existido gente con capacidad económica suficiente para adquirirlos. El problema es explicar porqué miembros de la alta burguesía renuncian a vivir en las grandes ciudades. La respuesta principal era: porque la delincuencia ha aumentado ¿y por qué? Ya lo hemos comentado: por el efecto llamada generado sobre la delincuencia mundial.

La triste realidad es que en una ciudad como Barcelona, los precios de la vivienda han experimentado más alzas en las zonas más populares, porqué es allí en donde existe una mayor demanda de vivienda… por parte de inmigrantes. Hasta hace unos años, el barrio del Raval y el de la Ribera eran los más baratos de la ciudad, en tanto eran las zonas más degradadas de la misma; hoy, sin embargo, siguen estando igualmente degradadas… pero se han encarecido extraordinariamente. ¿Dame una explicación a este fenómeno?... No la busques, sólo hay una: el aumento desmesurado de la inmigración y su innata tendencia a agruparse en guetos.

Lo mires como lo mires, el hecho es que el precio de la vivienda popular, especialmente, ha aumentado hasta extremos insoportables y que comprometen toda una vida, por la irrupción de cinco millones de nuevos consumidores que nadie había previsto y en muy poco tiempo. ¿No crees que este problema es muy real y que pesa como una losa sobre nuestra sociedad?

Tienes razón en que los bancos están ofreciendo cada vez más en su publicidad servicios e hipotecas especialmente para inmigrantes

Mira, la inmigración es, para algunos, un gran negocio. Tengo un abogado conocido cuya única actividad es regularizar inmigrantes, aun cuando para regularizarlo no es necesaria la presencia de un abogado. Este hombre es muy curioso y me ha dado que pensar: no solamente obtiene buenos dineros gracias a la inmigración, sino que ha conseguido autoconvencerse de que es un fenómeno positivo. Lo único que le preocupa, como antiguo facha que era, es que los inmigrantes en Barcelona están adoctrinados por la Generalitat en el uso del catalán… Me comentaba lo sorprendente que era el haber participado como único “autóctono” en un programa de radio sobre la inmigración, en el que el resto de participantes eran inmigrantes que hablaban el catalán y sólo él se expresaba en castellano. Lo absurdo de la situación no se le escapa a nadie, pero si te lo he sacado a colación es por que demuestra que para muchos los negocios están por delante del bienestar de la comunidad nacional. Luego, es posible, incluso que, como este conocido, intenten justificar su proceder y autoconvencerse de que existen otros problemas mayores, pero la realidad es que la inmigración es un gran y prometedor negocio, especialmente en esta España menguante de ZP.

Cuando parecía que el negocio de las hipotecas había tocado techo en 2001, a partir de ese momento, la inmigración irrumpe. El primer efecto es una subida brutal del precio de los alquileres, posible gracias a la Ley Boyer de 1986. El segundo, íntimamente ligado a éste, es que esto ha tenido como consecuencia el que el precio de los alquileres, prácticamente se equipare al de las cuotas mensuales de las hipotecas, por lo que, resulta más ventajoso poder adquirir una vivienda antes que pagar eternamente un alquiler. También es cierto que han surgido servicios que han interesado a la banca y a otras entidades financieras, por ejemplo, el envío de fondos al extranjero, así como otros negocios, en su mayoría vinculados a grandes empresas de telecomunicación de los que los puntos de venta, en su mayoría, están regidos por inmigrantes, como los locutorios.

Como te he dicho desde el principio, la inmigración es negativa para la sociedad, pero extremadamente positiva para algunos sectores económicos. Y, desde luego, Botín y la patronal bancaria, se habrán frotado las manos con la irrupción de cinco millones de adultos que precisan servicios de crédito y de transmisión de fondos. No es raro que los beneficios de la banca vayan subiendo espectacularmente en los últimos años.

Entonces, todo esto es positivo para la sociedad ¿no te parece?

Ya has visto que en el tema de la viviendo no es positivo. Es cierto que el Estado recauda más fondos. Cuando un inmigrante firma una hipoteca con 50 millones, en la mayoría de los casos pide incluso una cantidad mayor para poder comprar mobiliario, realizar alguna reforma, etc. Aquello de que la banca solamente financiaba el 80% del valor de la vivienda, ha pasado a la historia. Posiblemente, la media hoy sea de un 110%. Esto tiene como consecuencia inmediata el que el Estado recauda el correspondiente impuesto de transmisiones. Ahora bien… la Banca nunca pierde, pero si puede verse implicada en situaciones de riesgo. Por ejemplo, una cosa es firmar hipotecas y otra que esas hipotecas lleguen a buen puerto. Se han firmado en período de vacas gordas de empleo, pero este período no durará siempre. Hoy, la oferta de trabajo es más grande de la necesaria, pero esto no durará siempre. En uno o dos años, empezarán a caer las hipotecas firmadas irresponsablemente y al término de ese período empezarán a ejecutarse. El mercado de la vivienda no puede mantenerse como hasta ahora. Por otra parte, el aumento de 5 a 10 millones de inmigrantes que puede producirse en el 2010, aumentará todas estas tensiones: la oferta de trabajo irá creciendo por encima de la demanda, así que el salario irá cayendo, pero la tendencia de las hipotecas en los dos últimos años es a in creciendo las tasas de interés, por lo que nos aproximamos en este terreno, también al abismo inevitable. Los bancos serán dueños de pisos en barrios-gueto, revendibles solamente a inmigrantes… pero estos ya no estarán en condiciones de adquirirlos y, por lo demás, la banca habrá comprendido lo peligroso que es dar hipotecas elevadas a comunidades inestables. Lo único que puedo decirte es recordar la antigua frase: “en el pecado está la expiación”. No creo que ni tu ni yo, lloremos por los recortes de los beneficios de la banca que se producirán en los próximos años.

Papá, no puedes acusar a la inmigración de desajustes en todos los terrenos, tienes que ser más objetivo.

Desajustes en justicia: son evidentes, a más delincuencia, más trabajo del aparato judicial. Ayer el diario Informaciones de Alicante, decía que el 80% de los delincuentes son extranjeros. ¿Te imaginas si ese 80% no existiera? Nuestro país sería una balsa de aceite. Y, cuando esto era posible, aparece una delincuencia venida de allende fronteras que actúa desde 1999 con una violencia inusitada. Así pues, si oyes que hacen falta más juzgados, más funcionarios de justicia, más jueces, etc, es, simplemente, por que la delincuencia ha aumentado. Y cuando hablo de delincuencia en aumento, me refiero a la delincuencia extranjera. Y, como es natural, también ha subido la inversión en las partidas de interior: policía, comisarías, prisiones, funcionarios de prisiones, dotación presupuestaria para prisiones y, especialmente, para piernas de cordero en las fiestas islámicas…

Pero hay otros sectores en los que la llegada masiva de inmigrantes ha alterado todo. Por ejemplo, en educación. Los directores de planificación que han pasado por el Ministerio de Educación, basaban sus proyectos de nuevas escuelas en las tasas demográficas de la población española. Nadie les había dicho –ni por lo visto leían la prensa- que iban a aparecer cinco millones de inmigrantes con necesidades escolares para sus hijos y con una tasa demográfica disparada. Así que, de repente, nuestras escuelas públicas se han convertido en un nuevo foco de crisis.

Alumnos poco o nada motivados, almacenados en las aulas de la enseñanza “obligatoria”, muchos con un bajo dominio del idioma o con un desconocimiento absoluto del mismo, con tendencia a agruparse entre los de su propia etnia, conscientes de que les están enseñando asignaturas que, en su mayoría, ni les van ni les vienen, ahí es donde empieza a forjarse la mentalidad del inmigrante de segunda generación que ha dado muestras en Francia durante la intifada del 2005, de su inmenso potencial explosivo. Pero no es de esto de lo que nos toca hablar hoy, sino solamente del impacto de la llegada masiva de cinco millones de inmigrantes en el sistema educativo. Te lo resumo con una frase: en este curso escolar, la aportación de hijos de inmigrantes a la escuela ha sido del 35%, es decir de casi tres veces más de lo que le corresponde a su peso real en la sociedad, el 12%. Así que, los gastos generados por ese contingente son de 1/3 parte de los gastos de la escuela pública. Hay algunas zonas –Loca, Hospitalet, Vallecas, Rosas, y un largo muy largo, etcétera- en los que los alumnos inmigrantes ya suponen una amplia mayoría en algunas escuelas.

Es evidente que la violencia en la escuela, los casos de bullyng, las agresiones a los profesores no están tan vinculadas a la inmigración como otros fenómenos (el aumento del fracaso escolar), y que dependen de factores muy diferenciados, pero no debemos olvidar que en este contexto de crisis generalizada, la inmigración está allí, como un elemento más que, no solo genera masificación, sino que introduce una “diversidad” extremadamente negativa en los colegios públicos. El 64% de los alumnos de colegios públicos rechazan a la inmigración masiva. Es curioso que este porcentaje disminuye en la escuela privada… justo por que allí el número de inmigrantes es mínimo. Nuestros gobernantes deberían pensar es este pequeño dato, suficientemente elocuente del problema.

Para concluir, podemos afirmar sin temor a mentir que la irrupción masiva de niños procedentes de la inmigración, es una de las causas, entre las más importantes, de la crisis de la enseñanza pública.

Y lo mismo puede decirse de la sanidad. Nuestros hospitales están saturados. Yo llevo esperando dos meses a que me hagan un TAC en el riñón, cuando antes prácticamente apenas había debido esperar un par de semanas. La sanidad pública es, desde luego, uno de los sectores más afectados por la inmigración a causa, no solamente del precario estado de salud en el que llega una parte notable de inmigrantes, sino por sus altas tasas de natalidad y… por el fraude que comunidades como la magrebí realizan a los servicios médicos en busca de bajas remuneradas. Los médicos de la SS no cobran salarios excepcionales y, como la mayor parte de la sociedad, no quieren buscarse más problemas que los que ya tienen, así que cuando un magrebí les pide una baja, demasiado frecuentemente y con poca educación, tienen tendencia a firmarla. ¿Te has fijado que en los últimos tiempos las agresiones contra médicos y personal sanitario han aumentado? ¿a qué crees que se debe? ¿cuál es el elemento nuevo que ha aparecido en la sociedad española para explicar esta violencia?

Un último detalle, en otro terreno. El consumo energético. La inmensa mayoría de inmigrantes proceden de países cálidos o muy cálidos. A partir del mes de noviembre empiezan a bajar las temperaturas y ellos responden, como es natural, aumentando la calefacción de sus viviendas, especialmente mediante radiadores eléctricos. El consumo energético ha aumentado en los tres últimos años, de manera anómala. Como también, por cierto, los incendios en viviendas a causa de accidentes.

Desde 2004 se producen en algunas zonas cortes de energía, lo que nos retrotrae a los primeros años 50 cuando todavía se vivían las secuelas de la guerra civil. ¿Por qué crees que hay restricciones en algunas zonas que, casualmente, coinciden con las de implantación del mayor número de inmigrantes? Una vez más estamos ante un fenómeno de falta de previsión de un lado y de riada migratoria de otro.

Hay muchas más áreas en las que la inmigración influye decisivamente y altera preocupantemente las constantes de nuestro país. Por ejemplo, en el tan cacareado tema de la violencia doméstica es evidente que los colectivos magrebí y andino aumentan extraordinariamente las estadísticas de agresiones a mujeres. Esto es una plaga en sus países de origen. En 2002, según el Instituto El Cano, el 50% de los asesinatos de sus mujeres a manos de sus compañeros eran cometidos por inmigrantes, cuando en aquel momento apenas representaban el 6% de la población total. Lo que no es asumible es que ZP haya promovido una ley contra la violencia doméstica en la que no se tiene en cuenta la fisonomía real del problema: el 50% del problema se eliminaría, repatriando expeditivamente a los inmigrantes que maltrataran a sus mujeres, sin ir más lejos.

Entonces, tú no crees que exista problema de violencia doméstica…

No existe problema alarmante entre la población autóctona española. Considero un insulto para mi género, el presentar genéricamente a todos los varones que viven sobre nuestro territorio, como “maltratadotes”. Si tenemos en cuenta que una parte sustancial de denuncias por violencia doméstica están aconsejados por abogados sin escrúpulos para mejorar la situación de su clienta en casos de divorcio; si tenemos en cuenta que otra parte de los asesinatos son cometidos por ancianos con demencia senil o bien por ancianos en sus facultades, horrorizados por ver los sufrimientos de su mujer en caso de enfermedades terminales o degenerativas y, frecuentemente, vienen seguidas por el suicidio del marido y, si tenemos en cuenta que en toda sociedad existen unos porcentajes mínimos pero constantes de psicótapas, toxicómanos y trastornados, veremos que, entre nuestra población, no tenemos unos niveles alarmantes de violencia doméstica. La alarma viene a causa de algo que ZP se encarga de ocultar: la presencia mayoritaria de inmigrantes procedentes en los que la tradición antropológica y cultural desconsidera a la mujer y la considera propiedad del varón. ZP, con su malhadada ley contra la violencia doméstica, ha intentado rizar el rizo de su incompetencia: establecer un tratamiento sin antes haber definido la etiología del problema. Así es imposible acertar y, de hecho, desde que se ha aprobado la ley el problema de la violencia doméstica no deja de empeorar. El pudor progre y políticamente correcto de hablar genéricamente de violencia doméstica en lugar de establecer la taxonomía concreta de agresores y agredidos, ha convertido esta ley en completamente inútil.

Pero hay más frentes en los que la inmigración influye decisivamente.

¿Algo más? Al final los inmigrantes van a resultar que asesinaron a Prim?

No es por ironizar pero fue un anarquista italiano, Angiolillo, quien lo asesino… ejem. Si, existen más frentes en los que la inmigración influye y no precisamente de manera positiva. Mira, en nuestro país no existe un verdadero problema terrorista islámico. Ya sé lo que me vas a decir, que si el 11-M desmiente mis palabras. Francamente, desde el día mismo de los atentados, he sostenido que si alguna red terrorista islámica entra en los atentados es de manera marginal e irrelevante. Los islamistas aportaron a los chivos expiatorios. Todavía falta mucho para conocerse la verdad sobre quién ideó los atentados. Por el momento, un sector de la prensa, casi diariamente, saca datos nuevos sobre los fallos, los agujeros negros y las mentiras puras y simples de la versión oficial sobre el crimen. Quiero creer que algún día conoceremos la verdad y, desde luego, no será gracias al principal beneficiario del crimen: ZP.

Pero el hecho es que se han tenido en los últimos cinco años a unos 250 presuntos terroristas islámicos, excluyendo a los del 11-M…

Mira, este país tiene un problema: los jueces estrella. A partir del 11-S, cualquier juez que procesara a un terrorista islámico era considerado un héroe por el gobierno norteamericano. Dado que hace unos años se debatía quien iba a ocupar el cargo de presidente del Tribunal Penal Internacional, el juez Garzón, decidió que iba a hacer méritos: procesó a Pinochet, aun cuando resulta muy discutible que alguno de sus supuestos delitos entrara dentro de las jurisdicciones de Garzón. Luego, tras el 11-S, Garzón se atrevió a algo inédito en el mundo: acusar de los atentados contra el WTC a una “célula española”. Hoy, ese juicio ya se ha visto y los acusados han sido declarados ajenos a este delito…

No estoy muy seguro de que los 250 islamistas detenidos en España tengan algo que ver con acciones terroristas. De hecho, si exceptuamos el 11-M (que de ninguna manera consideramos un “atentado islámico”) en España no ha habido atentados terroristas. ¿Tú crees que puede existir una “organización terrorista” compuesta por 250 peligrosos terroristas e incapaz de cometer algún atentado? Seamos lógicos y pongamos las cosas en su sitio…

Te puedo decir con conocimiento de causa que en España existe un radicalismo islámico presente en la comunidad magrebí, especialmente. No así en comunidades islámicas subsaharianas, hace falta especificarlo… Ahora bien, ese radicalismo no implica células ni redes organizadas. Se trata de una “corriente” radical, no de organizaciones cristalizadas en células terroristas. ¿Qué un día pueden llegar a serlo? Evidente. Pero hay algo mucho más evidente: no son unos cuantos radicales los que constituyen el verdadero peligro. La policía ha demostrado seguir de cerca el fenómeno, así que no creo que por ahí haya que mostrar mucha alarma, sino, tan solo, mantener la guardia alta. El fondo de la cuestión es otro: el gobierno marroquí sigue considerando “suyos” a territorios españoles y, en cualquier momento, la presión diplomática, puede transformarse en presión armada. Marruecos es el único país con que mantiene un contencioso territorial con España, incluso por la delimitación de aguas marítimas. Es absolutamente irresponsable admitir indiscriminadamente a cientos de miles de inmigrantes y el tránsito continuo de cantidades análogas de un país que es nuestro único posible enemigo exterior. Pero nada se hace: en las unidades de la legión y de regulares, el número de soldados procedentes de Marruecos empieza a ser alarmante. En estas condiciones, querida, es imposible asegurar la defensa nacional.

No todos los países son iguales de cara a admitir inmigrantes. Ya hemos hablado en otra ocasión de este tema. Un país que mantiene con nosotros contenciosos territoriales, no es un país “neutral”, máxime si, como el Estado Marroquí, no admite que ninguno de sus ciudadanos pierda o renuncie a la nacionalidad. Un súbdito de Mohamed VI, siempre y recalco, siempre, aunque reciba la nacionalidad española, sigue siendo súbdito de Mohamed VI y le debe lealtad… Si, además, tenemos en cuenta que la primera fuerza política y social de Marruecos son, en este momento, los partidos y organizaciones islamistas, la primera fuerza y que a medio plazo la estabilidad del trono peligra… A nadie con dos dedos de frente, se le escapa la gravedad de toda esta situación.

¿Alguna repercusión más de la inmigración? Seguro que encuentra alguna otra…

Efectivamente, hay más. Accidentes de tráfico. Han llegado a ser alarmantes y superar cualquier otra cifra en Europa. Nadie explica el motivo de este aumento. Hay tres razones. En primer lugar gente joven que consume sustancias que alteran la percepción y, por tanto, se convierten en un peligro en la carretera. Te recuerdo que las mafias colombianas controlan el tráfico de cocaína y que las mafias magrebíes controlan el del hachís (España es el primer destino del principal productor mundial de hachís), cada vez los nigerianos están más implicados en el tráfico de heroína y así sucesivamente.

Pero es que, además, existen otros problemas que afectan a la mortalidad en las carreteras. Automóviles en muy mal estado y gente que conduce sin tener el carné de conducir español. Automóviles que hasta hace poco se hubieran acogido al “plan renove”, en la actualidad son adquiridos por inmigrantes que apenas efectúan mantenimiento y en muchos casos ni siquiera se molestan en pagar el seguro obligatorio. Los fallos mecánicos tienen su parte en la aumento de las víctimas en la carretera. En cuando a lo segundo te diré que en los países del Tercer Mundo el carné de conducir se saca con una facilidad pasmosa, frecuentemente de forma fraudulenta y sin someterse a ningún examen. Además de que, en la mayoría de estos países, se conduce de manera salvaje. Es evidente que los carnés de conducir extranjeros en España no valen nada si no están homologados y esto implica realizar exámenes y pruebas de cualificación en lugar de limitarse a convalidar automáticamente el carné de conducir de origen que pudo ser adquirido por apenas 100 dólares.

A esto se une otro problema. El alcoholismo galopante que afecta a algunas de estas comunidades inmigrantes, especialmente a la andina y que no contribuye a mejorar el tema de la seguridad en el tráfico.

¿Y entonces…?

Negar todos estos problemas, minimizarlos, ocultarlos, disimularlos, soslayarlos, no es la mejor fórmula para resolverlos. El gobierno ZP, contrariamente a su costumbre, podría hacer un esfuerzo de objetividad y decir: “la inmigración no es algo aséptico y neutral, como creen algunos, ni simplemente positivo y enriquecedor como han querido creer siempre los progresistas de izquierda: la inmigración es un problema, así lo perciben los españoles y así lo debe percibir, a partir de ahora, el gobierno”. Todo lo que no sea reconocer el problema, contribuye a aumentar el problema.

Era evidente, a partir de 2000 que la inmigración estaba empezando a ser un problema. En 2002, ya solo los descerebrados pedían el “papeles para todos”. En 2004, más del 50% de la ciudadanía se oponía a la regularización masiva. En 2006, la inmigración ya es considerado como el principal problema de nuestro país. ZP lo único que ha sido capaz de decir es que “vamos a volcarnos con los menores subsaharianos de Canarias”… es decir, Bambi sigue siendo Bambi o peor que Bambi. No en vano, Bambi huyó del fuego cuando se quemó su bosque. Este Bambi de guardarropía, ni huye de la quema en forma de medidas de contención, sino que además es el típico bombero pirómano.

© Ernesto Milá – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

 

Comentarios  Ir a formulario