Miguel Sebastián plato de sexta ronda o como ZP sabe hacer las cosas

Publicado: Miércoles, 25 de Octubre de 2006 16:18 por Ernesto Milá en NACIONAL
20061025161842-0sansebas.gif

Infokrisis.- El nombramiento del fontanero de la Moncloa, Miguel Sebastián como candidato número uno de las lista socialista por Madrid es significativo de lo que es una politica "de izquierdas": elegido a dedo, sin consultar a las bases del partido... en esto ha quedado el "savoir faire" del partido que hace siete años lanzó la idea de las "primarias" como el "gran avance para la profundización democrática". El dedo de ZP ha sustituido a cualquier forma de democracia interna.

El hecho de que Sebastián haya accedido a inmolarse encabezando la candidatura madrileña del PSOE muestra que hay gente que aspira solamente a figurar y que le encanta jugar y perder. De todos era conocido que Sebastián aspiraba al cargo de ministro de economía y que su proximidad a ZP así lo hacía pensar, pero su falta de experiencia en gestión pública desaconsejaba nombrarlo para un cargo en el que, además de un buen técnico, hace falta ser un perfecto relaciones públicas y un buen conocedor de los pasillos de la UE. Solbes, en esto, no tenía rival y el problema del PSOE vendrá el día en que su ministro de economía se canse de las excentricidades de ZP.

Sebastián: plato de sexta ronda

Que recordemos, a partir del momento en que los sondeos demostraron que Gallardón iba a resultar imbatible, ZP ha sondeado a cinco candidatos para colocarlos al frente de la Alcaldía de Madrid. Por este orden: Felipe González, Luis Solana, Bono, Fernández de la Vega, y el hasta hace poco olvidable Comisario para las Víctimas del Terrorismo, Peces Barba. Todos rechazaron por unos motivos u otros, aunque, salvo en el caso de Bono, el principal era que nadie quería quedarse cuatro años en el tedioso cargo de jefe de la oposición municipal.

Sebastián ha accedido, demostrando así ser candidato de sexta ronda. No es raro que ZP haya aludido a su “generosidad y entrega”… lo que traducido quiere decir que los cinco pseudocandidatos anteriores a los que se había sondeado y que suponen la creme de la creme del PSOE, ni eran “generosos”, ni “entregados”, algo que no seremos nosotros quien cuestionemos.

El proceso de nombramiento de candidato ha sido un completo error y una total equivocación. Difícilmente, en la historia de la democracia española, un candidato ha llegado tan derrotado y con tal falta de entidad a un proceso electoral. Tiene gracias que haya sido ZP, directamente y sin ayuda de nadie, quien haya ungido al candidato. Y verán por qué…

La democracia en el PSOE o el dedo que unge

Felipe González era, para sus colaboradores, “dios”. ZP no aspira a ser menos. A él le corresponde hacer y deshacer candidatos, a dedo.

Hubo un tiempo en el que el PSOE alardeaba de ser el primer partido democrático español en convocar unas elecciones primarias para elegir candidatos. Borrell, hoy exiliado al Parlamento Europeo, lo fue y, seguramente hubiera sido un buen candidato de no ser por haber elegido mal a sus colaboradores al frente de la Hacienda de Catalunya. Desde 1999, el PSOE parece querer olvidar toda aquella peripecia de las “primarias” que tan poco le favoreció.

Pero entre el sistema de primarias y la elección a dedo, hay un buen trecho. Se supone, por ejemplo, que las bases tienen algo que decir, o que el sentido común y no la necesidad imperiosa influyen algo en la elección. Pero, en este caso, las bases han sido ninguneadas y el papel pasivo de Simancas, flanqueando a ZP y al flamante candidato, Sebastián, hoy en el acto de presentación de éste, ha realzado el silencio de las bases socialistas madrileñas que, en todo el proceso, no han sido capaces ni de sugerir un solo nombre…

Decimos que el sentido común también debería de haber influido algo en la situación. Dicen que Sebastián es un economista brillante. Lo dudamos. Si fuera brillante, en su papel de fontanero, habría aconsejado a ZP no firmar jamás el Estatuto Catalán, ni la política hídrica de su gobierno, entre otras cosas; pero supongamos que, efectivamente, es un economista brillante. Entonces su lugar no es el de número uno de una candidatura por Madrid, sino el de responsable de finanzas del ayuntamiento de Madrid. La realidad es que Sebastián aspira a un ayuntamiento importante, pero carece COMPLETAMENTE de experiencia en gestión municipal e incluso en gestión directa. Así pues, más que un candidato, parece un insulto al pueblo de Madrid y a las bases socialistas madrileñas.

Pero el proceso completo ha sido pilotado por ZP desde el principio. ¿Será capaz de hacer algo bien este individuo algún día? Por de pronto ahí está Sebastián, a punto de ser inmolado a saetazos e ironías por parte de todos. Como el San Sebastián que tanto le gusta a Pedro Zerolo. Por cierto ¿no hubiera sido Zerolo el candidato ideal? ¿No aspiraba a serlo, en realidad?

Gallardón lo tiene esta vez demasiado fácil y lo aprovechará. Si Rajoy no logra la presidencia en 2008, parece cantado que en las elecciones siguientes la candidatura del PP a la presidencia irá encabezada por este antiguo alférez paracaidista. Al menos, Gallardón entiende algo de paracaídas. Da la sensación de que a Sebastián ni siquiera le han indicado cuál es la anilla de apertura. El leñazo va a ser memorable.

© Ernesto Milá – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario