Diario de un pobre diablo (38)

Publicado: Lunes, 13 de Marzo de 2017 13:10 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20170313131010-0.jpg

ELECCIONES EN HOLANDA: CORTANDO UNA ESTRELLA DE LA BANDERA DE LA UE

El The Guardian publica un artículo sobre las elecciones en Holanda que serán dentro de dos días. Todo puede ocurrir: el 40% de los votantes todavía están indecisos. De momento un 13% de los encuestados han declarado que su mejor opción es Geert Wilders y su PVV, Partido por la Libertad. Su candidatura va solamente tres puntos por detrás de la del primer ministro saliente, Mark Rutte. Éste, por su parte, ha advertido sobre las consecuencias que podría tener una eventual victoria de Wilders. En realidad, algunas encuestas y, especialmente, medios de comunicación extranjeros –entre ellos The Guardian- dan como vencedor al PVV. El tercer candidato en discordia es de origen marroquí y envoltura ecologista. Los medios holandeses lo califican como el anti-Wilders. Todos los partidos se han comprometido a unificar sus esfuerzos para bloquear el ascenso de Wilder y han declarado que se negarán a pactar con él.

Para colmo, el primer ministro Rutte, sin duda por conveniencias electorales ha adoptado una postura de firmeza ante Turquía a causa de los gravísimos incidentes que se generaron a raíz de la expulsión el pasado fin de semana de la ministra turca de la Familia que fue escoltada por la policía a la frontera alemana después de que el gobierno le advirtiera que no podría realizar campaña a favor de la opción de la reforma constitucional propuesta por Erdogan. La ministra desoyó las advertencias y la decisión de no dejar aterrizar en territorio holandés al mnistro de asuntos exteriores turco. El ministro de exteriores turco calificó la actuación del gobierno de Rutte como “exactamente fascismo”, mientras que el propio Erdogan calificaba de “nazi” al gobierno de la Haya. A nadie se le escapa que la tensión entre ambos países es la más grave que se ha producido entre un país europeo y Turquía.

Sin embargo, a pesar de que Rutte ha intentado sacar pecho y demostrar una fuerza y una decisión que no posee, esta actitud que llega tarde y mal, no ha erosionado a la candidatura de Wilders y lo que es peor para el primer ministro saliente, le ha enajenado las simpatías de los islamistas moderados y del partido ecologista. Sin olvidar que en estas elecciones participarán 300.000 turcos con derecho a voto en Holanda y que, de momento, ya han protestado de manera sonora en las calles y ocasionado fuertes disturbios en la capital.

Así pues, las opciones están abiertas en Holanda (uno de los países más democráticos de Europa y que durante décadas alardeó de tener el “modelo integración más sólido del continente). Sin embargo, los asesinatos de Theo Van Gogh y de Pym Fortuyne demostraron que, tras la fachada, el “modelo holandés” era tan inconsistente como cualquier otro. El temor que manifiesta The Guardian, no es solamente que pueda producirse una victoria del PVV que haga inevitable pactar con él, o al menos, iniciar un período de inestabilidad política que podría tener como consecuencia el ir decantando a favor de esta opción a sectores que instalados hoy en el apoliticismo, sino que tal victoria sea un mal augurio para lo que el diario llama “el siguiente paso: el derrocamiento del orden liberal mundial”…

 

Comentarios  Ir a formulario