Diario de un pobre diablo (34)

Publicado: Martes, 07 de Marzo de 2017 11:49 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20170307114918-1.jpg

HUNGRÍA: DOBLE MURALLA CONTRA LOS “ILEGALES”

Vale la pena recordar que Hungría fue el primer país de la UE en adoptar medida legales para impedir lla llegada de lujos migratorios masivos y para proteger de manera efectiva sus fronteras. La ruta de los Balcanes ha sido casi completamente abandonado por las redes promotoras de la inmigración ilegal, en beneficio de la “ruta italiana” (a la vista de que un gobierno prácticamente desarbolado, de izquierdas, gobierna en aquel país con tendencia a “comprender” estos flujos migratorios). Turquía permite que decenas de miles de inmigrantes se sitúen entre Grecia y Serbia, filtrándose continuamente en dirección a los Estados que demuestren tener la actitud as permisiva y tolerante En el año 2014-2015, el gobierno húngaro no dejó sorprender ante la perspectiva de una ruptura de los acuerdos de inmigración firmados entre la UE y Turquía, así que optó por construir una muralla y medida de expulsión rápida contra los ilegales. La combinación de ambos elementos ha demostrado su eficacia. De ahí que el gobierno húngaro contemple la posibilidad de reforzar esta muralla. Los promotores de la inmigración lo han entendido perfectamente y han optado por desviar los flujos por la “ruta italiana”.

EL NUEVO CANCILLER AUSTRÍACO PARA LOS PIES A LOS TURCOS

A pesar de que el candidato del FPÖ perdió las elecciones presidenciales austríacas por un escaso 3% de los votos, el nuevo canciller, de orientación ecologista, se está viendo obligado, a la vista de lo estrecho de su victoria, a adoptar algunas propuestas que tranquilicen al electorado del candidato derrotado. En este sentido, ha prohibido los mítines turcos en territorio nacional austríaco de cara al referéndum que tendrá lugar el próximo 16 de abril para introducir una reforma en la Constitución turca que permita acrecentar los poderes del presidente. La reforma, propuesta por Recep Tayyip Erdogan, ha generado también tensiones diplomáticas con la UE. Los promotores del referéndum habían promovido una ambiciosa campaña de captación del voto entre la “diáspora” turca en los países germánicos. Era algo que ya se había realizado anteriormente… pero en otras condiciones políticas. Ahora se juzga, tanto en Holanda, como en Alemania, como en Austria, que iniciativas de este tipo realizadas por el gobierno turco, serían aprovechadas por partidos “populistas” (¡!) para aumenta sus expectativas de voto. En Holanda, el primer ministro (un liberal de derechas) ya ha dicho que no colaborarían con iniciativas de este tipo. En Alemania, en muchas ciudades, los ayuntamientos, simplemente han prohibido este tipo de mítines que podrían “dar alas” a la AfD. Austria es el recién llegado a esta actitud… es la victoria moral del FPÖ.

HOLANDA: PROPUESTA PARA PROHIBIR LA DIFUSION DEL CORÁN

El 15 de marzo, tendrán lugar elecciones generales en Holanda. Las perspectivas para Geert Wilders son buenas y los sondeos le auguran una cómoda segunda plaza. Nuevamente, el factor de agregación utilizado por Welders ha sido el anti-islamismo. En un mitin celebrado el pasado domingo ha propuesta la prohibición de la difusión del Corán en territorio holandés. ¿Motivos? Las alusiones a la “guerra santa” distribuidas a lo lago de la obra y que, evidentemente, no pueden interpretarse con un carácter simbólico, sino que son tomadas al pie de la letra por un número considerable de los fieles islamistas. Para Wilders, esta prohibición está justificada porque otros libros han sido prohibidos, incluso sin proponer nada parecido (el Mi Lucha, por ejemplo). Por otra parte, Wilders estima con razón que si el Islam no encuentra un fácil campo de acogida en Holanda, optará por instalarse en otros países que se verán obligados a adoptar leyes similares.

RUSIA: POLÍTICA DE DISMINUCIÓN DE ABORTOS

¿Sabe usted cuál fue el primer país del mundo en autorizar el aborto? La Unión Soviética en 1920. Esto explica el porqué la progresía siempre se ha mostrado favorable al aborto: era una de sus señas de identidad. El derecho de la madre a la interrupción del embarazo priva sobre el derecho del futuro bebé. La autorización del aborto se fue extendiendo a todo el mundo, pero en la actualidad, Rusia sigue siendo uno de los países en donde esta práctica es más elevada: en 1993, cuando la URSS ya se había desintegrado pero Rusia vivía una crisis que parecía insuperable, se producían 235 abortos por cada 100 nacimientos. No fue sino hasta que Vladimir Putin asumió el poder que las cosas han ido cambiando progresivamente. Para la Iglesia Ortodoxa el aborto es una muestra de crisis moral. Para el Estado evidencia una crisis demográfica. Ambas instituciones están colaborando en reducir al máximo posible el número de abortos: por el momento, y en relación a las cifras de 1992, han conseguido reducir el problema a una quinta parte del volumen que tuvo. En los hospitales se exige un certificado para poder realizar el aborto. Solamente en 2016, el aborto cayó un 13% en relación al año anterior. En estos momentos, una petición para la prohibición el aborto lleva recogidas 400.000 firmas. ¿Entiende usted por qué el gobierno de Vladimir Putin no figura en el panteón progresista?

 

Comentarios  Ir a formulario