RHF nº XLIX

Publicado: Miércoles, 14 de Diciembre de 2016 12:40 por Ernesto Milá en Libros E. Milá
20161214124006-rhf49-portada-mini.gif

ACABA DE APARECER EL Nº XLIX DE LA REVISTA DE HISTORIA DEL FASCISMO

DOSSIER. > DIETRICH ECKART: EL SEMIDESCONOCIDO

Pocos personajes de lo que se ha dado en llamar “prehistoria del nacional-socialismo” han sido tan desconocidos e influyentes como  Dietrich Eckart. De él se han dicho notorias exageraciones y se le han atribuido relaciones con grupos ocultistas y ariosóficos que fueron tenues y prácticamente irrelevantes. La importancia de Eckart en los años 1919-1923 radicó en su proximidad a Hitler y en ser la primera personalidad relevante dentro del panorama cultural y de la sociedad alemana que apoyó al naciente Partido Obrero Alemán. Eckart abrió muchas puertas por las que Hitler pasó, pero, sobre todo, le descubrió las habilidades sociales para penetrar en la alta sociedad, compartió con Hitler su común admiración por Ibsen y por Wagner. Y, lo que es más importante, estableció lazos de amistad y camaradería con el futuro führer y se convirtió en aquellos años en la personalidad más notable de su entorno. Vamos a repasar todos los elementos de su biografía.

páginas 079-123

 

FASCISMO ITALIANO

> FUTURISMO Y FASCISMO - EN LOS PRIMEROS PASOS DEL FASCISMO

El futurismo fue una de las componentes del primer fascismo. Sus ideas estéticas y su prácticta política coincidían en gran medida con los ideales que sostenía el primer fascismo revolucionario. El Partido Político Futurista fue a confluir finalmente con los Fascios de Acción Revolucionaria y con los nacionalistas. A lo largo de todo el Ventennio, los ideales del futurismo permanecieron vivos en la sociedad italiana.

págs.: 006-035

 

TERCER REICH

> LA CONFERENCIA DE MUNICH - EL IRREDENTISMO ALEMÁN  LA CUESTIÓN DE LOS SUDETES (III DE III). M. Rallo

La Conferencia de Múnich supuso la conclusión de la llamada “crisis de los Sudetes” y la aceptación por parte de las potencias aliadas occidentales (Francia e Ingletarra) de las reivindicaciones territoriales alemanas. En Múnich se reparó una grave injusticia histórica perpetrada en Versalles. Fue la última victoria del “partido de la paz” y supuso la consagración de Mussolini como mediador y gran estadista.

págs.: 036-078

 

NACIONAL-SINDICALISMO

> FALANGE DE IZQUIERDAS O LOS DELIRIOS DEL OCASO - INVENTARIO DE NOMBRES ILUSTRES (II DE II)

Mucho más interesante que los pequeños grupúsculos de la “falange de izquierdas” de los años 60 y 70, fue la actitud de algunas personalidades de amplia trayectoria falangista que asumieron esa definición. Dos de ellas, particularmente, han atraído nuestra atención: Cantarero del Castillo, dirigente de la Asociación de Antiguos Miembros del Frente de Juventdes y el periodista Rodrigo Royo, director de SP.

págs.: 124-170

 

FASCISMO QUEBEQUÉS

> PAUL BOUCHARD, EL INDEPENDENTISMO FASCISTA QUEBEQUÉS - R. Temblay

Paul Bouchard, “francés del Québec”, hispanista, perfecto conocedor de la realidad iberoamericana, fundó la primera revista y el primer partido separatista quebequés. Se declaró, simplemente, fascista. Al iniciarse la Guerra Mundial se vio obligado a exiliarse de la patria y radicar en Buenos Aires. De retorno al Quebec abordó una notable carrera como profesor universitario que se prolongó hasta los años 70.

págs.: 172-185

 

FASCISMOS AMERICANOS

> LA DOCTRINA DE LOS NACISTAS CHILENOS. EL MNS 1932-1938 (II DE V). M. Moller

El Movimiento Nacional Socialista chileno se planteó cuestiones vitales para el futuro de Iberoamérica y tuvo como interlocutor en Perú a Raúl Haya, fundador de la Alianza Popular Revolucionaria Americana, la primera expresión en el siglo XX del “bolivarianismo”. Las relaciones entre los “nacistas” chilenos y el APRA fueron difíciles e irregulares y contribuyen a establecer el marco del MNS.

págs.: 186-204

 

PRECURSORES

> JOSEPH DE MAISTRE Y LOS ORÍGENES EL FASCISMO. I. Berlin

Pocos intelectuales son tan pesimistas en sus análisis como el Conde Joseph de Maistre, autor de Las Veladas de San Petersburgo. Sin embargo, supo dar a ese pesimismo salidas en positivo. André Malraux decía que “un fascista es un pesimista activo”, de ahí que su obra tuviera un peso notable en la construcción teórica de Charles Maurras y, por tanto, pueda considerársele también como un precursor de los fascismos.

págs.: 206-232

 

FICHA TÉCNICA

Título: Revista de Historia del Fascismo nº 49

Noviembre-Diciembre 2016

Lema: "Ni apologistas ciegos, ni detractores sistemáticos; así fue una parte del siglo XX"

Tamaño: 15x21 cm

Páginas 234

Portada: en cuatricomía, peliculado brillante y con solapas

Abundantemente ilustrada

Precio: 18,00 euros (+4 de gastos de envío)

Suscripción España: 6 números 100 euros - 12 números 200 euros

Precios especiales a librerias y grupos o por cantidad y colecciones

Contacto: eminves@gmail.com

Comentarios  Ir a formulario