En funeral del PSOE

Publicado: Lunes, 24 de Octubre de 2016 13:01 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20161024130100-gif1111.gif

La noticia de la semana es la "abstención" del PSOE en el próximo debate de investidura. No por esperado, menos espectacular y llegado con diez meses de retraso: Podemos tiene cierta razón en relamerse: el PSOE demostró ayer ser un partido... partido entre federaciones regionales y posiciones políticas. Nada nuevo, ni siquiera nada interesante. En el fondo de la cuestión, lo que se ha confirmado es la incapacidad estructural del PSOE para superar la "etapa zapatero" (esto es, el tránsito del socialismo e incluso de la socialdemocracia a la ideología de ONG, al cambio de Marx y del Programa de Bad Goberberg, con El Correo de la UNESCO).

En cualquier caso, lo que quedó claro es que ayer se enterró al "pedrosanchismo", pasado con más pena que gloria que apenas fue la prolongación del zapaterismo unos meses. El PSOE entra dentro del pelotón de siglas que tienen más pasado que futuro. Obviamente, la abstención del PSOE en la segunda votación, es un regalo envenenad para Rajoy. Si se ha decidido esta opción no es, desde luego, por interés nacional, sino simplemente porque los socialistas calcular que su imagen -deteriorada hasta lo indecible- puede "mejorar", presentándose como paladines de la "responsabilidad" política. Calculan contar con cuatro años torpedear desde la oposición cualquier propuesta de Rajoy y, de paso, ver como el PP afronta los casos de corrupción que tiene ante los tribunales.

Eso y, con suerte, el que Podemos fracase (como está fracasando) en los ayuntamientos, de fragmente y decline abriendo otra vez la posibilidad de ocupar el espacio de centro-izquierda de manera hegemónica. Para el PSOE la situación ideal es similar aquella de la primera legislatura de Aznar, cuando la oposición era mayoritaria en el parlamento. Ahora es mucho más complicado: la izquierda fragmentada, CiU ausente, las barreras entre la oposición son mucho más fuertes que hace 20 años. Personalmente, creo que el drama del PSOE se evidenciará en los próximos días: veremos que hace el PSC y veremos que hace el PSOE con el PSC... Por otra pare, como máximo en un año, habrá elecciones anticipadas en Cataluña.

Ya se empieza a decir: "Estás más acabado que el PSC en 2017". No nos cabe la menor duda de que Rajoy, al primer síntoma de que la oposición parlamentaria es demasiado fuerte y no le deja gobernar, cuando se haya superado el estrés prostraumático de dos elecciones seguidas, disolverá las cortes y convocará nuevas elecciones. ¿Será después del debate sobre los presupuestos? ¿del debate sobre la nación? En cualquier caso se hará cuando sea perceptible que el PSOE obstaculiza desde la oposición, el el momento en que la izquierda demuestre tener más problemas internos y cuando pueda alegar estadísticas de empleo favorables (de mayo a octubre). Vuelta a empezar... Y luego hay gente que me reprocha que la política ha dejado de interesarme... Al menos en el cine hay más imaginación.

Comentarios  Ir a formulario