Programa SOS-RAcismo

Publicado: Viernes, 17 de Junio de 2016 09:52 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20160617095252-resumen061.gif

LAS PROPUESTAS ELECTORALES DE SOS RACISMO: ¡¡AGARRARSE!!.- 

La web de SOS Racismo ha entrado en campaña electoral: proponen 13 propuestas en materia de inmigración y extranjería que aspiran a que asuman los partidos que se presentan a las elecciones. Las propuestas dan que pensar sobre si SOS Racismo es una organización destinada a luchar contra el “racismo y la xenofobia” o bien deseosa de que aumente el flujo de inmigración, sin límite, hasta nuestro país.

Obviamente ningún representante de SOS Racismo entrará jamás en debate contra partidarios de controlar la inmigración o, simplemente, de reducirla a la estrictamente necesaria. Nunca debatirán sobre los límites de la inmigración, lo que supondría, aceptar que sus propuestas son completamente irracionales, sino que solamente aceptarán discutir cómo aumentar los flujos, regularizar antes a inmigrantes y atraer a más y más y más.

Algunas propuestas de SOS Racismo, vulneran las leyes de la sensatez. Por ejemplo: la primera propuesta que formulan es “ampliar el acceso a la regularización”, es decir, ¿quiénes se pueden regularizar? Respuesta de SOS Racismo: todos los que lo deseen, reagrupación familiar más rápida, desvincular los permisos de residencia de los contratos laborales, reducir los plazos de regularización…

Pero, como su nombre indica, SOS Racismo lucha “contra el racismo”. ¿Cómo debe hacerse? Respuesta: “promoviendo la diversidad”. Copiamos y pegamos (falta incluida) su “propuesta estrella”: “Impulsar estrategias de intervención comunitaria de forma transversal en los políticas sociales, educativas y sanitarias” y, naturalmente, “fortalecer el papel del “Observatorio del Racismo y Xenofobia”.

Y todo esto ¿para qué? Respuesta: “para la persecución de delitos de odio y atención a las víctimas”… y añaden “especialmente urgente debido al auge de los movimientos de extrema-derecha” (ignorando que en estos momentos, no existe ningún “movimiento de extrema-derecha” en España que dé lugar a pensar que tales delitos están aumentando).

 

Los inmigrantes ¿Qué derechos deben tener según SOS-Racismo? Respuesta: todos, sin ningún tipo de restricción, para inmigrantes legales e ilegales. Todos los derechos políticos… a pesar de que los españoles en algunos países extranjeros no tengamos ninguno. Pero el punto más genial es el 6: piden “trabajo decente”… en un país con 5.000.000 de parados y en el reino de los contratos basuras, la precariedad laboral y los sueldos de miseria. Y otra medida que no tiene desperdicio: “10. Implantación urgente de un protocolo policial para detectar y erradicar las identificaciones por perfil étnico”… si usted ha sido atacado, robado, expoliado, por alguien de “aspecto magrebí” no se le ocurra decirlo a la policía, porque corre el riesgo de ser acusado de “xenofobia y racismo”. No diga que su comercio es frecuentemente saqueado por romanís porque se la está jugando, diga más bien que eran de estatura media, piel relativamente oscura, complexión normal, cualquier otro dato puede ser considerado como constitutivo de “perfil étnico”…

Igualmente significativo es la exigencia de que se aumenten y simplifiquen los visados especialmente por “razones humanitarias”, se pongan fin a las “devoluciones en caliente” y a la “militarización de fronteras” (¿cuál?)…

SOS-Racismo no parece enterarse del fondo de la cuestión: hay demasiada inmigración, más de la que el mercado laboral europeo y las sociedades europeas –y, por supuesto, españolas- pueden asimilar. Las cosas ya han ido demasiado lejos como para que SOS-Racismo no lo advierta. Es imposible que se le hayan escapado estos pequeños detalles. Entonces ¿qué ocurre? Simplemente que SOS-Racismo es una pieza más, del más bajo nivel, la más pedestre, del lobby inmigracionista y globalizador: hay que admitir más inmigración en España para “ganar competitividad” para nuestra patronal. Simplemente, ese es el problema. Y SOS-Racismo apuesta para lograr ese objetivo que no puede ir sino en detrimento de nuestra sociedad y de nuestro bienestar. 

Comentarios  Ir a formulario