PUBLICIDAD HALAL

Publicado: Miércoles, 15 de Junio de 2016 09:21 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20160615092144-resumen055.gif

PRIMERAS MEDIDAS DEL NUEVO ALCALDE DE LONDRES: SOLO PUBLICIDAD HALAL.- Los nuevos equipos de gobierno municipales en toda Europa parecen aquejados de un extraño síndrome de inmunodeficiencia identitaria. Si Carmena en Madrid está más preocupado por el día del orgullo gay que por la recogida diaria de las basuras, esto tiene un eco en Londres donde el nuevo alcalde, Sadiq Khan, piadoso musulman, ha adoptado sus primeras decisiones. Como cabía esperar tieden a potenciar el islam en el Reino Unido.

Salid Khan, simplemente, ha prohibido la publicidad de alimentos que no sean halal, es decir elaborados mediante el ritual islámico, en la publicidad de los transportes públicos. ¿Motivo? Estos anuncios que sugieren que determinados alimentos no halal resultan beneficiosos para el cuerpo y mantienen una silueta estilizada, resustan, para Kahn, “vergonzosos para los londinentes”. La información procede del Daily Mail, no de digitales de mediopelo. Kahn ha justificado esta medida diciendo que esta publicidad “empequeñece a las mujeres y las anima a confundirse con los estándares occidentales irrealistas”. Tal como suena. Al parecer, lo “realista” para la mujer es tener una silueta de bombona de butano embutida en chilaba.

El flamante alcalde paquistaní de Londres ha afirmado que “en tanto que padre de dos adolescentes, estoy extremadamente preocupado por este tipo de pblicidad que puede generar presión sobre los jóvenes, en particular sobre las mujeres y avergonzarles de su cuerpo. Es el momento de que todo esto termina (…). Voy a enviar un mensaje claro a la industria de la publicidad al respecto”.

Básicamente, el mensaje es: Europeos, el continente en el que nacieron vuestros padres, en el que vosotros mismos nacisteis, ya no es vuestro. Somos millones de islamistas los que hemos llegado y, por tanto, por la ley del número, somos nosotros los que decimos lo que es bueno para el continente y lo que es malo. Y lo que es bueno, es la ley coránica. Por tanto, todo lo que no esté de acuerdo con ella, debe abolirse. ¿O es que el mensaje de Saidq Kahn puede interpretarse de otra manera?

 

Comentarios  Ir a formulario