¡ACHTUNG, NEONAZIS ESTILOSOS!

Publicado: Sábado, 28 de Mayo de 2016 11:58 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20160528115807-1464101851-681652-1464103848-noticia-normal-recorte1.jpg

¿HIPTERS NAZIS? ¡ACHTUNG, NEONAZIS CON ESTILO!.- El éxito del FPÖ en las pasadas elecciones presidenciales austríacas (la “providencial” aparición de 60.000 votos por correo, más que deslucir, ha establecido que los movimientos euroescépticos avanzan, más que ayer y menos que mañana) ha servido para que los medios de comunicación hablen de este país (salvo en los últimos 80 años solamente ha estado en el “candelabro” de la información gracias a Georg Haider y al FPÖ). El País, publicó el pasado 25 de mayo un artículo que pretendía ser ingenioso titulado “Hipsters nazis” en el que se aludía a la versión austríaca del movimiento identitario europeo. Cada frase del artículo pretendía ser “ingeniosa” (“los skinheads visten de Prada”, “ahora puedes odiar a los árabes y comer tofu”, “los nazi-hipsters, llamados nipsters, llevan años usando el nuevo look para burlar la ley”, “los nuevos hipsters pueden tratar de que el odio parezca guay”… tal es el contenido del artículo.

El País demuestra el extraordinario desprecio que le representa la mayoría electoral obtenida en Austria por el FPÖ. Hay que decir que Identitäre Generation (GI, que es el nombre del movimiento al que alude el artículo de El País, está dirigido por Martin Sellner y ha apoyado al FPÖ en el curso de la campaña electoral. ¿Nazis? No: identitarios. El nazismo es historia, sólo historia y nada más que historia. El día en que El País y los representantes obsesivos de la “memoria histórica” empiecen a reconocerlo será un buen asunto.

Detrás del artículo El País (y de otros que ha publicado la prensa francesa, de los que éste no es más que la traducciones realizada por google-traductor) lo que se oculta es una incomprensión total hacia lo que está ocurriendo. Sectores cada vez más amplios de la población europea están reaccionando hacia la “multiculturalidad” introducida a base de vaselina en la cultura europea. Basta ver que las preocupaciones de Identitäre Generation ( http://www.identitaere-generation.info ) son especialmente culturales y de defensa de nuestro patrimonio, nuestra tradición y nuestra cultura. No hay referencias al “nazismo”. En su lugar, lo que sí existe es una crítica a la modernidad. Dice GI: “En Europa no existe ningún discurso postmoderno honesto. Ni siquiera se ha reconocido la gravedad del nihilismo real”. Sus denuncias al “etnomasoquismo” no se realizan en función del “nazismo”, sino del aquí y del ahora.

¿Has cuando la intelligentsia progresista va a seguir presentando a los grupos identitarios y euro-escépticos como herederos del “nazismo”? ¿Hasta cuando El País y los que son como él, medios de comunicación pagados –a falta de lectores reales- por el mundo de los negocios y el dinero público, van a enrocarse en sus nefandas posiciones multiculturales? ¿Durante cuánto tiempo conseguirán presentar a quienes se oponen a los designios ideológicos del mundialismo y a los laboratorios financieros de la globalización como skinetes ansiosos de patear la cabeza de un moro o cuyo mayor acto de rebeldía es gritar “heil Hitler”? El tiempo se les está acabando.

Millones de electores en toda Europa están advirtiendo que estamos inmersos en una crisis sin precedentes, una especie de tormenta perfecta que ha hecho confluir crisis económica, crisis política, crisis moral y existencial, crisis étnico-religiosa, crisis cultural, crisis nacional y crisis europea… y que ante ello, los partidos políticos que han gobernado ininterrumpidamente desde 1945 ya no son la respuesta, sino el problema.

A El País le extraña que en la web de los identitarios austríacos se aluda a temas pedantemente considerados como “hipsters”. Se habla, en efecto, del “Capitán Harlock” (manga japonés), a las películas de zombis (que describen perfectamente a la racionalidad atacada por la locura multikulti), se defiende el neofolf, donde se lee a Kafka y se critica el american way of life… en unos tiempos en los que la izquierda sigue pensando que detenta el “liderazgo cultural”, pero su domino no va más allá de la telebasura…

Comentarios  Ir a formulario