Diario de la Desesperanza (56)

Publicado: Jueves, 05 de Noviembre de 2015 06:54 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20151105065418-diario-05112015.gif

Querido Diario:

Viajo de San José a Cartago (la ciudad que fuera primera capital de Costa Rica); como en el restaurante de unos amigos (un lugar encantador en plena naturaleza), conozco un par de iglesias coloniales de la zona y la catedral de la ciudad, una planta hidroeléctrica y visito un pantano con el hijo del ingeniero que lo diseñó. Día completo y bien aprovechado para conocer un país. El personaje que me acompaña es un antiguo alto funcionario. Hablamos sobre la política local y me comenta algunas cosas sorprendentes. La clase política de por aquí es tan deshonesta como la de cualquier otro punto del planeta, pero con la salvedad de que aquí te puedes encontrar al presidente tomando una cerveza en cualquier bar, con apenas un par de escoltas en la mesa de al lado. Si usted tiene a gala considerar al presidente del país un perfecto impresentable, le puede invitar a una cerveza y en la euforia del brindis, espetárselo a la cara. Impensable en Europa en la que cualquier alto cargo de la administración se considera un privilegiado y es capaz de pedir a sus escoltas armados que le acompañen al retrete y le bajen la bragueta.

En España, a la que un alto cargo, le coge gusto a la poltrona, empieza a tenerse como miembro de una raza superior y diferente a la del común de los mortales. Claro que aquí es una cuestión histórica: la capital del Virreinato del Perú quedaba lejos y otro tanto ocurría con la de México. Los gobernadores enviados a esta zona aislada prácticamente llegaban con lo puesto y desde aquella remota época de la colonización, estaban obligados a vestirse y vivir como los lugareños y a no diferenciarse mucho de ellos. Aquellas modestas aguas, trajeron estos felices lodos. 

Mi interlocutor se encontró un día en la calle a la esposa del presidente del gobierno con la esposa de Jimmy Carter y tuvo que cruzar entre ambos sin que ambas estuvieran acompañadas por escoltas de ningún tipo. Le he tenido que contar que en mi Barcelona natal, el tráfico se colapsaba y la vida se detenía cuando la princesa Helena tenía que cruzar la ciudad desde el lujoso chalé de Pedralbes en el que convivía con Urdangarín para acudir cada día a su trabajo en La Caixa, en el otro extremo de la ciudad, allá por la Vía Layetana, acompaña por un despliegue policial digno de mejores causas. Un trabajo de carácter populista dado que, en tanto que borbona, disponía de renta del Estado y de la fortuna de papá (amén de la de su marido que iba en aumento de día en día, hasta el descalabro final y las imputaciones de todos los colores). 

No voy a mitificar a la clase política costarricense –en todas partes cuecen habas- pero si agradezco que, al menos quede en ellos una mayor sensación de proximidad que ya estuvo presente en los gobernadores españoles de la época colonial. Y en los tiempos que corren, esto ya es bastante…


CDC O CÓMO ESCONDER LAS SIGLAS ANTE LA PRÓXIMA DEBACLE QUE SE AVECINA EL 20-D. LA COALICIÓN FANTASMA

Cuando resulta todavía problemático conocer el futuro político de Artur Mas, su partido CDC intenta enmascarar su absoluta debilidad política, creando una coalición con un par de micropartidos, para evitar que su sigla, desprestigiada y cubierta de lodo por 35 años de corruptelas, dé la cara en solitario ante el electorado. Los parteners para esta ridícula operación son dos minúsculas formaciones políticas de las que, salvo sus promotores, nadie tenía prácticamente conocimiento de su existencia: el Reagrupament de Joan Carretero y Demòcrates de Catalunya, un escuálido puñado de afiliados de UDC que se escindieron hará una año. 

Sobre el primero cabe decir que lo formó en 2009 el que fuera miembro de ERC y conseller de gobernación del tripartito. Al no salir elegido para la secretaria general de ERC, Carretero se escindió y dio vida a esta organización sin lustre, afiliados, color, ni repercusión. De hecho, nunca nadie en Cataluña entendió muy bien porqué Carretero se fue de ERC para fundar un partido con los mismos principios que defiende ERC. Querer entenderlo es tiempo perdido y sirve solamente para penetrar en las querellas intestinas de las distintas sectas soberanistas deseosas cada una de ellas de arrogarse el marchamo soberanista más puro acusando al resto de “tibios y desleales para con Cataluña”.

Por otra parte, el Reagrupament, es algo así como una espinilla que CDC tiene clavada en el flanco de ERC, una especie de sigla títere a la que CDC recurre en cuanto tiene necesidad de escenificar el que no está sola. En cuanto a Demócratas de Cataluña, apenas está formado por un pequeño grupo de cuadros nacionalistas que tienen su eje en la “Cataluña profunda”.

Si las pasadas elecciones del 27-N apearon a UDC de su presencia en el parlament, su escisión ni siquiera tuvo fuerzas para presentar candidatura. Ahora CDC echa mano de ambos grupos para eludir demostrar su debilidad, al menos durante unas semanas: trabajo vano porque ninguno de estos grupos aportará nada importante a la coalición, ni sacará de la sima al partido fundado por Jordi Pujol en la transición. Según como termine el “procés” (y terminará pronto), CDC corre el riesgo de haberse convertido en una irrisión, no sólo por depender de los votos de la CUP, sino por tratar de fraguar una coalición con dos partidos de calderilla. Otro síntoma más de que el ciclo soberanista se está agotando.

 

¿QUÉ LE PASA A PODEMOS CON EL EJÉRCITO? ¿A QUÉ VIENE ESE AFÁN DE INCORPORAR MILITARES [PROBLEMÁTICOS] A SUS FILAS? 

A poco de pasar de ser un movimiento inconexo a obtener un rutilante éxito en las elecciones europeas, Podemos ya alardeó de contar entre sus “círculos” con un tenientillo polisancionado que luego resultó que tenía en las fuerzas armadas todo, menos amigos. Ni recordamos su nombre, ni creemos que valga la pena perder un minuto buscándolo. Luego trataron de incorporar a la capitana Zaida Cantero, pero ésta, finalmente, optó por aparecer como número seis en la lista del PSOE por Madrid. 

Así que el fichaje estrella, finalmente, ha sido el del general José Julio Rodríguez, ex jefe de Estado Mayor de la Defensa y el hombre de ZP en las fuerzas armadas durante el período de Carme Chacón como ministra de defensa. En Podemos, ni siquiera se lo creían. Al igual que los otros dos nombres que hemos citado, Rodríguez no es un hombre particularmente popular en el ejército. Se recuerda que la versión que la Chacón y Rodríguez dieron al alimón sobre el bochornoso desenlace del secuestro del Alakrana por piratas somalíes resultó ser puro fraude y que la Asociación Unificada de Militares Españoles que mantiene relaciones de Podemos, pone a Julio Rodríguez a caer de un burro.

No creemos que la decisión de Pablo Iglesias se una buena opción: en realidad, Rodríguez que presumiblemente saldrá elegido no tiene apenas identificación con el ideario real de Podemos y corren el riesgo de situar en el congreso a un diputado que, antes o después, pasará al grupo mixto. Por otra parte, si de lo que se trata es de querer demostrar que Podemos es un partido en el que caben “militares demócratas”, no han elegido bien al candidato: lo último que se recuerda de él es que fue el máximo responsable de las Fuerzas Armadas españolas durante las operaciones de bombardeo en Libia en 2011… un operación encuadrable dentro de la “estrategia del caos” de los EEUU en Oriente Medio y en la mayor parte del Magreb.

Resulta difícil de entender como un responsable de operaciones recientes de bombardeo, a partir de las cuales, Libia ha quedado inmersa en el caos más absoluto y se ha convertido en un “Estado fallido”, encaja dentro de una formación que se quiere pacifista, antimilitarista y anti-imperialista.Lo que debía ser anuncio de una “gran incorporación” se ha convertido en una decisión irrelevante que indica el grado de despiste político de Podemos y que puede volverse contra ellos.

No pinta bien el futuro de Podemos con incorporaciones que generan muchos más problemas de los que resuelven.

 

EL PAÍS, O LAS VELEIDADES DE INGENIERÍA SOCIAL DEL “GRAN DIARIO” DE LA TRANSICIÓN. ZAPATERISMO CUANDO YA NADIE SE ACUERDA DE ZAPATERO

Hay que ver la portada de elpais.com del día de hoy. Copiamos y pegamos los titulares: “México legaliza el uso de la marihuana con fines recreativos”, “Los efectos del cánnabis en la salud”, “California prepara la aprobación”, “¿Y usted? ¿ha fumado?”, “Cinco claves para la regulación [de la marihuana]”, “Colombia aprueba la adaptación entre parejas homosexuales”,  “Trudeau exhibe la diversidad de Canadá en su gobierno”, “La educación antes que la belleza” (acompañado por fotos de un colegio multirracial con abundantes velos islámicos), “Un error permite el primer matrimonio gay en Centroamérica”, “El avance de la igualdad de gais y lesbianas se detiene en Houston”, “Investigado un general colombiano por acoso sexual a un coronel”, “Intelectuales hispanos contra la xenofobia de Trump”, “Una nueva vida en Luxemburgo desde la pesadilla en el Egeo”… 

Resumamos los temas que están presentes en la portada de El País digital: legalización de las drogas, el multiculturalismo, la lucha en defensa de gays y lesbianas, y la defensa de la presencia de “refugiados” musulmanes en Europa… eso es todo. Hay que mirar las páginas de El País digital de hoy para creerlo.Ahora bien: todas estas medidas de “ingeniería social” remiten al zapaterismo, un período aciago en la historia de España que ya ha quedado muy atrás y que incluso en su propio partido prefiere ser olvidado. Zapatero fue el divulgador de estas ideas en España, pero no eran suyas, ni remotamente. Tampoco lo eran de la masonería con la que, falsamente, se vinculó su nombre.

Todas estas ideas proceden de la UNESCO. Recomiendo consultar la web de esta organización y los boletines que mensualmente divulga para comprobar que lo que estoy diciendo tiene fácil confirmación. La secta funcionarial que dirige la UNESCO está formada por individuos pertenecientes o próximos al movimiento de la New Age. ¿Su objetivo? La “unificación mundial”: una sola raza, un solo sexo, una sola nación, un sola religión, una sola clase… y, una sola juventud idiotizada con estupefacientes de todo tipo.

http://elpais.com/elpais/portada_america.html


EL DONDE DE GODÓ E ISIDRO FAINÉ: O COMO CONTEMPORIZAR SIEMPRE CON EL GANADOR Y ELUDIR CUALQUIER RELACIÓN PASADA CON EL VENCIDO

Hace veinte años dejé de leer el diario que se había leído en casa durante toda la vida y que antes habían leído mis padres y abuelos: La Vanguardia. Y lo hice porque aquello era un panfletillo que no pasaba de ser el boletín interno de CiU. Lo ha sido así hasta ahora. Incluso después del resultado de las elecciones, La Vanguardia dudó entre sí posicionarse a favor de Mas o hacerlo entre los detractores del soberanismo. Dio una de cal y otra de arena. Si finalmente se está ubicando entre la segunda opción, la anti-Mas, no es, desde luego, por patriotismo, sino, simplemente por conveniencias, ante la evidencia de que Mas ni va a ganar esta batalla ni va a salir indemne de la misma. 

Todo induce a pensar que antes del 20-D el gobierno actuará de manera contundente para atajar el soberanismo y su programa de desconexión y en Cataluña ya nadie que conozca mínimamente los entresijos de la política catalana y las correlaciones de fuerzas que se dan en Cataluña, da dos duros de los de antes, ni por Mas, ni por el futuro del proyecto soberanista. Ahora hace falta ver quién paga los platos rotos y quién tiene que pagar la factura política (porque está claro que el clan Pujol pagará la factura moral y a alguno/s de sus miembros terminará en la cárcel Modelo). 

La decisión de Godó y Fainé (presidente de Caixabank) de manifestarse claramente a favor de “la España plural” (que es como enviar al infierno al soberanismo) hay que encuadrarlo dentro de la tardía reacción del Estado al desafío soberanista. Lo han hecho en uno de los lugares tradicionales de encuentro de la oligarquía catalana, las “200 familias”, el salón del Círculo del Liceo. Godó, presentado por Fainé, abrió el fuego manifestando “dos lealtades”: “un compromiso con una Cataluña abierta y con el conjunto de una España plural, con la monarquía y con la democracia liberal”. Luego reafirmó su “compromiso con el cumplimiento de la ley” y elogió a Felipe VI: “Estoy convencido de que Felipe VI está llamado a arbitrar un nuevo comienzo”…Podemos imaginar el rostro de los ya de por sí avinagrados, Francesc Homs, Ferrán Mascarell, Xavier Trías… abiertamente independentistas.

No contentos con estas manifestaciones, Godó publicó en su diario un artículo titulado “Mis compromisos” en el que se reiteraba en lo dicho en el Círculo del Liceo y que aparecía junto a otro de Isidro Fainé. Estas intervenciones y textos hubieran sido impensables hace solamente quince días y entran dentro de la ofensiva del Estado y de las fuerzas constitucionalistas para conjurar el conato soberanista. Hoy los Homs, los Mascarell, los Trías, el propio Mas y sus socios de Junts pel Sí, deben experimentar una sensación de aislamiento y asfixia crecientes.

El “procés” que aspiraba a ser una muestra del “seny catalán” y del entendimiento entre los distintos grupos sociales que componen lo esencial de Cataluña, finalmente se va a convertir en cosa de fanáticos sentimentaloides, borrokas ansiosos de armar el pollo y “tietas” que apenas serán reinas por un día…







 

 

 

 

Comentarios  Ir a formulario