Los identitarios el 24-M

Publicado: Lunes, 25 de Mayo de 2015 14:48 por Ernesto Milá en ORIENTACIONES
20150525144759-330x246-elecciones-20150310124036.jpg

Info|krisis.- Uno de los cometidos más ingratos del que suscribe estas líneas es tener que realizar –casi por tradición- una crónica de los resultados obtenidos por los distintos grupos “patriotas” en cada competición electoral. Y digo, habitualmente, porque salvo en raras excepciones tales resultados han sido la crónica de un fracaso anunciado. En esta ocasión no ha sido diferente, a pesar de que esperábamos poder llegar a un número de concejales suficiente como para, a partir de ahí, poder introducir una dinámica en el ambiente. Estoy de acuerdo en algo que hoy alguien ha escrito: Analizar resultados, que en el conjunto de la nación, no superan en 1%, es tan absurdo como intentar negar que hoy se pondrá el Sol”. Sin embargo, eso no nos elude de evitar dar algunas respuestas a los pocos cientos de militantes que han participado en las actividades de estos partidos. Como siempre, es muy difícil analizar los resultados de formaciones demasiado distintas y demasiado pequeñas como para extraer consecuencias de cierto interés. De todas formas vamos a intentar realizar un esfuerzo de lo más notable.

Elecciones Autonómicas en Madrid

La comunidad de Madrid, obviamente es una referencia a tener en cuenta, especialmente porque allí concurrían las distintas opciones patrióticas. El resultado ha sido el siguiente:

España 2000 ha obtenido en Madrid 6.270 votos y el 0’2% quedando en décima posición y siendo la primera de las formaciones “patrióticas” que aparecen en el listado. FE-JONS va inmediatamente después con 5.589 votos y el 0,18%. A pesar de lo próximo de ambas formaciones en el escalafón electoral (y de sus diferencias en la medida en que una pertenece al sector de la “autonomía histórica” según la jerga aceptada en este ambiente, y la segunda al “sector histórico”), juega a favor de E2000 el que ha conseguido cinco concejales en poblaciones del Corredor del Henares.

Bastante por detrás aparece Coalición Nacional, suma de La España en Marcha, suma, a su vez, de La Falange, Movimiento Católico, Nudo Patriota y Alianza Nacional, con Democracia Nacional. El resultado de tanta sigla ha sido pobre en votos: prácticamente la mitad de E2000, esto es, apenas 3.217 votos, el 0’1%. Peor le ha ido todavía a AES con 2.860 votos (el 0,09%). Entre ambos, figura, cosa curiosa, el Partido Comunista de los Pueblos de España.

Es evidente que ni los que han obtenido más votos (E2000 y FE-JONS) pueden estar satisfechos, ni los farolillos rojos, tienen otra opción más que la de reconsiderar sus proyectos. Siempre hemos dicho que LEM era una coalición que carecía de sentido: partidos demasiado pequeños no hacen a una coalición “grande”, ni siquiera con la adición del enésimo “pequeño” (DN). El 0+0+0 siempre termina dando cero. Y a estas alturas, con unas elecciones europeas pasadas y unas municipales aun calientes, cabría preguntarse porque LEM sigue existiendo y La Falange no opta por negociar su integración de una vez por todas en FE-JONS, dando carpetazo a una coalición que resulta un verdadero puzle que ya ha demostrado lo que era evidente: que la unidad, cuando es con fracciones demasiado minúsculas, más que sumar, resta.

En cuanto a AES el camino que ha seguido hasta llegar a estas elecciones ha sido largo y tortuoso: de una coalición con la Comunión Tradicionalista y con Familia y Vida (que fracasó), pasamos a la increíble coalición entre AES y Partido por la Libertad, de la que aún es un misterio conocer ni por qué se formó, ni qué les unía, ni por qué fue flor de un día. Hace un año, ya recomendamos a AES que se integrara en Vox y fuera sumando en esa dirección. Ni las entrevistas a López Diéguez pagadas en varios medios digitales, ni sus apariciones en tertulias televisivas han servido para remontar a esta opción.

Cataluña: unas notas sobre el retroceso de PxC

En Cataluña solamente se celebraban elecciones municipales en las que la única candidatura digna de mención era la de Plataforma x Catalunya. Desde las últimas elecciones municipales muchas cosas habían cambiado en el interior de PxC. En primer lugar, en Salt, un arrabal de Gerona con una inmigración superior al 60%, se evidenció que los candidatos electos eran, simples, “turistas” de la política que pronto se desvincularon del partió. A esta crisis, siguieron varios abandonos discretos, errores y crisis en la dirección asumida por Anglada y a distancia por el valenciano Enrique Ravello y, finalmente, el final de ese período. PxC estuvo a punto de entrar en el Parlamento de Cataluña en las elecciones autonómicas de 2010, pero en aquella ocasión al renunciar a la bandera “unitarista” y al debate sobre la estructuración del Estado, dejó el espacio libre a Ciudadanos que, a partir de ese momento disparó sus expectativas de voto.

Si PxC pudo llegar a las puertas del parlamento y a obtener 65 concejales en las municipales de 2011 fue simplemente porque la situación allí en relación a la inmigración es, simplemente, grave (con una inmigración masiva y de mayoría islamista), y porque las excentricidades de Anglada le convirtieron en objeto regular de atención por parte de los medios. Ese período ha terminado: Anglada se ha hundido incluso en su tierra natal; la pérdida de vigor de PxC ha coincidido con el ascenso de Ciudadanos que ha recibido parte de sus votos y la nueva dirección no ha hecho gala de esas excentricidades que hacían las delicias de los medios de comunicación.

Por otra parte, en las Alertas Google (sistema de envío selectivo de noticias a petición del usuario sobre los temas de su interés) indicaban que no todos los concejales de PxC habían “sudado la camiseta”. Muchos de ellos, tras el primer contacto con los ayuntamientos, apenas habían participado en iniciativas y debates, se habían presentado pocas mociones y era evidente que –salvo que se hubiera producido una revuelta étnica en los días anteriores a las elecciones– PxC no iba a revalidar todos sus votos. Ni siquiera han podido revalidarse las esperanzas que se tuvo en las pasadas elecciones europeas cuando PxC incluso avanzó en algunas zonas.

PxC ha pasado de 65 a 8 concejales. Conserva fuerza en algunos municipios importantes, pero, a partir de ahora se tiene que replantear su orientación general, porque parece evidente que el período Anglada ha acabado definitivamente y el partido o entra en una nueva dinámica o quedará fuera de juego en las próximas elecciones autonómicas y generales.

Quizás el fracaso más significativo de PxC sea el de Hospitalet de Llobregat en donde han perdido los todos concejales que tuvieron en 2011 y descendiendo de 6.207 votos a 3.660. Algo parecido ha ocurrido en Mataró en donde en semanas previas a las elecciones el grupo municipal de PxC compuesto por tres concejales ya sufrió problemas interiores y que tras cerrarse las urnas ha perdido dos concejales y casi 2.000 votos quedando en 2.572, de los 4.686 que obtuvo en 2011.

Igualmente dolorosa ha sido la pérdida del único concejal por Igualada lo que ha supuesto un descenso de 924 votos en 2011 a 596. Igualmente duro es el resultado de Manresa en donde PxC pasa del 8’95% al 1’90%, y en votos de 2.391 a 523, perdiendo los dos concejales que tenía. Desaparecen así mismo los tres concejales de PxC en Sant Boi de Llobregat descendiendo de 2.991 votos a 1.664. En Sant Adrian del Besós se pierde así mismo la concejala y doscientos votos.

En la provincia de Tarragona el retroceso ha sido también notable, aunque menos que en la provincia de Barcelona: en total de los 7.636 votos obtenidos en 2011, PxC ha pasado a 3.703 votos, esto es del 2,32% al 1,13% y de 9 concejales han pasado a 4 (1 en Amposta que prácticamente ha permanecido con los mismos votos, de 4591 a 571 y 3 en El Vendrell, pasando de 2.328 votos a 1.798, es decir, del 17,86 al 13,39, siendo de todas formas, el mejor resultado de PxC).

En Gerona, como datos más relevante, se han conseguido dos concejales en Salt (verdaderamente comprometidos con la opción). En toda la provincia PxC ha bajado de 3.143 votos a 1.936, y de 7 a 3 concejales. En Salt se ha perdido un concejal pero se ha ganado en coherencia y los dos concejales electos de PxC (con el 8,63%) defenderán, sin duda, mejor, el terreno conquistado. Más lamentable es la pérdida de los dos concejales de Olot y el descenso de 7’64% al 3,’87%.

Finalmente, en Lérida se han perdido los cuatro concejales que PxC poseía en la provincia  descendiendo de 2.404 votos a 593 y del 1,29% al 0’32%.

Vale la pena hablar del “caso Vic”. Allí la situación era particularmente cómica, con tres candidaturas que se disputaban el mismo espacio y surgidas del mismo tronco. Plataforma per Catalunya, Som Catalans y Plataforma Democrática por Catalunya: respectivamente antepenúltimo, penúltimo y último de la clasificación local. Como puede verse se está en las antípodas de los 3.000 votos, 20% del electorado, obtenidos por PxC en 2011. Cabe interpretar este hundimiento en clave local: todos los problemas suscitados por Anglada han repercutido en la candidatura y en sus disidencias. Particularmente pobre es el resultado de Som Catalans, los únicos “identitarios” independentistas que apenas han cosechado 56 votos demostrando que esa es –como podía esperarse, por otra parte- una opción inviable.

PxC, en general, se ha visto extremadamente perjudicada por la convergencia de dos factores: su crisis interior y el ascenso del voto de protesta para Ciudadanos y Podemos. La nueva dirección no estuvo en condiciones durante el último año previo a las elecciones municipales de imprimir una nueva dinámica, ni de transmitir a los medios interés por el partido. En estas condiciones, los concejales que ha conseguido conservar pueden aspirar a reemprender la reconquista del terreno perdido solamente si a partir de ahora empiezan a destacar sus diferencias en relación a sus principales competidores y a quienes les han robado los votos: especialmente Ciudadanos.

Si de cara a las próximas elecciones autonómicas, PxC no está en condiciones de presentar una candidatura, eso supondrá prácticamente su liquidación como fuerza política. Por otra parte, parece evidente que un partido recluido en una sola región, poco o nada va a poder proponer en política nacional. Así pues, para PxC se trata de realizar un ejercicio de imaginación y de audacia, reconstruirse a sí mismo y recuperar la iniciativa mediática.

El caso Valenciano

En las elecciones autonómicas en aquella Comunidad España 2000 ha obtenido 7.456 votos quedando en onceavo lugar, seguido por Falange Española con 3.547 votos (prácticamente la mitad) y luego, a título testimonial, por MSR con 594 votos. Los resultados en lo que respecta a E2000 son negativos: el partido ha perdido casi 5.000 votos. FE-JONS, por su parte ha ganado 2.400 y DN que se presentó en 2011 obteniendo entonces 2151 votos, en esta ocasión no se ha presentado. De todas formas, las cantidades de votos son demasiado pequeñas como para que pueda hablarse de transvases de votos.

El resultado ha sido especialmente decepcionante para E2000 que esperaba haber mejorado sus porcentajes tanto en Valencia como, especialmente, en Castellón y a obtener algunos resultados apreciables en Alicante. No ha sido así. Y vale la pena reflexionar qué ha ocurrido: en primer lugar, en los últimos años, E2000 ha insistido en los repartos de alimentos para “ayudar a nuestra gente” (los españoles con dificultades). Esta estrategia se ha mostrado errónea: habitualmente quienes reciben esos alimentos tienen tantos problemas personales que no lo agradecen con su voto, sino que este, mayoritariamente, se refugia en la abstención. Ni siquiera allí en donde se estaba presente en el ayuntamiento (Onda), los repartos de alimentos han dado resultado y la candidatura de E2000 no ha conseguido ni revalidar ni ampliar su mandato (tal como se esperaba) a causa del ascenso de Ciudadanos.

La conclusión es fácil de establecer: la “acción social” ni puede ir por delante de la “acción política”, al menos si lo que se pretende es ganar votos. Es cierto que se han perdido algunas concejalías que no habían dado resultados (dos, una en Dosaguas y otra en Silla), pero lo peor es que no se han conquistado otras en las que se pensaba razonablemente que podían obtenerse e, incluso, cosa particularmente dura, se ha perdido la de Onda cuyo titular había trabajado en toda la zona. La explicación, una vez más, ha sido el ascenso de Ciudadanos y de Podemos y la tendencia del elector de protesta a confiar en estas opciones.

Los resultados han sido los siguientes:

En Alicante FE-JONS ha obtenido 3.547 votos, más de tres veces lo obtenido por E2000 (1.003 votos). El MSR, por su parte, ha obtenido 594. En las otras dos provincias, en cambio, se ha invertido el resultado y E2000 ha estado por delante de otras fuerzas de carácter patriótico. En Castellón E2000 ha obtenido 1.555 votos (casi la mitad de lo obtenido en 2011), el 0’53%, lejos de 1’5% obtenido por esa candidatura en las últimas elecciones generales en esa provincia. FE-JONS apenas ha obtenido 425 votos, mientras que DN que se presento en las autonómicas anteriores obteniendo 555 votos no lo ha hecho en esta ocasión.

En la provincia de Valencia, el resultado ha sido ampliamente favorable a E2000: 4.898 votos (en 2011, 7.683 votos en 2011), seguido de FE-JONS con 1.511 votos (1.158 en 2011), MSR 594 votos, mientras que DN y Falange Auténtica (que obtuvieron en 2011 915 votos y 456, respectivamente), no han concurrido en esta ocasión.

Los resultados son pobres especialmente para E2000 que tenía puestas las expectativas en 7-10 concejales en la comunidad, habiendo obtenido finalmente sólo uno en Silla y pasando de 956 votos a 762, dos puntos porcentuales menos.

La primera consecuencia de este resultado (que contrasta con el pequeño avance experimentado por E2000 en Madrid) ha sido el anuncio de dimisión de José Luis Roberto al frente de España 2000 y el anuncio de que en el próximo congreso asumirá la dirección Rafael Ripoll. Pero también hay que preguntarse qué ha ocurrido para que se vieran decepcionadas las ilusiones puestas en el crecimiento de E2000 en Valencia.

Además del error que ha consistido en centrarse en la “acción social”, no se ha tenido suficiente valor para cambiar la percepción que tenía la sociedad valenciana del partido en esa autonomía, ni se ha aprovechado el tiempo en el que la corrupción se enseñoreaba de Valencia y era el momento de abordar lo que se hizo demasiado tardíamente: campañas contra la corrupción municipal y autonómica… cuando ya Podemos, Ciudadanos y Compromis insistían en esa dirección con un mayor apoyo mediático.

Han faltado también cuadros políticos preparados y fortaleza en las juntas locales que no han desarrollado los suficientes niveles de actividad como para mejorar los resultados.

Así queda E2000

El peso político real de E2000 queda reducido, prácticamente al Corredor del Henares (6 concejales electos). Es particularmente importante el número de votos recogidos por Rafa Ripoll en Alcalá de Henares que ha pasado de 4.541 votos en 2011 a 5.214, esto es un 5,82%, con la competencia de Podemos y de Ciudadanos que se han llevado algunos cientos de votos que hubieran dado el segundo concejal a la candidatura. En 2015 no se han presentado en Alcalá dos opciones que habían estado presentes cuatro años antes: AES que obtuvo 234 votos y DN que se llevó 671. Si tenemos en cuenta que estos votos no estaban de ninguna manera “atados” y que ni el estilo de E2000 es el de estas dos formaciones hay que pensar que la mayor parte de nuevos votos que han llegado a E2000 no tienen este origen.

En cuanto a la candidatura municipal por la ciudad de Toledo ha obtenido 393 votos, un 0’89% de los votos (muy por delante de la anecdótica de LEM con apenas 52 votos y el 0’12% y el resultado que obtuvo AES en 2011, de 175 votos). Por su parte, en Orihuela (Alicante), la candidatura de E2000 también ha estado lejos de obtener la concejalía, obteniendo 125 votos, un  0’43%, siendo la única candidatura patriótica y la primera ocasión que se presenta. Ambas candidaturas hace menos de un año que se pusieron en marcha por lo que no han tenido tiempo suficiente para arraigar y ser conocidas por la población.

Así pues el resultado final es el siguiente: E2000 se afianza en el Corredor del Henares, obteniendo buenos resultados allí en donde se ha presentado. Debe replantearse su estructura, imagen y  orientación en toda la Comunidad Valenciana y tiene algunas antenas activas.

Partido por la Libertad

En su primera concurrencia electoral, el Partido por la Libertad ha obtenido con concejales: en Valdeavero (Madrid) para lo que le han bastado 124 votos (el 18%), y en Cantabria un concejal en Alfor de Llaredo con 234 votos. AES obtiene dos en esa autonomía con 338 votos y el MFE pierde el suyo al obtener solamente 187 votos.

En el resto de candidaturas, el PxL no ha logrado hacer entrar a sus candidatos. El resultado, a pesar de seguir la tónica, del resto de grupos “patrióticos e identitarios”, es muy modesto. Vale la pena, ahora, comentar el extraño acuerdo que firmó el PxL que le reportó el haber extendido su nombre a “Partido por la Libertad con las Manos Limpias” y que, después de vincularse también con AES, bruscamente se rompió la alianza. Sin olvidar que unos meses antes se había anunciado que Soluciona (vinculado a un digital) se había integrado también en PxL. La coletilla “con las manos limpias” supone poco en un momento en el que las grandes nuevas opciones apostaban por ese tema desde el principio y el hecho de que Manos Limpias haya estado presente en decenas de denuncias no quiere decir que el electorado se interese por lo que, visiblemente, es una judicialización de la actividad política.

El optimismo y el pensar que a fuerza de presentar un aspecto moderado bastaban para avanzar es lo que está en el origen de la poca atención prestada por el electorado a esta opción, cuyo mejor resultado ha sido el de Guillermo Rocafort en San Sebastián de los Reyes con 841 votos que, quizás, hubieran subido de sumarse los votos de AES (146). Ni en Andalucía, ni en Extremadura, ni en Burgos se han podido confirmar las buenas expectativas que tenía PxL en su origen. La candidatura de Yolanda Morín en Portugalete ha obtenido 770 votos, un 3,24%, quedándose a las puertas del ayuntamiento, otro resultado bueno, pero insuficiente.

Pero, probablemente lo más dramático que le ha ocurrido a PxL es el resultado obtenido por PxC. En efecto, ambos partidos se miraban mutuamente esperando que cada uno obtuviera un éxito del cual el otro pudiera beneficiarse. Puede decirse que el ambiente identitario, de no ser por lo que ha quedado del espacio municipal que obtuvo PxC en 2011 y de no ser por el avance obtenido por E2000 en el Corredor del Henares, hubiera estado completamente derrotado y sin esperanzas de jugar ningún papel en los próximos años.

Al igual que PxC y al igual que E2000, PxL debe de reflexionar, no solamente sobre sus resultados, sino sobre cómo empezar a trabajar junto a estas otras fuerzas: “una mismo proyecto, una misma estrategia, una misma organización”.

Futuro ¿hay futuro?

FE-JONS, MSR, AES y ¿DN? han obtenido algunas concejalías en ciudades y pueblos pequeños. Si no los tenemos en cuenta para este balance es porque están demasiado dispersos para que tengan algún peso político. Como máximo pueden servir para que los candidatos electos de estas formaciones transmitan a los suyos cómo han sido elegidos y qué es lo que han hecho para merecer el respeto y el voto de sus vecinos.  Creemos que esto no es lo importante. Y no nos corresponde a nosotros aludir a partidos que no pertenecen a nuestra familia de pensamiento.

Lo que nos interesa aquí es resaltar de una vez por todas lo absurdo que supone el que partidos como E2000, PxC y PxL sigan forjándose esperanzas de que cada uno de ellos logrará destacar sobre los demás o bien sigan atendiendo a voces de aventureros políticos que les inducen a las más estrafalarias iniciativas. De haberse producido un avance neto de estas formaciones (un mínimo de 100 concejales), la normal hubiera sido establecer una “Asamblea de Concejales” compuesta por los cargos electos de estos tres grupos, ahora, con apenas una veintena de cargos electos, no puede aspirarse a otra cosa más que a regularizar lo antes posibles la situación interior de estos grupos, recomponer las direcciones y restablecer antes del verano los contactos para pactar una estrategia común de cara a los próximos años y, me atrevo a sugerir, una organización única.

Por lo que respecta al sector identitario, grupos como MSR o DN deben plantearse si están ahí, con las otras formaciones (E2000, PxC y PxL) o en otro lugar. Y actuar en consecuencia, pidiendo la entrada en conversaciones para llegar a algo más que un simple “me gusta” en facebook o pactos de no agresión. MSR se depuró a sí mismo hace algunos meses. En cuanto a DN, cuyo presidente no parece muy dispuesto a dimitir, parece evidente a la vista de todos cuál es el único problema que tienen el resto de fuerzas con él.

A la vista de los resultados obtenidos por todos estos grupos, lo más razonable sería el ir pensando en crear un “gran partido único” en lugar de la sopa de siglas que se eterniza. Especialmente porque hay partidos que no pueden apuntarse ningún éxito, ni siquiera parcial. Crear un partido, no significa legalizar una sigla, sino elaborar una estrategia, una línea y una imagen. Pero es la única vía.

En lo que se refiere al sector histórico, es evidente que Falange Española de las JONS es la organización que ha obtenido mejores resultados y también va siendo hora de concluir con aventuras que han dado poco lustre a sus impulsores (LEM y su prolongación en Coalición Nacional). Pero, aún así, es evidente que FE-JONS, salvo en Alicante, donde ha competido con E2000 ha quedado en segunda fila y que sus resultados han sido modestos y su votos, como demuestran sus curvas de ascenso y descenso desde junio de 1977 indican que el elector que apoya al yugo y las flechas no termina de centrarse en una sigla concreta. Siempre está la opción de reinventarse como fundación y círculo cultural, naturalmente.

En general, hay partidos de tipo patriótico que están mal y otros que están peor, unos que son poco y otros que no son nada o casi nada. Más vale que todo este sector vaya pensando en estos términos y reconociendo la realidad, antes que obsesionándose con seguir caminos que ya se han demostrado fracasados y en los que algunos, una y otra vez, persisten. Por tanto, no es la hora de dar muchos consejos sino de plantearse cómo formar un partido identitario unitario y desear a quienes no participen, la mejor de las fortunas.

Poco más puede añadirse.

© Ernesto Milá- infokrisis – ernestomila@yahoo.com – Prohibida la reproducción de este texto sin indicar origen

 

Comentarios  Ir a formulario