Aznar y la inmigración hoy

Publicado: Martes, 18 de Octubre de 2011 13:26 por Ernesto Milá en INMIGRACION
20111018132647-screenshot.jpg

Infokrisis.- Hace una semana, José María Aznar recibió el título de Honoris Causa en la Universidad de Quito. Su presencia fue recogida en numerosos medios de comunicación ecuatorianos,  uno de ellos, el diario liberal El Universo, en su edición digital del 16 de octubre publicó una larga entrevista con el expresidete. Destacamos algunos párrafos por lo que de significativo tienen:

Dice Aznar:

“…nosotros lo que hemos dicho siempre, y lo he promovido, es que la historia de la prosperidad de España no se puede escribir sin los inmigrantes, y en particular sin la aportación de los migrantes ecuatorianos. Téngase en cuenta que cuando llego al gobierno, en el 96, hay aproximadamente 300 mil inmigrantes en España, y cuando yo salgo del gobierno hay más de 3 millones. Es decir, la explosión de la inmigración en España se produce en esos años. La prosperidad de España no se puede construir sin la migración”.

A la pregunta de sí el futuro gobierno del PP endurecerá las regularizaciones, Aznar responde:

“No, no he escuchado en el Partido Popular que esté planteando en este momento otras fórmulas de política migratoria”.

En estas dos respuestas se encuentra contenida toda la doctrina Aznar y todo el programa del Partido Popular en materia de inmigración.

Vale la pena recordar que mientras Aznar fue presidente rebajaba el número de inmigrantes que se encontraban en España. Afirmó por activa y por pasiva inmediatamente antes del 11-M que no superaban los dos millones (eludía decir que se encontraban 800.000 ilegales y que no consideraba a los que habían llegado en 2004, sino que hacía alusión a las cifras estadísticas de enero de ese año que remitían al 31 de diciembre de… 2002. Que nosotros recordemos, estas declaraciones son la primera vez en la que Aznar reconoce lo que nosotros mismos habíamos dicho y escrito en aquella misma época: que había en España 3.000.000 de inmigrantes.

Pero donde la respuesta de Aznar es decepcionante es en lo relativo a las propuestas electorales de su partido para las elecciones del 20-N. La repetimos de nuevo: “No, no he escuchado en el Partido Popular que esté planteando en este momento otras fórmulas de política migratoria”…

Para Aznar sigue sin existir el problema de la inmigración. Problema, hay que recordarlo, que él mismo creó. Aznar no fue el “gran presidente” como el PP lo presenta. Tuvo la suerte de que fue sucedido por el mayor cretino que se haya sentado en presidencia alguna en Europa y la comparación con él indudablemente le resulta favorable, pero los errores de Aznar fueron muchos y multiformes. La misma “crisis de Perejil” que se recuerda hoy con el ondear de la bandera nacional sobre aquel peñón, se cerró con una vergüenza y una indignidad: la negociación con Colin Powell terminó cuando las partes reconocieron a España la soberanía sobre el islote, pero nuestro país se comprometía a no ejercer esa soberanía. Sobre el papel de Aznar en la conferencia de las Azores y su beligerancia pro-norteamericana cabe poco que decir, se trató de un error garrafal, de un alineamiento en el furgón de cola del americanismo, que puede calificarse solamente como lo que fue: una infamia.

Pero donde Aznar alcanzó el nivel de criminal fue en abrir las puertas a la inmigración a fin de facilitar la aplicación de su modelo económico. Ese modelo era, en sí mismo criminal y garantizaba las crisis económicas futuras. Lo que se le puede reprochar a Zapatero es que no supiera afrontar la crisis, pero realmente es cierto que él no la provocó, sino que dejó que larvase mientras se fue hinchando la burbuja inmobiliaria para finalmente estallar algo que, con o sin él, hubiera estallado y cuyo origen estaba en Aznar: el modelo económico español basado en el ladrillo.

Y ahora, siete años después de haber abandonado la presidencia, Aznar, en su infinita soberbia, en su egolatría propia de un demente, no reconoce ni uno solo de sus fallos, ni siquiera el que va a generar en el futuro más angustia a la sociedad española, fallo del que fue su único responsable: el haber traído a 3.000.000 de inmigrantes completamente innecesarios que sirvieron solamente para alimentar la burbuja inmobiliaria, descoyuntar el mercado de trabajo español y convertirse en una losa para nuestra economía. Y lo peor no es eso, lo peor es que los miembros de su partido ni siquiera consideran necesario decir nada nuevo sobre la inmigración.

Aznar lo ha dicho en Quito, pensando seguramente que nadie se enteraría. Internet es maravilloso, gracias a él sabemos que en España Aznar trajo a 3.000.000 de inmigrantes innecesarios para un país con el 8% de paro estructural (Zapatero ha completado el destrozo trayendo a otros 4.000.000) y sabemos también que el PP no dice nada nuevo al respecto. Como para votar a Rajoy el 20-N…

Por eso es importante recordar en estas elecciones que el PP no es la solución sino una parte sustancial del problema. Y lo comprobaremos en los próximos años.

© Ernesto Milá – Infokrisis@yahoo.eshttp://infokrisis.blogia.comhttp://info-krisis.blogspot.com - Twitter/#ernestomila – facebook/ernestomila – google+/ernestomila – Linkedin/ernestomila – Prohibida la reproducción de este texto sin indicar origen.

 

 

 

Comentarios  Ir a formulario