Infokriris.- ¡SI ES QUE NO ME LO PUEDO CREER! Un ejemplo de la PROVINCIANIZACIÓN DE BARCELONA. Hace un par de horas he ido a donar sangre al Hospital de Sant Pau. Es la primera vez que lo hago en Barcelona desde 2003, cuando me fui a vivir a Alicante. Como sabéis, antes de donar sangre, hay que llenar un cuestionario y poner la dirección. Lógicamente he puesto la mía habitual en la actualidad, con el código postal 03409... de Alicante. El programa no la admitía y nadie, ni las enfermeras ni el médico entendía el por qué. Como ya me conozco el percal, les propongo poner la dirección de mis hijos en Barcelona y, oh maravilla de maravillas, el programa lo admite a la primera...

Conclusión: en Catalunya no se admite a donantes de sangre altruistas radicados fuera del territorio de la Generalitat... No se trata de un error de programa: sino que el informático ha confeccionado la base de datos siguiendo órdenes superiores e indicaciones del cargo político correspondiente de la Conselleria de Sanitat. ¿Quién es el imbécil que ha ordenado la introducción de una línea de programa que bloquee la toma de datos cuando aparece un donante altruista cuyo domicilio esté fuera de Catalunya? ¿Decidme si esto no es más de pueblo que el tomillo?

En octubre volveré a Barcelona y volveré a donar sangre en el mismo lugar. Si me vuelve a ocurrir lo mismo pienso pedir un libro de reclamaciones y presentar una protesta ante el "Dfensor del Pueblo". Me parece muy bien que la Generalitat aparezca por todas partes, lo que ya me parece una canallada es la mezquindad de que la base de datos que gestiona las donaciones de sangre no admita en su arquitectura donantes de fuera de Catalunya. El nacionalismo es esto: mezquindad sobre mezquindad.

De la misma forma que yo no pregunto a quien va mi sangre, ni condiciono la donación a alguién que me sea simpático, exijo que -sino las autoridades sanitarias de la Generalitat (que no dan más de sí), sí al menos, la dirección del Hospital de Sant Pau- corrija esta base de datos que da una triste impresión y apenas es otra cosa que el reflejo de la pobreza de espíritu del nacionalismo.

Y lo curioso es que los documentos a rellenar antes de donar sangre, están en lengua castellana...

(c) Ernest Milà - infokrisis@yahoo.es - http://infokrisis.blogia.com - Prohibida la reproducción de este texto sin indicar origen.

Comentarios  Ir a formulario