Infokrisis.- Hace cinco años apareció un libro titulado "Patria - Justicia - Revolución" cuyo subtítulo era "La historia del Frente de la Juventud en sus documentos y propaganda". Nuevamente volvió a ocurrir como en el libro sobre el FNJ, a saber, que buena parte de los textos publicados, habían sido elaborados por mí en el período 1979-80. Se trataba, por supuesto, de textos que no estaban firmados, pero de los que nadie que participó en la actividad del FJ ignoraba que habían sido escritos por mí. Gracias a ese libro he podido recuperar lo que escribí en esa época que aparecerá en infokrisis en cuatro o cinco entregas. Hacía 30 años que no recordaba estos textos y resulta inevitable compararlos con los escritos tres años antes (los textos para el FNJ ya incorporados a infokrisis). La primera impresión es que estos textos demuestran algo más de madurez y coherencia. Eran textos de un tipo de 27 años que hay que insertar en el período final de la transición y para una organización con una problemática muy concreta: el Frente de la Juventud surgido de una escisión de Fuerza Nueva, a la que un grupo de ex miembros del FNJ nos sumamos. Los textos están lastrados por dos pesos: uno es la necesidad que se experimentaba en aquella época de definir "puntos ideológicos" y la otra, el hecho de que entre los escindidos de Fuerza Nueva el peso del "modelo histórico" falangista fuera muy elevado. Yo iba por otro camino: era consciente de que había que distanciarse tanto de Fuerza Nueva como de la Falange no tanto a nivel de principios -aunque también a nivel de principios- como de imagen. Y hay que interpretar estos textos con esa óptica: la de alguien que quiere separarse de los modelos históricos pero no puede prescindir de ellos porque la mayoría de militantes de aquella época se sentía afectos a ellos. Por otra parte, se nota que en esos textos se hablaba mucho de política internacional. Tiene su explicación: en aquel momento yo estaba ya colaborando con la revista "Confidentiel" (Política - Estrategia - Conflictos) dedicada a geopolítica y política internacional. Era el director político de la edición española y fue entones cuando empecé a familiarizarme con estos temas.

¿Qué queda de todo esto? La sensación de haber contribuido en 1979 a un intento de renovación de la extrema-derecha, poco mas. Intento, por lo demás, frustrado a pesar de todo lo que dio que hablar el Frente de la Juventud en su época.

La sensación que me ha dado releer todo esto es la de la inmediatez de la política, de su fugacidad y de su impermanencia. Lo que tiene sentido ayer deja de tenerlo mañana. Quizás lo que conserve más actualidad son los puntos doctrinales (doctrinales mucho más que ideológicos). Y, por supuesto, tienen valor como documentos políticos. Agradezco al editor y quien compiló estos textos enel volumen citado (aunque tampoco estaría de más haber mencionado el nombre del que todos conocían como la persona que los escribió).

 

 

INFORME POLíTICO INTRODUCTIVO AL
CONGRESO DEL FRENTE DE LA JUVENTUD.


1.  LO QUE VA DE AYER A HOY

Camaradas:

Cuando se creó el Frente de la Juventud (FJ) a finales del año 1978 Espafia vivía una situación radicalmente distinta a la actual. En pocos meses hemos visto sucederse los acontecimientos políticos con una velocidad vertiginosa, de tal forma que corremos el riesgo de quedamos anticuados en nuestros análisis políticos sino estamos en condiciones de realizar una continua puesta al día. Esta es precisamente la tarea que se ha propuesto este informe político en primer término, procurando enmarcar los sucesos que han ocurrido en este año largo de vida del FJ en una perspectiva internacional de crisis del sistema democrático y del estatus surgido de la Conferencia de Yalta. Por último, en la medida en que realizar un análisis político no tiene otro interes más que el de adquirir los conocimientos suficientes como para poder incidir sobre los acontecimientos, examinaremos la marca del FJ, punta de lanza de todos los jóvenes patriotas que luchan por una tercera posición entre el capitalismo y el socialismo. Las ponencias que se desarrollarán a lo largo de este Congreso contribuirán a aclarar las motivaciones ideológicas y características operativas de este combate.

Es necesario hacer constar que tras las elecciones de 1977 Junio) se gestó una extraña alianza tácita entre todos los partidos del arco parlamentario con un fin claro. La defensa de la democracia contra los peligros desestabilizadores que la acechaban. El teórico de esta situación no era otro que Santiago Carrillo que con su tesis de «gobierno de concentración» no hacía otra cosa que mostrar su predisposición a lo que luego serían los «Pactos de la Moncloa», mientras que el PSOE comprobaba por vez primera su impotencia política reduciendose a ser un mero convidado de piedra. Otro tanto le ocurría a AP.

En cualquier caso esa primera fase democrática está marcada por la santa alianza de los partidos mayoritarios en la defensa de la democracia. Implícitamente se reconocía que la democracia no estaba suficientemente «popularizada», que aún habiendo votado un setenta por ciento del cuerpo electoral esto no bastaba para su consolidación, que fuerzas poderosas  y populares  se oponían todavía a la nueva situación. Hoy, cuando las abstenciones rondan el 40 50%, cuando cada vez son más las fuerzas que muestran su descontento hacia la situación española y ante la crisis de la democracia, paradójicamente, el régimen parece más estabilizado.

La unidad de acción en defensa de la democracia ha dado paso a la polarización de las fuerzas políticas en dos bloques sociológicos, las tradicionales derecha (UCD CD) e izquierda (PSOE PCE), de la cooperación se ha pasado al enfrentamiento. El PCE ha variado su estrategia de reconciliación lanzando a su rama sindical a un combate directo contra UCI) utilizando al «estatuto del trabajador» como justificación. El descalabro electoral del PSOE y su progresiva pérdida de prestigio motivada por la caótica gestión de los ayuntamientos socialistas parece alejarla definitivamente del poder por una buena temporada y en la actualidad, olvidando el radicalismo que le acompañó tras su legalización y hasta las elecciones de 1979, coquetea con UCD por medio de la nueba predisposición negociadora de UGT.

El PSOE pretende evitar lo que es inevitable: que el PCE lo arrastre hacia un Frente Popular ampliado que una a socialistas, comunistas, grupos izquierdistas, grupos regionales socialistas e incluso independentistas, etc. En el bloque derechista ocurre justamente una situación parecida: las fuerzas tienden, casi involuntariamente a converger: CD cada vez resulta ser más lo que se temía desde un principio, una maniobra de UCI) para desintegrar y fagocitar al partido de Fraga. En las votaciones parlamentarias el grupo de CD se ha visto frecuentemente partido entre los hombres pro UCD y los hombres pro Fraga. Por otra parte, su escaso peso político lo hace inexistente en la práctica y lo somete a un seguidismo involuntario respecto a UCI).

La situación vuelve a ser la de la pre guerra: dos bloques sociales que se disputan el poder: una derecha y una izquierda, unas veces unidas en defensa de la democracia, otras veces desunidas en defensa de sus intereses particulares, nunca trabajando para superar la crisis.

2.  LA SITUACIÓN INTERNACIONAL

Los dirigentes de estos dos bloques parecen no darse cuenta de los acontecimientos que están sucediendo en el mundo y frente a los cuales sus querellas carecen del más mínimo sentido. Hoy el mundo vive un proceso de recomposición política que condicionará con toda seguridad los próximos años. El Pacto de Yalta, firmado por americanos y soviéticos para repartirse el mundo (y particularmente, la parte más preciada del botín, Europa) en 1945 no ha sobrevivido más de 30 años. Hoy se registra una fuerte tendencia al nacimiento de fuerzas políticas positivas que pueden dar al traste con el Pacto de Yalta para llegar a una situación más estable, pero también se registran movimientos inquietantes que pueden convertir Yalta en un infierno.

La política expansionista de la URSS va paralela al capitulacionismo estadounidense en la defensa de Europa. Llama la atención que mientras el expansionismo soviético sigue una política implacable en la última década las naciones democráticas parecen no darse por enteradas y sigan anteponiendo sus querellas inter partidos al peligro real que constituye el hegemonismo soviético.

Podemos resumir la política expansionista del comunismo teniendo en consideración los siguientes vectores:

  Su objetivo a medio plazo es la conquista de Europa (veremos de que forma). Para ello y ante la imposibilidad y el riesgo de un ataque frontal, pretenden condicionar a Europa cortando el suministro de materias primas.

  Hoy la ofensiva soviética se concentra en África de la misma forma que hace cinco años estaba concentrada en Asia. El objetivo estratégico es cortar los suministros de materias primas (básicamente minerales y petróleo) procedentes de los emiratos del golfo Pérsico y de los yacimientos del corazón del continente africano (Zaire, especialmente). La ofensiva comunista sigue la ruta del petróleo: del Golfo Pérsico a Europa por la vía del Cabo Verde bordeando Africa. La mayoría de suministros llegan a Europa por esa ruta, los yacimientos petrolíferos del Mar del Norte están a tiro de piedra de la escuadra rusa del Mar del Norte y pueden ser cortados en cualquier momento, la ruta de los superpetroleros, en cambio, requiere atención especial. No es coincidencia que el vector principal de la ofensiva comunista lo constituyen desde hace cinco años las naciones y regiones situados en las costas de África: guerra del Ogadén y del Cuerno de Africa, instalación de un gobierno procomunista en Etiopía y de otro comunista en Afganistán con lo que los soviéticos conseguían acceso al océano Indico, golpe de Estado en Portugal con primeros meses de control comunista inestable, pero suficiente como para que el Partido Comunista Portugués entregara el poder en las excolonias (Angola, Mozambique y Guinea, todas en la ruta del petroleo) a movimientos comunistas, presiones sobre los gobiernos africanos (Ghana, Nigeria, Camerún, etc.) mediante ayudas militares o económicas, para condicionarlos, organización de la desestabilización en las Islas Canarias, situadas en plena ruta a Europa, desestabilización de Marruecos por parte del peón soviético en la zona el estado argelino. La intensificación de la ofensiva comunista en esta zona puede acarrear el brusco corte de suministros e Europa.

  En esa situación de crisis energética no es dificil preveer lo que ocurrirá: la Europa del Sur (Francia, España, Italia, Grecia, Portugal) en donde los partidos comunistas son relativamente fuertes y los socialistas por uno u otro motivo estan en posición de colaborar con ellos, los comunistas (peones de la política expansionista soviética en cada nación) pueden llegar con relativa facilidad al poder. De esta forma toda la estructura del Mercado Común quedaría trastocada y las naciones más industrializadas de Europa ante este hecho y ante el corte de suministros de África y Asia se verían obligadas a negociar con la URS S para su supervivencia económica: así se abre el camino a la «finlandización» (neutralización de Europa).

  Como quiera que el imperialismo americano (o lo que queda de él) sigue siendo el principal competidor de la URSS en la carrera hegemónica el tercer vector de la ofensiva comunista tiende a neutralizar a este adversario. Mediante las conferecias SALT los comunistas pretenden restar a Europa (a la OTAN) de las armas nucleares y del potencial defensivo americano por una parte y retrasar el choque frontal lo más posible (hasta que la URSS esté en condiciones de batir mediante armas convencionales y nucleares a los EEUU). La política comunista encuentra aliados útiles en el proteccionismo americano, en su desinterés por asumir la defensa de Europa y en su tradicional inconsciencia política.

Indudablemente han empezado a nacer fuerzas que ninguno de los dos adversarios habían tenido en cuenta, estas fuerzas, hoy todavía dispersas y en estado caótico (la revolución islárnica, el nacimiento de movimientos anticapitalistas y anticomunistas en Asia, Africa y América Hispana, la progresiva toma de conciencia de los jóvenes de las naciones occidentales en la importancia de una tercera posición entre el capitalismo y el comunismo, la nueva disposición de China Continental, etc. elementos todos ellos que podrían desplazar el eje del enfrentamiento ruso americano a nuevas posiciones imprevistas por los estrategas de una y otra nación que parecen haber subestimado los deseos y ansias de libertad de pueblos y naciones y el genio y espíritu del ser humano.

3.  LOS MALES QUE LA DEMOCRACIA NO PUEDE SUPERAR

Qué duda cabe que este combate contra la hegemonía USA/ URSS no puede llevarse con garantías de éxito desde las posiciones democráticas. Quien dice democracia, dice partidismo, quien habla de partidismo habla de división, de enfrentamientos internos, debilidad, vacío de poder. Cuando los hombres de la «Comisión Trilateral» al pretender dar a sus negocios multinacionales una mística de «nueva democracia» no nos pueden producir más que risa: la democracia es la misma de siempre, la de la debilidad, la creadora de crisis, de paro, de desorden, de caos generalizado, la forma de gobierno más incapaz de resolver los problemas, la fórma más adecuada para crear nuevos problemas.

Cuando en las elecciones de junio de 1977 y de marzo del 79 todos los partidos coincidían en individualizar tres problemas: paro, crisis económica e inflación y terrorismo, afirmando que cada uno de ellos tenía soluciones y remedios para esos males, nosotros militantes del FJ les contestábamos: NO HAY SOLUCIÓN DENTRO DEL SISTEMA DEMOCRÁTICO ¡HAY QUE BUSCARLA FUERA!

Efectivamente:

  Quienes afirmaban en 1975 «Contra terrorismo democracia» deberían dar la cara hoy: la democracia ha creado el vacío de poder, la debilidad del poder, ha enseñado a los terroristas que a fuerza de golpes fuertes y audaces se pueden lograr los objetivos políticos propuestos. Cuatro amnistías sucesivas les han enseñado que solo recibirán perdones y parabienes del sistema democrático por graves que sean sus crímenes. Han visto la debilidad del estado democrático y han comprendido que para ellos la victoria es posible.

  La estructura económica capitalista es inseparable de la estructura política democrática y esa estructura tiene históricamente una serie de males inseparables y congénitos: crisis económica y paro. La ley de la oferta y la demanda se aplica también a los trabajadores de tal forma que existe la seguridad de que a muchos parados, el riesgo del paro, se corresponderá una dictadura en los salarios y el capital podrá imponer los suficientes como para hacer del trabajador un productor integrado en la cadena del consumo y un individuo alienado por las tablas de rendimiento, la imposición salarial, el poder sindical y el modo de producción.

A estos males de fondo se vienen a añadir los males formales: las rivalidades de partidos, la querellas intemas de cada partido, la

inestabilidad de un poder que está a la especativa de las oscilaciones del electorado, la demagogia que tienen que hacer gala los líderes de los partidos para conservar y ganar su electorado, de tal forma que podemos afirmar sin miedo y sin temor a equivocamos que NO HAY SISTEMA POLÍTICO TAN REPUGNANTE E INJUSTO COMO EL SISTEMA LIBERAL y que NO HAY LUCHA MÁS JUSTA Y NECESARIA QUE LA LUCHA POR LA DESTRUCCIÓN Y LIQUIDACIÓN DEL SISTEMA LIBERAL Y PARTITOCRÁTICO.

4.  EL PAPEL DE LAS FUERZAS NACIONALES.

Nadie duda hoy en España que este papel corresponde a las llamadas fuerzas nacionales. Ellas son las únicas que pueden asestar el carpetazo definitivo a la actual situación de desintegración y crisis que vive España y que no es otra que la crisis de la democracia occidental. Pero ¿qué son las fuerzas nacionales?. Es preciso una aclaración necesaria y una delimitación tajante.

Llamaba la atención una de las portadas de «El Alcazar» en el período pre electoral cuando consideraba desde Fraga (y el ala derecha de UCD) hasta FN como «fuerzas nacionales» y las llamaba a constituir un frente tan amplio como irreal. PARA NOSOTROS LA HOMOLOGACIÓN DE «FUERZAS NACIONALES» VIENE DADA POR SU POSICIONAMIENTO CON RESPECTO A LA DEMOCRACIA LIBERAL Y AL RÉGIMEN DE LOS PARTIDOS: SON FUERZAS NACIONALES AQUELLAS QUE NIEGAN ESTA FORMA DE GOBIERNO.

Bien, aquí lamentablemente las demás organizaciones no han coincidido con nuestro criterio: unos, interesados en no perder la propia homologación han considerado que las fuerzas nacionales eran las que participaron en la guerra (falangistas y carlistas) y por peso actual FN, otros han considerado que las fuerzas nacionales son todas aquellas que manifiestan su anticomunismo y su deseo de combatir al comunismo dentro de los márgenes legales. Posiciones irreales ambas: la primera por que no tiene en cuenta que aquellas fuerzas que en otro tiempo eran preeminentes con respecto a su momento histórico falangistas y carlistas) hoy han perdido la iniciativa y están o fragmentadas o adormecidas y semidisueltas y que han nacido nuevas fuerzas que demuestran más vitalidad y desarrollan mayor activismo. Los segundos olvidan que la legalidad vigente no detendrá la ofensiva expansionista del comunismo que tiende al dominio universal y que los grupos liberales y demócratas, aún siendo anticomunistas, contribuyen objetivamente a abrir las puertas al marxismo en la medida en que defienden a un Estado débil y quebradizo.

Hoy las fuerzas nacionales se encuentran ante una disyuntiva clara: o engordan al Estado democrático, integrándose como un partido más, homologado junto a otros partidos, que no pasará de ser un CORRECTIVO DE DERECHAS a los excesos del sistema, o reconocen que la única forma de mejorar la democracia es acabando con ella adoptando una línea revolucionaria de enfrentamiento frontal, directo y definitivo contra el sistema de los partidos. NOSOTROS ESTAMOS POR ESTA SEGUNDA OPCIÓN POR ESO EL LEMA DE NUESTRO CONGRESO ES «preparemos la lucha final contra el sistema y sus lacayos» Y ESTA ES LA LUCHA QUE DEBEN ASUMIR LAS FUERZAS NACIONALES.

5.  NUESTRO ESPACIO POLÍTICO.

La miel democrática ha tentado a algunos de los pro hombres de las fuerzas nacionales: las fuerzas hasta ahora mayoritarias se han moderado extraordinariamente de tal forma que puede decirse, que son hoy lo que la Alianza Popular era en 1977. ¡Bonita perspectiva! Una perspectiva que no es la nuestra. La moderación de estas fuerzas ha dejado un espacio político a cubrir: el de la revolución nacional desde fuera y contra el sistema, sin compromisos con el poder ni con sus instituciones.

Hoy este espacio político está abandonado de toda realidad orgánica y hasta este congreso no se ha realizado ningún intento de ocuparlo. ESE ES NUESTRO ESPACIO POLÍTICO ¡EL QUE VAMOS A OCUPAR!

PONENCIA 1

PRINCIPIOS IDEOLÓGICOS.

0. El FJ se considera una organización amplia y abierta, no sectaria, no ligada a compromisos pasados que escleroticen el debate ideológico y por todo ello considera que la elaboración y la teorización ideológica dentro del FJ es siempre válida y necesaria dentro de los márgenes que a continuación se proponen.

1.  Los fundamentos ideológicos del FJ se refieren a las doctrinas y trabajos de Ramiro Ledesma, José Antonio y Onésino Redondo y a las aportaciones posteriores realizadas por el italiano Julius Evola en la medida en que constituye un pensamiento unitario y coherente y con múltiples posibilidades de adaptación a la realidad presente.

2. Así pues el FJ se declara: movimiento nacional, movimiento revolucionario, movimiento inspirado en la doctrina falangista, movimiento que pretende una restauración de los valores tradicionales y, en definitiva, síntesis de Tradición y Revolución en palabras de José Antonio.

3.  El lema del FJ es «Patria, Justicia, Revolución», paradigma que resume nuestra orientación ideológica y que vamos a desarrollar en las líneas siguientes.

4.  SOBRE EL VALOR DE LA IDEOLOGÍA Y SUS RELACIONES CON LA POLÍTICA. Se considera que toda acción sin pensamiento es pura barbarie en palabras de José Antonio. Que la ideología se sitúa en un plano metafísico, superior a la política e independiente de ésta. Que en el momento en que un grupo de hombres se consideran imbuidos por una determinada ideología actúan en el campo contingente de las realidades materiales y políticas dando vida a una lucha política regida siempre y en todo momento por esos principios ideológicos de orden superior y ascendente. Se considera que el militante debe ser consecuente en su vida particular con la ideología que pregona y por la que lucha. Se considera que el convencimiento ideológico de los militantes es la única arma de combate que pueden esgrimir en el medio adverso de la democracia liberal. Se considera que la ideología es inamovible, la ideología del FJ aún siendo susceptible de ampliación, nuevos enfoques y adaptaciones, representa un centro inmóvil (no en vano es levantada sobre un universo de valores eternos) en tomo al cual será la realidad contingente.

5.  NUESTRO PLANTEAMIENTO IDEOLÓGICO.

Se considera que una definición ideológica debe asentarse sobre la crítica de la realidad y en la postura que se adopte frente a esa realidad lo que implica definir una serie de valores, que en última instancia servirán para definir un modelo de estado y sociedad.

6.  VISIÓN DE LA REALIDAD.

  Cualquier análisis parta del punto que parta nos sitúa ante esta realidad: hoy la sociedad industrial y tecnotrónica se acaba, agotada, ya no da más de sí, nos encontramos pues en un momento histórico AL FINAL DE UN CICLO Y AL PRINCIPIO DE OTRO.

  Estamos asistiendo a los últimos actos del fin de una civilización:

Desde el punto e vista filosófico: todas las teorías han llegado a un callejón sin salida desde que el mundo liberal entronizó una nueva Trinidad: en la que el padre era el materialismo, el hijo, el proceso y el Espíritu Santo la dialéctica. El origen del mal era el racionalismo que no concebía otra realidad más allá de la que pudieran detectar nuestros sentidos. Se negaba así cualquier realidad espiritual y la preeminencia de ésta sobre la materia. Se abría el camino al marxismo, al anarquismo, a los modernos mitos (psicoanálisis, evolucionismo, cientifismo, pensexualismo, etc.)

Desde el punto de vista político: todos los observadores coinciden en el inevitable choque entre las dos superpotencias, en que la lucha por el control de las fuentes de energía y por los países productores de materias primas, no puede retardarse por mucho tiempo mientras subsiste la actual ordenación política. Se olvida, por otra parte, que si las dos grandes superpotencias acumulan cantidades ingentes de armamento es con el evidente propósito de utilizarlo en un plazo más o menos cercano. La tranquilidad cotidiana que vive occidente merece hacemos olvidar que siempre existe (y cada vez con mayor intensidad) el peligro de una guerra mundial que significará la destrucción de la mayoría de la humanidad y de la civilización.

- Desde el punto de vista demográfico: el crecimiento desmesurado de la población que nos situará al borde de los 7.000 millones de habitantes implica una serie de riesgos:

  La concentración de la población en grandes ciudades despersonalizadas, formadas por bloques de cemento deshumanizados, en los que no exista intimidad ni que pueda existir una vida privada.

  El abandono del campo en beneficio de la industrialización creciente, el descenso de la producción agrícola en beneficio de una alimentación artificial y antinatural.

  El aumento de los índices de polución y contaminación hasta convertir el hombre en un ser con los intestinos más parecidos a una rata de cloaca, con el aumento desmesurado de las enfermedades cancerígenas y de los stress, con la transformación constante de productos orgánicos en plásticos y siliconas, la tala de bosques, etc.

  Una masificación completa a todos los niveles y una nivelación forzada entre todos los ciudadanos, miles de estudiantes en facultades sin salidas profesionales, millones de obreros realizando el mismo trabajo alineado, etc.

Desde el punto de vista económico: la sociedad materialista nos ha llevado al consumismo a todo trance, con sus crisis de superproducción, con sus índices de paro sometidos a la especulación capitalista, con unos sindicatos cuya única y verdadera función es servir de freno: los excesos capitalistas mediante las reivindicaciones salariales y evitando así las crisis de producción cíclicas en el capitalismo, con una tecnología fundamentada en el lucro y en fuentes energéticas en vías de agotamiento, con una concentración de capitales cada vez mayor y llevada ya a su grado sumo en las transnacionales encauzadas por la Trilateral Comisión.

  Desde el punto de vista histórico: a la sustitución de la sociedad medieval caduca entre los siglos XVI y XVIII, siguió la sociedad burguesa y a ésta, la sociedad proletaria en la que la masificación y despersonalización es la característica extrema. Pero una sociedad que mata al hombre es una sociedad que se mata a sí misma. No en vano desde 1984 de Orwell, hasta los movimientos proféticos y místicos, a las antiguas tradiciones, todas ellas.

  El sistema moderno oprime al hombre y mata el espíritu, hace imposible cualquier oposición interna. Los distintos partidos y grupos sociales que entran enjuego en su interior se presentan como distintos vectores orientados hacia todos los puntos cardinales y que se contrarestan unos a otros, tendiendo a perpetuarse. El sistema, nos ha sumido en un escuálido régimen de partido único: el partido de los mediocres. Y ante todo esta realidad no quedan más posturas lógicas: que a la integración en el sistema siendo una pieza más del infame engranaje o la negación del sistema.

7.  NIHILISMO Y SUPERACIÓN DEL NIHILISMO.

La postura de negación, de pasotismo, siendo pasiva es una contribución a la estabilidad del sistema: representa una ayuda externa al mismo en la medida en que no lo combate eficazmente. Hoy la mayor parte de la juventud se encuentra en esta actitud desde la aparición de movimiento hippy. No basta con negarse a participar en los mecanismos de producción y de consumo, no basta con negarse a ser una pieza del sistema: hay que combatirlo eficazmente. Y en ese combate se encuentra lo que llamamos: superación del nihilismo.

Nosotros negamos a la actual civilización por su contenido materialista, por representar el último estadio de decadencia y degeneración del mundo y proponemos un combate creativo, revolucionario y radical en cuyo desarrollo el hombre se encuentre a sí mismo y se construya un nuevo tipo humano que hunda sus raíces en los valores y tradiciones que han alimentado las fases más positivas y realistas de la civilización.

¿Cuáles son esos valores y esas realidades sobre las que puede fundamentarse una superación del nihilismo?.

8.  UNA CONCEPCIÓN DE LA VIDA.

Consideramos que el hombre no es algo construido, es algo en perpetuo devenir, cuyo fin es realizarse y tender a lo alto, conseguir una realización espiritual y acercarse a las realidades metafisicas, desligándose del mundo material. Considerada así la misión del hombre sobre la tierra, la vida se presenta como una trayectoria de ascenso y la libertad la posibilidad de ser recorrida.

Consideremos que la vida del hombre es una lucha contra todo aquello que le impide tender hacia lo alto, que está impresa por un sentido guerrero y ascético y consideramos que esta concepción solo puede ponerse al servicio de una gran causa: la construcción de un orden frente al caos actual.

9.  UNA CONCEPCIÓN DE LA LIBERTAD.

Nosotros afirmamos que la verdadera libertad entendida en un sentido metafisico se realizada en la capacidad de dominio sobre los instintos, las pasiones y sobre sí mismo. En el mundo moderno la sociedad de consumo y sus mecanismo han convertido al hombre en una pieza más del engrana e de tal forma que el hombre ha dejado de ser tal para convertirse en un elemento alienado guiado por instintos, pulsaciones y tendencias hedonistas y materialistas. El hombre sólo podrá ser verdaderamente libre cuando recupere su dominio interno, cuando vuelva a ser él mismo. Esta noción esencialmente metafisica al proyectarse sobre la vida cotidiana y contingente se diversifica, aquí ya no existe la libertad sino las libertades, unas de ellas positivas (la libertad de expresión) y negativas (la libertad de matar a un amigo). Una sociedad para poder funcionar mínimamente debe recordar unas restricciones a las libertades contingentes.

10.  UNA CONCEPCIÓN DE LA JERARQUíA.

La realización de la libertad crea distintos grados de autorrealización personal en la cúspide de los cuales se sitúan aquellos hombres cuya vida no está sometida a las contingencias de la materia. Entre éste grado máximo y el hombre prototipo de la sociedad del consumo existen distintos grados de realización (y aquí lamentamos que el editor haya perdido una hoja que nosotros, por supuesto, no tenemos... En esta página se encontraban los puntos 11, 12 y 13. Ignoramos lo que pasó)

14.  LA LUCHA CONTRA EL COMUNISMO Y EL LIBERALISMO.

No puede haber un Estado justo y fuerte si tolera la existencia de los fermentos disgregadores del liberalismo y del comunismo: para luchar contra el comunismo eficazmente es necesario aplastar al liberalismo y a sus representantes. El anticomunismo que defiende posiciones liberales no es más que un caballo de troya voluntario o involuntario: el liberalismo es la antesala del marxismo y su conclusión lógica es el comunismo. Cuando Lenin habla del proceso de acumulación de capital en las sociedades liberales, olvida que en el estado comunista ese proceso ha llegado al límite cuando el estado se constituye en el único defensor del capital. Hoy vivimos en un sistema liberal fuertemente impregnado de la sífilis marxista, totalmente materializado: una lucha eficaz contra el sistema debe tener en cuenta el riesgo de integración en el sistema, debe rechazar su lógica y su terminología y fijar el posicionamiento de dicho combate: un combate no situado ni a la derecha, ni al centro, ni a la izquierda: sino fuera del sistema y contra el sistema.

15 .  EL ASPECTO RELIGIOSO DE NUESTRA LUCHA POLÍTICA.

Evidentemente todo el combate cuyas líneas hemos delineado va más allá de una mera política partidista y se sitúa en un plano superior, casi diríamos metapolítico. ¿Es compatible con la religión? ¿se identifica con alguna religión en concreto?

  La ideología del FJ es compatible con las creencias religiosas positivas e incompatible con el ateísmo y el agnosticismo.

  El FJ no se adscribe a ninguna confesión religiosa en concreto aún cuando reconoce el peso y la implantación del catolicismo sobre nuestro país considera que los aspectos espirituales pertenecen al dominio íntimo del militante y de la población.

PONENCIA II

OBJETIVOS POLÍTICOS.


0.  Se considera que los objetivos políticos son aquellas metas que se marca un movimiento político y sobre las cuales debe marchar inexorablemente.

0 1.  La lucha política sólo puede examinarse desde un punto de vista: con el objetivo político de la conquista del estado.

1.  SEÑALAR AL ADVERSARIO: EL SISTEMA LIBERAL Y SUS LACAYOS.

  No podemos examinar el objetivo político sin antes repasar cuales son los adversarios por orden de importancia ante los cuales vamos a enfrentamos. Si individualizamos todos los males de la sociedad española veremos que proceden, sin excepción, del marco democrático liberal en el que nos movemos y podemos concluir:

  Habrá terrorismo mientras exista vacío del poder y renuncia al ejercicio de la autoridad, mientras la autoridad esté condicionada por el parlamento.

  Habrá crisis económica mientras exista sistema capitalista y ley de oferta y demanda.

  Habrá paro siempre que el Estado no se preocupe por intervenir en defensa de ¡ajusticia social.

  Habrá inmoralidad y corrupción siempre y cuando el Estado la fomente como sustitutorio cara a las masas de la toma de conciencia de su situación.

  Y así concluiremos: no puede haber estabilidad en el sistema democrático. Los responsables: todos los partidos en general y en particular UCI), actual detentadora del poder, en segundo lugar el PCE ya con sus parcelas de poder en ayuntamientos y entes autonómicos.

El adversario: el sistema demo liberal, verdadera antesala del marxismo. La conclusión: objetivo político a batir al demoliberalismo y a sus lacayos.

2.  CONCRETAR EL OBJETIVO: LA TEORÍA DE LOS ESCALONES.

  Si la democracia es el enemigo a batir hay que preguntamos en función de que y para ello debemos exagerar la situación actual de España, sus perspectivas futuras y la situación ideal que pretendemos alcanzar.

  Construiremos así una escalera en cuyo peldaño superior situaremos nuestro Nuevo Orden y en el inferior la ausencia total de autoridad preconizada por los grupos anarquistas; en los peldaños intermedios colocaremos las distintas gradaciones que se dan entre una y otra situación: comunismo, socialismo pluralista, socialdemocracia, estado demo liberal, estado presidencialista, Estado Fuerte, Orden Nuevo.

  Hoy España se encuentra en una fase intermedia, inferior con respecto a la situación de hace cinco años que sin ser nuestra forma ideal de Estado, al menos se aproxima algo más. Y, como en todo estado inermedio, se puede ascender o descender: indudablemente el descenso hacia el peldaño inferior significaría la victoria electoral de las izquierdas y el ascenso... nuestro objetivo político.

  Llama la atención que muchos grupos nacionales en su propaganda diseñen espectaculares construcciones de lo que debería ser un «estado sindical» pero se nieguen a reconocer que entre la etapa actual y el estado sindical median años luz de distancia. Es preciso «quernar etapas» intermedias, reconocer el hecho de que no se puede edificar un Orden Nuevo de un paso, sino que hace falta un ascenso gradual por etapas, tal que en cada una de ellas las fuerzas nacionales y revolucionarias vayan mejorando sus posiciones en detrimento de sus adversarios y condicionando poco a poco al poder.

  La etapa intermedia que nosotros proponemos es la que podemos denominar, como antítesis del Estado Democrático: el Estado Fuerte, un Estado en que los partidos políticos desaparezcan, en el que el poder político esté concentrado en una clase política dirigente de indudable patriotismo y probada cualificación técnica, en el que las orientaciones políticas no estén pendientes del vaivén de las encuestas de popularidad, en donde se combata eficazmente al terrorismo, se extirpe la corrupción y la inmoralidad pública, en donde el Estado intervenga decididamente para poner coto a las grandes fortunas y a las acumulaciones excesivas de capital, en donde no regatee esfuerzos por dar a cada hombre un trabajo digno y cuide, castigando con brazo inflexible a quienes especulen con la miseria, la moral y el orden.

  Esa etapa de «Estado Fuerte» no es desde luego, la forma más adecuada de gobierno, por algo nosotros luchamos por un orden nuevo; sin embargo es la forma de Estado que permitiría ascender un escalón en la lucha por los objetivos políticos, que barrería a los enemigos más nefastos de este país y que nos colocaría, en definitiva, en la rampa de la construcción de un nuevo orden justo y necesario.

PONENCIA III

LÍNEA ESTRATÉGICA


0. Entendemos por estrategia el plan general de acción que lleva a un movimiento político a la conquista de sus objetivos políticos.

1.  PREMISAS PARA EL DESARROLLO ESTRATÉGICO ¿ES POSIBLE LA CONSOLIDACIÓN DEL SISTEMA?

  Esencialmente no hay diferencias entre los grandes partidos democráticos, todos tienen programas extraordinariamente similares y el cambio de gobierno de UCD por el PSOE, por ejemplo, apenas reportaría cambios sustanciales.

  Todos los partidos mayoritarios tienen a la vez intereses unitarios y excluyentes y están en perpetua situación de atracción repulsión.

  Formalmente todos representan distintos grados de un mismo mal, desde la derecha liberal a la extrema izquierda, todos ellos están marcados por un afán economicista de lucro y poder y de este modo hay que considerarlos aún teniendo en cuenta que unos están más cerca de nosostros en la medida en que defienden una serie de valores instrumentales para ellos y esenciales para nosotros.

  El elemento unitario de todos los partidos entre sí en su afán de preservar el sistema que les reporta innumerables beneficios, estan cooperando en una santa alianza para mantener un sistema ruinoso pero que les beneficia.

  El elemento disgregador son sus intereses contrapuestos. Provistos todos de un insaciable afán de lucro y poder intentan constantemente hacer valer sus intereses particulares sobre los de los otros partidos y todos ellos sobre el interés nacional.

  La consecuencia: no puede ser otra más que la inestabilidad permanente y per se del sistema. Una estabilidad que en sí misma no destrozará al sistema pero que lo sumirá en una larga agonía.

2.  PLANTEAMIENTO ESTRATÉGICO: LA FRACTURA VERTICAL DENTRO DEL SISTEMA.

  Una estrategia realista y posibilista debe tener en cuenta las premisas brevemente analizadas en «l» que nos llevan al siguiente desarrollo estratégico:

  La desintegración del sistema solo puede realizarse llevando adelante una doble iniciativa:

  Orientada al interior del sistema: fomentando todo aquello que desune a los partidos mayoritarios (problemas de aborto, divorcio, intereses contrapuestos, ascendientes imperialistas, etc.)

  Orientada desde el exterior del sistema: lanzando a las capas sociales que no participan de la realidad del sistema contra él (minorías obreras, grupos juveniles y esudiantiles, intelectuales no alineados, grupos religiosos y cuerpos varios).

  Esta acción dirigida según dos vectores complementarios es lo que garantizará el colapso del sistema democrático (por la crisis interna y la presión exterior) y facilitará su reemplazo (según el modelo larvado y diseñado desde fuera del sistema).

Esta es la estrategia que hemos dado en llamar FRACTURA VERTICAL DEL SISTEMA.

3.  MOMENTOS ESTRATÉGICOS, FASES: DE LA ALTERNATIVA NACIONAL A LA ALTERNATIVA AL SISTEMA.

  Antes hemos sido claros: nos proponemos desmontar un sistema que se nos presenta como un portento de injusticia e inestabilidad, frente a ello proponemos una alternativa al sistema que se concreta en la edificación de un estado orgnánico y comunitario, un Orden Nuevo justo y renovador que España y Occidente deben conocer.

  Ahora bien la necesidad estratégica inmediata y el objetivo político prioritario es la sustitución del sistema de los partidos por un Estado Fuerte, es decir, una tarea que no nos afecta únicamente a los militantes del F.J sino a muchas capas sociales, incluso a varios partidos políticos organizadores. Por el contrario, la coincidencia no es tan grande cuando hablamos de cambiar al sistema: aquí cada organización mantiene posiblemente opciones distintas, por eso podemos afirmar:

  Es preciso disponer de un programa mínimo válido para una amplia franja de la población (un programa de ALTERNATIVA NACIONAL).

- Es preciso disponer de un programa máximo en el cual modelemos nuestro tipo de sociedad y definamos las líneas básicas del orden nuevo (un programa de ALTERNATIVA AL SISTEMA).

  Si bien hoy la lucha política debe centrarse en lo posible y en lo inmediato (el jaque mate al estado liberal) y para ello el arma más válida no és sino el programa de Alternativa Nacional, no hay que olvidar que la construcción de un nuevo tipo de Estado es la garantía (la única garantía) de que los males que hoy combatimos no volverán a reproducirse (ver caso del estado nacido del 18 de Julio).

  Un programa de A.N. es hoy un programa básicamente ofensivo, no es un mero programa reivindicativo, es un programa de lucha: un programa que nos ayudará a ser martillo en vez de yunque, que nos ayudará a canalizar el flujo de las fuerzas nacionales frente al repliegue actual, visible y evidente de las fuerzaliberales y marxistas.

4.  EL CONTENIDO DE LOS PROGRAMAS MÁXIMO Y MÍNIMO.

  Estimamos que el programa de Alternativa Nacional debe ser necesariamente amplio y dar cabida a los millones de españoles que con su atención han puesto en quiebra al sistema:

lº'.  Por la dimisión del gobierno.

2º.  Por la disolución de las instituciones surgidas tras el 20 N 75.

3º.  Por un gobierno de salvación y unidad nacional compuesto por técnicos y expertos de indudable patriotismo y eficacia.

  Por el contrario, un programa máximo, de alternativa al sistema debe contemplar unas realidades más concretas.



PONENCIA IV

LÍNEA TÁCTICA

0.  Se considera que la táctica es cada una de las fases de aplicación del plan estratégico. Mientras que éste es único e inamovible, las tácticas pueden variar en función de las condiciones objetivas. La aplicación de cada uno de las tácticas depende de los dirigentes intermedios preferentemente, mientras que la línea estratégica y su elaboración es tarea del Congreso y de los organismos nacionales de dirección.

1.  Las líneas tácticas aquí expuestas y propuestas  visto lo anterior  no son más que pautas a seguir susceptibles de ser ampliadas en función de los acontecimientos y de una mayor eficacia política.

ORIENTACIONES BÁSICAS

2.  ¡POR LA DEFENSA DEL PROGRAMA DE ALTERNATIVA NACIONAL!

En nuestra propaganda, en todas nuestras manifestaciones públicas las alusiones al programa de alternativa nacional deben repetirse con una insistencia machacona. La clave del éxito del FJ depende de que seamos capaces de forzar una situación que haga inevitable ninguna otra salida que no sea dicho programa.

Hay que procurar atraer a fuerzas políticas y sociales a dicho programa hay que considerar que este programa no es nuestro en exclusiva, pertenece a todos los españoles por tanto se trata de que todas las capas sanas de la población lo asuman y se comprometan en su defensa: nuestras posiciones son también las suyas aunque no militen dentro del FJ.

Es preciso, pues comprometer al mayor número de fuerzas políticas y sociales en la defensa del programa de alternativa nacional:

  Convocar con ellos reuniones para proponer la aprobación del programa.

  Llevar el programa a las asambleas de asociaciones, clubs juveniles, parroquias, círculos culturales, etc. proponer que envíen comunicados a la prensa y a los medios de comunicación apoyando el programa:

3.  ¡ARRANCAR EL PODER A LOS PARTIDOS Y SINDICATOS!

Es preciso por todos los medios desvalorizar el papel de unos y otros.

¿Qué ha hecho por España y por el pueblo? ¿qué han hecho por los trabajadores?. Hay que denunciarlos como elementos disgregadores, como manipuladores de todos los trabajadores que utilizan a los mismos para su política partidista y los votos para sus componendas.

Incitar en la propaganda y en las asambleas a la ABSTENCIÓN ACTIVA Y AL BOICOT en las elecciones contra los partidos y sindicatos.

Resaltar el hecho de que entre el 40% y el 50% de los españoles han rechazado con su abstención los intereses partidistas y que estos se reparten el 100% del poder.

Denunciar constantemente los manejos utilizando para ello las comparaciones entre los programas electorales de los partidos y su realidad a:

  Los que votaron a la derecha en busca de paz han encontrado terrorismo

  Los que votaron a la izquierda en busca de cambio tuvieron Pactos de Moncloa.

  Los que votaron al centro en busca de estabilidad tuvieron crisis económica.

Hoy el principal enemigo de la revolución nacional son los partidos y los intereses que tras ellos se ocultan: batirlos es quizás el principal objetivo estratégico.

4.  ¡VACIEMOS LAS INSTITUCIONES DE SU CONTENIDO!

La inutilidad del parlamento y del senado se están haciendo cada vez más evidentes:

  El parlamento no representa los intereses populares, representa los intereses de los cuadros dirigentes de los partidos mayoritarios.

  Tres años de parlamentarismo no han solucionado un solo problema de España, por el contrario, han creado muchos más.

  No hay entre los partidos mayoritarios una verdadera alternativa de poder a UCI), a lo más buscan una ALTERNANCIA en el poder con UC1):

El cambio de un partido por otro no representaría más que apellidar con otro calificativo a la miseria.

  Parlamento, Senado, Corona, entes autonómicos: debemos desalojarlos de toda la retórica que les rodea y preguntamos y preguntar a la masa: ¿qué ha hecho el Parlamento, el Senado y la Corona por nosotros? ¿qué problemas nos han solucionado?.

  Al torpedeo constante de las instituciones y a fomentar la desconfianza en tomo a ellas, debe ir parejo el crecimiento del prestigio de los programas de alternativa nacional y de alternativa al sistema y su progresiva comprensión e incorporación por parte de la población.

5.  ¡UNIFICAR A LA POBLACIÓN YA TODOS LOS PATRIOTAS TRAS EL PROGRAMA DE A.N.!

Hay que proponer, trabajar y conseguir un frente nacional de todos los jóvenes patriotas.

Hay que impulsar comités unitarios POR LA BASE Y EN LA BASE cara a situaciones y campañas concretas (campaña propresos, por ejemplo).

Es absurdo que existan en la Universidad distintos sindicatos y asociaciones nacionales, es absurdo que en el campo obrero distintos sindicatos se pierdan irresponsablemente en disquisiciones mientras UGT y CCOO siguen siendo prioritarios: UNA SOLA ORGANIZACIÓN SINDICAL, UNA SOLA ORGANIZACIÓN ESTUDIANTIL, UN SOLO FRENTE DE LOS JOVENES PATRIOTAS.

No puede haber revolución nacional, sin unión de todos los revolucionarios; no puede existir un frente nacional efectivo sin que tal frente esté vertebrado por una fuerza motriz revolucionaria.

Una sola organización, un solo frente nacional debe asumir la defensa y la implantación del Programa de Alternativa Nacional:

5.  ¡MARCHEMOS AL FRENTE DE LA PROTESTA POPULAR!

Cada día aumenta más el descontento popular contra el sistema, un descontento que ninguna política mayoritaria puede capitalizar en la medida en que todas son cómplices de lo que está pasando.

Nuestro deber es enseñar a las masas: todos los males de España y del pueblo proceden de unas única raíz: de la democracia liberal y de los pandios que nos dividen y oprimen; todos nuestros males desaparecerán, solamente con el entierro del estado liberal y de sus lacayos.

Pero no solo de palabras viven las masas: es preciso que nuestros militantes enseñen que no hay solución en el sistema, que el sistema lleva siempre a vías muertas: y que lo enseñen en la acción, con su ejemplo, marcando el camino a seguir.

En este sentido hay que asumir el radicalismo de la acción: manifestaciones callejeras, sentadas, ocupaciones, encierros, encadenamientos, acciones de protesta protagonizadas por unos pocos militantes y avaladas por las masas populares: ese es el camino, esa es la forma de encauzar la protesta: quememos las papeletas y los boletines de voto en público a la entrada de los colegios electorales, los dias de elecciones animemos a lat gente a no votar.

6.  ¡TRANSFORMEMOS LAS ABSTENCIONES EN POTENCIAL DE LUCHA!

Todos los partidos políticos pretenden hacer su agosto manipulando a la cada vez más amplia franja abstencionista: pero su intento es vano en la medida en que un gram número de estas abstenciones son consecuencia de la política de los partidos.

Esta gran masa sufre un desencanto por la democracia, es preciso inbuirle el encanto de la acción, demostrar que una mera apatía electoral no lleva a nada, es preciso que hagamos comprender a los abstencionistas que ellos son el partido mayoritairio, que el sistema solo sobrevive por que ese 40% largo es pasivo, que si fuera un 40% activo el sistema ya habría fenecido.

7.  ¡CONQUISTAR LA CALLE, DESPRECLAR LAS URNAS!

La única forma de tomar el poder en los estados democráticos no lo constituyen las urnas: el control de la calle también es fuente de poder. Hay que orientar campañas electorales abstencionistas: ¡cuando hayamos conseguido que exista un 51% de abstenciones al sistema democrático se habrá vaciado completamente de su contenido! ¡esta será su quiebra!.

Hay que demostrar a las masas que su voto no sirve para nada, voten a quien voten, si votan apoyan al sistema que les explota y les lleva a la miseria.

8.  ¡LIBERTAD PARA NUESTROS CAMARADAS PRESOS!

La lucha por la libertad de los patriotas presos es un acto de justicia vamos a combatir para que a ellos se les dé lo que a otros también se le ha dado: la libertad.

No hay que olvidar que nuestros camarada:s están presos por que han actuado dentro del marco forzado por el sistema, en una situación normal no se habrían visto forzados a cometer las acciones que les llevaron a la cárcel.

Y además para nosotros, sus camaradas en libertad, apoyarles en todo momento en un acto moral: ellos son nuestros primeros camaradas.

Hay que impulsar la sección del FJ en las cárceles, darle una realidad orgánica.

La lucha por la libertad de nuestros camaradas es un reto al sistema, un test, un desafío: ¡hay que ganarlo! ¡para los presos y para nosostros! ¡su libertad ahora por la de España mañana!

9.  ¡LLEVARA LA JUVENTUD A LA TAREA REVOLUCIONARIA!

La juventud tiene un único derecho del que derivan todos los demás: el derecho a la rebelión.

Lajuventud tiene un único deber del que derivan todos los demás: el deber de la revolución.

Hay que incidir en las capas más jóvenes de la población todavía no contaminadas por la sífilis marxista y liberal y ganarlas para la tarea revolucionaria.

Es preciso crear antes de Semana Santa la sección de bachilleres del Frente de la Juventud y hacer de ella el caballo de batalla de la revolución y del poder joven.

10.  ¡POR LA LIBERACIÓN NACIONAL! ¡ABAJO EL IMPERIALISMO USA/URSS!

Hoy España no es un país libre ni independiente. Está dominado por bases extranjeras y por partidos al servicio de intereses extra nacionales.

Denunciamos a UCD y al PCE como peones de la política imperialista en España. Denunciamos al PCE y el «eurocomunismo» como improvisación acrobática de acuerdo en todo con la política expansionista de la unión soviética. Denunciamos el capitulacionismo americano ante el comunismo y las infames traiciones de Vietnam y Camboya.

No puede haber un Estado ni una sociedad libre dentro de una patria oprimida por el imperialismo: por eso afirmamos y defendemos el carácter de movimiento de liberación nacional del Frente de la Juventud y manifestamos nuestra solidaridad combatiente a todos los pueblos y movimientos que luchan contra la doble tenaza del imperialismo USA/URSS y del sionismo internacional.

PONENCIA V

ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURAS

0.  La organización interna del Frente de la Juventud deber estar de acuerdo con su carácter activista y militante y por tanto sus estructuras deberán ser lo más flexibles posibles.

1.  PRINCIPIOS ORGANIZATIVOS:

  Representatividad y prestigio de los mandos: los cuadros dirigentes del FJ deben estar en condiciones militantes y por su preparación técnica y política.

  Jerarquía: solamente manteniendo el principio anterior será posible crear la j erarquía interna del FJ. Debe entenderse la jerarquía como un complemento: los situados en el escalón jerárquico superior complementan a los situados en el escalón jarárquico inferior.

  Disciplina: las órdenes no se discuten, se cumplen. Los organismos inferiores, deben estar subordinados a los organismos superiores, los camaradas de mayor graduación jerárquica deben dirigir a los de menor graduación y todos ellos seguir las orientaciones de la Presidencia y de la Junta Política.

  Centralismo estratégico y autonomía táctica: unidad en la concepción global de la marcha del movimiento y autonomía de las distintas secciones y grupos en la ejecución del programa estratégico.

2.  ESTRUCTURAS ORGANIZATIVAS:

  Presidencia: tarea representativa y de mando de la totalidad de la organización, situado en la cúspide de la misma. Nombrado en el Congreso nacional.

  Congreso nacional: su función es la discusión y aprobación de la línea ideológica, estratégica y táctica del FJ. Agrupa a delegados de todas las secciones atendiendo a un doble criterio: según la importancia numérica de cada sección y según la preparación de sus militantes.

  Consejo Política: dirección estratégica de la organización entre dos congresos. Sus miembros son elegidos en el Congreso. Se reune, al menos, una vez cada tres meses.

  Junta Política: dirección táctica de la organización. Sus miembros proceden del Consejo Político. Se reunen, al menos, una vez cada siete semanas o cuando las circunstancias lo requieran.

  Secretarías: la Junta Política está dividida en distintas secretarías especializadas. Estas son:

  Enseñanza: encargada de las orientaciones y de la organización de la lucha en la enseñanza media.

. Información: encargada de elaborar informes y recopilar material de archivo sobre la organización interna del FJ y sus relaciones poíticas. Encargada del fichero de la organización y de informar sobre los nuevos adheridos.

. Operativo: encargado de organizar el activismo callejero y de apoyar al Servicio de Orden.

. Prensa y propaganda: encargada de mantener contactos con otros grupos nacionales y con las asociaciones que dependen del FJ.

  Comisión de Conflictos: dependiente de la Presidencia, con miembros elegidos del Consejo Político y cuya función es velar por la unidad interna de la organización ideológica política y humanamente.

3.   ORGANIZACIÓN HORIZONTAL: SOBRE EL PLANO GEOGRÁFICO.

  El FJ estará dividido en distintas Comisiones, Uniones, Comités, Juntas, Agrupaciones, Federaciones Regionales que deben coincidir con las regiones naturales.

  El máximo organismo en cada una de estas regiones es la Jefatura Regional que organizará un consejo/comité/junta, etc. con los elementos más representativos de la región procurando que sus estructuras y funciones sean similares a las de la Junta Política Nacional pero a escala regional.

  Las Uniones/Juntas/Agrupaciones/Federaciones/etc. regionales impulsarán la creación de Secciones Locales y nombrarán un Secretario General en cada una de ellas.

4.  CATEGORÍAS DE AFILIADOS: SE ESTABLECEN TRES CATEGORÍAS DE AFILIADOS:

Simpatizantes, adheridos y militantes:

  Militantes: encuadrados orgánicamente y que desarrollan un trabajo para la organización y pagan cuota.

 Adheridos: pagan cuota pero no están encuadrados ni realizan milítancia.

  Simpatizantes: que manifiestan su voluntad de ingresar en el FJ y permanecen un mes a prueba bajo el mando de un militante.

5.  SIMBOLOGÍA:

  El emblema oficial del FJ es el triángulo con las iniciales y la llama en la parte superior.

  La bandera resulta de la combinación de la bandera del FNJ con la del FJ: bandera negra con disco blanco y en él el triángulo y la llama.

  En los actos públicos y las acciones los militantes se distinguen por el brazalete negro con el emblema bordado en blanco y la boina negra.

  Cada sección está según sus condiciones particulares, su origen y su sentimiento puede solicitar a la presidencia autorización para algún tipo de uniforme concreto o algún distintivo.



PONENCIA VI

PLAN DE TRABAJO PARA EL PRESENTE CURSO POLÍTICO


0.  Aún a sabiendas de que la situación política traumática de nuestro país puede hacer varias el rumbo de los acontecimientos políticos y modificar sustancialmente nuestro esquema operativo, creemos estar en condiciones de proponer las siguientes líneas concretas de actuación.

1.  CONSTITUCIÓN DE JUNTAS/COMITÉS/UNIONES/ETC. REGIONALES.

Antes de la Semana Santa de 1980 debemos comprometemos a haber puesto en funcionamiento estos organismos en todas las regiones.

Por supuesto que debe tratarse de organismos reales y con vida propia, capacidad de crecimiento y capacidad de autonomía.

2.  CONSTITUCIÓN DE SECCIONES LOCALES.

Antes del 18 de julio debe estar organizado el F.l en un mínimo de 20 provincias con sus correspondientes Secciones Locales, tareas que dependerán especialmente del esfuerzo de los organismos regionales de mando.

3.  CAMPAÑA PRO PRESOS.

Dentro del mes de enero/febrero de 1980 el FJ y sus secciones se comprometen a realizar una campaña lo más amplia posible en solidaridad con los camaradas presos: octavillas, carteles, número especial de la revista o número monográfico escrito por los presos, pegatinas, bonos, manifestaciones, encadenamientos y un festival en solidaridad. Creación de una sección del FJ cárcel.

4.  CAMPANAS DE BOICOT TOTAL.

La marcha de los estatutos autonómicos, tanto en las campañas del referéndum pro estatuto, como las consiguientes elecciones o los parlamentos regionales deben tener un contrapunto con nuestra presencia: por el boicot contra los partidos que los defienden.

5.  CAMPAÑA DE POPULARIZACIÓN DEL FJ.

En aquella localidad en las que el FJ todavía no esté constituido debe procederse a iniciar una campaña de pintadas (se sugiere a base de brocha y cal) que den a conocer tanto el nombre como el símbolo.

6.  INFORMACIÓN POPULAR

Hasta ahora los carteles murales se habían reducido a las universidades. Sin embargo esos carteles realizados en papel de embalar (se recomienda blanco) y rotulador deben popularizarse a nivel de calle: en las llamadas «zonas nacionales», en lugares céntricos en donde hay seguridad de que serán acogidos favorablemente. La temática de dichos carteles puede estar en referencia a sucesos de actualidad, o bien repetir resumidos textos de panfletos o de artículos aparecidos en «FRENTE». Se trataría de dar una periodicidad a estos carteles murales, llamándolos incluso «periódico mural del FJ», numerándolos, etc.

7.  REUNIONES PÚBLICAS.

No importe cual sea el volumen de asistentes: importa que las reuniones se convoquen y se realicen, que sean abiertas, reuniones en las que expongan nuestra línea política y tomemos postura frente a los acontecimientos del movimiento. Cada sección debe asumir el compromiso de realizar, al menos, una asamblea pública durante el presente curso político.

8.  PROGRAMA DE FORMACIÓN.

Cada grupo regional debe asumir el compromiso de organizar cursillos de formación de cuadros a lo largo del curso político. Por su parte la dirección central t hará lo posible por poner en marcha una «escuela de cuadros» que prepare a los cuadros nacionales.

9.  BOLETÍN INTERNO.

A partir de enero se iniciará la publicación de un pequeño boletín interno destinado a los cuadros políticos en el que se darán órdenes, se dará cuenta de los avances de la organización, se difundirán consignas, se recogerán experiencias y orientaciones en general. La aparición de este boletín será irregular tendiéndose a una aparición mensual. Boletín dele carácter confidencial.

10.   PUBLICACIONES.

Para hacer frente al presente curso político se editarán tres números de «FRENTE», se asumirá la distribución de «La Voz de la Rata Negra». Las resoluciones del Congresoo (convenientemente recortadas) serán publicadas en forma de folleto libro. Asimismo se apoyará la distribución de las «Ediciones&Altemativas». Según las necesidades de lucha se publicarán folletos y declaraciones que hagan falta.

11.  INTENSIFICAR CAPIPTACIÓN EN ENSEÑANZA MEDIA

Distribución de panfletos de este medio, intensificación de la propaganda en las zonas de colegios e institutos. Dar especial importancia a la formación y captación de jóvenes estudiantes y organización de la «Sección de EM del FJ». Especial interés en distribuir en este medio las revistas.

12.  PRESENCIA EN LOS MÍTINES NACIONALES.

El desplazamiento a todos los mítines de las fuerzas nacionales debe repetirse con un doble motivo: por una parte para estimular la captación y la formación de nuevas secciones y por otra para distribuir nuestra propaganda y popularizar nuestras consignas. Debemos estar presentes en todos los mítines de estos grupos y, si hace falta, programar la planificación de asistencia.

13.  CAMPAÑA POR LOS 1000 ACTIVISTAS.

Es preciso marcarse un objetivo: acabar el curso político con 1000 activistas cotizantes. Las distintas secciones deben realizar una planificación de la campaña y hacerla coincidir con las reuniones públicas de que hablamos en el punto 7. Las cifras de 1000 activistas no es arbitraria sino que representa una cifra a la que hay posibilidades de llegar y que representaría el situamos como fuerza preeminente dentro de los grupos nacional revolucionarios.

14.  CAMPAÑA POR EL 1º DE ABRIL.

Pendiente de estudio por sus características particulares.

15.  TEST DEL 18 DE JULIO.

En esa fecha se cierra en la práctica el curso político, es preciso que en ese momento nos planteemos un test que nos de a entender si hemos avanzado o si el esfuerzo realizado no se corresponde con los resultados obtenidos. Se propone una participación en el mitin que presumiblemente tendrá lugar en esa fecha y dar allí una demostración de fuerza: convocatoria de manifestación a la salida del mitin o durante su desarrollo.

(c) Ernest Milà - infokrisis - infokrisis@yahoo.es - http://infokrisis.blogia.com - Prohibida la reproducción de este artículo sin indicar origen

Comentarios  Ir a formulario