Infokrisis.- La manifestación convocada por los sindicatos para el 3 de diciembre supone un nuevo servicio de los sindicatos al poder a cambio de las ayudas recibidas. Se trata de la primera movilización de CCOO-UGT en los últimos siete años. Para colmo, unos sindicatos que han permanecido callados en todo ese tiempo, despiertan ahora con un aterrizaje perfecto (una movilización), pero equivocándose de aeropuerto: porque el culpable de esta crisis no es la "patronal" (¿qué es la "patronal"?), sino el gobierno ZParo

Los culpables de la crisis

La génesis de la crisis económica en España se reduce a lo siguiente: durante 15 años los gobiernos del PP primero y del PSOE después han permitiendo que el crecimiento económico del país tuviera como motor a dos sectores de baja productividad, construcción y turismo, importando inmigración masiva para cubrir los millones de puestos de trabajo, aun a sabiendas que este crecimiento no podría ser indefinido.

Cuando por una serie de circunstancias interiores (haber alcanzado el límite en el crédito, haberse construido mucho más de lo que el mercado interior podría asumir, a precios insostenibles) y exteriores (hipotecas subprimes y economía internacional volátil y basada en la especulación bursátil y en la migración de dinero facilitada por la globalización), todo esto se hundió, resultaba evidente que la vista gorda de los gobiernos del PP primero y del PSOE después, eran los responsables de lo ocurrido en España y es contra ellos contra quienes se trata de elevar la voz de protesta.

¿Y la patronal? La patronal no es inocente, pero ¿Qué "patronal"? La patronal de construcción, la patronal inmobiliaria, la patronal de hostelería, la patronal bancaria… nada más. El resto de patronales, como todo el país, han sufrido la crisis, la están sufriendo y la sufrirán por muchos años.

Tanto los gobiernos del PP como del PSOE, asumieron los deseos de las patronales de la construcción precisaba entrada masiva de mano de obra para que el precio de la fuerza de trabajo (los salarios) en esos sectores bajaran. Y el gobierno del PP primero y el del PSOE después, callaron.

La patronal de hostelería precisaba mano de obra barata para poder competir con los precios de los destinos turísticos del Este Europeo… y el gobierno del PP primero y del PSOE después, callaron y miraron a otro sitio mientras entraban 7.000.000 de inmigrantes que garantizaban que los salarios en hostelería se estancarían e incluso bajarían.

Tanto los gobierno del PP como del PSOE, permanecieron callados ante el gran negocio bancario desarrollado entre 2004 y 2008, cuando se convenció a los inmigrantes de que la forma de ahorro en España era la vivienda y se concedieron cientos de miles de hipotecas a inmigrantes por el 120 del precio de tasación de los inmuebles y por el 170 por ciento del valor real de los mismos, cuando apenas presentaban contratos de seis meses.

La burbuja inmobiliaria, la burbuja turística, la burbuja del crédito, han terminado estallando y todos conocemos a sus culpables: las grandes cadenas hoteleras, las constructoras y los ayuntamientos con los que han repartido beneficios, los bancos… ¿Qué han ganado las PYMES con todas estas burbujas? ¿qué han ganado los autónomos? ¿qué ha ganado un país orientado por sus últimos gobiernos hacia un crecimiento falso e ilusorio? ¿qué han ganado las empresas familiares? ¡Nada, absolutamente nada!

La estrategia de ZParo para afrontar la presión social

Y ahora los sindicatos señalan a "la patronal" genéricamente como culpables y piden a manifestarse el 3 de diciembre para… defender la ley de "economía sostenible" cuyo examen generaría carcajadas de no ser sólo la respuesta impotente de un gobierno de incapaces. Pero el gobierno ZParo está ahí porque en 2008 fue capaz de fascinar a una parte del electorado afirmando con una seriedad pasmosa que en España no existía ni existiría crisis. Una parte del electorado creyó en esta mentira y confirmó a José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, pasando un año después a ser simplemente ZParo.

A partir de las elecciones de 2008 resultaba evidente que el peor presidente de la democracia española iba a coincidir con el peor momento en la historia reciente de España y que no estaba, ni él ni su equipo, a la altura. De ahí la nueva estrategia socialista a partir de principios de 2009: ya que la crisis iba a desgastar constantemente al PSOE se trataba a partir de entonces de retener al propio electorado y de lograr el desgaste del PP.

Esta estrategia llevó al estallido de casos como Gürtel que lanzaban el dedo acusador contra el PP. Por su parte, el PP respondió levantando otros casos que acusaban al PSOE de corrupción. Y en medio de todo este clima aparecieron más y más casos de corrupción un poco por todas partes, hasta llegar a superar los 700 sumarios en este momento.

Esta misma estrategia llevó a ZParo a tener callados a los sindicatos de cuya protesta dependían buena parte de sus propios votos. ZParo subsidió directa e indirectamente a los sindicatos asegurando los sueldos que jamás hubieran podido pagar a sus burocracias liberadas del trabajo en las fábricas y los tajos, les concedió cursos de "reciclaje laboral" que en gran medida son de baja calidad o simplemente inadecuados para lo que se pretende: formar trabajadores en nuevas profesiones… cuando ni siquiera existe el gobierno es capaz de decir qué sectores absorberán empleos en los próximos años.

Ahora los sindicatos tienen un problema: están callados desde hace dos años a pesar de que en estos momentos ya estamos en los 4.000.000 de parados oficiales y en 5.000.000 de parados reales. Los sindicatos no han elevado ni una sola palabra contra el gobierno ZParo. Esto no podía extrañar en UGT en donde Cándido Méndez tradicionalmente ha comido de la mano del PSOE, pero es más extraño en CCOO. Sin embargo, a partir de la sustitución de José María Fidalgo por Fernández Toxo, CCOO se ha convertido en otro apéndice de la política de ZParo en el mundo laboral.

Los sindicatos han callado pero ahora ya no pueden soportar la presión de sus propias bases: ¿Cómo pueden permanecer silenciosos cuando las tasas de paro ya superan el 20%? ¿Cómo callan cuando el paro juvenil ha superado el 35%? ¿Cómo callan cuando el proyecto de Economía Sostenible ni siquiera es capaz de explicar las estrategias para reactivas el empleo?

La manifestación-trampa de las cúpulas sindicales estafadoras

En estas circunstancias, ya es imposible contener a las bases sindicales y negar la gravedad de la situación: solamente se trata de crear falsos señuelos y de resucitar viejos esquemas: el de la lucha de clases y el del peligro de los "capitalistas"…

No vamos a ser nosotros quienes salgamos en defensa de la "gran patronal", de la patronal de los constructores y de su santa alianza con ayuntamientos (reconstruida con el Plan E en sus dos fases que se puede sintetizar así: 15.000 millones de dinero público para abrir y cerrar zanjas, cristalizando en bajos salarios y en grandes beneficios y comisiones en poco tiempo), no vamos a salir en defensa de la patronal bancaria (que ya ha visto como el gobierno adquiría sus activos "tóxicos" y que en 2010 precisará una nueva ayuda pública), no vamos a defender a las grandes patronales que velando solo por sus beneficios presionaron para que el gobierno miraba a otra parte mientras entraban 7.000.000 de inmigrantes… pero sí es preciso salir en defensa de la pequeña y mediana empresa, de los autónomos, de las empresas familiares y de aquellos empresarios que con su esfuerzo han creado puestos de trabajo y hoy se sienten todos abandonados por el crédito (la mayor parte del cual lo absorbe el Estado para poder soportar su abultada e insoportable deuda pública), presionados por un gobierno que aspira solamente a recaudar más impuestos (pero no a abordar políticas de austeridad, ni contención del gasto público), traicionados por unos gobiernos que han pactado con la Organización Mundial del Comercio medidas que facilitan la deslocalización empresarial, la entrada de productos fabricados en el extranjero a precios de dumping, que desmotiva la producción en España y que hace imposible la competencia con productos fabricados en países sin coberturas sociales, con salarios de subsistencia y hambre y con baja presión fiscal.

¿Es contra esta "patronal" contra la que se manifiestan los sindicatos domesticados por ZParo? Sí, es contra ellos. En una formidable confusión, los sindicatos asumen el discurso de ZParo: la "patronal" se niega a la desbloquear la negociación colectiva, la "patronal" se niega a reabrir el diálogo social, la "patronal" busca recortar los derechos laborales… y así sucesivamente.

Pero ¿de qué "patronal" se está hablando? La patronal no es una institución homogénea y uniforme. Hay patronales que se han lucrado hasta la saciedad en los años de las grandes burbujas y hay otras patronales que han visto como la deslocalización y la desaparición de aranceles los ponía simplemente al borde de la indigencia.

Y, sobre todo, ninguna patronal puede pactar absolutamente nada, mientras el gobierno no ofrezca soluciones válidas y viables para paliar la situación económica del país. Esta situación hoy puede definirse solo como catastrófica. No solamente estamos en crisis desde hace dos años, sino que ni siquiera sabemos cómo salir de la crisis… entonces ¿qué postura pueden adoptar las pequeñas y medianas empresas, los autónomos o las empresas familiares? ¿qué van a negociar hoy si ni siquiera saben si existirán mañana?

Es el gobierno quien tiene la pelota en su tejado: es el gobierno el que agobia a las empresas mediante impuestos, es el gobierno el que ha dilapidado el superávit en menos de un año, el que ha multiplicado el déficit en menos de siete años, es el gobierno el que absorbe la mayor parte del dinero disponible para el crédito y que lo resta a las PYMES y a los consumidores, es el gobierno el que, a medida que pasan los meses, ni disminuye el gasto público, ni contiene sus faraónicos y superfluos gastos… ¿Cómo se puede exigir a la patronal en estas circunstancias algo, si la mayor parte de los patronos no saben si el año que viene habrán cerrado sus empresas?

En el colmo del absurdo, esta manifestación de CCOO-UGT contra la patronal se convoca justo cuando estos dos sindicatos acaban de firmar el acuerdo de desbloqueo de la negociación colectiva. Si los sindicatos lo han hecho ha sido siguiendo órdenes del gobierno ZParo: señalando genéricamente a la "patronal" se evita mirar al gobierno y responsabilizarlo de lo que está ocurriendo.

Por eso esta manifestación es ilegítima y falaz: porque exculpan al gobierno de los resultados de una política económica y de unas directrices (que fueron ayer las del PP y hoy son del PSOE). No estamos ante una "manifestación sindical", estamos ante una "manifestación-trampa" convocada por sindicatos estafadores.

3 de diciembre: ir y transformarla en una manifestación anti ZParo o desentenderse de la mangancia sindical

Los sindicatos han realizado una maniobra peligrosa ante la que solamente un servicio de orden férreo puede salvar. Por que una vez lanzados a la calle unos cuantos miles de trabajadores, va a ser muy difícil que espontáneamente no surjan gritos contra ZParo que correrán el riesgo de extenderse a toda la manifestación.

Esta manifestación es un test que nos confirmará hasta qué punto las bases sindicales siguen las consignas de sus burocracias compradas al peso por ZParo, o bien piensan por su cuenta. Nos informará también sobre los grupos de oposición surgidos dentro de los sindicatos. Nos dirá hasta qué punto la masa obrera permanece callada sufriendo la crisis o ha pensado quiénes son los culpables de la misma. Y nos dirá mucho sobre la capacidad real de movilización de los sindicatos y sobre la calidad de la movilización.

Nos dirá, en definitiva, si los sindicatos CCOO-UGT son "interlocutores sociales" o bien dos siglas huérfanas de militantes, formados únicamente por unos cuantos miles de liberados pagados con cargo a los presupuestos generales del Estado vía subsidios, ayudas, subvenciones y cursillos, y mucho nos tememos que demostrarán que el crédito que tuvieron los sindicatos en los primeros años del milenio, ya se ha dilapidado completamente.

Es difícil vivir de los subsidios del gobierno y pensar que haber callado durante los últimos años y, especialmente en los momentos en los que se rozan los 5.000.000 de parados reales, el silencio sindical va a salir gratis, por mucho que Toxo y Méndez apunten a "la patronal", a esa misma patronal con la que negocian como "interlocutores sociales"… sean de otros, nuestros no son. Y "nosotros" somos todos los que no iremos al pobre sarao de CCOO-UGT el 3 de diciembre. Negocian… no en nuestro nombre.

© Ernesto Milà - infokrisis - infokrisis@yahoo.es - http://infokrisis.blogia.com - Prohibida la reproducción de este texto sin indicar origen.

Comentarios  Ir a formulario