Infokrisis.- Para el IV Congreso de ese partido que entonces era una "joven promesa" y ahora es una ruina abandonada por todos y gobernada por un líder cada vez más aislado y solo, elaboramos esta ponencia que se debatió y salió aprobada.  No pudimos asistir personalmente a aquel congreso por motivos de salud. Se trataba de un documento del que todavía compartimos lo esencial del análisis y de las propuestas. Es significativo que ya en aquel momento aludiéramos en la parte de análisis político a la inevitabilidad de la crisis económica. Ya en aquel entonces (2000) era era evidente que el ladrillazo no podría mantenerse durante mucho tiempo. Lo presentamos ahora por ser el primer documento que hemos encontrado y con el que abrimos una nueva sección de temas: Documentos Políticos, en el que iremos incluyendo aquellos textos de carácter político que hemos escrito durante nuestro período de militancia en distintos grupos.

IV CONGRESO. PONENCIA DE ESTRATEGIA Y TACTICAS

I Parte - Analisis político

a) Mundialización
Consideramos que el proceso de globalización es el principal problema que tienen que afrontar hoy pueblos y naciones de todo el mundo. Consideramos que cualquier otro problema es menor ante el riesgo de la globalización. Consideramos que cualquier otro problema que deban afrontar pueblos y naciones deriva directa o indirectamente de las alteraciones causadas por el proceso de mundialización.

Este proceso de mundialización tiene como objetivo crear un mercado único mundial, sin fronteras, un mercado homogeneizado que permita la comercialización de productos standarizados a nivel mundial; la abolición de las culturas y de los Estados, de las naciones y de las identidades nacionales, son las condiciones necesarias para hacer imparable el camino hacia la mundialización. Si hoy existen flujos migratorios, si asistimos a un proceso enloquecido de fusiones entre empresas de todos los sectores, si las grandes multinacionales de la cultura están promocionando determinados productos, si las identidades culturales están en crisis, todo ello de debe a la mundialización querida y promovida por los élites financieras y los patrones de la economía mundial, en este tiempo en el que la política se ha rendido ante los dictados de la economía y ésta sigue las directrices de la alta finanza y las multinacionales agrupadas en organizaciones internacionales de poder.

b) Fracaso de la Unión Europea
Dentro de este contexto, la unión Europea que podía haber servido para impulsar la creación de un polo diferenciado, con capacidad industrial, cultural y humana, para frenar a la globalización, ha sido arrastrado por ésta. A estas alturas, cuando el euro ha sido derrotado por el dólar antes incluso de salir al mercado, cuando la economía mundial se ha rendido ante el proceso de dolarización y, cuando, la integración de otros países en la unión Europea se ha pospuesto, resulta claro que la idea del Tratado de Roma (creación de un espacio único europeo), reconvertida en Maastrich (creación de un Estado Europeo con economía integrada), han resultado un fracaso. Cada vez, desde todos los rincones de Europa surgen voces más altas que piden que cese el despilfarro de la burocracia de Estrasburgo, las instituciones inútiles que solo consumen presupuesto y a la que los partidos envías a sus elementos incómodos a modo de exilio dorado. Hoy se está más lejos de la idea europea de lo que se estaba en Maasstrich. Pero el daño que ha causado a las economías de los distintos estados europeos, sometidos a distintos reajustes sectoriales, es tal, que ha supuesto la desaparición de ramas enteras de la producción en algunos países.

c) La vitalidad de los Estados-Nación
Frente al mundialismo y visto el fracaso de la unión Europea, el único punto de anclaje de la lucha contra la mundialización, son los Estados Nacionales. A diferencia de la extrema-izquierda utópica que combate contra la mundialización en nombre de otra utopía mundialista y humanista (un mundo sin fronteras sin fuertes ni débiles, sin opresores y oprimidos), nosotros sostenemos que a la utopía mundialista hay que combatirla con la única realidad de que disponemos: los Estados Nacionales.
El arsenal legislativo, los medios coercitivos, la vitalidad, el aparato mismo del Estado, son hoy los únicos baluartes de defensa, las únicas murallas concretas desde donde puede partir, en un primer momento, la defensa y posteriormente el asalto contra la mundialización.
La lucha contra la mundialización hay que hacerla en nombre de algo, para evitar levantarla en el terreno de la utopías. Nosotros hemos elegido hacer del Estado-Nación una roca en el océano de la mundialización.

d) El enemigo interior del Estado-Nación
Pero para que esa lucha llegue a buen puerto hay que reconocer que el Estado-Nación tiene enemigos interiores. Hoy el principal enemigo en España son los movimientos secesionistas. El secesionismo, o bien combate en nombre del micronacionalismo burgués, o bien paradójicamente, en nombre de la antimundialización. Sin embargo, no reparan en que contra más pequeña es una nación más fácil es dominarla y menos vitalidad tiene. De ahí que consideremos que los nacionalismos periféricos, catalán y vasco, preferentemente, debilitan la fortaleza de la Nación Española ante la globalización y, por tanto, son los principales enemigos interiores. En cuanto al terrorismo, de corte nacionalista y surgido de los bajos fondos psicopatológicos de la sociedad vasca, debe ser considerado como una alimañana a aplastar y, tanto él, como sus aliados, sus tentáculos y quienes muestren tibieza ante él, deben ser denunciados como sus cómplices objetivos.
 
e) Los años del PP

Tras el desastre nacional que supuso el ciclo socialista que concluyó con una sociedad civil desmantelada, con un país destrozado ética y moralmente y con sectores enteros de la economía literalmente destrozados, las dos legislaturas del PP han paliado los rasgos más extremos de la corrupción socialista y han mostrado mas eficacia en algunos terrenos, pero, globalmente, no pueden ser considerados más que como un interregno continuista en relación a los años del socialismo. La condescendencia ante el nacionalismo catalán, la tibieza a la hora de combatir la economía del pelotazo, el retraso en reformas urgentes, empezando por una reforma radical de la enseñanza, desde la preescolar hasta el ciclo universitario, la continuidad del PP en relación a la política europea del PSOE, el infame apoyo a la OTAN durante los bombardeos a Yugoslavia, la dejadez con la que se ha afrontado el problema de la inmigración, la falta de decisión en encarar la crisis ética y moral y los grandes problemas que tiene planteado este país, confirman que la política del PP es una política de centro-derecha, continuista en relación a la política de centro-izquierda del PSOE.

f) Ante la crisis que se avecina
Si el PP ha logrado afianzar su mayoría absoluta, no ha sido por méritos propios, sino por errores del PSOE, que todavía hoy, sigue a la búsqueda de una clase política nueva que le permita desprenderse de la sífilis felipista que aun le contamina. En materia económica se ha beneficiado de una situación de bonanza internacional y, el motor de la economía, ha sido el sector de la construcción,  estimulado por la salida a flote del dinero negro y la necesidad de invertirlo ante la sustitución de las monedas nacionales por el euro en el 2004. Pero este período ha llegado a su fin. La construcción se está ralentizando en el momento de escribir estas líneas, la subida del precio del petróleo y el ascenso de la inflación y del precio del dinero, han cerrado dramáticamente el tiempo de la prosperidad. España se dispone a afrontar una nueva crisis. Pero hay elementos que la van a hacer mucho más aguda y dramática que las anteriores.

g) Afrontar la invasión del tercer mundo
El nuevo elementos es el millón y medio de inmigrantes, cifra cada día que pasa en aumento (se puede estimar en un millar de incremento diario). Miente quien dice que esta mano de obra barata va a dar mucho más que a recibir. La inmigración descontrolada está provocando: aumento de la delincuencia, saturación de los servicios de asistencia social por parte de los inmigrantes y con la consiguiente desprotección a los españoles, bajada del precio de la mano de obra con el consiguiente aumento de los beneficios empresariales y la agravación del paro juvenil, y podríamos seguir hasta el infitino; sin hablar de los problemas de convivencia creados por un Islam intolerante, inasimilable e, histórica y geopolíticamente, de intereses muy diferentes a los europeos.

h) Vulneración de los derechos de los jóvenes

De todas las clases sociales que se van a ver afectadas por la inmigración salvaje y descontrolada, la juventud es, sin duda, la que más va a sufrir. Los jóvenes deben a los socialistas los contratos en precario, la ley Boyer que puso los alquileres a precios imposibles, un sistema educativo arruinado y en crisis, ahora le deben al PP, la llegada de millón y medio de inmigrantes que hacen bajar los precios de la mano de obra, que acaparan becas en la enseñanza primaria y que han disparado la delincuencia en los barrios populares. Para estos jóvenes, la posibilidad de fundar una familia es algo remoto: a la falta de mano de obra, la "banda de los cuatro" (PSOE, PP, CiU y PNV) no responde creando condiciones favorables para las parejas jóvenes, no responde abaratando algunos servicios para los jóvenes, responde abriendo la puerta a inmigrantes. Los jóvenes deben comprender que el apoyo o la tibieza ante la "banda de los cuatro", va a sellar fatalmente su destino.

i) Vulneración de los derechos del pequeño comercio
El pequeño comercio debe a la "banda de los cuatro" su ruinosa situación. El pequeño comercio debe de aprender que su lamentable situación actual se debe a haber apoyado durante más de veinte años, con su voto, a la "banda de los cuatro". Esta banda ha abierto las puertas a las grandes superficies, a las grandes cadenas de alimentación, les ha cedido terrenos gratuitos en los municipios, les ha facilitado exenciones fiscales, les ha condonado impuestos municipales y, finalmente, les ha permitido abrir en horarios flexibles. El resultado ha sido la ruina del pequeño comercio, la muerte de la vida en los barrios y el aislamiento del sector. Pero el pequeño comercio debe de ver en esta situación la enésima desgracia traída por la mundialización. Y debe de actuar en consecuencia, o de lo contrario, a la vuelta de seis años, no quedará ni un solo establecimiento abierto en nuestros barrios.

j) La crisis moral y ética del país
Como partido de centro-derecha, el PP prometió acometer la lucha por la regeneración ética y moral de España. Y es en este terreno en donde su tarea ha estado más ausente. El sistema de enseñanza sigue empantanado y falta decisión para romper el consenso continuista. No es que sea preciso un "decreto de humanidades", es que hay que reformar la enseñanza lingüística (masacrada en las comunidades bilingües), es que hay que reformar la enseñanza de las matemáticas y, sobre todo, revisar la ideas básicas por las que se debe regir la enseñanza. Pero esto no es todo: tenemos más de una docena de televisiones públicas deficitarias y banales, una moral pública en la que la moral del "pelotazo" y la de muñir las ubres del Estado, sigue siendo modelo a seguir. La clase política se hunde entre el desprestigio y la apatía y, finalmente, la sociedad española, sucumbe ante la falta de valores y la complacencia del Estado en que los únicos valores sociales en uso sean el afán de lucro y de pelotazo, la telebasura y sobredosis de espectáculo futbolístico.

k) El fracaso de las alternativas de izquierdas

Los años del PP suponen los años en los que la izquierda se ha ido desfigurando poco a poco. Está claro lo que era y lo que es el PSOE, el partido que entregó España al proceso de mundialización; de él solo puede esperarse una lucha a muerte por el poder y el que, en un eventual regreso al poder, repita su su binomio corrupción-ineficacia. ¿Qué algo más allá del centro-izquierda socialista? No; la crisis endémica que sufre IU desde su fundación y que casi la ha borrado del mapa, de un lado, y de otro, la atomización del "sentir izquierdista" en multitud de micromovimientos pacifistas, utopistas- antiglobalización, antimilitaristas, ecologistas, feministas, etc. ha desmantelado lo que quedaba de izquierda y ha liberado un potencial reivindicativo incapaz de ser explotado por los restos del partido comunista. Y lo que es más interesante: las capas más desfavorecidas de la sociedad ya no tienen a un partido que se diga intérprete de sus intereses. Hoy IU y su entorno están mucho más interesados por reivindicar que la seguridad social pague operaciones de cambio de sexo, que por defender los derechos de los trabajadores.


II Parte - Estrategia general

a) Un proyecto nacional para España
Consideramos que una línea estratégica solamente puede derivar de la elaboración de un proyecto nacional en torno al cual se vayan adicionando voluntades y sectores sociopolíticos. Consideramos que la elaboración de un proyecto nacional es una tarea colectiva de la que nosotros hoy solamente podemos diseñar los lineamientos generales. Consideramos que la elaboración de un proyecto nacional es una tarea histórica que está pendiente desde hace 100 años, cuando concluyó el ciclo histórico iniciado en 1492 y cerrado con la crisis nacional y la pérdida de Cuba y Filipinas.

1. Entre el jacobinismo y la desintegración: existe una tercera vía
Consideramos que entre la concepción jacobina del Estado y de la Nación, reduccionista y nivelador de cualquier particularismo local y entre la desintegración que proponen los micronacionalismos periféricos, existe una tercera vía.

2. Cuando el Estado es Estado-Nación
Consideramos que es preciso reformar la constitución española y definir España como un "Estado-Nación compuesto por regiones que históricamente han ido aportando sus particularismos y riqueza". Es preciso acabar con la ficción querida por una transición grotesca que terminó definiendo España como "Nación compuesta de nacionalidades".

3. Proyecto abierto hacia abajo: Comunidades Autónomas y foralismo
Consideramos que un proyecto nacional digno de tal nombre debe de ser un proyecto abierto, en su parte superior, a la colaboración con espacios supranacionales y, abierto en su parte inferior, a los particularismos locales. En este sentido, la historia de España ofrece el ejemplo de una articulación foral de la Nación en la que cada una de sus partes dispone de unos derechos y de unas obligaciones. Este proyecto foralista que pueden encarnar hoy las comunidades autónomas, debe de tener como contrapartida la fidelidad manifiesta de esas comunidades hacia la idea nacional española.

4. Proyecto abierto hacia arriba: Europa e hispanoamérica
La lucha contra la mundialización precisa la alianza de distintos bloques continentales. Por nuestra ubicación geopolítica somos europeos y buscamos estar junto a los distintos pueblos y Naciones de Europa en vanguardia de la lucha contra la globalización. Por cultura somos tributarios de la cultura greco-latina de la misma manera que el resto de pueblos de Europa y nos cupo el honor histórico de llevar esa cultura al otro lado del Océano forjando la idea de la Hispanidad que junto con la idea europea deben incorporarse a un proyecto nacional.

5. Riqueza lingüística y patrimonio histórico
Fruto de ese ciclo histórico ha sido la formación de una comunidad lingüística que, en estos momentos sorprende por su vitalidad en el corazón mismo de los EEUU. Consideramos que la riqueza lingüística es hoy el más alto valor de la hispanidad que hay que respetar, defender y promocionar, tanto dentro del Estado como en su proyección internacional.

6. La síntesis de los valores hispánicos: crisol de los valores occidentales
Consideramos que en este momento histórico existe un valor que vivieron todos los pueblos de España durante 800 años: es el valor de la Reconquista que animó a este país durante ocho siglos y que, finalmente, contribuyó a soldar en 1492 a los distintos reinos peninsulares. Esa idea de Reconquista es la idea que hoy debe animarnos a todos y proyectarse por Europa e Iberoeamérica, como un llamamiento a la revuelta contra la globalización y por la recuperación de los propios destinos. Consideramos, finalmente, que en esa idea de reconquista y en la idea que posteriormente animó a la colonización del nuevo Mundo, lo que subyace son los valores del mundo clásico asumidos e interpretados por la España de los siglos XVI y XVII.

b) concepción gradualista de la acción política

1. Una sociedad del siglo XXI regida por los valores del XVIII

Consideramos que estamos viviendo en un momento de grandeza desconocida hasta ahora y sin embargo nuestras clases políticas y sus intelectuales orgánicos no están a la altura de las circunstancias: estamos viviendo en los albores de un mundo nuevo, la sociedad del siglo XXI, en la que la emergencia de nuevas ramas de la ciencia (genómica, criogenia, nanotecnologías, revolución en las comunicaciones, etc.) está creando un nuevo marco sociopolítico. Y sin embargo, este mundo del siglo XXI, que en nada se está semejando a la sociedad de hace siquiera 20 años, sigue regido por los valores de la Ilustración, es decir, los valores del siglo XVIII. Nosotros pretendemos, finalmente, compaginar los logros de las ciencias y las técnicas de vanguardia con los valores tradicionales y originarios de la familia de pueblos de los que procedemos: los valores de la cultura clásica.

2. Rechazar el salto al vacío
Sostenemos que hoy es legítima cualquier postura reformista del actual marco socio-político-cultural, lo que es impensable es que alguien proponga un salto al vacío. Entre la sociedad que pretendemos -regida por los valores clásicos y en vanguardia de la modernidad científico-tecnológica- y la actual deben existir distintas etapas intermedias en las que los valores hoy dominantes vayan siendo sustituidos progresivamente por los que proponemos.

3. No confundir democracia y partitocracia
Creemos que la democracia directa es uno de esos valores que en la actualidad pueden ser consensuados para dirimir los conflictos, renovar las clases dirigentes y regir como norma social. Creemos que una democracia hoy supone el reconocimiento de unos derechos y libertades básicos (de reunión, de manifestación, de asociación, de expresión), unido a una forma de representación y de solución de los conflictos (el sufragio universal). Pero, a partir de aquí, consideramos que la partitocracia y la burocracia, han corrompido la idea democrática y que la partitocracia (poder de los partidos que generan mecanismos antidemocráticos de autodefensa) y la burocracia (estructura de poder cuyo único fin es perpetuarse), son los cánceres del sistema democrático.

3. Contra la partitocracia
Consideramos que en esta fase de nuestra lucha política, en este peldaño que tenemos ante nosotros, el primero para ascender a los objetivos propuestos en lo que hemos definido como nuestro proyecto nacional, la lucha contra la partitocracia y la burocracia, ocupan un lugar fundamental. Es preciso acabar con el monopolio político de la "banda de los cuatro"; cualquier medida legislativa, cualquier iniciativa popular que tiende a reducir el poder de la partitocracia y de su burocracia, debe ser impulsada. En toda Europa, opciones de nuestro estilo están avanzando imparables y el encono con que son combatidas por las dos columnas sobre las que se mantiene el actual orden (una columna socialdemócrata y una columna conservadora) muestra el terror que tienen a la entrada de un nuevo competidor en el terreno político: las opciones nacionales y populares. 

c) Apoyarse en un éxito para asegurar el despegue
Consideramos que atravesamos una etapa de desarrollo y arranque difícil en la que el peor enemigo es el aislamiento y la distorsión que puede existir en torno nuestro. Creemos que la nueva alternativa política que se está afianzando en toda Europa, desde Francia hasta Dinamarca, desde Italia a Bélgica, en Austria y en Suiza, en las nuevas democracias del Este, también conseguirá afianzarse en España y si no lo ha logrado antes es por un factor objetivo (no han existido condiciones adecuadas) y por un factor subjetivo (la vieja extrema-derecha con sus errores y anacronismos demoró este proceso). Pero hoy nada impide que la alternativa nacional y popular contra el mundialismo y la globalización, irrumpan en el terreno fértil y abonado de nuestra Patria. Para ello es preciso focalizar la atención y los esfuerzos en un solo éxito.
 
1. Estudiar en donde es posible presentarse en las municipales del 2003
Creemos que hay que situar el objetivo en las elecciones municipales del 2003. Resulta evidente que no vamos a tener fuerza suficiente como para presentarnos en todo el territorio nacional, pero sí está claro que existen algunas capitales y pueblos en los que tenemos más posibilidades de lograr algunos éxitos. Es preciso identificar estas demarcaciones electorales y estar preparados para la cita de dentro de tres años.

2. Concentrar en ese lugar medios y esfuerzos a partir de ahora.
Resulta claro que no lo podemos cifrar todo al azar. Debemos de "trabajar" en la base, a través de una presencia militante continua, en aquellas circunscripciones electorales en las que existan condiciones objetivas suficientes para arrancar. En la práctica esto implica concentrar esfuerzos en no más de una decena de provincias y realizar en ellas un trabajo político militante a nivel de base, de tal manera que nuestra sigla y nuestros postulados sean conocidos en el 2004.

3. Aquilatar experiencias extrapolables.
Todavía carecemos de experiencia política directa. Precisamos obtener experiencias directas sobre el trabajo militante capaces de extrapolarlas luego a otras demarcaciones. En la actualidad nuestra militancia está llevando a cabo campañas en defensa del pequeño comercio, contra la inmigración descontrolada, contra las ETTs y contra los cómplices del terrorismo. Está claro que en estas campañas estamos realizando tanteos, pero de momento está claro que vamos por el camino correcto, que el grado de seguimiento y apoyo que estamos obteniendo es inesperado y, todo esto demuestra que los tiempos están maduros para que una opción nacional y popular irrumpa en el panorama político español.

d) El instrumento estratégico: el partido
Consideramos que el partido político es el instrumento para llevar adelante una lucha contra la globalización. El partido político es, a la vez, un núcleo de cuadros formados en una experiencia política cotidiana y que, por tanto, conocen y comparten los problemas de la ciudadanía, que son los suyos, y una base que ha percibido la justeza de las posiciones en el programa del partido, en sus orientaciones y en la actividad cotidiana. 

1. El partido ante la sociedad
El partido tiene que tener una imagen precisa ante la sociedad: una imagen tranquilizadora, pero al mismo tiempo polémica y rupturista. Allí donde estemos debe de haber debate y provocación. Es la única forma de despertar las conciencias. Si, optamos por un discurso político moderado y gris, lo único que obtendremos es el silencio y la difuminación de nuestra opción. Debemos aspirar a ser un partido tranquilizador en las formas y en los métodos de trabajo, pero provocador en las ideas, estimulador de las conciencias y predicadores del sentido común.

2. De espaldas a los restos de la vieja extrema-derecha
A finales de 1999 se puso en evidencia que los restos de la extrema-derecha, no solamente estaban clínicamente muertos, sino que ni siquiera podía contarse con la presencia de algún "sector sano". La vieja extrema-derecha tiene que comprender que ha entrado en la historia reciente de este país, que es, en definitiva, historia: historia es el período franquista, historia es la falange, historia es Fuerza Nueva y los partidos que durante la transición quisieron encarnar la herencia del antiguo régimen. Y ya se sabe que, agua pasada no mueve molino. Debemos de permanecer al margen, bien diferenciados y sin punto de contacto, con esa vieja extrema-derecha que aun dará que hablar en la crónica de sucesos y por su patológica búsqueda del martirio. Al margen y vigilantes.

3. Los skins y la lucha de los jóvenes
Resulta inevitable, a la hora de hablar de una política de juventud y de integrar a las capas juveniles de la sociedad en el partido, aludir al movimiento skin. A este respecto tenemos que decir, que nadie puede ser excluido o condenado por su forma de vestir o de cortarse el pelo, pero si puede ser excluido del partido y condenado por la sociedad, por su proceder y por su forma de actuar. En este sentido, está claro que nos desvinculamos de la violencia skin, que condenamos el uso de la violencia como forma de afirmar la propia idea política o la presencia en la calle y que el partido debe de estar cerrado a quienes practiquen culto a la violencia o su inestabilidad emocional les induzca a practicarla.

4. Rechazar el infantilismo alternativista.
Hacer política es construir el futuro. Hacer política es pasar bajo la cascada del realismo e impregnarse de sus aguas. Hacer política es construir opciones creíbles y capaces de calar en el electorado. Hacer política es tener los pies en la tierra y la cabeza en el cielo. Hacer política no es darse "el gustazo" o aparentar ser más revolucionarios que el más loco agitador político. Hay que prevenirse contra las formas infantiloides e inmaduras de presentar el propio proyecto político, haciendo el vacío en torno propio y generando alternativas solo existentes en el ciberespacio y en papeles de muy escasa difusión siempre al margen de las necesidades y las expectativas de la sociedad.


Tercera Parte - Principios Estratégicos

Quien es el enemigo:
A la hora de definir una estrategia política es indispensable pasar revista a quienes son los amigos y quienes los enemigos, o de lo contrario, jamás se podrá elaborar una política de alianzas y de crecimiento y establecer contra quien enfocar las campañas.

1. Los enemigos y los engañados
Hay que diferenciar al "enemigo" del "engañado". Durante dos décadas de democracia, los electores han sido reiteradamente engañados por las capas dirigentes de los partidos mayoritarios. Esto ha implicado el desprestigio de la política y de los políticos y ha generado una inmensa y abrumadora masa desengañada de la política y resignada a ser esquilmada por la "banda de los cuatro".
Corresponde a esa clase política la responsabilidad en el desmantelamiento de la idea nacional, de cualquier huella de moralidad y ética y de toda moral que no sea la del pelotazo y del lucro.

2. Imponer una nueva forma de hacer política
Una alternativa política no puede divorciarse de la clase dirigente que la propone. Si lo que predicamos es un nuevo estilo de hacer las cosas basado en la ética del servicio a la comunidad  y de la dignidad del servidor público mandatado por la población. Nuestros militantes deben ser ejemplo de aquello que predicamos. Nuestros militantes deben dar ejemplo en su comportamiento cotidiano de los valores que predican y, sobre todo, deben distinguirse del resto de la clase política preocupada por el manejo de sus intereses personales.

3. El mundialismo y sus peones
Si el principal adversario es el mundialismo, su quintacolumna en España, es nuestro enemigo principal. Resulta evidente que, en primer lugar, los centros de poder mundialistas (la alta finanza y el poder de las multinacionales concentrados en la Comisión Trilateral), son nuestros principales enemigos, y sus valodores en España, los representantes de esa idea corrupta y corruptora a los que tenemos que denunciar. No resulta arriesgado decir que el partido que mayor identidad tiene con los criterios de mundialización es el socialista, pero que la política de Aznar en ese sentido no ha supuesto sino un continuismo. Respecto a la política internacional y a la mundialización, lo que hemos definido como "banda de los cuatro" (PSOE, PP, CiU y PNV) supone la quintaesencia de los ideales mundialistas en nuestra patria y, por tanto, define perfectamente al adversario a batir.

4. Cada región una situación diferente
El mapa autonómico de España hace que en cada región existe una situación diferente y que, cada una merezca un análisis pormenorizado. Está claro que en el País Vasco, el enemigo a batir es el nacionalismo independentista y en Cataluña el nacionalismo convergente, mientras que en el resto de España, el enemigo principal en estos momentos es la política timorata y seguidista del PP, verdadera coronación de la obra de desmantelamiento nacional iniciada por el PSOE.
Sin embargo, no nos equivocaríamos diciendo que el adversario principal está formado por la "banda de los cuatro", en tanto que servidores de la mundialización.

5. El frente del rechazo
El frente del rechazo a la mundialización hay que observarlo con cierto distanciamiento. De un lado agrupa a los sectores ya mencionados de la izquierda humanista producto del hundimiento del ideal comunista; de otro agrupa a los sectores anarcoides sin otro interés que el riesgo que suponen su acciones alocadas, situadas a medio camino entre el terrorismo clásico y el kale borroka propio de la psicopatología vasca. Este frente del rechazo no tiene posibilidades de coagular sus esfuerzos en acciones políticas concretas, sino que dilapidará eternamente su capital sustituyendo la utopía del capitalismo financiero mundial, por la utopía del humanismo izquierdista, con la que ni nosotros, ni las clases populares afectadas por la globalización tienen nada que hacer.

Quien es el amigo

1. Los desfavorecidos por la mundialización

Esta claro que el proceso de mundialización acarrea graves trastornos para una serie de bolsas sociales que son afectadas negativamente: jóvenes, pequeños comerciantes, clases populares, especialmente. Estas bolsas de desfavorecidos por la globalización suponen verdaderos filones en los que nuestro mensaje puede calar hondo y, electoralmente, suponen nuestras únicas posibilidades de crecimiento.

2. Las clases trabajadoras traicionadas por la izquierda
La traición del PSOE en su defensa de las clases trabajadoras y el empantanamiento del IU en el magma de la izquierda alternativa, cada vez más intelectual y humanista y progresivamente alejada de los verdaderos problemas de las masas, resignada a incorporar al subproletariado tercermundista, mano de obra barata para el capital y mano militante de bajo costo para la izquierda humanista, esta posición, decimos, libera, a amplias capas populares de la tutela de la izquierda. Resulta evidente que esas clases populares no pueden ser ganados para la derecha en quienes legítimamente desconfían, pero si pueden incorporarse a la lucha contra la globalización en defensa de la idea nacional y popular.

3. La resistencia contra el nacionalismo
Cada vez resulta más claro que la lucha contra el terrorismo es solo un aspecto parcial aunque extremo de un conflicto mayor: la lucha contra el nacionalismo. Consideramos que todo nacionalismo periférico, al debilitar a la idea nacional y pretender la fractura del Estado, es cómplice del proceso de globalización. Creemos que la transición queda lejos y que las normas jurídico-constitucionales que favorecieron que los movimientos nacionalistas tuvieran de todo el poder en Cataluña y el País Vasco, queda lejos y hay que revisarla. Así pues, todos los perseguidos por el nacionalismo vasco, los que están siendo chanteageados por ETA, los que son señalados por su militancia no nacionalista o por sus ideales de libertad, quienes se oponen a la "normalización" lingüística en Cataluña y quienes consideran que las ikastolas están deformando a la juventud vasca y lanzándola por la senda de la violencia abertzale, todos ellos tienen nuestra solidaridad, nuestro estímulo y un lugar en nuestras filas: nosotros somos el voto más seguro contra el nacionalismo.-

4. Los que creen posible la regeneración política y moral
Pocos pueden dudar de que sea necesario operar una regeneración política y moral de la sociedad española, y muy pocos pueden opinar también que tal regeneración puede ser llevada a cabo precisamente por los partidos que, o bien, como en el caso socialista, desmantelaron este país, o bien como en el caso del PP, manifiestan una política seguidista y se niegan a aplicar leyes de excepción contra la corrupción política. Hoy es posible, tras la catástrofe de los años socialistas, tras el marasmo de una transición mitificada pero caótica y tras las dos legislaturas de seguidismo del PP, abordar la terea de regenerar el país, insertando la sabia nueva en las instituciones que supone la irrupción de una nueva alternativa política.

5. Los resistentes en Europa contra la burocracia de Estrasburgo
Después de que la administración autonómica supusiera una nueva burocracia superpuesta a la burocracia estatal, nuestras poblaciones deben soportar además una nueva burocracia, la de Bruselas y Estrasburgo, la euroburocracia. Esta burocracia ya ha causado suficientes destrozos en el tejido industrial español al imponer en los años socialistas la reconversión industrial de sectores enteros de la economía nacional que han provocado el desmantelamiento de ramas completas de nuestra industria. El paisaje industrial de algunas comarcas y regiones ha cambiado: ya quedan pocas minas abiertas en Astrucias, nuestro país ya no es una potencia industrial en el sector de astilleros, a pesar de ser un país marítimo, nuestros barcos no tienen donde pescar, el campo muere ante la competencia llegada del extranjero, el sector textil está prácticamente liquidado. Todo este proceso ha generado resistencias que, en buena medida, han sido capitalizadas por IU, pero el marasmo de esta coalición política ha liberado a estos sectores con los que alianza es posible.

Línea estratégica para los próximos 3 años:
No es cometido de esta ponencia redactar un programa político, pero si establecer los lineamientos generales de lo que debe ser un programa político del partido. Consideramos que los elementos esenciales en torno a los cuales debe girar este programa político son:

1. Defensa de la Identidad Nacional
Alto a la inmigración descontrolada, retorno a sus países de origen de los inmigrantes ilegales y de aquellos cuyos contratos hayan finalizado. Preferencia a los inmigrantes de países hispanos. Defensa de la cultura y de la lengua.

2. En vanguardia contra la globalización
Frente al proceso de nivelación y mundialización operado por las multinacionales y por las exigencias del comercio mundial, levantamos la bandera de los pueblos libres con rostro e identidad histórica, la bandera de la revuelta contra el poder omnívoro de las multinacionales y de la alta finanza.

3. Defensa del pequeño comercio
Hay que defender las actividades del pequeño comercio frente a las monstruosas cadenas alimentarias. Por un comercio personalizado y con rostro, próximo a nuestros barrios, con personas tras el mostrador y no lectores de códigos de barras.

4. Seguridad para la juventud y la familia
Contra los contratos basura y el papel parasitario de las ETT, contra los actuales sistemas de formación profesional. Medidas de protección a las familias y a los matrimonios jóvenes, medidas de protección a las familias numerosas.

5. En vanguardia contra el terrorismo
Ni una sola concesión al terrorismo y a sus aliados objetivos. Boicot a las empresas que colaboran con el entorno de ETA. Establecimiento de cadena perpetua para los delitos de terrorismo.

6. Democracia Directa
Más poder para la sociedad civil, menos poder para los partidos políticos. Recurso a la consulta popular en los temas importantes. Reforma de la ley electoral.


Cuarta Parte - Orientaciones Tácticas

Creemos que es tarea del presente congreso concretar las orientaciones básicas para poder aplicar la línea estratégica previamente definida. La construcción del partido es, en este momento, la piedra angular de la estrategia.

a) Crear una nueva moral de victoria

1. Crear ilusión entre las bases y entre la población.
Durante años hemos estado sometidos a la presión de los acontecimientos. Nos hemos visto recluidos en unos mínimos de actividad y en el trabajo oscuro y de base. Es hora de que esto cambie. Estamos ante la posibilidad de dar un salto cualitativo en nuestra actividad y de coagular en España la opción que está arrasando en Europa.

2. En cada instante presencia callejera.
Esta opción tiene la obligación y el deber de seguir manifestando su presencia en la calle, popularizando nuestros temas entre las bolsas de damnificados por la globalización. Visitar los pequeños comercios, entregando folletos y comentando nuestras posiciones políticas, tener una presencia activa en la universidad y en las escuelas, estar allí donde haya manifestaciones contra el terrorismo, elevando un poco más el listón de la resistencia civil, estar junto a las asociaciones y colectivos que piden control de la inmigración, todo ello son las tareas ya realizadas y que hay que intensificar en estos momentos.

3. Presentes en los medios de comunicación.
En los medios de comunicación nuestro mensaje tiene que sonar nuevo, diferente al resto de opciones políticas y, al mismo tiempo, civilizado, tranquilo y mesurado, debemos procurar expresarnos con el máximo de sentido común en los medios y saber explicar nuestras tesis: lucha contra la globalización, defensa del Estado como único baluarte contra la mundialización; proyecto nacional abierto por arriba (iberoamérica y Europa) y por abajo (riqueza regional); lucha contra el enemigo interior (nacionalismo y peones de la globalización); frentes concretos de la lucha contra la globalización: jóvenes, defensa contra la inmigración ilegal, defensa del pequeño comercio; compromiso en la lucha contra el terrorismo, etc.

4. Multiplicar la afiliación, aumentar los ingresos del partido.
El partido debe crecer horizontalmente (sobre el plano geográfico) y verticalmente (en profundidad y preparación de cuadros. Es preciso reorganizar las secciones juveniles y la estructura; procurar que los organismos de dirección, tanto nacionales como regionales y locales esté formado por militantes cualificados, con experiencia política e identificados con la línea del partido. Solo el aumento de la militancia, en la actualidad, es garantía de aumento de la capacidad política del partido y del aumento de ingresos en cuotas.

5. Abrir nuevas sedes.
Necesitamos convertir nuestras sedes en polos de referencia de la resistencia nacional. Nuestras deben ser bases operativas de la alternativa. Debe abrirse una sede allí donde existan, no solo un núcleo mínimo de militantes que aseguren poder mantenerla, sino allí donde las condiciones de lucha política sean favorables y garanticen un rápido desarrollo del núcleo originario.

b) Agrupar a los simpatizantes en un partido amplio:

1. Partido de masas dirigido por vanguardia de cuadros.
Nuestro partido surgió de un profundo análisis del que surgió el principio de "autonomía histórica". Con el paso de los años se ha ido configurando el carácter del partido y su vocación como partido de masas dirigido por una vanguardia de cuadros organizados. Esto implica la exigencia de crear en el plazo más breve posible una escuela de cuadros capaz de forjar la clase política que se convertirá en la punta de lanza contra la mundialización.

2. Un partido histórico para una Nación histórica.

Este partido es autónomo en relación a los modelos históricos, pero se siente heredero de la historia de España y copartícipe de la historia de Europa. Es en las páginas más gloriosas de nuestra historia en donde encontramos, sino los modelos, si las raíces de nuestra lucha. Nuestro partido pretende encarnar el espíritu de nuestra patria acerado en el curso de nuestra historia.

3. Partido catalizador del sentido común.
En su práctica cotidiana nuestro partido debe observar las sanas reacciones populares, estar cerca de la población y seguir sus reflexiones, extrayendo de ellas enseñanzas concretas. Nuestro partido debe aspirar a ser el partido del sentido común, sin tópicos, sin restricciones, el partido que la población desee escuchar en tanto que encarnación de sus propias aspiraciones.

4. Partido para hacer política, frente a los partidos para hacer negocios.

Hoy los partidos políticos han dejado de hacer política, se limitan a hacer negocios. Nosotros queremos retomar el sentido primigenio de la palabra política, entendida como lucha, creación y destino. Queremos forjar una nueva clase política con sentido histórico en cuyo accionar se encarnen las justas aspiraciones populares y el rechazo al modelo de hacer política de los partidos tradicionales.

5. Frente Nacional Europeo frente a mundialismo.
Los vientos que corren en Europa son de una grandeza desconocida hasta ahora. De un lado, por primera vez, en buena parte de Europa, los sistemas políticos asentados sobre las opciones socialdemócratas y conservadores, se ven asaltados por una tercera fuerza, de carácter nacional y popular que ha logrado afianzarse y normalizarse como partidos de alternativa. Llamamos a la convergencia de todas estas formaciones y a la creación de una coordinadora europea nacional y popular.

c) Forjar la revista del partido


1. Un instrumento mensual, sencillo, de información y educación política
El partido precisa un órgano mensual, tamaño tabloide, de 16 páginas, con un mínimo de 5000 ejemplares, que divulgue mensualmente la línea del partido, realice los pertinentes análisis políticos, difunda consignas, realice llamamientos a campañas y finalmente sea un instrumento de formación política.

2. Hacia los mil suscriptores.
Esta revista que debe tener el mismo nombre que el partido, es viable dedicando un porcentaje de ingresos al mes, a partir de 500 suscriptores es viable en sí misma y a partir de 1000 es rentable incluso sin publicidad. Esto nos permitiría distribuir gratuitamente y cada mes 4.000 ejemplares y, ver como nuestro radio de acción va ampliándose progresivamente.

d) Mejorar la proyección del partido en el ciberespacio


1. Hoy el 20%, mañana el 40% en Internet.
El crecimiento experimentado por internet va a ampliarse en los próximos años. Debemos de estar en vanguardia manejando Internet y sus recursos, para difundir la línea del partido, popularizarla y como un medio más -acaso el más accesible- para popularizar y difundir nuestro mensaje.

2. Lo que debe incluir la página del partido
De momento, la experiencia de "Punto de Vista", la revista electrónica semanal, se ha mostrado satisfactoria. De hecho, lo que estamos es forjando la redacción de la futura revista del partido. Los tres bloques de formación, información y análisis deben estar presentes en "Punto de Vista".

e) Relanzar la lucha: cenas y asambleas de militantes
La experiencia muestra que, algunos militantes que se han retirado de la vida política activa, pueden ser nuevamente movilizados y que, los listados de militantes, cuando se recurre a ellos, suelen dar el resultado esperado. La celebración de cenas, con charla tras los postres, el hecho de encontrarse viejos y nuevos militantes, contribuye a crear un clima renovado de actividad, necesario allí donde la actividad política haya dado un parón. 

f) Campañas puntuales y campañas sostenidas
Consideramos que nuestra actividad política en este momento debe centrarse en la difusión de cuatro temas de agitación y propaganda:

1. Alto a la inmigración descontrolada

2. En defensa del pequeño comercio

3. Boicot a quienes apoyan a ETA

4. Jóvenes contra la mundialización y por sus derechos.

La idea es que debemos de centrarnos en unos pocos temas-estrella y afianzar nuestro crecimiento en estos temas, temas que debemos dominar perfectamente, conocer el terreno sobre el que nos vamos a mover y lograr, poco a poco ir adicionando masas en función de su efectividad. Estas campañas deben ser sostenidas e incluir:

1. Comunicados de prensa
2. Distribución masiva de panfletos
3. Convocatoria de charlas y debates
4. Conferencias sobre el tema de la campaña
5. Manifestaciones o concentraciones
6. Mítines allí donde se esté en condiciones.

g) Aproximación a grupos con objetivos globalmente similares.

Casi semanalmente la prensa da cuenta de iniciativas de vecinos o de asociaciones cuyos contenidos coinciden con nuestros enunciados políticos. Es nuestra obligación contactar con ellos y procurar incluir su actividad y sus principios en una panorámica mayor, la dada por el partido. Fundamentalmente se trata de personas y entidades que contemplan la emigración salvaje como un problema candente y quieren hacer algo. Nuestro partido debe ser suficientemente flexible y amplio como para que estas iniciativas encuentren lugar para acomodar su energía y su potencial de acción.

© Ernest Milà - http://infokrisis.blogia.com - infokrisis@yahoo.es - Prohibida la reproducción de este texto sin citar origen.

Comentarios  Ir a formulario