11-M-2006: ALCALÁ TAMPOCO EXISTE

Publicado: Sábado, 11 de Marzo de 2006 14:36 por Ernesto Milá en TERRORISMO
20060311144602-foto1.gif

Infokrisis.- Reproducimos el artículo elaborado por Jesús Domínguez, de Alcalá de Henares, sobre cómo se percibe desde la ciudad que fue epicentro de los atentados, el segundo aniversario del crimen. Agradecemos a nuestro querido amigo, este trabajo y supone un honor publicarlo en Infokrisis. Hoy, precisamente, una encuesta ha publicado que el 60% de los españoles creen que no se sabe todavía nada importante sobre quien diseñó y ejecutó el 11-M. Por eso, hoy más que nunca, el mejor recuerdo que merecen nuestros muertos es repetir bien alto que, hoy, como el 11-M del 2004, ¡¡QUEREMOS LA VERDAD!!

Desde hace dos años no hay día en que al llegar a la estación de tren no me venga a la memoria algún tipo de recuerdo del 11-M. Nunca podré dejar de reprocharme el no haber llamado a la policía para comentarles que una semana antes vi una furgoneta en una actitud muy sospechosa, o que el día de antes estuve entre las siete y las ocho de la mañana en la puerta de la estación viendo a todo el mundo que entraba mientras repartía propaganda electoral, y saludando a muchos...a algunas de las personas que les di los buenos días no las volvería a ver con vida jamás.
Sin duda alguna, Alcalá fue una de las ciudades más castigadas y más olvidadas en los recordatorios y conmemoraciones de las víctimas. Además, desde ese mismo día empezó la avalancha informativa y desinformativa. Desde un punto de vista alcalaíno, uno se queda perplejo con afirmaciones aparecidas en los medios de comunicación como las siguientes: "...un pueblo de la Comunidad de Madrid, Alcalá de Henares, no había visto nunca una manifestación tan grande...", "...en el tren iban los obreros a trabajar...", "...Santa Eugenia, la ciudad que nunca podrá volver a despertarse igual tras la tragedia de hoy...", "...la tragedia ha golpeado Santa Eugenia, en el corazón del cinturón industrial de Madrid...", "...los trenes iban llenos de inmigrantes y de obreros que utilizan el transporte público porque no se pueden permitir ir en coche..."
Un observador neutral, que no conozca el terreno y que haya estado atento a las noticias acontecidas con la tragedia y que se han sucedido desde hace dos años se habrá hecho una idea de los acontecimientos:
Que los alrededores de Madrid está rodeada de un cinturón de industria pesada (tipo altos hornos de Bilbao).
Que a estas industrias van todas las mañanas masas de trabajadores con el casco puesto y todo, como si se tratase de una estampa minera asturiana típica.
Que Santa Eugenia es una ciudad tipo alrededores de Londres siglo XVIII en plena revolución industrial.
Que solo murieron personas de Santa Eugenia, y que esta ciudad lleva de luto desde aquel fatídico día. Que hay un pueblecito en Madrid que se llama Alcalá,
Que en este pueblo hay un apeadero de tren y que es desde el que salieron las bombas.
En el plano político tampoco se ha hilado muy fino, y han quedado para la posteridad toda una serie de "perlas" dichas por unos y otros, desde el negar per se la implicación de islamistas en los atentados por el ex-ministro Acebes, hasta el respaldo del PSOE a los que afirmaron que se habían descubierto los restos de suicidas inmolados en los trenes.
Lo cierto es que aparentemente nadie de los que ha hablado parece haber estado muy bien informado:
Los trenes iban llenos de todo tipo de personas, inmigrantes y españoles, ya que el tren es un medio elegido por muchos no solo por que sea más barato que otros medios de transporte, si no por que es rápido y mediante su utilización uno se evita el atasco de entrada a Madrid; y de todo tipo de categoría laboral, pues lo cierto es que si algún enterado de estos coge el tren alguna vez a estas horas verá que se ven tantas chaquetas y corbatas como monos de trabajo; la desgracia se cebó por igual en todas las ciudades del corredor del Henares, sobre todo en las más grandes Santa Eugenia, Coslada, San Fernando, Torrejón, Azuqueca...y Alcalá de Henares, que por cierto no es ningún pueblo, si no que es la tercera ciudad con más habitantes de la Comunidad de Madrid y la única con una universidad que lleve su nombre. Alcalá fue una de las ciudades más afectadas y raro es el barrio o círculo de amigos en el que no "tocó" ningún muerto o herido, y la verdad, es que no ha vuelto a ser la misma desde esa fecha, pese a que desde el Gobierno central y desde el Ayuntamiento se trata de que se olvide todo para no crispar los ánimos a la gente.
Sin duda alguna las bombas fueron puestas por marroquíes fanáticos, no por Aznar, quien no fue ningún "asesino", al contrario que Mohamed VI, íntimo de Zapatero. Sin embargo a Aznar, y por extensiva al Partido Popular si podemos culparles de que se embarcasen en una guerra contra un país de mayoría musulmana...sin darse cuenta (o no queriendo darse cuenta) que nuestra puesta de abajo da a un país musulmán, y que esta puerta se abrió durante su mandato de par en par y sin ningún control sobre quien entraba. Esta argumentación de mayor control de las fronteras que ahora incluso sostiene el PSOE era tachada por aquellos entonces de ultraderechista y xenófoba, luego este argumento utilizado por la izquierda se me antoja hipócrita y falaz.
Mientras los políticos siguen enzarzados en sus catilinarias, los ciudadanos de a pié seguiremos esperando a que se haga justicia y a que todo el peso de la ley caiga sobre los responsables últimos de esta tragedia que cambió para siempre el ánimo de las ciudades del Corredor del Henares, y en especial la de Alcalá. Jesús Domínguez Alcalá de Henares

Comentarios  Ir a formulario