Se percibe el inequívoco aroma de un próximo atentado

Publicado: Martes, 07 de Febrero de 2006 12:01 por Ernesto Milá en TERRORISMO
20060207120125-mahoma.jpg

Infokrisis.- Nos gustaría equivocarnos. Es más, deseamos equivocarnos. Pero hay en el clima, algo que da la sensación de que, de un momento a otro, va a perpetrarse un macro atentado en cualquier lugar de Europa. Los signos son alarmantes. Que el atentado va a ser de "marca" islámica no hay duda. Que los autores intelectuales del crimen van a permanecer en el anonimato, tampoco. Que el atentado será el "casus belli" para desencadenar una nueva guerra del petróleo en Irán, es una seguridad.

La presente crisis se ha desencadenado por unas caricaturas publicadas hace unos meses en un diario danés en las que se representaba a Mahoma. Una completa estupidez propia de estúpidos. Dios ha sido representado desde la transición en El Jueves y ni los integristas católicos le han dado más importancia que la que tiene: la exteriorización de la falta de inspiración de un dibujante, bastante malo, por cierto. Lo sorprendente de las caricaturas danesas es que ¡hace meses que fueron publicadas!, pero, solamente ahora, han hecho estallar la crisis.

¿Por qué ahora? Es fácil interpretarlo. Aquellas caricaturas se olvidaron a poco de ser publicadas. Pero, desde entonces, han pasado muchas cosas: Hamas ha vencido las elecciones en Palestina. Angela Merkel, más favorable a EEUU, preside el gobierno alemán. El presidente iraní ha multiplicado sus declaraciones provocativas y ha manifestado, finalmente, su voluntad de proseguir el programa nuclear. La crisis del petróleo no ha retrocedido ni un ápice. El conflicto iraquí está enquistado y el afgano se ha convertido en una guerra oculta. Si EEUU quiere vencer a la resistencia iraquí va a tener que utilizar la misma estrategia que ya intentó -y fracasó- en Vietnam: atacar las rutas de aprovisionamiento. Y estas pasan por Siria e Irán. Falta el "casus belli".

Las manifestaciones, quemas de embajadas y actos hostiles a Europa, forman parte -sin la menor duda- de una campaña de operaciones psicológicas, que suele preceder a un gran movimiento estratégico. Gracias a la cuestión de las caricaturas, han aparecido en todos los medios de comunicación occidentales, la visión de un Islam radicalizado, criminal y fanatizado del que puede esperarse cualquier cosa. Hacer algo contra ese Islam, parece cada vez más necesario.

Es cierto que el mundo islámico vive en la edad media y que el atraso congénito de todos los países islámicos es la resultante de su sistema religioso. Si, pero también ese sistema religioso, ha hecho que, incluso, desde el punto de vista militar, todos los países islámicos no supongan una amenaza. Perro ladrador, poco mordedor, recuerda el sabio refranero castellano.

Está claro que la "alianza de civilizaciones" es inviable cuando existe un desfase de tal magnitud entre dos conjuntos como Europa y el mundo islámico. Es evidente que esto imposibilita una coexistencia pacífica... en el interior de Europa y que las masas islámicas que han llegado por la inmigración, deberán irse, antes o después, ante la absoluta imposibilidad de integrarlas y de asumir los valores europeos, los únicos asumibles por tradición y pragmatismo sobre el suelo de Europa. Ahora bien, una cosa es reconocer esto y otra muy distintas, asumir el permanente intervencionismo norteamericano en los asuntos de Oriente Medio.

EEUU solamente tiene una ambición en la zona: el petróleo. No vale la pena insistir en esta idea. Y las cosas no le están yendo muy bien. De ahí que, ante la imposibilidad de derribar a Chávez, ante el forúnculo que le ha salido en la Bolivia de Evo Morales, ante la imposibilidad de bombear petróleo en Irak en condiciones normales, tras haber retrocedido en los últimos meses, en las exrepúblicas soviéticas del Cáucaso... EEUU se vea forzado a dar nuevos movimientos estratégicos, nuevamente en el mundo islámico. Atacando a Irán o Siria, por lo demás, la resistencia iraquí puede verse afectada. Se amplía el conflicto, pero también se está más cerca de tener una posibilidad de vencer a la insurgencia.

Las protestas de las masas islámicas encolerizadas son una dramática proyección psicológica de lo que vendrá. Pero, por sí mismas, no bastan para justificar una intervención en Irán o Siria. Para ello es preciso que corra la sangre. Por que, no lo olvidemos: desde el 11-S, todos los movimientos estratégicos de los EEUU se han generado tras un atentado criminal realizado por esa nebulosa llamada "Al Qaeda". Esta vez no va a ser diferente: mientras ningún país con peso real, o ningún consorcio mediático, tenga el valor de decir a la opinión pública, lo que en las redacciones o en las sedes de los servicios de inteligencia se sabe ya desde el mismo 11-S, a saber, que Al Qaeda es una ficción, que TODOS los atentados atribuidos al terrorismo islámico tienen un trasfondo oscuro y un origen incierto (incluido, y en primer lugar el 11-M) y que Al Qaeda es el espantajo creado para justificar la intervención de los EEUU en cualquier parte del mundo... hasta que eso no ocurra, el terrorismo autoinducido seguirá operando efectos estratégicos.

Estamos preparando un largo estudio sobre el petróleo. Nuestra conclusión es: se ha llegado al punto de inflexión en donde las necesidades son mayores que la oferta petrolera. Durante 25 años, los productores han inflado sus reservas petroleras, el optimismo tecnológico ha injertado la idea de que los nuevos sistemas de extracción prolongarían la "era del petróleo barato" durante décadas. Pero toda esta burbuja, promovida, especialmente, desde los EEUU, ha estallado. Es, precisamente, desde EEUU, desde donde se multiplican cada día las declaraciones "tranquilizadoras", pero, junto a esas declaraciones, EEUU practica una estrategia de control directo de los pozos, lo cual, junto a otras informaciones objetivas, induce a pensar que el petróleo empieza a escasear.

Los movimientos estratégicos que se aproximan en Oriente Medio y Asia Central, van a demostrar, una vez más, que la lucha actual es solamente, una lucha por el control sobre las fuentes energéticas y nada más que eso. El día en que Europa entienda esto y se deshaga de bobos bienintencionados a lo Zapatero o de ambiciosos sin escrúpulos a lo Merkel o Chiracq, probablemente Europa tenga una posibilidad de reaccionar a tiempo.

Esto, y no otra cosa, es lo que está tras el desgraciado asunto de las caricaturas: la primera fase de operaciones psicológicas para justificar nuevos blancos en Oriente Medio, se ha abierto. No será la última. Ahora queda, el atentado dramático ¿dónde? ¿en Dinamarca? ¿en Alemania? ¿en Francia? ¿en Italia? Ah, si, el atentado lo firmará "Al Qaeda", se detendrá luego a cuatro andrajosos y se hablará de media docena de nuevas "células durmientes" desarticuladas en todo el mundo... todas ellas estarán conectadas con Irán, o al menos, así se dirá. Es la "Operación Mentira Duradera" que se prolonga ya durante tres lustros. Bastardos...

© Ernesto Milà - infokrisis - infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario