Nada nuevo en Roma. Un artículo de Pierre Vial

Publicado: Lunes, 09 de Enero de 2006 11:36 por Ernesto Milá en CULTURA
20060109113553-0papa5.jpg

Infokrisis.- A pesar de que Infokrisis es un blog y, por tanto, tiene un carácter personal, hemos decidido reproducir este texto recientemente elaborado por Pierre Vial y traducido por la Asociación Tierra y Pueblo. No hay nada peor que equivocarse en los análisis y lanzar manos tendidas a quien no está dispuesto a recogerlas. Benedicto XVI se ha equivocado asumiendo la inmigración y el hecho islámico. Temíamos que el pontificado de Benedicto XVI cayera en errores de este tipo. Nuestros temores se han convertido en realidad, y Pierre Vial se encarga de recordarlo.
 
NADA DE NUEVO EN ROMA
 
 
«Despierta, hombre del tercer milenio», promulgó el Papa, en Roma, durante su homilía del 25 de Diciembre.
 
¿Cuál es, o cuál sería, pues, ese «hombre del tercer milenio»? Al menos en el espíritu que pueda animar a Benedicto XVI. Podremos hacernos una idea más precisa si tomamos como referencia las palabras que le dirigió al nuevo embajador de Francia ante la Santa Sede, tras entregarle este último sus cartas credenciales. «Ha dado a los franceses una lección de integración» (publicaba el diario Le Monde, de 21 de diciembre de 2005). Benedicto XVI declaró sentirse «golpeado por la reciente crisis de los suburbios». A propósito de la inmigración, el Papa invitaba a los franceses a «estar agradecidos con los trabajadores extranjeros y sus familias», porque han hecho mucho por el «enriquecimiento» del país. Por ello es mejor que se les acoja, ya que son «ciudadanos en igualdad de condiciones». Y hay que «hacer real (...) una verdadera cultura común, portadora de los valores morales y espirituales fundamentales».
 
¿«Una verdadera cultura común» entre católicos y musulmanes? ¿Este Papa habrá oído hablar alguna vez algo sobre el Islam? ¿Y sobre la jihad? ¿Sabrá cuántos cristianos han sido masacrados durante estos últimos años en África y Asia por el simple hecho de que rechazaban someterse a la ley de Alá? Pues claro que lo sabe. El Vaticano siempre ha estado muy bien informado. De ahí que no podemos atribuir tales asombrosas declaraciones si no es a cierta candidez.
 
Nos compadecemos mucho de los católicos tradicionalistas ligados a su identidad, tanto religiosa como étnica. Pues viven en un camino de cruz permanente con "pastores" como el que nos ocupa. Mientras que su Iglesia naufraga, Benedicto XVI se alinea con aquellos que, justamente, traicionan a los pueblos europeos. Y no hace así si no cavar la tumba de un mundo que debería defender.
 
Y realmente, ¿Resulta ello tan sorprendente? De un a Papa al otro, la Iglesia católica se revela incapaz de responder a los desafíos del mismo monoteísmo musulmán al que considera, en suma y en nombre del delirio ecuménico, como a una religión-hermana –cuando, al mismo tiempo, los sectarios de Mahoma tienen como única ambición el sometimiento bajo su ley tanto de los cristianos como de todos los otros «infieles»–. De buen grado o a la fuerza. La ceguera de Roma resulta ser trágicamente suicida.
 
En cuanto a nosotros, tendemos una mano fraternal y sincera a los católicos tradicionalistas que quieren, al igual que nosotros, defender su tierra, su familia, su identidad. Mañana, estaremos junto a ellos, hombro con hombro y codo con codo, cuando llegue la hora de la Cruzada y la consecuente Reconquista
 
© Pierre Vial. Terre et Peuple.
© Traducido por Tierra y Pueblo.
 

 

Comentarios  Ir a formulario