Carod Rovira: alea jacta est

Publicado: Sábado, 17 de Diciembre de 2005 11:25 por Ernesto Milá en NACIONAL
20051217112554-000vb1118a.jpg

Redacción.- En las dos últimas semanas estamos asistiendo al linchamiento público y a la satanización de Carod-Rovira, por TODOS los medios de comunicación. Algo está ocurriendo para que exista tal unanimidad. Carod no tiene hoy nada que no merezca. Su "aliado" ZP, le está entregando a los leones. Y viceversa. Con amigos así, ¿para que necesitan enemigos?


La unanimidad de los medios
 
Cuando se cumplen dos años del tripartito catalán, el balance no puede ser más duro para Carod-Rovira. Literalmente se ha convertido en el espantajo nacional (español, claro), una especie de pin-pan-pum que está recibiendo palos desde todos los puntos de vista. Esto es nuevo. Hasta hace poco, Carod-Rovira era un “político nacionalista que aseguraba la gobernabilidad del Estado”. Hoy es un inepto (Carlos Carnicero, PSOE), que dirige un partido cuya seriedad está carente (El País), y que hace peligrar el buen nombre y la credibilidad del gobierno Zapatero (Francino en la SER).
 
En estos días de diciembre está resultando absolutamente imposible encontrar a un solo defensor de Carod-Rovira en España. Las cosas no ocurren por qué si. Si los periodistas amamantados por el Prisoe no dan la cara por sus aliados es que estamos asistiendo al nacimiento de una nueva estrategia de supervivencia del gobierno ZP.
 
Las encuestas fúnebres para ZP
 
Las encuestas de los últimos dos meses no pueden ser más descorazonadoras para ZP: los medios que comen de la mano del socialismo, han caído en el descrédito más absoluto; mientras que Onda CERO y, particularmente, la COPE, han ganado casi millón y medio de oyentes, la SER y RNE están cayendo literalmente en picado.
En prensa escrita, el País pierde lectores, mientras El Mundo, La Razón y ABC aumentan sus ventas. Las cosas no van mejor para el gobierno en televisión. Antena 3 pasa a ser líder de audiencia y, por el contrario, la Quatro, creada por Prisa gracias al pago de los servicios prestados realizado por ZP y aprobada por ERC –no lo olvidemos- queda estancada. Gabilondo no responde bien en las audiencias televisivas y el resto de programas de la parrilla del nuevo canal, no alcanzan absolutamente ninguna audiencia relevante: la mezcla entre supervivientes de la telebasura de Sardá y progres a los Gabilondo, no ha dado el resultado esperado.
 
La ventaja que inicialmente tenía ZP en medios de comunicación, se ha perdido, quizás irremisiblemente. Para los periodistas y tertulianos que en distintos canales de radio y TV, les toca la triste misión de defender a su patrón, el PSOE, están literalmente acorralados. Todos ellos han reaccionado unánimemente –sin duda por las órdenes recibidas del propio Polanco- y han elegido como chivo expiatorio a Carod-Rovira.
 
Dos sensibilidades dentro de PRISA
 
Está claro que dentro del grupo PRISA existen distintas “sensibilidades”: para el patrón, Polanco, empieza a resultar evidente que ZP no da la talla y que se está convirtiendo en un problema, más que en un adalid de la defensa de los intereses del grupo; para otros, como Cebrián, exdirector de El País, ZP es el “progresista” que hay que apuntalar en su puesto, en tanto que sus posiciones están identificadas con las del propio grupo de prensa.
 
Así se entiende mejor lo que está ocurriendo. Ambos sectores están de acuerdo en que hay que sacrificar a Carod-Rovira. Solamente así se detendrá la caída en picado del PSOE. La cuota electoral del PSOE mejoró unas centésimas cuando CiU se ofreció para compartir la gobernabilidad del Estado. A nadie se le escapa que la caída en picado del PSOE se ha debido al tema del Estatuto catalán y a las declaraciones repetidas de Maragall y Carod-Rovira. Pero mientras Maragall es “propio” y, en el fondo, ZP le debe a él la secretaría general del PSOE, Carod es “ajeno” y, por lo demás, su valor político es “sacrificable”. 
 
Pero este es el punto de acuerdo entre los dos sectores de PRISA. Queda ahora hablar de sus divergencias. La primera de todas tiene que ver con la valoración de ZP como presidente del gobierno. Para Polanco, ZP no da la talla, debe ser sustituido cuanto antes o bien generará una hecatombe política que dará el poder al centro-derecha durante un mínimo de dos legislaturas. Esto ocurre en un momento en que las inversiones de PRISA, especialmente en materia televisiva, o dan resultados o bien pueden comprometer la estabilidad económica del grupo. Para Cebrián, en cambio, ZP es la quintaesencia de la socialdemocracia del mañana: un líder visionario que ha entendido cuál es el signo de los tiempos mejor que cualquier otro (la globalización, la fusión cultural, la mirada compasiva hacia el Tercer Mundo, etc.); hay, pues, que apoyarlo, a pesar de que su bisoñez haya entrañado problemas puntuales.
 
El hecho de que las discrepancias entre Bono y Moratinos hayan salido a la superficie con la brutalidad con que lo han hecho; el hecho de que cada vez menos periodistas –incluidos los contratados por PRISA- salgan en defensa del Estatuto de Catalunya o de la Ley Orgánica de la Educación; el hecho de la propia PRISA valore la posibilidad de que se produzca un reajuste ministerial; la pobreza de la campaña de relanzamiento del gobierno iniciada en la segunda quincena de noviembre; la endeblez argumental de la última trinchera de defensa del gobierno (el Prestige y la guerra de Irak); todo esto, evidencia la falta de apoyos de PRISA al gobierno y lo limitado de la campaña de relanzamiento gubernamental que no ha encontrado el eco necesario en PRISA. A decir verdad, PRISA piensa como una “empresa”. En el momento en que la defensa, hasta hace poco numantina, que PRISA ha realizado de ZP, ha dejado de generar beneficios y las orientaciones políticas del gobierno se han revelado como odiosas por una parte de los consumidores de los productos PRISA, la cadena mediática está viendo como su volumen de negocios va descendiendo. Y esto si es intolerable para sus accionistas.
 
La mediocridad general de ERC
 
Ya lo dijimos en su momento: el mejor hombre de ERC, su valor más seguro, es José Luis Carod-Rovira. Fuera de Carod, el resto de dirigentes de ERC son una panda de mediocres, sino analfabestias políticos, cuyo nivel de conocimientos y de capacitación política está incluso muy por debajo de la media nacional.
Bargalló es un pobre diablo cuya única aportación a la política catalana es alardear de no usar corbata. Puigcercós, sigue teniendo mentalidad de jefe de tribu urbana, a pesar de que vista de Armani (corbata incluida) y de que se siente a negociar los grandes del PSOE. Benach es un adiposo con el cerebro vacío de racionalidad, dominado por la gestualidad dramática que se espera de un “independentista y republicano”. Ridao, portavoz de ERC, da la sensación de ser un personaje surgido del cerebro de Woody Allen. Tardá y Puig, no pasan de ser niños traviesos perdidos en una institución, el Parlamento, que –a pesar de los pesares- les viene demasiado grande. Las juventudes de ERC no pasan de ser otra tribu urbana a medio camino entre el kaleborroka y los boy-scouts díscolos.
 
Lo que este colectivo de mediocres, fanáticos independentistas, inadaptados sociales y fantoches encubrados en poltronas que les vienen grandes, puede dar de sí, ya lo hemos visto en los dos últimos años. Nada de todo esto hubiera sido posible si el candidato socialista a la presidencia de la Generalitat de Catalunya hubiera sido alguien no aquejado de la nube mental que envuelve a Maragall. Por que, no han sido los electores, sino Maragall quien ha encumbrado a Carod-Rovira.  
 
Hoy, el tripartito catalán está en caída en picado en la intención de voto. De celebrarse hoy las elecciones autonómicas, CiU y, sobre todo, el PP, mejorarían extraordinariamente sus resultados. Seamos claros: ERC empieza a ser patrimonio del pasado. Los dos años de gobierno tripartito en Catalunya, tal como preveíamos hace dos años en Krisis.info, ha sido un “bienio negro” en la historia de Catalunya.
 
Carod-Rovira es un cadáver político. Su aspiración a superar en número de votos a CiU y, consiguientemente, a ocupar la presidencia de la Generalitat en el 2007, es un sueño cada vez más quimérico y lejano. De ser un apoyo para la gobernabilidad del Estado, se ha convertido en una irrisión que ha generado problemas en Catalunya (abandono de la tarea de gobierno en beneficio del “nuevo Estatuto” presentado como panacea de todos los males, boicot a los productos catalanes) y muchos problemas más a ZP (a él se debe, fundamentalmente, su desgaste electoral).
 
Las próximas elecciones catalanas, y, las que tendrán lugar el 2008 a nivel estatal, remitirán a Carod-Rovira al basurero de la historia. Es fácil intuir lo que pasará a continuación: humillado y derrotado Carod, Puigcercós le hará luz de gas y aspirará a su poltrona… La historia se repite: algo más de diez años después de la sustitución de Angel Colom por Carod-Rovira, éste será apuntillado también por su segundo de abordo, el ayer grumete Puigcercós. Si hay un partido en España que provoque náuseas, por su programa y sus gentes, este partido es ERC.
 
Donde no hay nada, no puede sacarse nada bueno. En ERC nunca ha habido nada de interés, ni de valor.
 
© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es
 
 
 

Comentarios  Ir a formulario