El riesgo de no entender la naturaleza del terrorismo

Publicado: Miércoles, 18 de Mayo de 2005 09:39 por en TERRORISMO
0eta.jpgRedacción.- Ayer el Parlamento Español, evidenció que no había entendido la naturaleza del terrorismo de ETA. Para combatirlo hace falta voluntad política, no política de mano tendida. La mano tendida puede resolver lo que ya está resuelto: que ETA no mate (por que no puede matar). Ahora falta resolver la violencia social que el nacionalismo practica sobre los no-nacionalistas. Y esto no es lo que se va a negociar. Los presos de ETA serán liberados gratis.

Negociación antes que represión

¿Negociar con ETA? Mejor machacarla. ¿Qué ningún gobierno ha logrado acabar policialmente con ETA? En 1970, cuando el Proceso de Burgos, solamente se movía el comando de Echave Obengoa. En el verano de 1975, la infiltración había hecho saltar por los aires a la totalidad de ETA. Es a partir de 1976 cuando se crea el monstruo actual. Y a partir de 2002 cuando ya no está en condiciones de matar. Ayer, en el Parlamento, entre la negociación y la represión, se optó por la negociación. Entre vencer y ceder, se optó por ceder. Entre la justicia y el oportunismo, ZPlus optó por lo segundo. Entre satisfacer a las víctimas o a los verdugos, se decidió por lo segundo.

Cuando ETA se encuentra en situación agónica, un presidente débil, obtuso, desconociendo lo esencial de la lucha antiterrorista, accede a aprobar en el parlamento una negociación con ETA, como si estuviera en su mejor momento. Cuando ETA no mata, no por que no quiera, sino porque ya no está en condiciones de matar. Cuando ETA se encuentra infiltrada y carcomida a topos, cuando los propios etarras se traicionan entre sí y se venden a cambio de la seguridad de no ser detenidos… en el momento, en definitiva, más catastrófico para la banda, desde 1970, el gobierno convierte a este cadáver en una realidad operativa y le alza hasta la categoría de interlocutor válido.

Cuando tender la mano es reforzar a un cadáver

Lo que no ha contado ZPlus es con la opinión de ETA. Cualquier grupo de delincuentes es ineficaz ante un estado decidido a machacarlo, pero su actividad se centuplica cuando ante sí, ha percibido que tiene a la quintaesencia de la debilidad y de la indecisión.

Es sorprendente que ZPlus llevara al parlamento la negociación con ETA cuando el día antes había colocado cuatro bombas en el País Vasco. Más que de bombas habría que hablar de petardos, pero, en cualquier caso, indican una voluntad de sentarse a negociar en una posición de fuerza. Este es el verdadero problema: a todo interlocutor le gusta sentarse en la mesa de negociación en situación de fortaleza. Y para que ETA conceda a sus negociadores esa posición de fuerza, debe atentar. Así que en los próximos meses ETA atentará contra los objetivos más fáciles… antes de declarar una tregua. Esa tregua abrirá la negociación.

La obsesión enfermiza de ZPlus y su clon: aislar al PP

La obsesión del PSOE es establecer diferencias con el PP, aislarlo. Esto puede tener su lógica en el resto de Estaña, porque la primera intención de un partido es seguir gobernando y aislando a la oposición, pero no en el País Vasco, en el que, como han dicho algunas personalidades del Partido Socialista Vasco, son ellos y los concejales del PP los que llevan escolta y los que ponen los muertos. En el País Vasco, al menos, el enemigo principal del PSE, no es, desde luego, el PP. El clon de
ZPlus en el País Vasco, Pachi López, se entrevista con las vacaburras del PCTV en un gesto de mano tendida inusitado, mientras se niega a pedir el voto a los únicos que estarían dispuestos a votarle, al PP.

Ahora bien, el problema es que ZPlus no ha entendido ni la matriz del terrorismo, ni sus ramificaciones. Los concejales del PP y del PSE, no se han visto solamente amenazados por el terrorismo de ETA, sino también y sobre todo, por las bandas abertzales que durante años han llevado el kale borroka con permiso de los hertzianas del PNV, han lanzado miles de cócteles molotov contra los domicilios de los concejales no nacionalistas y los han marginado de la sociedad. De ahí que la negociación con ETA sea solamente una parte del problema, pero, en absoluto la totalidad del problema: ETA puede resolverse por la vía policial, pero no así la presión social a la que están sometidos los no nacionalistas.

El problema consiste en que los no nacionalistas –por mucho que ZPlus y su clon vasco, se enroquen en el optimismo- se sienten abandonados por el PSOE cuando éste manifiesta su voluntad de negociar con ETA. Cuando ETA, finalmente, se disuelva (o sea disuelta en sulfúrico), no va a mejorar la calidad de vida de los concejales no nacionalistas. El error de ZPlus es no entender que el enemigo no es sólo ETA, sino el nacionalismo. Cuando ETA haya desaparecido, el nacionalismo seguirá cometiendo desmanes.

Lo que nos espera a partir de ahora

ZPlus está legitimado por el parlamento para negociar. Ahora hace falta saber que hará con esa carta blanca. ETA conoce perfectamente la debilidad de ZPlus e, indudablemente, va a intentar explotarla. Saben también que el ministro del interior fue uno de los partidarios, antes de sentarse en la poltrona, de reagrupar los presos de ETA en cárceles del País Vasco. Saben que la intención de ZPlus es aislar al PP. Y saben que ZPlus solamente va a poder presentarse ante su electorado en condiciones de repetir, si en lugar del impacto del 11-M, tiene el as de la “paz próxima”. En otras palabras, el futuro de ZPlus está, en gran medida, en manos de ETA.

Para colmo, ETA se siente mucho más cómoda con ZPlus que con cualquiera que pueda dirigir el PP. Entre el que ofrece negociación y el que solo se fía del palo, la opción está clara. Así que ETA va a intentar que ZPlus dé la impresión de aproximarse a sus objetivos, para beneficiarlo electoralmente y evitar que retorne la política del “big stick”. Pero no por ello va a cesar la presión sobre el mundo no nacionalista, sino todo lo contrario. Por lo demás, a nadie se le escapa que en los próximos meses, ZPlus va a ser un rehén de ETA. ¿Para qué tener pobres diablos en zulos durante meses cuando se puede tener secuestrado al propio presidente del gobierno?

Ayer ZPlus no tuvo los arrestos suficientes para mirar a la cara a los miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo durante toda la sesión parlamentaria. ZPlus puede mirar lánguidamente a Zerolo y a las asociaciones de homosexuales, pero no a las víctimas de ETA. Hasta en esto la debilidad del presidente es mesurable. Y es trágico que un presidente no tenga reparos en mirar a los ojos a los asesinos, pero se avergüence ante las víctimas. Frente a ZPlus, hasta Felipe González parecía un “gran estadista”. Al menos éste tenía más aplomo para mentir.

© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario