Ley seca y control antidoping para la clase política

Publicado: Jueves, 21 de Abril de 2005 11:32 por en ORIENTACIONES
mara.jpgRedacción.- ERC propone en el Parlamento que el árabe sea cooficial en Ceuta. Luego retira en el Parlamento español la enmienda sobre la Televisión por Cable que la propia ERC había presentado y lo hacen “para mantenerla viva”. Esto es, para chantajear a ZPlus. Para colmo, Maragall pide el francés segunda lengua en Catalunya y cambio del apoyo francés al catalán en Europa. Y ZPus y su PSOE, dicen que, en el fondo incluir el término “nación catalana” o “nación vasca” en la constitución, no precisa una reforma de la constitución. Sin olvidar que Ibarreche quiere repetir el tripartito vasco en minoría y aún no ha hablado de retirar su plan. Urge una ley seca. El caso Maragall se extiende como una mancha de aceite. Por cierto, hoy en el parlamento de la nación se discute el divorcio-express y el matrimonio entre homosexuales. Sobre protección a las familiar numerosas y ayudas para mejorar la demografía nacional, nasty de plasta. ¿Podía esperarse otra cosa de estos socialistas criados al calor del porro, del “talante” más fofo y esmirriado y a la búsqueda de un espacio clientelar?

Maragall, o la catástrofe hecha “president”

En el interior del PSOE y del PSC, los pocos que tenían dudas, ya hace tiempo que han dejado de tenerlas: Maragall es un peligro para el partido, un elemento incontrolable, una bala loca y la vía más segura para crear problemas al partido. Para un sector creciente de la población catalana, Maragall no gobierna, gestiona a exabruptos. Del resto de “consellers”, los ciudadanos ni los conocen, ni conocen su gestión, ni se sienten capaces de valorarlos; así que, en caso de duda, suspenso. Esto vale incluso para Bagalló, “conseller en cap”, del que apenas se sabe a qué se dedica cada día. Maragall, según las encuestas independientes y el propio CIS, se mantiene, pero ha arrastrado al hundimiento al alcalde de Barcelona, Joan Clos, principal afectado por la crisis del 3% y del hundimiento del barrio de El Carmelo.

Cualquier declaración de Maragall o el anuncio de una entrevista en algún medio, provoca la inquietud entre los dirigentes socialistas. Inquietud y medio, porque el PSOE no conseguirá durante mucho tiempo, generar entre su electorado una reacción de hostilidad hacia el “nacional-socialismo” de Maragall.

Su tío abuelo fue amigo de Prat de la Riba, autor de “La Nacionalitat Catalana”, líder histórico del nacionalismo catalán a principios de siglo, cuyo proyecto se resumía así: “La España cañí, dirigida por la Catalunya sería, trasformada ésta en un imperio que llegaba del Ródano a Guardamar del Segura y de Fraga a Mahón”. Por increíble que pueda parecer, en este libro, se encuentra un capítulo titulado “Imperialismo catalán”, que el pudor ha impedido que fuera incluido en algunas reediciones recientes… Una locura, vaya. Locura en 1905 y locura 100 años después. El nacionalismo catalán, no es menos locuelo e irracional que el de factura sabiniana. Y Maragall es el digno “hereu” de todo esto.

La última locura de Maragall, ayer (hoy no se sabe…)

ZPlus es rehén de ERC; Maragall, lo es de su propio deterioro cerebral. Está claro que el problema lo tienen el PSC y el PSOE cuando, a medida que pase el tiempo, ese deterioro cerebral de Maragall vaya en aumento. Porque el tiempo solo hace mejorar el vino. Los excesos de juventud y de madurez se pagan en la ancianidad. La austeridad proverbial de Fraga, le ha permitido llegar a los 82 años con el cerebro claro y el resto del cuerpo propio de su edad. Los excesos de Maragall se han llevado, justo a lo contrario. Ayer Maragall disparó su última barbaridad.

Maragall dice tener apoyo francés para asegurar la máxima presencia de la lengua catalana en Europa. Si nos dijera que el apoyo es belga, quizás lo entenderíamos, pero tener el apoyo francés en esta cuestión, supondría que el vecino país ha roto con su tradición jacobina de 207 años. Inconcebible. Chirac es abstemio. Maragall cree que la ambigüedad que ha permitido avanzar al nacionalismo y al independentismo en España va a ser la táctica que dará resultado en Europa. Se equivoca y si tuviera dos neuronas libres de deterioro, sabría que el lenguaje diplomático –en el que los franceses son diestros- implica no enviar a paseo ni siquiera al tipo más grotesco e intemperante.

Maragall, caricatura del estratega tabernario, se empeña en pensar que todo puede ser negociado y que cuando alguien como él, unilateralmente, abre una negociación, la otra parte está obligada a aceptar el reto y negociar… hasta encontrar un punto de acuerdo. Para Maragall, David hubiera debido negociar con Goliat y dejarlo solo medio muerto, o papá y mamá deberían negociar y mamá se quedaría solo medio embarazadita.

Maragall olvida que, precisamente el gobierno francés, en mayo de 2004 vetó las aspiraciones lingüísticas catalanas y desde entonces no ha ocurrido nada fundamental (en mayo ZPlus ya estaba en el poder). Maragall está dispuesto a ofrecer “contrapartidas” a Francia: acercar a Catalunya al “espacio francófono”, sustituir el inglés por el francés como segunda lengua en Catalunya… ¿Cree que algún gobierno puede tomar en serio una propuesta semejante? ¿habrá llamado Chirac a ZPlus y le habrá preguntado qué pasa en Catalunya? Maragall lo que está proponiendo es “catalanizar” el Languedoc-Rousillon, a cambio de “afrancesar” Catalunya… Ese tipo es el presidente de la Generalitat de Catalunya.

Pero nos equivocaríamos si pensáramos que estas propuestas son el resultado de una noche loca de alcohol y canutos, o de un desayuno con ginebra. Maragall lo tiene todo estudiado: ha propuesto que Catalunya entre en la Organización Internacional de la Francofonía: 'Cataluña pedirá ser miembro de la Francofonía. Pensamos que en la historia de nuestro país Francia ha sido la puerta de la libertad durante muchos años (...) Eso se ha de materializar de forma clara. Por tanto Cataluña se adherirá a la Francofonía sin ningún tipo de reservas. Creemos que es un valor para nosotros”, argumentó. Pero aún hay más, en pleno delirium, añadió: “Francia ha sido para nosotros desde siempre la puerta de Europa”, y evocó “el apoyo francés para conseguir nuestras libertades”.

Los menestrales muertos en defensa de la independencia

¿Nuestras libertades? Tampoco hay que exagerar. Fueron precisamente tropas francesas las que sitiaron Barcelona en 1714. Y la ciudad se rindió el 11 de septiembre. Sin olvidar que en 1806, los gremios barceloneses planificaron la sublevación de la ciudad contra la ocupación francesa. Al medio día, cuatro menestrales cuyos nombres se conocen, tocaron a rebato las campanas de la Catedral. Pero la sublevación fracasó al haber sido preparada a prisa y corriendo. La reacción inmediata de las tropas francesas, hizo que los cuatro menestrales no pudieran huir de la Catedral y optaran por esconderse en los tubos del órgano, situado sobre la Puerta de San Ivo. Durante horas, los buscaron, hasta que el agobio y la sed los venció y fueron detenidos y fusilados en la Playa del Somorrostro. Cuando las tropas francesas se retiraron, se levantó un monumento a los menestrales barceloneses situado en la calle del Obispo, frente a la puerta del claustro de la Catedral… a menos de 100 metros de la puerta del Palacio de la Generalitat.

Así pues , no hay que exagerar. Estos dos casos, muestran que es mejor que Maragall no aluda al “apoyo francés a nuestras libertades” porque eso, se refiere sin duda, a los años 45-62, cuando De Gaulle permitió el establecimiento de una escuela de terrorismo en Toulouse, desde la que salían periódicas incursiones en España y que subsistió hasta que De Gaulle necesitó que Franco impidiera a la OAS actuar desde nuestro país.

Los huesos del tío-abuelo de Maragall, el poeta Joan Maragall, sin duda se removerán en su tumba.

El drama familiar de Maragall

Los amantes del surrealismo en literatura estamos de suerte. Finalmente, el surrealismo hecho política, ha llegado al poder en Catalunya. De Pujol se podía decir todo y de sus hijos y negocios, mucho más, pero hoy se le recuerda con cierta nostalgia. Quedaba en Pujol algo de seny. Maragall, mermado en sus facultades mentales, no está en condiciones de hacerse cargo de la presidencia de la Generalitat. La institución histórica ha sido restregada contra el fango y la mierda por un presidente incapacitado para asumir el gobierno de la Generalitat. Lo sabían los socialistas antes de nombrarlo candidato. Si ZPlus es presidente gracias a 192 muertos, Maragall lo es por sus méritos a principios de los años 80. Hay que recordar que, si, efectivamente, militó en la “oposición democrática”, concretamente en el Frente Obrero Catalán (si “obrero), rama catalana del castrista Frente de Liberación Popular. Cuando hubo la primera redada, sus padres, fortunitas de la “terra”, lo enviaron al extranjero. Aquí acabó la participación de Maragall en la “oposición democrática”. A partir de entonces, siempre supo nadar y guardar la ropa.

Pero, los excesos se pagan. Y el Maragall de hoy, derrumbado y caótico, no es el que consiguió la Olimpiada del 92, y está mucho más cerca del que se fue a Roma, oficialmente para “estudiar el urbanismo” de la ciudad. En TODOS los medios periodísticos catalanes, se comenta POR LO BAJINI, que en esa época, Maragall desayunaba con ginebra. El respeto que nos queda por la institución de la Generalitat nos impide referir los cientos de anécdotas que se contaban (y se cuentan) sobre Maragall todas relacionadas con “su problema”.

Los menos piadosos recuerdan que su hermano apareció muerto de sobredosis de heroína junto a un conocido travestí de Barcelona. De todas, esta historia es quizás la que nos aproxima más al drama familiar de Maragall. Esa drama debería hacerle pensar en la necesidad de luchar contra las toxicomanías, aplastar sin piedad el consumo de hachís porque, debería ser consciente de que su hermano no empezó a consumir heroína… sino hachís. Pero Maragall siempre ha ocultado sus posiciones sobre las falsamente llamadas “drogas blandas”.

¿Y ERC? Tal para cual…

Lo de ERC tampoco tiene desperdicio. En primer lugar, Carod pone ahora énfasis en el reconocimiento del árabe como lengua oficial de Ceuta y Melilla. Dejando aparte que en Melilla apenas se habla árabe sino cabileño, ERC lo que hace, simplemente, es demostrar su odio a todo lo que es español. En Barcelona, por ejemplo, las multas contra establecimientos que infrinjan la ley del catalán para pequeños comercios, se ha cuadruplicado… pero las carnicerías árabes, con la rotulación en esa lengua no quedan afectadas. Es otra ley de limpieza étnica antiespañola, destinada a ahogar como sea y por los medios que sea, la presencia de lo español en Catalunya.

¿Y qué decir de la extraña pirueta, indigna y surrealista, de ERC en el Parlamento de la Nación, presentando una moción contra la ley de televisión digital, para luego, votar en contra (es decir, aceptando la situación de oligopolio de PRISA), y explicar con una seriedad pasmosa que lo hacían para “mantener viva la enmienda”…?

Carod y sus mariachis independentistas son más toscos que Maragall y sus lingotazos de ginebra. Carod también ha oído que todo es negociable por no importa quien. Negocia, sin principios y sin pudor. Cree que es posible decir A y no-A al mismo tiempo, pensando que su electorado no se lo reprochará. Todo por apoyar a ZPlus. Si ERC no hubiera apoyado al PSOE, el proyecto de Televisión Digital Terrestre, solamente habría sido votado por los socialistos, y no habría salido adelante. La libertad de expresión, el contraste de pareceres, la igualdad de posibilidades, se hubieran podido mantener. Gracias a ERC, todo esto ha saltado por los aires y PRISA trabajará en televisión digital prácticamente en régimen de monopolio. Felicidades.

¿Hace falta recordar que hace 10 días ERC pidió la “cogestión” de las Fuerzas Armadas en Catalunya? No, pero quizás sí hace falta recordar que en una zona estratégica como el Principal… YA NO HAY UNIDADES OPERATIVAS.

La Catalunya real

El gobierno catalán es un esperpento grotesco y miserable dirigido por un bufón surrealista y cuya iniciativa la tienen una banda de listillos, independentistas fanáticos.

Un concejal de Sabadell acaba de dimitir por presión de los batasunos locales: ocupas, guarretes de todos los pelajes y redskins. El barrio de Gracia se ha convertido en un escaparate de pintadas de una “asamblea de jóvenes” ante los cuales ninguna de las muchas fuerzas de seguridad, hacen nada. Las multinacionales cierran y se van una tras otra.

La inmigración en Catalunya llega a un 15% de la población y la natalidad de ese colectivo alcanza el 45% de los nacimientos. Al igual que el nacionalismo vasco, el independentismo y el nacional-socialismo catalán, contemplan con condescendencia y comprensión al fenómeno de la violencia urbana y, especialmente, al movimiento ocupa y al kale borroka local.

Presentan a Catalunya como un paraíso, pero reconocen que en los últimos 5 años han estallado 300 bombas. Luego hay un terrorismo incipiente. En realidad, son más. Solamente en 2001, hubo casi esa cantidad de ataques a cajeros automáticos. Sin hablar de los ataques a sedes de partidos políticos. La propia sede de CiU en Gracia sufre destrozos constantemente. Por algún motivo, solamente las sedes de ERC se salvan. En el Raval y en la Rivera, la mayoría de la población YA es inmigrante. Los guetos urbanos, las zonas de hacinamiento, aumentan sin cesar. Las zonas turísticas están peinadas por bandas de delincuentes y las grandes avenidas recorridas incesantemente por tops manta y mendigas de importación, con churumbel adosado, haciendo irrespirable la zona.

Los fastos del “Forum 2004” han terminado con un balance que, a pesar de los maquillajes y operaciones cosméticas, no ha logrado ocultar el desastre económico. Por no hablar de que nunca como en esta extraña iniciativa, se invirtió tanto para obtener tan poco. Apenas solo una brutal especulación inmobiliaria en la zona de Diagonal Mar. El Carmelo sigue hundido. Hay grietas allí en donde el trazado de la ampliación del metro que debía comunicar Valle de Hebrón con Plaza Ibiza, se prolonga. Y, a todo esto, la comisión que debía investigar el asunto, en silencio. Y, por supuesto, a imagen y semejanza de la comisión del 11-M, todo aquello que no interesa al partido en el poder, no puede ser debatido. En el caso de El Carmelo, lo que la comisión se niega a discutir es… el elemento central: el 3%.

La Catalunya real es esto, no otra cosa. El dinamismo de la economía catalana, se ha estancado. Catalunya no es una zona segura para el inversor. Así que el capital –incluso el capital catalán-, huye de Catalunya. El nivel de interés y de negocio por la Feria de Muestras, se va reduciendo de año en año. A la inversa, hasta el año pasado, todos los gobiernos democráticos, habían preferido priorizar el eje Lisboa-Madrid-Valencia. El gran puerto del Mediterráneo es Valencia. El de Barcelona ha pasado a la historia, como ayer pasó el de Marsella. Hay industrias que, literalmente, han desaparecido de Catalunya. Se mantienen ficciones gracias a los fondos públicos, como por ejemplo en el cine. Pero, nadie en este sector se engaña: quien quiere triunfar mediáticamente se traslada a Madrid. Incluso las grandes figuras de la comunicación catalana, nacidas profesionalmente en Catalunya, en cuanto tienen opción, copan la programación en canales nacionales. Buenafuente es el último de esta serie. Un verdadero drama para la TV catalana, pero no tanto para el tripartido que empezaba a estar harto de las risas que generaba a su costa, la audiencia de Buenafuente.

Mientras la Catalunya real lo pasa mal y sus problemas están en aumento, la Catalunya oficial tiene una sola preocupación: el nuevo estatuto. Ya lo hemos dicho, no existe un clamor popular hacia esa reforma del Estatuto, solamente la clase política aspira a manejar más fondos para que su cuota del 3% ascienda. Y si a ese acto de piratería se le da un contenido emotivo –llamar al principal, nación- al menos se ofrece al imaginario colectivo del nacionalismo, una zanahoria para que la siga.

El gobierno Maragall es la muestra de que las cosas siempre pueden ir a peor. Hasta ahora, el gran problema de España era el País Vasco, en la actualidad, el País Vasco es una prolongación del problema catalán. La cuestión es si Catalunya va a poder resistir por mucho tiempo, la ausencia de cualquier gestión que no suponga una “catalanización forzada” del país, el situar el odio y el debilitamiento a España en el centro de la tarea de gobierno, y esa serie inacabable de “maragalladas” que, cada vez resultan más difícilmente digeribles por la población.

Maragall es una caricatura de “presidente”, tanto como ZPlus lo es igualmente. Y en ambos casos, ERC es, a la vez, bufón y serpiente… todo ello dentro de una degradación, progresivamente más grotesca de la situación catalan.

Somos contrarios a la ley SECA, pero reconocemos que quien ostenta un cargo público, al igual que un deportista, debe pasar un control antidoping. Si se hiciera, otra gallo cantaría en Catalunya.

© Ernesto Milá – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario