Poligamia y Si a la constitución: objetivos islamicos

Publicado: Viernes, 04 de Febrero de 2005 12:28 por en INMIGRACION
islam.jpgRedacción.- Dicta Alá en el Corán (IV, 34) que «los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Dios les concede sobre ellas». Es su deber, así, domesticarlas: «si sospecháis su infidelidad, encerradlas en habitaciones aisladas y golpeadlas; y cuando os obedezcan, dejad de hacerlo». ¿Existe alguna posibilidad de integrar a gente que cree estas animaladas, en una civilización europea y occidental? ¿Existe alguna posibilidad de que a algún ayatolah civilizado se le ocurra arrancar estos versículos del Corán y arrojarlos al estercolero de las peores ideas sociales, en donde debe estar? No lo creemos. Por tanto, hace falta ser claros: el Islam no es integrable en Europa.

Algo diferente de lo que piensa Mansur Escudero, en otro tiempo Pepe Escudero, fundador del “Marabitum” en 1976 y actualmente, portavoz de la Federación de Entidades Islámicas de España. Hubo un tiempo en el que Mansur Escudero (Mansur, procede de Al Mansur, y Al Mansur es Almanzor… caudillo moro cordobés cuyas correrías en toda la España medieval van desde el saqueo de Barcelona al saqueo de Santiago de Compostela) era una curiosidad, como los lamas de las Alpujarras con su niño reencarnado o los Niños de Dios con sus polvos a buen precio realizados por amor a la humanidad. Pero ese tiempo queda lejos: entonces los islamistas españoles habían nacido aquí o pertenecían a la clase cultivada de estudiantes procedentes de países árabes o diplomáticos. Además era un período en que el Islam todavía no había evidenciado su extremismo fundamentalista más odioso. Ese período ya ha llegado. Y, por lo demás, el islam no es cosa de cuatro intelectuales originales europeos que han leído a Guenon y no tienen nada mejor que hacer, sino de masas, de nivel cultural ínfimo, que han llegado en oleadas a Europa, odian a Europa y solo tienen en mente, aprovechar todo lo que Europa les ofrece gratuitamente y sin contrapartida, para arraigar aquí su sistema supersticioso de creencias: que si no se puede comer cerdo, que si no se puede beber alcohol de uva, que si eso del clítoris es mejor arrancarlo, y que la mujer es una especie de animal de compañía. Ese es el islam real, el único islam existen hoy en día, el islam que llega del sur… no el creado por los intelectuales europeos tras una mala digestión de Guenon.

Así pues no es de extrañar que Pepe [Mansur] Escudero, tras la legalización de la pareja homosexual y de la adopción de hijos por parte de este tipo de parejas, se envalentone y pida la legalización de la poligamia. Todo sea en nombre de la interculturalidad, el mestizaje y el diálogo de civilizaciones… Pero hace falta recordar a gays y islamistas europeos las líneas de Gabriel Albiac sobre el tema: “No entraré en el infinito cinismo de que quienes en Madrid dicen apoyar el matrimonio gay, apliquen en tierra islámica la coránica pena de muerte contra los homosexuales. Hace sólo cuatro años, fueron 52 los procesados por esa «satánica abominación» en el macroproceso del Cairo: para varios se pidió pena máxima. Pero no, no entraré en ese tipo de cinismo. Me repugna demasiado”. Y concluye con unas palabras que no podemos por menos que suscribir: “Algo es, sí, innegociable. Siglos de durísima lucha ha costado a las mujeres europeas el logro de una plena condición ciudadana, que apenas tiene medio siglo de existencia. El menor retroceso en ello sería la peor catástrofe vivida por Europa en toda su historia. Ni en el nombre de Dios, ni el de su Profeta, ni en el nombre de los votos que el PSOE aspira a adquirir de los dirigentes musulmanes, es tolerable que las mujeres retornen a la bárbara condición de animal doméstico. Da una vergüenza infinita tener que decirlo. Pero ahí hemos llegado”.

Objetivo islamico: avanzar posiciones. Medio: la constitución europea

En los años 80 la izquierda europea percibió que perdía el apoyo de la clase obrera, progresivamente aburguesada. Fue entonces cuando abrió las puertas de par en par al nuevo proletariado procedente de los países islámicos, pensando que éstas nuevas bolsas de votos sería la nueva cantera sobre la que asentaría su prosperidad electoral. Veinte años después, resulta evidente que estas bolsas quieren votar a “sus” candidatos, no a los domesticados en las listas de la izquierda europea. Esto, ha sido percibido por todos… salvo por la izquierda europea que, en su humanitarismo intelectualista, ignorante de la realidad social, sigue hablando de “diálogo intercultural”, “diálogo de civilizaciones” y mano tendida a quien se encuentra al otro lado de la brecha antropológica y cultural y con cualquier diálogo desde la civilización europea es imposible, por que supondría abandonar las supersticiones de las que el islam ha vivido desde su fundación.

El islam europeo (creado por millones de inmigrantes procedentes de territorios no europeos) se muestra ahora favorable a la constitución europea. Y de entre todo el islam europeo, el español, mucho más, pues no en vano, tiene como interlocutor a un gobierno que si ha legalizado la pareja homosexual ¿por qué no iba a hacer otro tanto con la poligamia?

La Comisión Islámica de España y la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (los dos principales colectivos que representan a esta comunidad religiosa en España) manifestaron su respaldo al proyecto de Constitución Europea, coincidiendo con el debate en el Congreso de la convocatoria del referendum consultivo. Las Entidades Islámicas piden a los electores musulmanes que voten a favor. El presidente de la Comisión Islámica (órgano interlocutor de esta confesión con el Estado Español), Riay Tatary, valoró este texto como "muy positivo". En declaraciones a Europa Press, se refirió especialmente a los valores que expresa esta Carta Magna a favor de la paz y los valores de igualdad y el trabajo. "Son objetivos nobles que, sin duda alguna, coinciden con los valores islámicos. Por lo tanto, la Comisión Islámica se muestra a favor de la Constitución Europea", recalcó el presidente de este colectivo religioso. Igualmente, Tatary destacó las bondades de este texto en lo que se refiere al derecho a la libertad religiosa y el respeto al ejercicio de la doctrina del Islam. "El texto es bueno. Partiendo del principio de la igualdad, se protegen todos los derechos de los musulmanes, los peculiares de esta religión y en general para todas las sociedades europeas", concluyó.
En la misma línea se manifestó el portavoz de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Yusuf Fernández. En una declaración a favor de esta constitución que recoge Europa Press, Fernández afirma que "regula la libertad religiosa en sus diferentes dimensiones (la creencia, la práctica, la enseñanza, etcétera). A su juicio, "este texto es claramente positivo para los musulmanes teniendo en cuenta que la Iglesia Católica y algunos partidos de derecha querían mencionar explícitamente al cristianismo como la raíz espiritual de Europa". Así, la FEERI apunta que la Constitución establece que "todas las religiones tendrán la misma consideración y ninguna de ellas es explícitamente mencionadas". "Incluye algunos importantes derechos y principios, tales como la libertad religiosa, la no discriminación y la educación religiosa", añade. Finalmente, la FEERI interpreta que la Constitución Europea busca la creación de "una sociedad abierta, donde los ciudadanos europeos puedan practicar su religión en un ambiente de total libertad". Por todo ello, Yusuf Fernández afirma que "los musulmanes deberían apoyar esta Constitución y votar por ella cuando tengan la oportunidad". No obstante, el número de personas que podrán hacerlos no es elevado, tal y como se desprende de las estimaciones de la propia FEERI. Según sus datos, en Ceuta y Melilla residen en torno a los 70.000 musulmanes, a estos se les sumaría los nacionalizados (unos 170.000) y los conversos (30.000), lo que elevaría la cifra a 300.000 personas con posibilidad de votar en el referendum.

En la actualidad, en territorio español se encuentran algo más de un 1.000.000 inmigrantes procedentes de países árabes. De los 600.000 marroquíes, el 50% ven a Bin Laden con buenos ojos y unos cuantos cientos han participado en los atentados del 11-M, por iniciativa propio a teledirigidos por cualquier centro de poder.

Dentro de 10 años (o menos), advertiremos el error de no haber destacado en la constitución europea las “raíces cristianas de Europa”, no como forma de afirmación de una religión, sino como muralla de protección contra quienes en el siglo XX consideran a la mujer como un trasto o un animal de compañía, algunas de cuyas tendencias son capaces de considerar la repugnante idea de privar a la mujer de la posibilidad del placer mediante la extirpación brutal del clítoris, o que son capaces de dar instrucciones sobre como pegar a la mujer sin que se note (¿hay que recordar que el imán de Fuengirola pasó solo unos días en cárcel y fue liberado por el gobierno débil, incapaz de percibir el riesgo de no dar castigos ejemplares ante estos atentados a los derechos humanos?). Hay que protegerse ante la “ideología del desierto” y la constitución europea hubiera sido una buena posibilidad deslindar a la Unión ante la difusión de esta ideología extraeuropea y antieuropea. Mansur Escudero y Yusuf Fernández han percibido la debilidad del texto constitucional y las posibilidades que se abren para la institucionalización del islam en Europa. De ahí su apoyo a la constitución.

Pero esto, para otros, es la razón más firme que nos resuelve a votar no al texto constitucional y a realizar una movilización general para que el texto constitucional sea devuelto y mejorado, para que se introduzca la referencia a los orígenes cristianos de Europa, a la herencia procedente del mundo clásico greco-latino, y con todo ello, constituir la muralla defensiva ante la barbarie.

En la sagrada tierra de Europa, el islam intolerante en su raíz y en su esencia, no tiene cabida.

© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario