ZP: Traidor, bobo y vendepatrias

Publicado: Lunes, 27 de Diciembre de 2004 08:52 por en INMIGRACION
0101010.jpgRedacción.- Cuando uno se encuentra fuera de España, el único vínculo con la patria es la prensa digital. La lejanía hace que sea posible redimensionar mejor la imagen que se tiene de nuestro país en el extranjero. En Marruecos, nadie duda, ni siquiera las piedras, que estamos gobernados por un tonto, débil y cobarde. Durante los nueve primeros meses de su gobierno, ZP podía parecer un tipo idealista y sin experiencia en la mejor de las hipótesis y en la peor un individuo situado allí gracias a 192 cadáveres. Pero hoy son otros los calificativos que convienen a ZP: traidor, bobo y vendepatrias.

ZP, el traidor

Traidor es aquel que vende a los suyos en beneficio de una potencia extranjera o de un poder particular contra el interés general.

ZP está vendiendo la paz, la tranquilidad y la estabilidad de nuestro país, a los intereses del reino de Marruecos. Por eso lo diremos una y mil veces –por estupidez o irresponsabilidad, por cálculo de intereses o conscientemente- ZP es un traidor a su patria.

El 24 de diciembre, el Cabildo de Fuerteventura, a la vista de una patera desaparecida con treinta inmigrantes a bordo y del hallazgo de otra con diecinueve cadáveres, clamaba para que ésta situación terminara y responsabilizaba a Marruecos de ser responsable de esa sangría. El Cabildo de Fuerteventura no dijo algo que cualquiera con dos dedos de frente ignorara. ZP, lo ha desmentido ayer 26 de diciembre.

Ante las críticas hechas por el Cabildo de Fuerteventura a la complacencia con las pateras de las autoridades marroquíes, ZP ha salido en defensa de su aliado y amiguito del alma, Mohamed VI, dictador de Marruecos y tirano teócrata y pirata del Magreb.

Junto a ZP, la responsable del PSOE en materia de inmigración –acaso una de las personas que entiendan menos sobre inmigración en este país- Consuelo Rumí ha dicho dice que la «cooperación con Marruecos contra la inmigración ilegal ha crecido de modo espectacular». No es así: a pesar de lo que diga el manual del PSOE del perfecto gestor político socialista, una mentira mil veces repetida, no se convierte en una verdad.

Cuando ZP da la razón a Marruecos frente al Cabildo, lo que está haciendo es practicar una vez más la política de la “renuncia preventiva” que ha alumbrado los nueve primeros meses de su gobierno torpe y mendaz. ZP piensa que dando la razón a Mahomed VI, va a lograr salvar las “buenas relaciones” que le unen con el autócrata marroquí. Se equivoca: ante Mohamed VI, como ante cualquier tirano, ceder un poco, es capitular mucho.

A estas alturas, más vale que las FFAA y todo el pueblo español, empiece a pensar que antes de que termine esta legislatura, Ceuta, Melilla y las Islas Adyacentes, van a ser entregadas para salvar las buenas relaciones con el “amigo del Sur”. Quien traiciona a su país una vez, no tienen empacho en traicionarla cien veces. En política internacional, la debilidad ya es una traición. ZP “el cansao” es maestro en el arte de la debilidad.

ZP el bobo

Es falso que haya disminuido el tráfico de pateras en el Estrecho: ha aumentado, ¡y de qué manera!. Basta ver el número de víctima del año pasado y compararlas con las que se dispone del presente: 104 en 2003 en todas las costas peninsulares e isleñas, frente a 130 en 2004 ¡sólo en aguas de Canarias! Sumando las cifras de muertos en el Estrecho –que no se han hecho públicas- es posible que estemos en torno a los 400 muertos. Las ONGs marroquíes multiplican esta cifra por cuatro.

Es falso que Marruecos haya hecho algo para detener el tráfico: los habitantes de Lanzarote y Fuerteventura, los de Málaga y Almeria, lo saben mejor que nadie. El “padre pateras” también. Cualquier ONG, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los vecinos de las zonas más afectadas, lo saben, ¡solamente Consuelo Rumi y ZP no se han enterado.

Es falso que las cifras que aporta Rumi sobre los “éxitos” de la lucha contra la inmigración ilegal en Marruecos sean relevantes: decir que han sido descarticuladas 400 redes de tráfico de inmigrantes, que se han abortado 26.000 intentos de inmigración, desde Marruecos es falsear las cifras: no me diga usted lo que le han dicho en Marruecos, señora Rumi, dígame lo que ha llegado desde Marruecos.

No me diga, en otro terreno, que Marruecos lucha contra el narcotráfico, como se viene diciendo desde hace quince años, explíqueme mejor el por qué cada año sigue llegando más hachish marroquí.

Es, desde luego mucho más fácil, tender la mano al moro que ve en el gesto una posibilidad de tomar la mano, la manga, el brazo y todo lo que viene detrás. Es desde luego mucho más fácil triunfar en las NNUU, proclamando la necesidad de un “diálogo de civilizaciones”, del que, por cierto, solamente Mongolia ha respondido positivamente. Es, desde luego, mucho más fácil entregar subvenciones, condonar créditos, orientar inversiones hacia Marruecos, antes que plantarse y decir bien alto: no nos engañaréis más, no creemos en vuestra buena voluntad, ni en contener el tráfico de inmigrantes, ni las exportaciones masivas de hachish, y no os creeremos mientras que no haya una disminución efectiva de inmigrantes muertos en el Estrecho y en Canarias y mientras no disminuyan las aprensiones de hachísh procedentes de Marruecos.

Es mucho más fácil la política de la “renuncia preventiva” antes que la energía y la decisión de quien ha reconocido en Marruecos al “enemigo del Sur”.

ZP, el vendepatrias

Pero los calificativos que merece ZP no terminan aquí. El Mundo publica hoy un artículo cuyo primer párrafo citamos: “Hospital General de Alicante. Sala de partos. 18 de mayo de 2004. Nada más ver la luz, en cuanto el pequeño Ilias agarró su primera llantina, su padre, Mohamed, lo cogió entre sus brazos. Acercó los labios primero a la oreja derecha del bebé y le susurró, en árabe, la llamada al rezo, el mismo cántico que los muecines entonan desde las torres de las mezquitas para congregar a sus fieles. Inmediatamente después, esta vez al oído izquierdo, Mohamed le recitó a Ilias la oración completa: «Que Dios es grande, único, que Mahoma es su profeta...», vino a decirle apresuradamente al recién nacido. Cumplía así al pie de la letra la tradición que marca cuáles son las primeras palabras que debe escuchar todo buen musulmán justo en el momento de su llegada al mundo”.

Cada día miles de inmigrantes islamistas realizan el mismo gesto ritual en cientos de hospitales españoles, donde sus mujeres dan a luz hijos en serie. En Alicante, aquí y ahora, el número de inscritos en el Registro Civil de la provincia, de origen extranjero ha superado a los inscritos hijos de españoles. La “bomba demográfica” ha estallado. Ahora solo hace falta que ZP despierte y se entere.

ZP, el bobo, el bambi, el cansao, es finalmente, el vendepatrias que permite que aquellos gracias a los cuales ha obtenido el poder, los islamistas marroquíes que colocaron las bombas del 11-M que le dieron el poder, “crezcan y se multipliquen” sobre nuestro territorio, sin medir las consecuencias que la “bomba demográfica” va a tener en los próximos años. El artículo de “El Mundo” prosigue: “Los funcionarios del Registro Civil de Alicante comenzaron a palpar el fenómeno durante el verano pasado. «Las colas para apuntar a los niños», explica el propio secretario judicial del Registro, «parecían más las de la oficina de Extranjería que las del Registro Civil. Fue para todos una situación desconcertante». Por eso comenzaron a contarlos uno a uno, hasta constatar que la proporción del 60% venía repitiéndose desde mayo. Así, si el año pasado en Alicante ciudad rubricaron 3.675 nacimientos, este año podría cerrarse con una cifra cercana a los 4.000. Si tenemos en cuenta el computo global de todo el 2004, los hijos de extranjeros supondrán el 40% del total de nacimientos”.

Para los sociólogos que manejan datos emanados de personajes de”tanta solvencia” como Consuelo Rumí o Rafael Caldera, el asunto es incomprensible: no puede ser que una franja de la población que, según las estadísticas, suponga menos del 7%, acapare el 40% de los nacimientos. Pero hay una explicación que ZP y su claque de vendepatrias se preocupan por ocultar sistemáticamente.

Las cifras que maneja ZP son falsas: no existen 2.500.000 de inmigrantes, de los que 1.500.000 está legalizado y falta otro millón por legalizar. En absoluto, estas cifras podían corresponder a 2000 o 2001, pero desde entonces ha llovido mucho. En la actualidad sabemos por fuentes oficiales de la Generalitat de Catalunya que el número de inmigrantes en esa región es de 800.000-825.000. Realizando las extrapolaciones pertinentes, es lógico suponer que en toda España la cifra total de inmigrantes ha rebasado a lo largo de 2004, la cantidad de 3.500.000-4.000.000, de los cuales, aproximadamente 2.000.000-2.500.000 están sin legalizar. De ahí que cada vez que nos aproximamos a la fecha del 30 de enero en la que se dará el pistoletazo de salida para la regularización masiva, el gobierno esté temblando y vaya rectificando las cifras a la alza.

En verano, cuando Consuelo Rumi dio la noticia de la próxima regularización masiva, hablaba de que afectaría a 400.000 inmigrantes, en octubre había subido la cifra a 600.000. El 15 de diciembre, en Onda Cero, volvió a dar como cifra 1.000.000. La cifra parece alta, pero no tiene nada que ver con la realidad que debe estar cercana al doble. Al menos los que tendrán derecho a regularizarse. Por que luego están los que lleguen después, los que no puedan acogerse a esta regularización y los que sean rechazados por manifiesta falsificación de papeles, que de todo habrá. De ahí que los funcionarios de ZP hayan sacado pecho y hayan sido capaces de decir “tajantemente” que “está será la última regularización”...

Ahora bien, si tenemos en cuenta que el anuncio de esta regularización ya excitó el “efecto llamada” en septiembre-diciembre y que, previamente, la mera presencia de ZP y el pulso que echaron con él las mafias pakistaníes y marroquíes con la ocupación infame y blasfema de la Catedral de Barcelona, tras comprobar que era un tipo débil y quebradizo, ya excitaron un primer “efecto llamada”, es presumible que tras la apertura del plazo de regularización ese mismo efecto se disparará. De aquí a un año estaremos otra vez en torno a 1.500.000 de ilegales viviendo de la caridad pública y consumiendo recursos asistenciales que también nuestra gente precisa.

Por lo demás, pensar que ZP o algunos de sus funcionarios son capaces de algún gesto de valor y aplomo, de firmeza y decisión, es altamente improbable. La política de la “renuncia preventiva” es el leit-motiv del gobierno, tanto en nuestras relaciones con Europa, como en la diplomacia hacia el “enemigo del Sur”. Pensar que un gobierno tan cobarde, débil e incapaz como éste va a hacer de ésta la “última regularización” es un ejercicio de fantasía y ficción, peligroso por improbable.

La demografía española está muerta mientras la propia de la inmigración ha explosionado.

Hace falta recordar que en los nueve meses en los que el gobierno débil e incapaz de ZP está en el poder, ha multiplicado las medidas para limitar aún más la demografía: se ha preocupado mucho por acelerar los divorcios (lo que puede ser comprensible, pero no urgente), ha regularizado los “matrimonios” homosexuales (lo que ni es comprensible, ni mucho menos urgente), ha estudiado la posibilidad de aborto libre (lo que, además es altamente inmoral). Estas son las medidas “demográficas” del gobierno ZP…

… Hace falta para cuándo medidas para estimular la paternidad, para cuando medidas para facilitar el acceso a la vivienda para los matrimonios jóvenes, para cuando medidas de protección y subvención a las familias numerosas. Hace falta, en definitiva, una política demográfica que asegura:

1º. La supervivencia de nuestra comunidad que en el 2040 será ¡la más vieja del mundo!

2º. La contención de aquellos grupos étnico-religiosos separados por abismos antropológicos y culturales o de lo contrario, la España del mañana será la Yugoslavia de los conflictos étnico-religiosos del ayer.

Pero pensar que ZP y los suyos harán algo para reconocer siquiera estos problemas, es irreal. Para ZP todo lo que no sea la venta de talante en comprimidos y alardear una y otra vez de que cumple lo prometido con la retirada de tropas de Irak, es algo que excede sus capacidades de gobierno.

El hecho es que el año pasado, la comunidad que tuvo una tasa de natalidad más alta fue la marroquí (¡el año en el que 192 compatriotas murieron a causa del terrorismo marroquí!), superando a la comunidad ecuatoriana que le dobla en número.

¿Por qué? Por la única posibilidad que tiene la comunidad marroquí para regularizar su situación en España es… tener hijos españoles. Cualquier nacido en España recibe inmediatamente, como mínimo, la nacionalidad española. A partir de aquí, la pareja que tiene un hijo en España y lo registra, ya puede estar tranquila. De ahí que para los marroquíes la primera actividad a realizar en España, es hacer un hijo. Y ZP está ahí para darles todo lo que se niega a nuestros hijos: becas de alimentación, libros de estudio gratuitos, pisos de protección oficial, ayudas económicas procedentes de los ayuntamientos y sanidad y medicamentos gratuitos. ¿Y nuestra gente? ¿y nuestra comunidad?

Está creciendo más que ninguna otra, la comunidad más problemática que puede llegar a nuestro suelo: la marroquí. No aporta gran cosa a la economía nacional: el paro le afecta en una proporción muy superior que a los españoles, sus cotizaciones a las SS no resuelven absolutamente nada… reciben mucho más de lo que dan, sus familias numerosas absorben mucho más recursos que lo que pueden aportar sus reducidas cotizaciones a la SS. Además un 50% de los 600.000 marroquíes residentes en España simpatizan con el islamismo radical. Sin olvidar la nacionalidad que figuraba en el pasaporte de los criminales del 11-M. Y, sin olvidar, por supuesto, que se encontraban regularizados en España, cuando a los servicios policiales marroquíes les constaba que muchos estaban ligados a redes terroristas. Sin olvidar, finalmente, las reivindicaciones marroquíes moderadas (Ceuta. Melilla, Islas Adyacentes, Canarias) ni las radicales (España = Al-Andalus tierra islámica usurpada por cruzados e infieles).

Tenemos un problema creciente que crece en el regazo femenino y maternal de ZP. En ese regazo está creciendo un ente que corre el riesgo de crear tensiones insoportables en la sociedad española: étnico-demográficas, religiosas, terroristas, nacionalistas… Todo esto está creciendo en el regazo de ZP.

Por eso, además de bobo y de traidor, el calificativo de vendepatrias le cuadra como pocos.

---------------

Para completar la lectura de este artículo y advertir la incidencia real y la gravedad del problema de la inmigración recomandamos la lectura de EL LIBRO NEGRO DE LA INMIGRACION que puede adruirise en Tienda PYRE, ayudando así al mantenimiento de esta web.

© Ernesto Milà – infokrisis – infokrisis@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario