EL NPD CONTRARIO A LA INCORPORACION DE TURQUIA A LA UNIÓN EUROPEA

Publicado: Jueves, 07 de Octubre de 2004 01:00 por en ORIENTACIONES
Redacción.- El semanario de Munich, National Zeitung, ha entrevistado a Udo Voigt, presidente del NPD, que recientemente ha alcanzado un éxito en los landers de Alemania del Este. sobre los argumentos contra la candidatura de Turquía a la Unión Europea. Traducimos y reproducimos literalmente el texto de esta entrevista.

Nacional Zeitung: En diciembre de 2004, la UE decidirá si las negociaciones en vistas de la adhesión de Turquía, pueden iniciarse. ¿Qué respuestas aporta su partido a todos los que se muestran favorables a la adhesión de Turquía?.

Udo Voigt: Desde el punto de vista geográfico, Rusia, hasta los Urales, pertenece a Europa, sin ninguna duda, pero ni Turquía ni Israel forman parte de Europa.

Las economías de los países miembros de la UE no serán capaces de superar las dificultades que representan la adecuación necesaria, a largo término, de los diez nuevos Estados miembros de la UE. Parece pues imposible integrar países ajenos al espacio europeo en la UE, incluso considerando sólo criterios económicas.

De hecho, solo el 3% del territorio turco pertenece geográficamente a Europa, en cuando a la composición demográfica de Turquía, no pertenece a la comunidad europea, marcada por la civilización cristiano-occidental.

Con su crecimiento demográfico galopante, Turquía constituye una amenaza para la existencia futura de Europa, pues vistas las disposiciones que prevén la libre elección de lugar de trabajo y de residencia para todos los residentes de la UE, veremos, a medio plazo, más de cien millones de personas desparramarse en toda Europa, lo que conducirá a una confusión generalizada de los pueblos, como nunca se ha producido en la historia. Si esta idea loca se convierte en realidad, Europa se verá amenazada por una islamización definitiva.

Es preciso lamentar el hecho de que las buenas relaciones que han existido entre Alemania y los pueblos de Oriente, en el curso de la historia, sea cuestionada a causa de las locas concepciones que animan a los dirigentes de la UE.

No queremos ni una Europa burocrática ni una adhesión e Turquía a la UE, porque esto nos llevaría a imitar el modelo del imperialismo económico americano. A fin de cuentas, la necesidad de construir un nuevo orden europeo, debe dejar abierta la posibilidad, para todos nosotros, de encontrar un justo equilibrio entre nuestros intereses y los de Turquía, mediante negociaciones bilaterales.

Las instancias europeas deben presentarse como garantes de los valores culturales y étnicos de los pueblos europeos.

En tal contexto, Alemania debe seguir siendo el país de los alemanes. En Bruselas, sin embargo, sobre la base de las cláusulas del Tratado de Amsterdam, los eurotecnócratas elucubran planes para alienar aun mas a Europa, mediante políticas migratorias desordenadas.

La parte de la población, compuesta por extranjeros, corre el riesgo en estos momentos de sumergir a los autóctonos e hipoteca así la existencia futura de buen número de pueblos europeos.

Toda política exterior europea debería tener como fin la protección de los pueblos de Europa y la defensa del territorio europeo contra los nuevos flujos migratorios y no fabricar una sociedad multicultural.

Por todas estas razones, pido a todos los alemanes resistir la amenaza que constituye una eventual adhesión turca.

© Traducción: Ernesto Milà – administración – krisis1@yahoo.es

Comentarios  Ir a formulario